Views
11 months ago

EL AIS DEFINITIVO... Y CÓMO INSTALARLO EN EL BARCO - Fondear.org

ESCUELA

ESCUELA NÁUTICA LUIS MORENO APENR 79 E S C U E L A N Á U T I C A L U I S M O R E N O A P E N R 7 9 J u a n B r a v o , 6 6 – 2 8 0 0 6 M A D R I D T e l : 9 1 4 0 1 4 0 2 0 F a x : 9 1 4 0 2 9 7 3 5 EL AIS DEFINITIVO... Y CÓMO INSTALARLO EN EL BARCO comerciales y grandes buques, que son los que más nos pueden asustar por riesgo de colisión, lo llevan instalado y siempre funcionando. Ni uno solo vimos que no estuviera identificado con el AIS en funcionamiento, y si alguno fondeado tuviera toda su instrumentación apagada, lo cual no es el caso, pues para eso está el radar,… naturalmente. Cuando estamos de travesía en alta mar, especialmente en sitios concurridos, hasta ahora acostumbraba a encender el radar, especialmente por la noche, para ver los diferentes barcos navegando por la zona, y aclarando la situación gracias a las funciones 'marpa' del radar. ¿Saben cuantas veces hemos tenido que encender el radar, ya con el AIS instalado en el barco y durante 8 semanas de navegación? Lo adivinaron… Cero. En ninguna ocasión. Lo cual no quiere decir que no interese llevarlo. Pero en cuanto nos veíamos en una situación un "pelín" complicada por exceso de tráfico marítimo, un vistazo a la pantalla del AIS nos lo dejaba todo extremadamente claro. Y esta es la clave de la seguridad. Página 5 de 16

ESCUELA NÁUTICA LUIS MORENO APENR 79 E S C U E L A N Á U T I C A L U I S M O R E N O A P E N R 7 9 J u a n B r a v o , 6 6 – 2 8 0 0 6 M A D R I D T e l : 9 1 4 0 1 4 0 2 0 F a x : 9 1 4 0 2 9 7 3 5 EL AIS DEFINITIVO... Y CÓMO INSTALARLO EN EL BARCO Transceptor o receptor Existen equipos AIS en el mercado que solo reciben pero no emiten los datos de nuestro propio barco. Los datos AIS recibidos de los barcos circundantes son enviados por NMEA u otro canal de comunicación a una pantalla CharPlotter o a un PC. Bien, pues es muy importante conocer lo que nos rodea, pero con esta solución nos perdemos la mitad de la seguridad, pues vemos a los otros barcos, pero no somos vistos por ellos. Y es que, en los puentes de mando de los grandes cargueros, un pequeño barco de recreo puede pasar desapercibido incluso con buen tiempo, a no ser que el oficial de puente esté siempre pendiente oteando el horizonte, lo cual no es siempre cierto. Página 6 de 16

Comedias de Don Pedro Calderon de la Barca - University of ...