Views
4 months ago

Cartas a las Iglesias - M. L. Andreasen

parte de esa respuesta:

parte de esa respuesta: “Temo que pueda llegar el día cuando esta materia sea conocida por el pueblo. Esto sacudirá la fe de toda la denominación. Desde luego que algunos se regocijarán de que finalmente la Sra. White haya sido dejada de lado. Otros se lamentarán y llorarán buscando al Señor por consuelo, ‘ten piedad de tu pueblo, y no entregues tu herencia al reproche’. Y cuando caigamos atrapados en nuestra propia red, ¿se regocijarán las iglesias del mundo? Por favor, hermano, vea una manera de que ese libro no sea publicado. Será fatal. Si no existe ninguna obra expiatoria en progresión en el santuario celestial, entonces la denominación debe admitir su error abierta y claramente, y atenerse a las consecuencias. Dejemos a la hermana White de lado, y no sigamos defendiendo hipócritamente sus escritos; pero adulterarlos subterráneamente, y seguir pretendiendo que se trata de su obra. ... Termino con una expresión de alta consideración para usted, enfrentando la mayor apostasía que la iglesia haya enfrentado jamás”. El 18 de Septiembre de 1957 recibí esta 134

comunicación: “Considero la materia a la cual se refiere usted como algo cerrado. No creo que usted tenga el derecho de usar las minutas de la mesa del White Estate como lo está haciendo. Las minutas son confidenciales y no son deuso público. Creo que nunca llegará el tiempo cuando tomemos la posición de condenar y disciplinar a hombres por dirigirse a una mesa adecuadamente constituida, para analizar cosas relativas a la obra y creencias de la iglesia”. El 27 de Septiembre respondí: “Agradezco su carta del 18 de Septiembre, donde usted declara que considera ‘la materia a la cual se refiere usted como algo cerrado’. He solicitado una investigación. Usted se negó a hacerla. Ha perdonado a los hombres implicados en esto, y también ha dicho que yo no tengo el derecho a usar la información que he recibido, y que usted ha cerrado la puerta. Debo explicar que la única manera en que he usado la información es para informarlo a usted, y a nadie más. ¿Qué más podía hacer? Usted declaró quesi esa información hubiese llegado a sus manos, usted no la habría 135

La Educación Cristiana (1975) - Iglesia Adventista del Séptimo Día ...
Consejos para la Iglesia (1991) - Iglesia Adventista del Séptimo Día ...
Libro-Oraciones que Sustentan - Iglesia Adventista Agape
Escuela Sabática - Iglesia Adventista del Séptimo Día Movimiento ...
El Masterplan para destruir la Iglesia
Descarga el Catecismo de la Iglesia Católica al completo
Cristo Viene y la iglesia duerme - Iglesia Biblica Bautista de ...
Revista Adventist World - Jóvenes Adventistas de Nicaragua
Semana Santa 2011 - Unión Ecuatoriana de la Iglesia Adventista ...
Formato Acrobat - Iglesia Biblica Bautista de Aguadilla, Puerto Rico
Unidad 5 - Iglesia Biblica Bautista de Aguadilla, Puerto Rico
Descargar - The Philadelphia Church of God
Dobraczynski. Cartas de Nicodemo
Cartas a Jóvenes Enamorados (1987) - Iglesia Adventista Agape
El Judaísmo Un Trasfondo Bíblico - Iglesia Biblica Bautista de ...