Views
10 months ago

Cartas a las Iglesias - M. L. Andreasen

presentándole a Dios

presentándole a Dios las ofrendas de su pueblo”Manuscrito 42, 1901. “En su encarnación alcanzó el límite prescrito como sacrificio, pero no como Redentor”Manuscrito 11, 1897. En el Gólgota fue la víctima, el sacrificio. Eso fue lo máximo que pudo hacer como sacrificio. Pero ahora su obra como Redentor comenzó. “Cuando Cristo dijo ‘consumado es’, la mano invisible de Dios rasgó el resistente velo del templo desde arriba hacia abajo. Quedaba despejado el camino al Lugar Santísimo”.[17] Con la cruz, terminó la primera fase de la obra de Cristo como un “sacrificio sufriente”. Había alcanzado los “límites prescritos” como sacrificio. Había terminado su obra “hasta ahí”. Y ahora, con la aprobación del Padre para el sacrificio, fue autorizado para ser el Salvador de la humanidad. En la coronación que tuvo lugar 40 días después, se le dio todo el poder en el cielo y en la tierra, y fueoficialmente establecido como sumo Sacerdote. 190

La Segunda Fase “Después de su ascensión, nuestro Salvador comenzó su obra como nuestro sumo Sacerdote. ... En armonía con el servicio típico, comenzó su ministerio en el Lugar Santo, y al término de los días proféticos en 1844 ... entró en el Lugar Santísimo para efectuar la última parte de su solemne obra, para purificar el santuario”.[18] En la misma página 266, la hermana White repite, con la evidente intención de enfatizar, “al término de los 2300 días, en 1844, Cristo entró en el Lugar Santísimo del santuario celestial, en la presencia de Dios, para efectuar la obra final de la expiación preparatoria para su venida”.El lector no puede dejar de notar cuan clara y enfáticamente se declara eso. Juan el Bautista “no distinguió claramente las dos fases de la obra de Cristo, como un sacrificio sufridor y como un rey conquistador”.[19] Nuestros teólogos están cometiendo el mismo error hoy en día, y son por lo tanto inexcusables. Tienen la luz que Juan no tuvo. Al estudiar esta parte de la expiación, estamos 191

La Educación Cristiana (1975) - Iglesia Adventista del Séptimo Día ...
Consejos para la Iglesia (1991) - Iglesia Adventista del Séptimo Día ...
Libro-Oraciones que Sustentan - Iglesia Adventista Agape
Escuela Sabática - Iglesia Adventista del Séptimo Día Movimiento ...
El Masterplan para destruir la Iglesia
Descarga el Catecismo de la Iglesia Católica al completo
Cristo Viene y la iglesia duerme - Iglesia Biblica Bautista de ...
Revista Adventist World - Jóvenes Adventistas de Nicaragua
Cartas a Jóvenes Enamorados (1987) - Iglesia Adventista Agape
Formato Acrobat - Iglesia Biblica Bautista de Aguadilla, Puerto Rico
Unidad 5 - Iglesia Biblica Bautista de Aguadilla, Puerto Rico
Tomo 3 (PDF) - For My People Ministry
Descargar - The Philadelphia Church of God
Dobraczynski. Cartas de Nicodemo
En Esto Creemos - Iglesia Cuadrangular
El Judaísmo Un Trasfondo Bíblico - Iglesia Biblica Bautista de ...