Views
2 months ago

WILLIAMS, George H. (1979) La Reforma Radical, Harvard University, Massachusetts (1)

del marco cronológico

del marco cronológico de nuestra exposición y como monumento historiográfico de enorme influencia en las épocas subsiguientes, Der Wiedertaufer Ursprung nos ayudará a medir hasta dónde se extiende la reafirmación actual del papel desempeñado por los anabaptistas en el siglo xvi, y facilitará nuestro esfuerzo final por situar el conjunto de la Reforma Radical con mayor nitidez frente a la Reforma Magisterial en una perspectiva nueva. Es verdad que, al tomar corno alto mirador la polémica final de Bullinger, que por su título mismo se limita a los "anabaptistas", pareceríamos excluir de nuestro panorama último unas dos terceras partes del conjunto de tendencias que desde los comienzos de este libro definimos como constitutivas de la Reforma Radical, o, dicho en otra forma, dar indirectamente crédito a su descripción de una abigarrada banda de presuntuosos o patéticos sectarios y seres marginados, puestos en montón de manera indiferenciada, no ya, desde luego, como "anabaptistas", sino como "radicales", lo cual sería la misma cosa. No es ésa, naturalmente, nuestra intención, como le constará al lector que en los capítulos precedentes ha visto el gran esfuerzo que hemos hecho por distinguir adecuadamente varias clases de anabaptistas y de espiritualistas, y cuando menos tres iglesias reformadas que sufrieron un proceso de impregnación y de reagrupación bajo el impacto del racionalismo evangélico (italiano). La utilidad de la visión historiográfica de Bullinger, aparte de que nos sirve de punto de referencia para medir la extensión de nuestras revisiones, consiste precisamente en que Bullinger, después de todo, y dentro de las limitaciones impuestas por la época de polémicas y de crisis eclesiásticas que le tocó vivir, tomó en serio el pleno alcance de la Reforma Radical. Bullinger estuvo en lo justo al ver la Reforma Radical como uri todo, a pesar de haberle dado un nombre equivocado, de haber cerrado los ojos a la diversidad de sus orígenes y de no haber prestado atención, dentro de la esfera de su polémica, a las importantes diferencias que había entre los distintos grupos. Tenía sin embargo la ventaja de su posición geográficamente central, y estaba, por lo tanto, bien familiarizado con mucho más que la forma indígena suiza del anabaptismo. Mantuvo una nutrida correspondencia y estuvo en contacto personal con los reformadores del bajo Rin, de Frisia y de Inglaterra. Estos últimos, sobre todo, se sirvieron abundantemente de sus escritos cuando les llegó el momento de ocuparse de los afloramientos de la Reforma Radical en Inglaterra. Bullinger estuvo también en correspondencia continua con los polacos a propósito del anabaptismo y del arrianismo, y con los protestantes italianos de los Grisones y de otros lugares que tuvieron que habérselas con los radicales, e incluso, sin quererlo, acabó por hacerse amigo de algunos de los radicales, por ejemplo Camilo Renato y Lelio Socino. Además, el problema del anabaptista y anti-niceno Miguel Scrvet estaba fresco en su mente cuando escribió la última de sus grandes obras contra los extremistas religiosos. Desempeñó un papel en el proceso que culminó con la decapitación del triteísta Gentiie. Había estado familiarizado durante largo tiempo con las doctrinas de Schwenckfeld, y en su último año de vida se ocupó del problema de ciertos schwenckfeldianos que se obstinaban en mantenerse aparte de la comunión reformada. Finalmente, los profetas de Zwickau, Müntzer, los münsteritas y los libertinos le habían suministrado desde hacía mucho (como también a los demás reformadores magisteriales) un inagotable surtido de epítetos y de ejemplos con que suplementar y reforzar el vocabulario patrístico y escolástico normal de insultos, de invectivas y de incriminaciones teológicas. A pesar de la insuficiencia de su clasificación y de su tipología, y a pesar también de su error en cuanto a la génesis de la Reforma Radical y en cuanto a las relaciones existentes entre las principales agrupaciones que la constituían, Bullinger tuvo el acierto de sentir que, por grande

que fuera la variedad, en todos los radicales actuaba algo que los ponía verdaderamente aparte de los reformadores magisteriales y de los católicos tridentinos. ¿Cuál fue, pues, esa concepción de la Reforma Radical que Bullinger dejó sólidamente fija en la mente de los contemporáneos que leyeron sus varias obras y sus consejos epistolares, y que consiguió dejar estampada en la historiografía del sectarismo de la Reforma hasta el presente siglo? En primer lugar, hay que señalar un hecho extraño: Bullinger, como portavoz del protestantismo suizo germánico, se sintió obligado hasta el fin de sus días a defender a Zwinglio contra la acusación de Lutero, según el cual los sacramentarios suizos estaban animados esencialmente del mismo espíritu que los anabaptistas (!). Lutero tenía en mente, por supuesto, el hecho de que Carlstadt (acusado de sacramentarisino en Wit-tenberg, de fanatismo en Orlamünde, y de patrocinar en Rothenburg la causa de los campesinos durante su guerra) era persona bien recibida en Zurich y terminó su vida como catedrático en Basilea. Sin embargo, Lutero mismo jamás dijo concretamente que el anabaptismo suizo proviniera de Carlstadt, y ni siquiera de Müntzer. Fue más bien Melanchthon el primero que trazó esa conexión en una declaración hecha por una única vez en el tratado De anabaptismi exordio, publicado por el diácono Juan Gast de Basilea el año de 1544.1965 Melanchthon señaló a Nicolás Storch, de Zwickau, corno el primero que difundió en Alemania "las ponzoñosas doctrinas" acerca de sueños enviados por Dios, revelaciones hechas directamente por él a los elegidos y la inminencia del Reino, predicando al mismo tiempo el desdén por la palabra externa y por los sacramentos y exaltando por encima de toda la guía directa del Espíritu Santo; o sea que, según Melanchthon, Storch fue el primero de esos espiritualistas a quienes Bullinger mismo colgó el mote de Spirituoser.1966 Bullinger, autoridad supereminente en materia de anabaptismo suizo, dio un paso de gran trascendencia cuando decidió hacer caso de las palabras de Melanchthon transmitidas por el diácono Gast. Utilizó también la pista dada por Sebastián Franck, que había dicho que Müntzer predicó pero no practicó el rebautismo,1967 y la dada por Gaspar Hedió, que había hablado de una conexión entre Müntzer, el espiritualista revolucionario, y Grebel, el anabaptista evangélico.1968 'Bullinger se sentó ante su telar erudito y tejió esos hilos formando con ellos un dibujo lo bastante plausible para exonerar a su amado Zwinglio y a su amada Suiza de haber sido los primariamente responsables del surgimiento del radicalismo. Tenía la seguridad de haber armado tan perfectamente todas las pistas y todos los testimonios -sobre todo cuando algunas de las pruebas le habían sido suministradas por los propios luteranos-, que al final podía justificar su reubicación de toda la oposición sectaria (contra Lutero y contra Cranmer, contra Calvino y contra él mismo) en la región sajona de Zwickau, o sea, nada menos, en los alrededores espirituales de Wittenberg. ¡Sajonia, y no Suiza, había sido el semillero de una bien trabada conspiración de libertinos, de revolucionarios, de fanáticos, de visionarios, de blasfemos y de comunistas! Así, pues, si la Sajonia de Storch, Carlstadt y Müntzer vino a ser tenida por la patria original del sectarismo contraprotestante, esto no se debió fundamentalmente al egocentrismo de los primeros teólogos luteranos y de los estudiosos más tardíos, sino al esfuerzo de Enrique 1965 Fast, Bullinger, p. 94, dice que no pueden caber dudas de que el crucial fragmento se debe auténticamente a la pluma de Melanchthon y no fue alterado por Gast, si bien no pudo localizarlo en las obras conocidas de Melanchthon. 1966 Fast, Bullinger, p. 19. 1967 Fast, Bullinger, p. 95, que cita la Chrmica de 1531. 1968 Fast, Bullinger, pp. 96-97, que cita los Paralipamena anexos al Chranicm úbbatis Urspergensis, editado por Hedió en 1537, y de los cuales cita algunos pasajes en el apéndice, páginas 172-173.

  • Page 1 and 2:

    George H. Williams LA REFORMA RADIC

  • Page 3 and 4:

    formas me ayudaron a escribir la pr

  • Page 5 and 6:

    Bender, Henry Birnbaum, Griselda Bo

  • Page 7 and 8:

    pretensión de que sólo al papa y

  • Page 9 and 10:

    y pertenecientes en su mayoría a l

  • Page 11 and 12:

    eforma igualitaria de la sociedad,

  • Page 13 and 14:

    situados hacia 1578 y 1579, a saber

  • Page 15 and 16:

    El evangelismo católico comenzó a

  • Page 17 and 18:

    control de la corona. La solicitud

  • Page 19 and 20:

    provenientes del predestinarismo pa

  • Page 21 and 22:

    podrá parecer mal colocada desde e

  • Page 23 and 24:

    Catechesis de Raków (1574) y del c

  • Page 25 and 26:

    Así diferenciado, el tercer partid

  • Page 27 and 28:

    Comencé [entonces] a publicar y se

  • Page 29 and 30:

    propia ortodoxia con respecto a la

  • Page 31 and 32:

    eforma tan radical como tantos otro

  • Page 33 and 34:

    con observar a la letra la regla fr

  • Page 35 and 36:

    de Vio (más tarde cardenal Gaetano

  • Page 37 and 38:

    cardenal (al igual que otros diez p

  • Page 39 and 40:

    especto a la formulación de la doc

  • Page 41 and 42:

    sacramentistas ha contribuido a hac

  • Page 43 and 44:

    El mejor representante de la forma

  • Page 45 and 46:

    A pesar de esta convicción en cuan

  • Page 47 and 48:

    Un episodio de mucha trascendencia

  • Page 49 and 50:

    por la interpretación que de la te

  • Page 51 and 52:

    considerar el bautismo como el rito

  • Page 53 and 54:

    del Antiguo Testamento) para la des

  • Page 55 and 56:

    durante un tiempo haya dejado de ce

  • Page 57 and 58:

    ideas. Fundados en la frase evangé

  • Page 59 and 60:

    En el manifiesto de Praga sostiene

  • Page 61 and 62:

    cuando lo que importa es la Palabra

  • Page 63 and 64:

    jerónimo. De acuerdo con ella, el

  • Page 65 and 66:

    iniquidades del orden social como c

  • Page 67 and 68:

    pago de diezmos a los clérigos aus

  • Page 69 and 70:

    política hasta 1514, cuando el duq

  • Page 71 and 72:

    para el caudillaje evangélico por

  • Page 73 and 74:

    Más o menos hacia entonces regres

  • Page 75 and 76:

    final los abandonó. Entre las figu

  • Page 77 and 78:

    No bien había salido Carlstadt de

  • Page 79 and 80:

    elegido por la parroquia, a fin de

  • Page 81 and 82:

    incluye un estado transitorio de po

  • Page 83 and 84:

    expulsado de su ciudad natal por ha

  • Page 85 and 86:

    ganado la vida sucesivamente como a

  • Page 87 and 88:

    factores religiosos, sociales y con

  • Page 89 and 90:

    V. LA REFORMA, DIVIDIDA POR LA CONT

  • Page 91 and 92:

    Tübingen. Nombrado predicador de l

  • Page 93 and 94:

    Creo que, así como la Iglesia vino

  • Page 95 and 96:

    Simón Stumpf, natural de Franconia

  • Page 97 and 98:

    es el que decide. Si estos señores

  • Page 99 and 100:

    comenzamos a ver indicaciones clara

  • Page 101 and 102:

    únicamente a los cristianos, sino

  • Page 103 and 104:

    inmediaciones. Grebel mismo, cuando

  • Page 105 and 106:

    consubstanciación eucarística. En

  • Page 107 and 108:

    durante seis días con él y los su

  • Page 109 and 110:

    pasó a poder de Fernando de Austri

  • Page 111 and 112:

    en la Última Cena; y, seguro de qu

  • Page 113 and 114:

    siendo hoc, el est, est, y el corpu

  • Page 115 and 116:

    imposibilidad de poner en práctica

  • Page 117 and 118:

    vida). Y la primera verdadera secta

  • Page 119 and 120:

    de intercambiar opiniones. Había l

  • Page 121 and 122:

    pecado y de lo dolorosamente que se

  • Page 123 and 124:

    presidente. Grebel tenía razones p

  • Page 125 and 126:

    extraordinario, y el Domingo de Ram

  • Page 127 and 128:

    A la publicación del libro de Zwin

  • Page 129 and 130:

    los predicadores zwinglianos se man

  • Page 131 and 132:

    machos viejos", Hubmaier se quejó

  • Page 133 and 134:

    observación de Blaurock, algo dist

  • Page 135 and 136:

    anabaptismo, hasta que Zwinglio lo

  • Page 137 and 138:

    Reforma toda, incluso ahí donde ha

  • Page 139 and 140:

    contra su voluntad no regresar nunc

  • Page 141 and 142:

    VII. EL ANABAPTISMO EN EL SUR DE AL

  • Page 143 and 144:

    la dieta celebrada en la propia ciu

  • Page 145 and 146:

    (Marcos, 16:16). Y lo que Denck ent

  • Page 147 and 148:

    curso de nuestra historia, primero

  • Page 149 and 150:

    por Denck, sintió éste, según pa

  • Page 151 and 152:

    La segunda de las obras compuestas

  • Page 153 and 154:

    fuentes de la conjetura de Hut era

  • Page 155 and 156:

    seguridad social y la dilatación d

  • Page 157 and 158:

    actividad de Hut y de Glait. Conver

  • Page 159 and 160:

    siguiendo las huellas de Cristo en

  • Page 161 and 162:

    Nadie podrá heredar el reino sino

  • Page 163 and 164:

    pertenecían a ninguna denominació

  • Page 165 and 166:

    los infantes, pero a pesar de todo

  • Page 167 and 168:

    VIII. LA CONFESIÓN DE SCHLEITHEIM

  • Page 169 and 170:

    templo de Dios y los ídolos, Crist

  • Page 171 and 172:

    Mientras Sattier se encontraba en S

  • Page 173 and 174:

    por el capitán de la Liga de Suabi

  • Page 175 and 176:

    En un sentido, los anabaptistas hab

  • Page 177 and 178:

    4. LOS SUCESOS DE SUIZA, DESDE LA R

  • Page 179 and 180:

    piamente dicho. Entre esos sucesos

  • Page 181 and 182:

    formulación constantiniano-nicena

  • Page 183 and 184:

    constituían, según Pfistermeyer,

  • Page 185 and 186:

    Zwickau.487 En Inglaterra fue tal e

  • Page 187 and 188:

    hermano del emperador Carlos V, Fer

  • Page 189 and 190:

    pecado original.499 Alrededor de tr

  • Page 191 and 192:

    sus obras, Sobre la Santa Iglesia,5

  • Page 193 and 194:

    una carta en que sugerían que los

  • Page 195 and 196:

    Los temas fundamentales de la crist

  • Page 197 and 198:

    initarios, lo cual se debió a la i

  • Page 199 and 200:

    dirigió sus pasos a Nicoisburg, ha

  • Page 201 and 202:

    En otra de sus obras, Eme Form zm t

  • Page 203 and 204:

    instrumento necesario, ordenado cie

  • Page 205 and 206:

    efugiados con magnanimidad verdader

  • Page 207 and 208:

    cuales era, a la sazón, rector de

  • Page 209 and 210:

    [contar a] los niños, frente a la

  • Page 211 and 212:

    Volveremos a visitar la colonia com

  • Page 213 and 214:

    probablemente más que en ningún o

  • Page 215 and 216:

    siempre que sean de edad de razón,

  • Page 217 and 218:

    durch Feuer oder Schwert varri Lebe

  • Page 219 and 220:

    clero que cualquier otro obispo, en

  • Page 221 and 222:

    esta doctrina zieglieriana del cuer

  • Page 223 and 224:

    espiritualistas, anabaptistas- eran

  • Page 225 and 226:

    y el año siguiente publicaría su

  • Page 227 and 228:

    anabaptista de arrepentimiento y de

  • Page 229 and 230:

    la oportunidad de exponer sus opini

  • Page 231 and 232:

    Su impresión de lo que eran los an

  • Page 233 and 234:

    teológica y social, hizo que se le

  • Page 235 and 236:

    elegida. Esta gran predilección po

  • Page 237 and 238:

    la oportunidad que le brinda el pre

  • Page 239 and 240:

    Señor, sus tareas y su misión".63

  • Page 241 and 242:

    que la calidad de Hijo sólo fue po

  • Page 243 and 244:

    cuando diversas peregrinaciones mot

  • Page 245 and 246:

    Nueva Alianza á través del bautis

  • Page 247 and 248:

    la población.668 En mayo fue somet

  • Page 249 and 250:

    (artículo iv), su repudio de la in

  • Page 251 and 252:

    Los clérigos epicúreos, por su pa

  • Page 253 and 254:

    había hecho antes (cap. x.2), esta

  • Page 255 and 256:

    con el derecho común y no propiame

  • Page 257 and 258:

    más o menos a este punto se decidi

  • Page 259 and 260:

    La peor suerte fue la de Nicolás F

  • Page 261 and 262:

    Gerardo Westerburg, que se hallaba

  • Page 263 and 264:

    eplicado al ciudadano de Austerlitz

  • Page 265 and 266:

    También hemos observado que los he

  • Page 267 and 268:

    corazón, una experiencia y una tra

  • Page 269 and 270:

    duda, al hecho de que el misticismo

  • Page 271 and 272:

    historia de la secta en el Paraíso

  • Page 273 and 274:

    c) Juan de Campen Será oportuno, e

  • Page 275 and 276:

    Al mismo tiempo, Servet ve en el ba

  • Page 277 and 278:

    planes estaba que el hombre tuviera

  • Page 279 and 280:

    anabaptistas de Alemania y, más ta

  • Page 281 and 282:

    De las teologías espiritualistas y

  • Page 283 and 284:

    acción de que las demás criaturas

  • Page 285 and 286:

    nupcial de Hofmann (cap. xi.l.b.).

  • Page 287 and 288:

    gnósticos como San Ireneo y Tertul

  • Page 289 and 290:

    momento de la elevación déla Host

  • Page 291 and 292:

    Cristo, de la salvación y de la eu

  • Page 293 and 294:

    sacó todas sus almas del calabozo

  • Page 295 and 296:

    El descubrimiento que más tarde hi

  • Page 297 and 298:

    demostrativo hoc carecería de sent

  • Page 299 and 300:

    tabernáculo de su cuerpo" 71 por l

  • Page 301 and 302:

    como al lugar preciso en que, debid

  • Page 303 and 304:

    En el verano de 1533, Rothmann tuvo

  • Page 305 and 306:

    mensaje de renacimiento y restituci

  • Page 307 and 308:

    Si somos hijos de Dios y hemos sido

  • Page 309 and 310:

    anabaptista, con sus cuatro conseje

  • Page 311 and 312:

    Pero el restauracionismo de [a Rest

  • Page 313 and 314:

    venganza857 (diciembre de 1534), en

  • Page 315 and 316:

    hermanos habían sido ejecutados en

  • Page 317 and 318:

    y los programas de las diversas agr

  • Page 319 and 320:

    santo y eterno descanso del Señor.

  • Page 321 and 322:

    persecución, y luego habían sido

  • Page 323 and 324:

    párroco de la iglesia de Witmarsum

  • Page 325 and 326:

    Los predicadores cristianos, escrib

  • Page 327 and 328:

    En otro lugar (supra, cap. xi.3) no

  • Page 329 and 330:

    Sus consejos sobre la manera de tra

  • Page 331 and 332:

    de Enrique Rol, que llegó en agost

  • Page 333 and 334:

    de la muene cotidiana, según el ej

  • Page 335 and 336:

    XV. LOS SACRAMENTISTAS Y ANABAPTIST

  • Page 337 and 338:

    encarcelado por el obispo de Kujawy

  • Page 339 and 340:

    Pomerania (una de las dos sed( epis

  • Page 341 and 342:

    Leonardo de Licchtenstein le pedía

  • Page 343 and 344:

    En 1545, los anabaptistas de Habeis

  • Page 345 and 346:

    septiembre de 1535, en el cual orde

  • Page 347 and 348:

    surgiría como el inspirador y orga

  • Page 349 and 350:

    Su mujer fue sorprendida en adulter

  • Page 351 and 352:

    Más significativa que esta identif

  • Page 353 and 354:

    días hay, además de varios himnos

  • Page 355 and 356:

    experiencia personal de los creyent

  • Page 357 and 358:

    vida contemplativa, extractado por

  • Page 359 and 360:

    Así, pues, aquellos que tienen aso

  • Page 361 and 362:

    directa o indirectamente a la influ

  • Page 363 and 364:

    prevalecieron en los dominios de Fe

  • Page 365 and 366:

    de marzo de ese mismo año (cap. vm

  • Page 367 and 368:

    El año siguiente apareció en el m

  • Page 369 and 370:

    iglesia establecida. Sin embargo, r

  • Page 371 and 372:

    La prometida confrontación tuvo lu

  • Page 373 and 374:

    la disputa, los prisioneros-disputa

  • Page 375 and 376:

    XVIII. EL ENCUENTRO DEFINITIVO ENTR

  • Page 377 and 378:

    vida del espiritualista silesio dur

  • Page 379 and 380:

    Dios permitió, o dio, mejor dicho,

  • Page 381 and 382:

    del Anticristo, mata a Cristo; las

  • Page 383 and 384:

    acerca de los sacramentos mientras

  • Page 385 and 386:

    Ha llegado el momento de asistir al

  • Page 387 and 388:

    autores de la Vermahnung firman sim

  • Page 389 and 390:

    tanto, Marpeck mismo le escribió a

  • Page 391 and 392:

    Testamento hubieran tenido el menor

  • Page 393 and 394:

    La antropología de Marpeck no era,

  • Page 395 and 396:

    Enrique Niclaes1077 nació en 1502.

  • Page 397 and 398:

    experiencia, que Dios, con su Crist

  • Page 399 and 400:

    El familismo no representó ninguna

  • Page 401 and 402:

    más caritativo, acabó por hacer d

  • Page 403 and 404:

    waerachtigh verhaal der t'zammenspr

  • Page 405 and 406:

    münsteritas, Dietrich nunca compar

  • Page 407 and 408:

    desde la natividád terrenal hasta

  • Page 409 and 410:

    escritos anteriores. Calificó de "

  • Page 411 and 412:

    nueva conferencia de Estrasburgo de

  • Page 413 and 414:

    auge del calvinismo nacionalista en

  • Page 415 and 416:

    únicas provisiones, a saber, su ba

  • Page 417 and 418:

    defecciones y corrupciones causadas

  • Page 419 and 420:

    principio (aunque no siempre en la

  • Page 421 and 422:

    Y aunque en los tiempos antiguos, o

  • Page 423 and 424:

    otro arreglo que el que estaba vige

  • Page 425 and 426:

    münsíeritas hofmannianos se preoc

  • Page 427 and 428:

    precepto de San Pablo (I Corintios,

  • Page 429 and 430:

    (el bautismo como un Beischlaff mí

  • Page 431 and 432:

    del papa. En efecto, cada uno de lo

  • Page 433 and 434:

    ohemia, Reiser había repudiado cat

  • Page 435 and 436:

    arbas y superintendentes. Su escuel

  • Page 437 and 438:

    con nosotros y nosotros con él par

  • Page 439 and 440:

    carta1209 en que les decían que es

  • Page 441 and 442:

    Rattenberg,1215 lo cual es un testi

  • Page 443 and 444:

    purgatorio y afirmaba, por lo visto

  • Page 445 and 446:

    De modo que lo que ahora confesáis

  • Page 447 and 448:

    manera correspondiente, "conduciend

  • Page 449 and 450:

    la Iglesia, siendo todos ellos sust

  • Page 451 and 452:

    amonestación, y la excomunión en

  • Page 453 and 454:

    Contarini, cuya condición había e

  • Page 455 and 456:

    su publicación. En los años sigui

  • Page 457 and 458:

    viviendo en Zurich, en Estrasburgo

  • Page 459 and 460:

    actividad desarrollada por Leopoldo

  • Page 461 and 462:

    a quienes el Espíritu impulsa desd

  • Page 463 and 464:

    que tenían ideas parecidas a las s

  • Page 465 and 466:

    nes de independencia de todos esos

  • Page 467 and 468:

    administrado en las iglesias papale

  • Page 469 and 470:

    en varias partes de esta región de

  • Page 471 and 472:

    España y Portugal y más tarde del

  • Page 473 and 474:

    de hebreo al lado de los rabinos, L

  • Page 475 and 476:

    maneras el Espíritu Santo. Decimos

  • Page 477 and 478:

    egresó a Italia como "mensajero en

  • Page 479 and 480:

    extracción social a causa de que s

  • Page 481 and 482:

    "aberraciones", reveló todo cuanto

  • Page 483 and 484:

    extraordinaria teoría sobre la Eda

  • Page 485 and 486:

    y participar en sus oficios y en su

  • Page 487 and 488:

    abstrusas.1361 Además de la cuesti

  • Page 489 and 490:

    Jorge Negri, hijo de Francisco, y r

  • Page 491 and 492:

    un criado moravo, visitó varias co

  • Page 493 and 494:

    el Espíritu Santo", entregue su Re

  • Page 495 and 496:

    en Italia, sufrieron ciertamente po

  • Page 497 and 498:

    esas cuatro tendencias, lo cual es

  • Page 499 and 500:

    Según Calvino, había en Orleáns,

  • Page 501 and 502:

    conseguiría sería agrandar el int

  • Page 503 and 504:

    Ginebra era doctrinalmente defectuo

  • Page 505 and 506:

    iglesia. A continuación bauticé a

  • Page 507 and 508:

    vista de los anabaptistas, según l

  • Page 509 and 510:

    quedaban reservados sólo para los

  • Page 511 and 512:

    escrito más evangélico, fue censu

  • Page 513 and 514:

    Calvino dos opúsculos franceses an

  • Page 515 and 516:

    excesiva. Aquí Calvino parece pens

  • Page 517 and 518:

    La correspondencia entre estos homb

  • Page 519 and 520:

    comunicaciones recibidas sobre todo

  • Page 521 and 522:

    En cuanto a la continua pero invisi

  • Page 523 and 524:

    Oro "bajo los benignos auspicios de

  • Page 525 and 526:

    En tierras de Italia, el rebautismo

  • Page 527 and 528:

    Trinidad, no tardarían en encontra

  • Page 529 and 530:

    Gribaldi, natural de Chieri, en el

  • Page 531 and 532:

    La Apología se inicia con un exame

  • Page 533 and 534:

    entre los radicales italianos, el

  • Page 535 and 536:

    generalmente se suponía. Su convic

  • Page 537 and 538:

    verdad, menos inclinado está a con

  • Page 539 and 540:

    Milán, a quien Bullinger hizo un r

  • Page 541 and 542:

    Finalmente, en 1563 publicó, siemp

  • Page 543 and 544:

    otros de firmarla.1536 Pero no hab

  • Page 545 and 546:

    XXV. EL ANABAPTISMO ANTI-TRINITARIO

  • Page 547 and 548:

    (incluso los protestantes), a quien

  • Page 549 and 550:

    oficiales. Había, por otra parte,

  • Page 551 and 552:

    conventicular (o al menos una predi

  • Page 553 and 554:

    de contrapeso a la luterana Danzig.

  • Page 555 and 556:

    combinaciones—, el caso es que Go

  • Page 557 and 558:

    catecismo polaco que publicó el a

  • Page 559 and 560:

    Stancaro, polemista nato, llegó en

  • Page 561 and 562:

    Los arríanos de aquí enseñan que

  • Page 563 and 564:

    mantener siquiera la apariencia de

  • Page 565 and 566:

    La tregua acordada en Ksiaz en sept

  • Page 567 and 568:

    econciliar, de ser posible, a Sarni

  • Page 569 and 570:

    embargo, deseaba vindicar igualment

  • Page 571 and 572:

    traducción polaca delDiálogo con

  • Page 573 and 574:

    entrar en comunión con ellos y lle

  • Page 575 and 576:

    Después de convocar a los hermanos

  • Page 577 and 578:

    Y unos párrafos adelante prosigue:

  • Page 579 and 580:

    anabaptistas venecianos, apareció

  • Page 581 and 582:

    Cuando, unos diez años más tarde

  • Page 583 and 584:

    catequéticas, llegados a la mayor

  • Page 585 and 586:

    Cracovia. El cristianismo radical,

  • Page 587 and 588:

    jornadas que lo llevaron a las puer

  • Page 589 and 590:

    Viendo cómo las convicciones anaba

  • Page 591 and 592:

    de fortaleza en fortaleza, han pues

  • Page 593 and 594:

    Estanislao Juan Karniñski, uno de

  • Page 595 and 596:

    Dejando su cargo [en Vilria, a comi

  • Page 597 and 598:

    crítica ahora a causa del consenso

  • Page 599 and 600:

    Muy poco después, Pedro Walpot dir

  • Page 601 and 602:

    durante la Era de la Reforma gracia

  • Page 603 and 604:

    pascual); así, la mesa del Señor

  • Page 605 and 606:

    tributos sumamente fuertes. Por mot

  • Page 607 and 608:

    luterana administrada por un obispo

  • Page 609 and 610:

    ector de la escuela luterana de Kol

  • Page 611 and 612:

    Blandrata, como muchos otros médic

  • Page 613 and 614:

    eproducciones (en xilografía) de i

  • Page 615 and 616:

    sesiones, Melius salió con la sigu

  • Page 617 and 618:

    puro" y le mandó la traducción a

  • Page 619 and 620:

    las personas, no de sus conciencias

  • Page 621 and 622:

    mientras esperaba la primavera para

  • Page 623 and 624:

    El antipedobaptismo y el nonadorant

  • Page 625 and 626:

    declararlo culpable, ordenó que qu

  • Page 627 and 628:

    En Polonia no hubo, desde luego, ni

  • Page 629 and 630:

    futura. En enero de 1573 celebraron

  • Page 631 and 632:

    Polonia, Budny rechazó por igual l

  • Page 633 and 634:

    en la perfección del alma. Todos

  • Page 635 and 636:

    a) Radicales italianos en oriente J

  • Page 637 and 638:

    en casa de su noble patrón, no muy

  • Page 639 and 640:

    personas de Polonia, Moravia y Tran

  • Page 641 and 642:

    Antiguo Testamento. Cinco de los co

  • Page 643 and 644:

    Lelio, era perseguido por la Inquis

  • Page 645 and 646:

    infalible de Dios..., la lluvia cel

  • Page 647 and 648:

    Socino se niega a aceptar la contra

  • Page 649 and 650:

    Valdrá la pena exponer aquí sucin

  • Page 651 and 652:

    nos, de manera injusta, se nieguen

  • Page 653 and 654:

    Czéchowic. (En época posterior, l

  • Page 655 and 656:

    Es conveniente en este punto regres

  • Page 657 and 658:

    Cuando la ocasión se presentó, la

  • Page 659 and 660:

    emolones. Pero éstos, mientras tan

  • Page 661 and 662:

    diócesis. Así, pues, no es de sor

  • Page 663 and 664:

    La causa de la libertad de concienc

  • Page 665 and 666:

    oposición al autoritarismo y al ri

  • Page 667 and 668:

    superior, se fundó en Londres, en

  • Page 669 and 670:

    the Furious Secte of the Anabaptist

  • Page 671 and 672:

    La extensa gama de diferencias conf

  • Page 673 and 674:

    ción, catorce mujeres y un muchach

  • Page 675 and 676:

    de lamentar el acto precipitado de

  • Page 677 and 678:

    hacían en su tierra. Los familista

  • Page 679 and 680: divididas bajo tres encabezados: "A
  • Page 681 and 682: la diferencia entre la comunión in
  • Page 683 and 684: Pedro Walpot.16 Este .Handbüchlán
  • Page 685 and 686: Para terminar, Tomás deja encomend
  • Page 687 and 688: Moravia. El ayuntamiento de Zurich
  • Page 689 and 690: nuevo y glorificado. La octava cues
  • Page 691 and 692: aprehendido. Más tarde pudo huir d
  • Page 693 and 694: de incorporación (V erleiblichung)
  • Page 695 and 696: inminencia del Reino de Dios, la ex
  • Page 697 and 698: aclarar el carácter original del C
  • Page 699 and 700: hutteritas. Asimismo, las considera
  • Page 701 and 702: fuente y su inspirador, habían aca
  • Page 703 and 704: patriarcas, los profetas, Cristo y
  • Page 705 and 706: moral: "La verdad consiste en decir
  • Page 707 and 708: conversación indagadora (Gesprách
  • Page 709 and 710: En resumen, los anabaptistas distin
  • Page 711 and 712: No faltan en la historia del anabap
  • Page 713 and 714: últimos paganos encontró notable
  • Page 715 and 716: través también de la tentación (
  • Page 717 and 718: Además de la distinción entre un
  • Page 719 and 720: de la gracia de Dios como don total
  • Page 721 and 722: münsteritas, pese a toda su feroci
  • Page 723 and 724: tres principales subdivisiones doct
  • Page 725 and 726: Esas afirmaciones, esas especulacio
  • Page 727 and 728: Así, pues, tomando en cuenta el al
  • Page 729: hacia 1572, de Juan Pablo Alciati e
  • Page 733 and 734: Definidos desde el punto de vista r
  • Page 735 and 736: Hubo, finalmente, los espiritualist
  • Page 737 and 738: Para los neo-joaquimitas, el inicio
  • Page 739 and 740: El repudio de la ordenación antigu
  • Page 741 and 742: norteamericana como un principio b
Número 1.257 1-2 de marzo - Archidiócesis de Toledo
2017_SoJAE (1)
Revista 41 JL_Maquetación 1.qxd - Seminario Conciliar de Madrid
1 - Abiding Life Ministries International
LA REFORMA RADICAL DEL SIGLO XVI - Casa Giordano Bruno
martin lutero y el comienzo de la reforma - Escritura y Verdad
martin lutero y el comienzo de la reforma - Escritura y Verdad
martin lutero y el comienzo de la reforma - Escritura y Verdad
Iglesias y Doctrinas - Bill H. Reeves enseña
interrogantes y respuestas 1301-1350 - Bill H. Reeves enseña
Carta de George Whitefield al Rev. Juan Wesley - Iglesia Reformada
La Iglesia particular, responsable de la misión de la Iglesia - Obras ...
Cautividad Babilónica De La Iglesia - Escritura y Verdad
shogren-comentario-sobre-1-corintios
El-Cristianismo-Evangelico-a-traves-de-los-siglos
1. jesús fue con sus discípulos a judea. permaneció ... - Homiletica.org
EL BAUTISMO EN EL ESPÍRITU. P. RANIERO ... - Gratuidad
EL ÚNICO BAUTISMO - Corazones.org
Menno Simons- su vida y escritos - El Cristianismo Primitivo
XIII Domingo del Tiempo Ordinario, Ciclos A, B y C - Autores Catolicos
Fiesta. Bautismo del Señor, Ciclo , A, B y C - Autores Catolicos
S.Freixedo Cristianismo-Un-Mito-Mas.pdf