Views
5 months ago

BENDER ManuaL By Luis Vallester

By

By Luis Vallester "Valle Vallester" 196 LAURETTA BENDER por imitación; a los 6, una guarda en el borde del papel compuesta de una serie de anillos, triángulos o cruces. La estandarización de los diseños guestálticos nos lleva a las siguientes conclusiones: a los 3 años, por lo común, el niño responde con un garabato más a menos controlado; es decir, se detiene espontáneamente después de haber hecho un pequeño garabato cuando tiene delante una de las tarjetas y repite la misma o similar respuesta a medida que se le va mostrando cada figura. A los 4 años utiliza círculos y redondeles cerrados para representar algunos de los principios guestálticos en todas las figures que se le muestran. De ordinario, la Fig. A está constituida por dos círculos en plano horizontal y en dirección dextrorsa. La Fig. 1, por una serie de grandes o pequeños círculos o redondeles en sentido dextrorso horizontal. Las Figs. 2 y 3 resultan masas de diminutos círculos. La Fig. 4 está formada por dos redondeles en dirección más o menos horizontal, y se advierte un esfuerzo por abrir parcialmente uno o ambos círculos. La Fig. 5 es un círculo abierto en parte con una raya en la parte superior. La Fig. 6 suele ser formada por círculos entrelazados o dos líneas horizontales abiertas o segmentos de círculo. La Fig. 7, por dos círculos dextrorsos y la Fig. 8, por estos mismos elementos en disposición concéntrica. En suma: a los 4 años el niño puede utilizar círculos cerrados o redondeles, estableciendo una relación horizontal dextrorsa, concéntrica o de masas. La dirección dextrorsa horizontal suele, asimismo, estar representada por el segmento de un círculo. A veces se intenta trazar este último elemento como una figura parcialmente abierta. En otras palabras, podemos decir que a los 4 años el niño puede expresar la forma por medio de redondeles o círculos colocados sobre un fonda; la dirección, por líneas horizontales y de izquierda a derecha; la idea de número, mediante masas y la perseveración. Todos estos elementos pueden combinarse en cierta medida para producir la integración de un patrón. Existe una ligera tendencia a dibujar redondeles abiertos y segmentos de círculo, pero ello no es constante. A los 5 años el niño puede modificar sus círculos y redondeles y transformarlos en una especie de cuadrados cerrados, o figuras oblongas ovaladas, o círculos abiertos; puede trazar arcos de círculos en diversas combinaciones, incluyendo la perseveración de arcos concéntricos, o igualmente perseverar en series do dibujos horizontales en dirección vertical, y cruzar líneas verticales y horizontales.

By Luis Vallester "Valle Vallester" TEST GUESTÁLTICO VISOMOTOR 197 A los 6 años ya es capaz de dibujar cuadrados cerrados y en posición oblicua, y hasta de representar relaciones de oblicuidad mediante dos redondeles entreabiertos, y un segmento de redondel en relación con otro. Puede hacer, asimismo, círculos tan pequeños que en verdad constituyen puntos y representan puntos en el espacio; y en consecuencia, le es posible reproducir de manera correcta las figuras A, 1, 4 y 5. Suele trazar también series verticales aisladas, u otras en sentido horizontal, por perseveración; o combinar varias de estas funciones en una determinada figura, de modo que no sólo es capaz de cruzar líneas sino también líneas onduladas. La Fig. 5 suele ofrecer otras variaciones: un círculo abierto hecho de pequeños puntos con un trazo oblicuo en la parte superior, etcétera. Después de los 7 años obsérvase un sólo progreso en lo que respecta a las relaciones de oblicuidad y al aumento de la capacidad combinatoria. Así, en la Fig. 2, el problema de formar una sucesión vertical de tres redondelitos en posición oblicua resulta una tarea difícil. Aun en los casos en que se la logra, nótase que el patrón total tiende a tomar una dirección oblicua, semejante a la de las series aludidas. Esto es muy frecuento a los 9 años y, por lo general, solo cuando el niño llega a los 10 años es capaz de producir una perseveración dextrorsa horizontal de sucesiones oblicuas verticales compuestas por tres círculos. A los 11 años se le exige al niño que trace la Fig. 3 como una serie dextrorsa horizontal de ángulos obtusos de amplitud creciente, en lugar de dibujar los arcos concéntricos que emplean los niños menores. Sólo Los adultos no comunes son capaces de percibir las exactas relaciones espaciales existentes entre los puntos agrupados en pares de la Fig. 1. Las tablas y gráficos muestran la estandarización de los datos obtenidos. Permiten apreciar que a los 6 años el niño reproduce las Figs. A, 1, 4 y 5; a los 7, La Fig. 8; a los 8, La Fig. 6; a Los 10 años, las Figs. 2 y 7; a los 11, la Fig. 3; y sólo alrededor de un tercio de los adultos los puntos en pares de la Fig. 1. La Lámina 62 constituye una tabla resumen del tipo de respuestas según las edades. El porcentaje de niños capaces de dar el tipo de respuesta descrito, o de superarlo, se indica en el ángulo superior izquierdo de cada casillero. Dicha tabla puede utilizarse como una escala para determinar el nivel de maduración no sólo de los niños, sino de los adultos deficientes mentales, a quienes puede solicitárseles que dibujen estas figuras. En

GET-4110K/4220K Manual 2 - Gardner Bender
Manual de señalización vial - Instituto Nacional de Vías
Manual de Buenas Prácticas Agrícolas para la producción de piña ...
Ev2 - Guerrero Sánchez Alvarez Luis Isaías
Manual - Jma.es
Phocus by Hasselblad Manual de instrucciones
MANUAL DE MANTENIMIENTO - Meritor
Manual de maestro de obras
de Gebrauchsanweisung en Instruction manual fr Notice d'utilisation ...
Aconsejamos leer las instrucciones de este manual antes ... - Drean