Views
5 months ago

BENDER ManuaL By Luis Vallester

By

By Luis Vallester "Valle Vallester" 204 LAURETTA BENDER rígidos y menos móviles. Dicha opinión se apoya en las conclusiones a que arribó en los estudios que realizó sobre el fenómeno de la “saciedad psíquica”, las reacciones al reasumir una labor interrumpida y el valor sustitutivo de acciones que en niños débiles mentales se llevan a cabo en reemplazo de otras. En ese sentido comprobó que cuando a los niños se les encomienda una determinada tarea y se los interrumpe en medio de la misma con el fin de que completen otra, el 79 % de los de inteligencia normal retornan a finalizar la labor inconclusa, mientras que el 100% de los débiles mentales vuelve invariablemente al trabajo original. Cuando se les ofrece una labor de sustitución en lugar de la incompleta, el 79 % se reduce al 33 % en el caso de los niños normales, en quienes puede obtenerse un alto valor sustitutivo, en tanto los deficientes regresan a la tarea incompleta en un 94 %. El bajo valor sustitutivo de los niños débiles mentales revélase en la rigidez del sistema de tensiones. De ahí que se considere la voluntad del niño deficiente mental como fuerte y rígida. Lewin también cita a Eliasberg cuando dice que el pensamiento de los deficientes es más concreto y perceptual y menos estratificado, o sea, menos diferenciado que el de los niños normales de la misma edad mental, criados en circunstancies similares. No obstante, todavía subsiste la pregunta de si los débiles mentales son susceptibles de comparación con los niños normales de menor edad. En este punto la autora está en desacuerdo con Lewin, y afirma que, según lo ha comprobado con los tests estandarizados usuales, los primeros suelen poseer mayor o menor rigidez y ser menos distintamente diferenciados que el niño normal de menor edad y de un nivel mental similar. Veamos ahora como responden los deficientes mentales a estos patrones visomotores. Por de pronto encontramos no solo un más bajo nivel de producción guestáltica integrada en comparación con el nivel mental que acusan otros tests, sino una mayor variedad en la producción de los débiles mentales de un cierto nivel en relación con la de los niños normales de la misma edad mental. Desde luego, existe un retardo de alguno o de todos los procesos de maduración; pero dicho retardo suele afectar más un campo que otro. A veces, por supuesto, se obtienen resultados equiparables con los que corresponden al respectivo nivel intelectual, y en otros cases incluso superiores al mismo —medido este último por las pruebas estandarizadas, o juzgado de acuerdo con su escaso grado de adaptación social, que justificarla la internación del examinado. Ello débese en parte al

By Luis Vallester "Valle Vallester" TEST GUESTÁLTICO VISOMOTOR 205 hecho de que no es éste un test de rendimiento educacional o verbal, sino que investiga el proceso de maduración y, en este sentido, es susceptible de una mejor comparación con los tests de ejecución. A menudo las gestalten se producen de una manera más simple, pero con un mejor control motor. Suele haber mayor cantidad de garabatos primitivos, pero ellos resultan mejor controlados, según puede apreciarse en el trabajo de Alfredo (Lámina 65). Todos los diseños de esta lámina corresponden a niños de aproximadamente la misma edad cronológica y mental y, sin embargo, existe una gran variación entre ellos. Además de los garabatos de Alfredo, vemos también los de Carlos, quien utiliza preferentemente el redondel primitivo, aunque de manera tal que parecería indicar una mayor conservación de la energía y una menor tendencia a experimentar en comparación con las que despliegan los niños normales de edad inferior. Arturo combina garabatos y redondeles. Con frecuencia los resultados son algo raros y ofrecen rasgos de disociación que sugieren la existencia de un proceso similar a la esquizofrenia, como se ve en las copias de Nicolás. Las Figs. A, 1 y 5 podrían pertenecer a un niño menor, pero inteligente, mientras que las otras indican rasgos de una mayor maduración, si bien con cierta disociación, dispersión, reduplicación, etc. En algunos niños deficientes encontramos signos de hiperkinesia, como, por ejemplo, en Liliana, cuyo atraso es secuela de una encefalitis. Su C.I. (cociente intelectual) indicaba deficiencia mental. En toda su conducta se manifestaba hiperkinética. Dichos signos aprécianse en la Fig. 2, donde se advierte la tendencia a escapar, que se muestra en la tercera línea terminada con una cola encorvada; también en la Fig. 4, cuyas dos figuras abiertas cerró y mediante una rápida asociación denominó “pernito”; así como en la Fig. 7, sólo parcialmente terminada debido a que su tendencia a la huída le hizo agregar elementos decorativos por perseveración. Antes de finalizar dicha figura la llamó “pescadito”. De manera semejante, la Fig. 5, que no ha sido reproducida, fue convertida en “un patito”. Aparte de los rasgos hiperkinéticos, sus copias muestran no obstante las características de su retardo mental más bien que las de su edad cronológica, según puede verse en las series horizontales de la Fig. 2. Con respecto a los deficientes mentales adultos con una edad mental de alrededor de 3 años, deseo referirme a los artículos publicados sobre pacientes que he estudiado en el Springfield State Hospital de Maryland (Lámina 66). En sus dibujos adviértese el mismo

  • Page 1 and 2:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 3 and 4:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 5 and 6:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 7 and 8:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 9 and 10:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 11 and 12:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 13 and 14:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 15 and 16:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 17 and 18:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 19 and 20:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 21 and 22:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 23 and 24:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 25 and 26:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 27 and 28:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 29 and 30:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 31 and 32:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 33 and 34:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 35 and 36:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 37 and 38:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 39 and 40:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 41 and 42:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 43 and 44:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 45 and 46:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 47 and 48:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 49 and 50:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 51 and 52:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 53 and 54:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 55 and 56:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 57 and 58:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 59 and 60:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 61 and 62:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 63 and 64:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 65 and 66:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 67 and 68:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 69 and 70:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 71 and 72:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 73 and 74:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 75 and 76:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 77 and 78:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 79 and 80:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 81 and 82:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 83 and 84:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 85 and 86:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 87 and 88:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 89 and 90:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 91 and 92:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 93 and 94:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 95 and 96:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 97 and 98:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 99 and 100:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 101 and 102:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 103 and 104:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 105 and 106:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 107 and 108:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 109 and 110:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 111 and 112:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 113 and 114:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 115 and 116:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 117 and 118:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 119 and 120:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 121 and 122:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 123 and 124:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 125 and 126:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 127 and 128:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 129 and 130:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 131 and 132:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 133 and 134:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 135 and 136:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 137 and 138:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 139 and 140:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 141 and 142:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 143 and 144:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 145 and 146:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 147 and 148:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 149 and 150:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 151 and 152:

    By Luis Vallester "Valle Vallester"

  • Page 153 and 154: By Luis Vallester "Valle Vallester"
  • Page 155 and 156: By Luis Vallester "Valle Vallester"
  • Page 157 and 158: By Luis Vallester "Valle Vallester"
  • Page 159 and 160: By Luis Vallester "Valle Vallester"
  • Page 161 and 162: By Luis Vallester "Valle Vallester"
  • Page 163 and 164: By Luis Vallester "Valle Vallester"
  • Page 165 and 166: By Luis Vallester "Valle Vallester"
  • Page 167 and 168: By Luis Vallester "Valle Vallester"
  • Page 169 and 170: By Luis Vallester "Valle Vallester"
  • Page 171 and 172: By Luis Vallester "Valle Vallester"
  • Page 173 and 174: By Luis Vallester "Valle Vallester"
  • Page 175 and 176: By Luis Vallester "Valle Vallester"
  • Page 177 and 178: By Luis Vallester "Valle Vallester"
  • Page 179 and 180: By Luis Vallester "Valle Vallester"
  • Page 181 and 182: By Luis Vallester "Valle Vallester"
  • Page 183 and 184: By Luis Vallester "Valle Vallester"
  • Page 185 and 186: By Luis Vallester "Valle Vallester"
  • Page 187 and 188: By Luis Vallester "Valle Vallester"
  • Page 189 and 190: By Luis Vallester "Valle Vallester"
  • Page 191 and 192: By Luis Vallester "Valle Vallester"
  • Page 193 and 194: By Luis Vallester "Valle Vallester"
  • Page 195 and 196: By Luis Vallester "Valle Vallester"
  • Page 197 and 198: By Luis Vallester "Valle Vallester"
  • Page 199 and 200: By Luis Vallester "Valle Vallester"
  • Page 201 and 202: By Luis Vallester "Valle Vallester"
  • Page 203: By Luis Vallester "Valle Vallester"
  • Page 207 and 208: By Luis Vallester "Valle Vallester"
  • Page 209: By Luis Vallester "Valle Vallester"
GET-4110K/4220K Manual 2 - Gardner Bender
Manual de señalización vial - Instituto Nacional de Vías
Manual de Buenas Prácticas Agrícolas para la producción de piña ...
Ev2 - Guerrero Sánchez Alvarez Luis Isaías
Manual - Jma.es
Phocus by Hasselblad Manual de instrucciones
MANUAL DE MANTENIMIENTO - Meritor
Manual de maestro de obras
de Gebrauchsanweisung en Instruction manual fr Notice d'utilisation ...
Aconsejamos leer las instrucciones de este manual antes ... - Drean