Views
6 months ago

Manual Diplomado en Valores

Material de apoyo para el desarrollo del diplomado en valores 2018

Para

Para tener en cuenta! MÓDULO III TEMA 7: LA SOLIDARIDAD Y EL TRABAJO Llevadera es la labor cuando muchos comparten la fatiga –afirma Homero- y para lograrlo necesitamos de la virtud de la solidaridad que nos mueve a sentirnos responsables de los demás, prestándoles más colaboración de la que, en estricta justicia les debemos. Solidaridad es sentirse una sola cosa con las personas que nos rodean, viviendo el “todos a uno y uno para todos” La solidaridad implica comprensión, disponibilidad, colaboración. Lleva consigo involucrarse y compartir. Hacer propio el dolor de otros. A veces es más fácil prestar ayuda a gente lejana a nosotros que a esas otras con las que se convive a diario. Muestre la solidaridad en la vida diaria. Adquiera el hábito de permitir que los demás cuenten con usted. Cuando vea a alguien en dificultades póngase a su servicio, con una actitud de amabilidad y gusto. Este atento a las necesidades de las personas que conviven con Usted, sin esperar que alguien se lo pida. Coordine su trabajo con el de los demás, evitando la critica con los que tienen puntos de vista diferentes. Al tomar decisiones cuente con las necesidades de los demás. Promueva la unidad en su hogar y en su ambiente de trabajo. Superar diferencias es solidarizarnos en el esfuerzo por ser mejores. Las manifestaciones verbales de solidaridad son importantes: todos necesitamos sentir el apoyo moral, avalado por acciones concretas de ayuda. Dar de sí sin pensar en uno mismo, buscando aliviar, sabiéndonos responsables de la suerte de los demás. ¿Cómo vive Usted la solidaridad? 108

Para tener en cuenta! La unión en el rebaño obliga al león a acostarse con hambre (Prov.Africano) NO BASTA LLEGAR PRIMERO, HAY QUE SABER LLEGAR Nos ha tocado vivir una época de prisas: los medios de comunicación han avanzado de tal manera que vemos, oímos y participamos de acontecimientos que están sucediendo en el lado opuesto del globo terráqueo. A veces corremos mucho –demasiado-, y se nos olvidan o pasan por alto muchas cosas, llegando a dar prioridad a lo urgente de un problema material, postergando lo importante: las personas, ya sea la familia, los colegas de trabajo, los clientes, los pacientes o en su caso el proveedor, el vecino o el chofer que maneja el carro de al lado. En un cuento que nos puede ayudar a entender que las personas son nuestra prioridad en la vida, se lee como el protagonista decide cambiar sus planes de viaje por detenerse a ayudar a un niño perdido. Cuando después de muchas peripecias logra ponerlo en manos de su padres, éste le invita a pasar unos días en su casa, pero nuestro personaje le contesta que tiene prisa: -Ya estoy bastante retrasado le dice como disculpa. Ante este planteamiento, recibe un consejo y un regalo: un pequeño cofre de madera que contiene un pergamino amarillento. Lo extrajo y lo leyó: “Hace muchos años, el emperador convocó una gran carrera en la cual participaron miles de corredores. Uno de ellos partió con el firme propósito de ser el ganador. En su camino encontró una cereza –fruto muy raro y apreciado en su país- y aunque sentía hambre, pensó que detenerse a recogerlo le quitaría tiempo. Y él deseaba ganar la carrera. Siguió corriendo y encontró otra, que desechó con el mismo pensamiento. Durante los siguientes días encontró suficientes cerezas para satisfacer su apetito y aún para guardarlas. Pero a pesar del hambre, que era cada vez mayor, rehusó recogerlas pues, ante todo, pensaba en su carrera y quería llegar el primero. Casi desfalleciente cruzó la meta y encontró con satisfacción que nadie más lo había hecho aún. Poco después fueron llegando los otros corredores mientras este hombre sólo esperaba el momento de la premiación. Finalmente, llegó el emperador para honrar a los ganadores y exclamó: - Veamos ¿quién recogió el mayor número de cerezas?” (La morada del amor de Jorge Zarzar). Si queremos ser felices, llegar a la meta para la que hemos sido creados no olvidemos que solos no vamos a llegar. Las prisas nos hacen perder muchos encuentros con Dios y con los demás. Sólo cuando somos capaces de darnos, de solidarizarnos sin pasar factura es cuando aprendemos a amar. Cuantos encuentros con colegas, amigos, familiares o conocidos en el día a día, que son 109

Alegraos nº 2
Manual de Derechos Humanos para Personas con Discapacidades ...
definiendo el amor sumario - Fraternidad Cristiana de Personas con ...
DIALOGOS EN LA MORGUE
Onfray_Michel-Antimanual_de_filosofia
finkler, pedro - cua.. - 10
Para mi el vivir es Cristo - Diocesi di Brescia
Dios ha sido bueno - Cuarto día
La España moderna
Excodra XVII-XVIII: El capital de La infancia
MI SECRETO - Frente de Afirmación Hispanista
1o5Spd4
Encuentro con la Palabra - Ciudad Redonda
Revista de artes y letras
Revista quid 49
El Arte de bendecir. Para vivir espiritualmente la vida cotidiana
La España moderna
El Montañes
La España moderna
La España moderna
Page 1 V'S^>' V\*¿ ^ -;:-'?: v
Revista contemporánea - University of Toronto Libraries
Untitled - Salvador Amore
México moderno; revista de letras y arte
CUARESMA 2012 - Provinciasannicolas.org
Poesias de Rafael Pombo ..
C
Se buscan realizadores para una Dominicana mejor - Anuario ...
Diosamorquedesciende.. - Editorial Sal Terrae
J. I. Packer - Hacia el Conocimiento de Diós