Views
8 months ago

Manual de Diplomado en Valores

Material de apoyo para el diplomado en valores 2018

Para

Para tener en cuenta! MÓDULO II.B TEMA 1: EDUCAR EN FAMILIA: EL VALOR DE LA CONVIVENCIA Los otros están siempre presentes en nuestra vida, unas veces físicamente otras en la memoria, pero el hombre no puede desatar el vínculo que le une a los demás, está diseñado para convivir. Cualquier progreso que queramos hacer en la convivencia familiar, ha de comenzar por un compromiso radical de modificación en la propia conducta –hemos de empezar por nosotros mismos- y luego en la relación con la pareja. APRENDER A CONVIVIR ¿ESTAS DISPUESTO? La buena convivencia no se improvisa, es necesario trabajarla, pensarla, calentarla. Las atenciones, los detalles fortalecen la convivencia dándole delicadeza a la relación, la cual ha de estar siempre atravesada por el cariño, adornada con detalles que hacen la vida mas agradable. Darse es un don que se entrega, sin esperar nada a cambio, sin pasar factura. Para una buena convivencia es necesario salir del vivir para mi egocéntrico y esforzarse por vivir día a día en lo pequeño y concreto el vivir para ti. Equivocamos de rumbo cuando –aun con la mejor de las voluntadesdescuidamos la atención directa e inmediata de la familia, para dedicarnos a otros menesteres, profesionales o sociales. Aunque seamos exitosos en esos otros ámbitos, ese triunfo no es capaz de ahogar la desazón que asalta siempre, por desatender el círculo familiar, en el que encontramos nuestra realización integral, y una riqueza insustituible. Los padres tienen el deber específico de enseñar a sus hijos en la existencia diaria, a dar gracias a Dios y a tratarlo, convirtiendo en motivo de “convivencia” con Dios las alegrías y dolores, las esperanzas y tristezas, el nacimiento de algún familiar, un cumpleaños, un aniversario, viajes, ausencias y regresos, decisiones importantes, trabajo, estudio, muerte de seres queridos. Todo es motivo de dialogo con Dios, a la vez cimienta la mejor base de la convivencia familiar. 72

Para tener en cuenta! SI QUIERES CAMBIAR AL OTRO CAMBIA TU PRIMERO Ante cualquier dificultad en la vida de relación, todos deberíamos recordar que existe una única persona sobre la que cabe actuar para hacer que la situación mejore: nosotros mismos. Y eso es siempre posible. De ordinario, sin embargo, se pretende que sea el otro el que cambie, y planteado así esto casi nunca se logra. Siempre existe algo en lo que yo puedo mejorar. Empezar por cambiar uno mismo, después de un cambio real de mi parte, busco hablar para sugerir un cambio en el otro. Es inútil y contraproducente pretender en nuestro interior que el otro o la otra cambien del modo en que yo digo y porque yo se lo digo. Cabe favorecer y ayudar la mejora, pero no pretenderla imponiéndola. En el arte de dialogar: lo importante es reconocer las propias deficiencias sin necesidad de sacar y restregar las de la pareja. La clave para superar los problemas de comunicación familiar, consiste en empeñarse personalmente -¡cada uno! por enriquecer el amor, con una entrega real que lleve a olvidarse de uno mismo para hacer felices a los demás. PLAN DE ACCIÓN Educación por contagio: se enseña a convivir, conviviendo: buscar lo mejor de las personas con que convivo. Por eso empezaremos cada uno de nosotros a dar pasos de mejora personal en nuestro trato con los demás. Aquí van unas sugerencias que cada uno puede ampliar o modificar de acuerdo a las necesidades personales y familiares: 1. No pensar que es demasiado tarde, que hemos cometido tantas equivocaciones. Las personas humanas siempre tenemos remedio mientras estemos con vida: empecemos por convivir hoy. El hoy es lo único que podemos cambiar, el ayer ya pasó y el mañana no sabemos si llegará. 2. Busque el diálogo: comparta con los demás diversos aspectos de su vida. No actué en plan de venganza o castigo cuando alguien cometa una falta o hiera su sensibilidad; evite las respuestas agresivas. Póngase en el lugar de la otra persona y haga uso del dialogo para resolver conflictos. 3.Diga no a la precipitación, que su semblante y actitudes al llegar a casa irradien alegría y paz interior. No lleve los problemas y preocupaciones del trabajo a la vida familiar. Salude y despídase con cariño. 4. Fomentar el sentido del humor: la persona madura no se toma a si mismo ni a las anécdotas de la convivencia familiar demasiado en serio, va a lo esencial y no se distancia por minucias de sus sentimientos. 73

Los valores son los mismos, lo que ha cambiado es el ... - IEEM
Manual de la Alumna. Guía - Educación en valores
revista completa en pdf - Revista EL BUHO
20130529_112133_6concursoensayo_jorgepena
Abrir - El club de los que deciden vivir
Poesias completas: Iras santos, En la aldea, Azahares; Selva virgen ...
Nº 16 (oct. 1967) - Publicaciones Periódicas del Uruguay
Nº 16 (oct. 1967) - Publicaciones Periódicas del Uruguay
Los mexicanos pintados por si mismos, tipos y costumbres nacionales
Revista contemporánea - University of Toronto Libraries
revista completa en pdf - Revista EL BUHO
Untitled - Repositorio de la Facultad de Filosofía y Letras. UNAM
Psicoanálisis de la sociedad contemporánea - Exordio
Ricardo Gullón Jean Bloch-Michel - Publicaciones Periódicas del ...
PDF - Frente de Afirmación Hispanista