Views
7 months ago

Catálogo BIBLOK 2018 52

Catálogo 2018 de la editorial BIBLOK (https://biblok.es)

16

16 Catálogo Biblok 2018 Meditaciones o pensamientos para sí mismo Marco Aurelio • Páginas: 320 • Colección: Ingenios • Encuadernación: Rústica brillo con solapas • Formato: 125 x 195 mm • ISBN: 978-84-947738-8-4 Las Meditaciones de este «espejo de príncipes» conservan hoy plena vigencia y han inspirado a personalidades de todos los tiempos, desde Federico el Grande hasta Stuart Mill o J. W. Goethe, desde Wen Jiabao hasta Bill Clinton.» Marco Aurelio reinó en un tiempo turbulento: el inicio de la crisis general que vivirá el Imperio a lo largo del siglo III. Hispania y la Galia vivían en agitación, en Egipto y en Siria tenían lugar serios levantamientos, mientras que a lo largo del Danubio los bárbaros germanos traspasaban el limes o frontera romana para saquear las regiones fronterizas. Pero en tiempos de tribulación, el sabio emperador supo mantener la templanza con la ayuda del arma más poderosa: el amor a la filosofía con el que nutría su espíritu durante los descansos que le daba su intensa actividad bélica. El emperador dejó escritos estos soliloquios en unos cuadernos que le granjearían, contra lo que él mismo había previsto, una fama que superaría el paso de siglos, y milenios. Los doce libros en que se organizan estas Meditaciones, también tituladas Pensamientos a sí mismo, una de las mejores síntesis de filosofía estoica, conforman luminoso conjunto de sentencias breves en la que el emperador reflexiona sobre asuntos como la libertad de la condición humana, la fugacidad del tiempo, la justificación de la moral o la esencia de la buena vida.

Colección Desván de Hanta Metafísica Aristóteles 17 • Páginas: 464 • Colección: Ingenios • Encuadernación: Rústica brillo con solapas • Formato: 125 x 195 mm • ISBN: 978-84-948213-2-5 «Podría decirse que fue Aristóteles quien elevó el sentido común a la categoría de ciencia. Leerlo hoy tiene sentido porque de él surgieron gran parte de las herramientas conceptuales que seguimos empleando para pensar y analizar la realidad que vivimos.» Cuando el primer editor de Aristóteles, Andrónico de Rodas, se dispuso a compilar la obra del maestro, halló una serie de escritos dispersos acerca de una «filosofía primera». Los reunió en catorce libros y les dio el título de Metafísica porque los colocó literalmente tras los ocho libros de Física. Esto explica la dispersión de este libro, que no fue concebido como tal, sino como un conjunto de materiales destinados originalmente a servir como base para las lecciones de Aristóteles sobre los temas filosóficos perfectamente delimitados en cada capítulo. La Metafísica es, por lo tanto, una especie de «programa de investigación» sobre las primeras causas y principios del ser, el conocimiento del ser «en cuanto ser», el conocimiento de la causa última de la naturaleza y de la realidad. De la falta de univocidad del objeto de estudio, el ser, surgen las dos ramas de la metafísica aristotélica: la ontológica, que estudia lo que puede ser afirmado sobre cualquier cosa que existe sólo «en tanto que existe» y no debido a las cualidades especiales que pueda tener, y la teológica, dedicada al «primer motor inmóvil», es decir, a Dios como principio y causa.