Views
10 months ago

Revista virtual albuquerque Alan Miguel Vazquez Ferrer

Revista que describe actividades, flora y fauna de Albuquerque

Nombre de la tribu o

Nombre de la tribu o pueblo: Navajos. Lengua o dialecto: La lengua pertenece al subgrupo meridional (apache) de la rama atabascana. Los navajo se denominan a sí mismos t'áá diné "el pueblo" y a su lengua diné bizaad (saad: palabras; bi-zaad: sus palabras). Por su tipología es un idioma aglutinante, polisintético. El orden de las palabras en navajo es sujeto-objetoverbo. Es una lengua de muchos verbos y pocos nombres. No hay nada que corresponda a lo que llamamos adjetivos en español, esta función la hacen los verbos. No hay género gramatical, por ejemplo bi:"'él, ella, ello". Generalmente lo masculino se asocia con lo estático y lo femenino con lo dinámico; por ejemplo "pensamiento" (sa ah naaghasi) es masculino mientras que "discurso" (bik eh hózhó) es femenino. Espacio geográfico: Viven en el suroeste de Estados Unidos repartidos por los estados de Arizona, Nuevo México, Utah y Colorado. Animales de la región: Cazaban antílopes, ardillas, águilas, venados, ratones y mapaches. Recursos naturales: Cultivaban judías, calabazas, maíz y arándanos. Cultura y estilo de vida: Los navajos fueron cazadores y recolectores nómadas. Los navajos no tenían una organización centralizada, estaban compuestas por bandas -alrededor de cincuenta-, cuyos nombres no responden a un tótem, sino a su situación geográfica. Estos grupos se agrupaban en cofradías, que no tenían una organización homogénea, el número de ellas difiere según las autoridades de la tribu, algunos 20

navajos sostiene que hay doce, relacionadas con las doce tribus que habitaban el Primer Mundo. La descendencia era matrilineal, ella otorgaba la pertenencia al grupo y la cofradía, que constituían unidades exogámicas, es decir el matrimonio estaba prohibido entre dos personas que pertenecieran a la misma línea matrilineal. Tipos de vivienda: Las viviendas eran muy sencillas, con postes colocados en un ángulo de 45º, lograban una estructura cónica, que cubrían con hierbas, corteza y tierra, excepto el ápice, que descubierto permitía la salida del humo. Dejaban una entrada que cubrían con una manta. Otros tipos eran de forma poligonal o construidas parcialmente con piedras. Cuando el clima era frío o tormentoso, colocaban un pequeño pórtico que cubrían con mantas, una interior y otro exterior. Contiguo a la vivienda, construían un tosco refugio de ramas; cuando el tiempo era bueno, la familia cocinaba y pasaba la mayor parte del día. Las mujeres colocaban sus telares y molían el maíz. En verano utilizaban estructuras aún más simples, que levantaban en pocas horas: con postes inclinados hacían una barrera que los protegía del viento. La vivienda en sí, construidas de troncos y ramas, tenían un lado abierto. 21

Artículo en la revista Muy Historia. - Grupo Detecta
revista 1