Views
4 months ago

La guerra con Chile

UNJBG / UTI [ LA GUERRA

UNJBG / UTI [ LA GUERRA CON CHILE] declaratoria de guerra hecha por Chile al Perú después de que este país había interpuesto sus buenos oficios y ofrecido su mediación en el conflicto chileno-boliviano. El protocolo firmado en Lima entre el canciller Manuel Irigoyen y el ministro Serapio Reyes Ortiz el 15 de abril fijó diversas normas sobre subsidios y contingentes de fuerzas de mar y tierra. Bolivia debía contribuir con 12.000 hombres y el Perú con 8.000 y su escuadra, pudiendo aumentarse estas fuerzas en la proporción señalada. Además se obligaba aquella República a indemnizar a ésta todos los gastos ocasionados por la campaña, incluyendo en ellos los extraordinarios de movilización de su ejército y armada, los de organización, sostenimiento y movilización de la fuerza extraordinaria de mar y tierra y los de compra de armamentos y buques, así como el valor de los buques y armamentos perdidos. El gobierno del Perú percibiría en los puertos de Arica y de MolIendo el 50% en plata de los derechos aduaneros correspondientes a las mercaderías extranjeras que se introdujeran por esos puertos para el consumo boliviano, con el fin de aplicados a los gastos de guerra. Además de esta fuente de ingresos, el Perú debía tener otras con la entrega mensual por Bolivia del 50% de los derechos cobrados a la exportación del salitre por su litoral, con el 50% restante de los derechos aduaneros antes mencionados y con el saldo de la subvención aduanera retenida a solicitud de la Legación boliviana. Estos últimos pagos ocasionados por la alimentación del ejército de Bolivia durante el tiempo que permaneciese en territorio peruano o en el departamento litoral de aquel país. Si Chile llegaba a pagar la indemnización de los gastos de la guerra, desaparecía la obligación de Bolivia en relación con ellos. Este convenio fue severamente criticado en el país al lado del cual se había lanzado el Perú a la aventura bélica, pues le hizo cargar con todos los gastos de la guerra. LA ACTITUD DE LA ARGENTINA. Desde los días de la misión Lavalle, el Perú quiso buscar la alianza con la Argentina. Esta política colocó en situación difícil al ministro en Buenos Aires, Aníbal Víctor de la Torre. "Poco tiempo antes (escribió éste al ministro de Relaciones Exteriores) se había solicitado indirectamente nuestra alianza por este gobierno y no me había excusado cumpliendo instrucciones que S. E. el Presidente me diera. Bajo el pretexto de compra de uno de nuestros acorazados se me exigió un pacto de subsidios y me excusé por la misma razón. En fin, se me pidió un auxilio cualquiera de nuestra parte y tuve también que negarme. Este gobierno se vio, pues forzado a celebrar el tratado Fierro-Sarratea contra su voluntad; trabajó y obtuvo que la prensa, salvo un diario, lo aceptase; comunicó al cuerpo diplomático la noticia de ese arreglo amistoso y todos sus miembros, yo inclusive, lo felicitamos por ese pacífico término del eterno litigio de límites y por haber desaparecido los motivos que hubieran podido ocasionar un rompimiento entre ambas potencias. Entre tanto ¿cómo solicitar momentos después la alianza, un pacto de subsidios o auxilio? ¿Cómo tratar cerca de este gobierno para llevarlo a la guerra cuando acababa de aconsejarle la paz y felicitarlo por el arreglo que había hecho? No me quedaba de pronto otro camino que combatir reservadamente en la prensa el tratado y cualquier arreglo posterior y luchar Página | 50

UNJBG / UTI [ LA GUERRA CON CHILE] con el gobierno tanto en ese terreno como en el pueblo y en las Cámaras cuidando de que esa acción no fuese sentida. Eso hice; y eso nos dio magníficos resultados"... "A fines del indicado mes (mayo), el 26 me pidió una conferencia S. E. el Presidente y habiendo tenido lugar comprendí que su objeto había sido conocer la actitud que adoptaríamos en la cuestión que se ventilaba entre Chile y Bolivia y quizás aun si estaríamos dispuestos al fin a prestar auxilio a la Argentina en caso de un rompimiento con Chile. En esa conferencia me dijo que tenía noticia de que la mediación del Perú no sería admitida. Como ya no había recibido instrucciones de ninguna clase, bien a mi pesar tuve que eludir la respuesta que él esperaba, perdiendo de nuevo la oportunidad que se me presentaba para conseguir la alianza, sin solicitarla, lo que a mi juicio habría sido muy fácil entonces..." Continúa La Torre mencionando la participación que tuvo en el rechazo de los tratados Fierro-Sarratea y Montes de Oca-Balmaceda; y los esfuerzos de la Argentina para armarse con un barco que debía comprar en Constantinopla o en Italia, con lo cual entraba en competencia con el Perú (Carta del 21 de enero 1880, Archivo Piérola). En el Comercio de Lima de 30 de setiembre de 1921 se publicó la nota del ministro de Relaciones Exteriores del Perú Manuel Irigoyen a La Torre sobre los términos de la alianza peruano-argentina que éste objetó por considerar que el equilibrio continental quedaría roto. En todo caso, la Argentina se negó a participar en una alianza con el Perú. Influyeron para ello, con disímil significado, la prudencia del Presidente Avellaneda, la opinión de algunos dirigentes prestigiosos como el general Bartolomé Mitre y Guillermo Rawson, decididamente favorables a la paz con Chile, a los que se sumó el nuevo Presidente, general Julio A. Roca; el efecto causado por las rápidas y sucesivas derrotas del Perú; la posibilidad de una alianza entre el Brasil y Chile. La guerra quedó, pues, circunscrita al Perú y Bolivia contra Chile. LA CRUZ ROJA El 22 de agosto de 1864 firmaron en Ginebra representantes en Suiza, Baden, Bélgica, Dinamarca, España, Francia, Hesse, Italia, Países Bajos, Portugal, Prusia y Wuttemberg, una convención para aliviar la condición de los heridos en la guerra. En ella fueron creados los servicios de la Cruz Roja. En París llegaron a ser sancionadas algunas modificaciones a este pacto el 29 de agosto de 1867 y en Ginebra otro documento similar estipuló dos artículos adicionales el 20 de octubre de 1868. El 24 de marzo de 1879 se formó en Lima la organización denominada Cruz Blanca cuyo nombre fue cambiado por Cruz Roja el 3 de abril del mismo año. El decreto de 2 de mayo de 1879 prestó la accesión del Perú al convenio internacional antedicho. Pero el decreto de 25 de febrero de 1880 lo anuló aduciendo que podía engendrar dudas sobre una aceptación plena, y cuidó de mencionar que la accesión peruana se refería esta vez tanto al Página | 51

La alianza perú-boliviano-argentina y la declaratoria de guerra de ...
Historia de la guerra de América entre Chile, Perú y Bolivia
Observatorio de Chile - CAEI
La neutralidad de Chile; razones que la aconsejaron y que la justifican
Falange Nacional CHILE Y LA GUERRA - Memoria Chilena
EL MAR (reseña histórica)
Cartilla_230908_A_03_FINAL_291108_finalfinal
Descargar Folleto - ASP Chile
La primera guerra civil de Aparicio Saravia - Manosanta
Historia de la guerra civil, y de los partidos liberal y carlista
bartolome leal_THE CLINIC.pdf - Mauro Yberra
El Plan Chile Seguro - Inapi
La controversia de La Haya vista por estrategas chilenos - Desco
"Peak Oil": mercado versus geopolítica y guerra - Viento Sur
Jul. Ago. Nº 425 - Biblioteca Virtual El Dorado
Historia de la Marina Mercante Chilena - Asociación Nacional de ...
programas y servicios 2011 - Asociación Chilena de Municipalidades
2 - Net Metering en Chile - Rodrigo Gutiérrez Fuentes - América do Sol
causas-concecuencas-de-la-guerra-del-47-final
el partido socialista de chile - Memoria Chilena
Ministerio del Poder Popular del Despacho de la Presidencia