Views
3 months ago

LA NACIONAL | Noviembre - Diciembre| 2017

La excursión al Volcán

La excursión al Volcán Chichonal realizada por la Delegación Villahermosa fue la ocasión perfecta para platicar con el Dr. José Luis Macías Vázquez, con el objetivo de conocer un poco más de sus actividades y anécdotas como investigador en Ciencias de la Tierra. José Luis Macías estudió la licenciatura en la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura del Instituto Politécnico Nacional (IPN), realizó estudios de especialización en vulcanología en la Universidad de Florencia y se doctoró en Geología en la Universidad de Búfalo, Estados Unidos, en 1994. Ese mismo año se integró al Instituto de Geofísica (IGF) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) mediante una beca de repatriación del CONACYT. De 1994 a 2010 formó parte del Departamento de Vulcanología, y a partir de 2010 se trasladó al Campus Morelia, apoyando la creación de la Unidad Michoacán del IGF en 2012. Actualmente es investigador titular “C” y mantiene el máximo nivel D de estímulos PRIDE de la UNAM, además de pertenecer al Sistema Nacional de Investigadores (Nivel III) desde 2004. GACETA DE LA DIRECTIVA NACIONAL • NO. 05 • NOVIEMBRE/DICIEMBRE Sus líneas de investigación se centran en el estudio de la estratigrafía volcánica de varios de los volcanes activos de México para reconstruir su historia eruptiva, la recurrencia de sus erupciones y la construcción de mapas de peligros volcánicos. Estos estudios han sido recientemente aplicados a la compresión de varias zonas geotérmicas del país. Ha colaborado con un total de 169 publicaciones, entre las que destacan 103 artículos indizados, 11 artículos nacionales, dos mapas de peligros volcánicos, dos libros, una monografía, 9 guías de excursiones y 13 artículos de divulgación. ¿De dónde nace el interés de especializarse en Vulcanología? Realmente fue una oportunidad única que tuve para irme a estudiar al extranjero. En realidad yo estaba trabajando en el Instituto Mexicano del Petróleo, hacía Micropaleontología con nanofósiles y estaba revisando una tesis de geología estructural; entonces, de alguna manera surgió una oportunidad para ir a estudiar Vulcanología a Italia. Yo sabía que existían pocos especialistas en el país que estudiaban los volcanes y las rocas volcánicas, entonces lo vi como una gran oportunidad. ¿Cómo decide realizar su tesis sobre el Chichonal? Fue también algo muy interesante. El volcán hizo erupción por última vez en 1982, y yo empecé mi doctorado en 1990. Conforme comencé a estudiar algunos lugares volcánicos en México, como el volcán de Colima, me di cuenta que existían muy pocos especialistas en rocas piroclásticas; entonces, lo que yo le propuse a mi asesor en Búfalo (Nueva York) fue que estudiáramos el volcán Popocatépetl; me quedaba muy cerca de la Ciudad de México y hasta me podía ir en transporte público, pero él me comento que el volcán Chichón había sido estudiado después de la erupción, pero que lo habían dejado olvidado y que para ese entonces ya habría habido mucha erosión y que entonces se podrían observar nuevos depósitos. Fue una propuesta interesante, y así fue como decidimos buscar financiamiento para iniciar a estudiar el volcán y comencé a trabajar aquí. Actualmente, si se quisiera realizar algún estudio, sería mucho más difícil, tendríamos que llegar a limpiar; entonces considero que sí realicé el estudio en el tiempo adecuado. Viéndolo estas dos 42

ocasiones que he venido este año, es mucho más difícil realizar un estudio detallado de lo que ocurrió y de las erupciones anteriores. ¿Cómo logra construir o definir las secuencias de su columna geológica? Es una columna compuesta; lo que se hace es trabajo de campo alrededor del volcán, no se hacen caminamientos, y comienzas a encontrar… “ah, este depósito es de caída de color amarillento”, datas el suelo que está abajo, resulta que te da una edad de 550 años, lo encuentras en otra parte, lo vuelves a fechar y te da una edad repetida, entonces vas empezando a definir que hubo una erupción hace 550 años, entonces entre más caminas alrededor del volcán te comienzas a encontrar este depósito y se vuelve un marcador estratigráfico, porque como cae en grandes distancias lo puedes encontrar inclusive en lagos a 50 o 100 km de aquí, y fechas lo que está debajo y te va a dar una edad muy cercana a la de la erupción. Es puro caminar, ver los depósitos; por ejemplo, el afloramiento que les mostraba y les dije que era el de 1250 años, se los dije muy seguro porque lo vi muchas veces, lo fechamos, y la secuencia estratigráfica que es el otro depósito de 900 años. Haces una columna compuesta para hacer el estudio de la pómez de 75 años; creo que vimos como 75 lugares, entonces tienes que ver varios afloramientos y así defines que a donde se fue la columna el espesor es más grueso, y si te alejas del eje de dispersión de la columna Pliniana, el espesor se adelgaza. Una vez que comienzas a determinar los depósitos, los tipos y la edad se puede proponer una columna compuesta del volcán, puede ser que se encuentren más depósitos de otras erupciones, porque estas cosas son muy erosivas, haz de cuenta ahorita ocurre una erupción y arrasa con todo, en algunas partes puede llegar a erosionar todo lo que es 1982 y llegar a 500, entonces te encontrarías la erupción del 2017 en contacto con la de 550 o con la de 1982. ¿Para que volviera a ocurrir otra erupción tendría que formarse nuevamente un cono? No necesariamente. Hay una erupción que ocurrió hace 2000 años, que es una erupción que produjo oleadas piroclásticas, que son muy características porque tienen ese color rojo-gris que vimos en los afloramientos, y cuando ocurrió la erupción el volcán tenía una forma parecida a la que tiene ahorita; el magma entró en contacto con agua e hizo una erupción explosiva. Algo que se preguntan mucho los vulcanólogos es ¿por qué no surgió un domo después de la erupción de 1982? En otros lugares surgieron domos después de la erupción y aquí no, eso se lo pregunta mucha gente, geoquímicos, petrólogos, que después de la erupción tuvo que haber surgido aquí un domo; es como algo raro de la erupción de 1982. Un estudio a detalle, como el que usted hizo, ¿en cuánto tiempo se realiza? Depende. Si tu trabajo es muy específico no hay estudios detallados de la erupción de 1900 años, ni de la de 1250; esa de 1250 años es la más grande que ha existido, yo no la estudié porque mi propósito no era ese, era la de 1982. En ese entonces empezamos a ver que había la de 550, la de 900, 1250, pero no hicimos el estudio detallado; entonces, si tú dices ”yo quiero estudiar la erupción de 1982”, irías a ver dónde hay ese depósito y comenzarías a trabajar en él. Por ejemplo, en una maestría se podría hacer fácilmente y yo creo que en un par de sesiones largas de campo, sabiendo dónde está, describiéndolo de manera detallada, podrías tener un estudio bastante decente. Depende qué es lo que quieras. Si tú sabes a lo que vas puede resultar algo bastante bueno. Además del volcán Chichón, ¿qué otros volcanes en México ha estudiado a detalle? Los volcanes que he analizado con mis estudiantes y colaboradores han sido el volcán Nevado de Toluca, Popocatépetl, Colima, Tacaná, Tres Vírgenes y Cerro Prieto en Baja California Sur, y recientemente volcanes en Michoacán. 43

Nac_2017_2_FEB-MAR_Comprimida
Boletín Informativo - DICIEMBRE 2012 - Ejército Nacional
La Gaceta 255 | Noviembre - Diciembre de 2008 - Club Cartagena
Villahermosa| Noviembre - Diciembre | 2016
Acomee Mexico - Noviembre Diciembre 2017
Gaceta 3-7 esp.cdr - Facultad de Ingeniería - Universidad Nacional ...
ALA BLANCA noviembre-diciembre del 2001
PERIÓDICO MURAL - EAU - NOVIEMBRE 2017
Gaceta N° 242 - Comisión Nacional de los Derechos Humanos
Gacet - Comisión Nacional de los Derechos Humanos
Noviembre 2008 - Instituto Meteorológico Nacional
Juramentó Consejo Directivo 2012–2014 del IIMP - Instituto de ...
Revista Canapro Hoy Edición No. 31, Diciembre de 2010