Views
9 months ago

Publicación1

La guerra civil en la

La guerra civil en la frontera Unos de mis recuerdos de cuando sucedió la guerra civil en la frontera, no recuerdo todo muy bien pero les contaré como lo pasé. Yo cuando era niño, recuerdo muy bien aquellos momentos del comienzo de la guerra civil en la frontera. Los camiones con obreros republicanos cantando la internacional y poco tiempo después la llegada de la columna de requetés con sus “detente bala, el sagrado corazón está conmigo” colgado del pecho, aún conservo uno atravesado por una bala. También recuerdo cuando quemaron los libros del círculo Republicano, tirandolos por un balcón del primer piso, y la destrucción de mi cartel sobre el mismo balcón. Después recuerdo la llegada de Itzea después de ser detenido y a punto de ser fusilado en una pared cerca de San Sebastián, y mi marcha a Francia por la carretera de Ibardin acompañado de mi hermano Julio. Luego las miserias de la guerra, los carros de bueyes de los campesinos cargados con balas y cañones, que volvían con los animales destrozados sangrando bajo el yugo, el primer improvisado hospital y su entrada con un reguero de sangre que caía de las camillas de los heridos o a mi madre de enfermera vestida de blanco llegar a casa exhausta de cansancio y horror por lo que había visto, los comentarios de los fusilamientos en la cantera del río y toda la tragedia, y la miseria interior de muchas familias y entre todas la nuestra. Recuerdo los lagos diálogos que mantuvo en el piso de la casa de la calle de Ruíz de Alarcón con el ex militares. Los republicanos lucharon frente a la frontera de Bidasoa. Hago memoria también de cuando le ví recabar datos sobre la guerra en Madrid y seguir escribiendo todo el día con ahínco. 20

Mi pensar sobre la mujer Yo creo que la mujer española alcanza una virtud insuperable y que la decadencia de España depende del predominio de la mujer y de su enorme superioridad sobre el varón. A mi me repugna la política donde veo el encanallamiento del campo por el influjo de la ciudad. Detesto mucho al clero mundano que me parece otra degradación campesina, en general me agrada más lo popular que lo aristocrático social y más el campo que la ciudad. El problema nacional me parece irresoluble por falta de virilidad espiritual. Pero... creo que se debe luchar por el porvenir y crear una fe, una que por desgracia no tenemos. Creo más útil la verdad que condena el presente, que la prudencia que salva lo actual a costa siempre de lo venidero. La fe en la vida y el dogma de la utilidad, me parecen absurdos y peligrosos. Estimo oportuno combatir a la Iglesia católica y proclamar el derecho del pueblo a la conciencia y estoy convencido de que España morirá por asfixia espiritual si no rompe ese lazo de hierro tan fuerte que hay. Para ello no hay más obstáculos tan fuertes como hipocresía y la timidez. Ésta no es una cuestión de cultura, se puede ser muy culto y respetar lo ficticio y lo inmoral sino de conciencia algo muy importante en esta vida. La conciencia es anterior al alfabeto y al pan. 21

Biblioteca de autores españoles, desde la formacion del lenguaje ...
Bienvenidos al desierto de lo real - Compoliticas
ASV_El Mundo de la Violencia_1998
fe CAl/GRAMA - Biblioteca Digital de les Illes Balears - Universitat ...
Éfcifn j ríénmf - DSpace CEU
uno, dos, mil... muros - Youkali
Revista Armas y Cuerpos nº 123 - Ejército de tierra - Ministerio de ...
JES IDEAS, EL ARTE Y LAS LETRAS - Ateneo de Madrid
1 - Universidad de Sevilla
Revista de Alternativas Naturales y Espirituales ... - Editorial Creacion
56 - Revista de Temas Nicaragüenses
Exposición colectiva de pintura regional - Elesteliano.com
34873964-johnson-paul-tiempos-modernos-la-historia-del-siglo-xx
Publicaciones del Congreso Histórico Internacional de la Guerra de ...