Views
7 months ago

El Guernica

• Observaciones:

• Observaciones: INTRODUCCIÓN: • El mural «Guernica» fue adquirido a Picasso por el Estado español en 1937. Debido al estallido de la Segunda Guerra Mundial, el artista decidió que la pintura quedara bajo la custodia del Museum of Modern Art de Nueva York hasta que finalizara el conflicto bélico. En 1958 Picasso renovó el préstamo del cuadro al MoMA por tiempo indefinido, hasta que se restablecieran las libertades democráticas en España, regresando la obra finalmente a nuestro país en el año 1981. • Reflejo fiel de una época y de unas luctuosas y dramáticas circunstancias, el lienzo Guernica nació para formar parte del Pabellón Español en la Exposición Internacional de París, de 1937. El motivo que impulsó a Pablo Picasso a realizar la escena representada en esta gran pintura fue la noticia de los bombardeos efectuados por la aviación alemana sobre la villa vasca que da nombre a la obra, conocidos por el artista a través de las dramáticas fotografías publicadas, entre otros diarios, por el periódico francés L'Humanité. A pesar de ello, tanto los bocetos como el cuadro no contienen ninguna alusión a sucesos concretos, sino que, por el contrario, constituyen un alegato genérico contra la barbarie y el terror de la guerra. Concebido como un gigantesco cartel, el gran lienzo es el testimonio del horror que supuso la Guerra Civil española, así como la premonición de lo que iba a suceder en la Segunda Guerra Mundial. La sobriedad cromática, la intensidad de todos y cada uno de los motivos, y la articulación de esos mismos motivos, determinan el extremado carácter trágico de la escena, que se iba a convertir en el emblema de los desgarradores conflictos de la sociedad de nuestros días.

CAUSAS SOCIALES Y POLÍTICAS MILITARES • Eran las cuatro y media de la tarde. Aquel lunes 26 de abril de 1937, Guernica vivía el ajetreo de un día normal de mercado, mezclado con el trabajo cotidiano y, sobre todo, con la angustia de la guerra, cuyo sordo estruendo llegaba cada vez que el viento soplaba del Este. Se luchaba ya en Marquina, apenas a 15 kilómetros, y pocos tenían la esperanza de que los gudaris lograran frenar el ataque de las tropas de Mola. • Preocupaba mucho a los siete mil habitantes la falta de protección aérea: los aviones republicanos habían desaparecido del cielo y todo el mundo sabía que el "as" de la aviación de Euskadi, Felipe del Río, había sido derribado hacía unos días. Decían que Guernica sería respetada por las bombas, pero eso también lo pensaban en Durango cuatro semanas antes. • Justo a esa hora, en el cielo apareció un avión, que al llegar al norte de la villa, a las afueras, comenzó a soltar bombas. Se iniciaba la destrucción de la localidad y su nacimiento como símbolo de la barbarie de la guerra. • Las bombas alemanas no alcanzaron el puente de la ciudad, la Casa de Juntas, el histórico roble, las fábricas de armas allí establecidas y, ni siquiera, la estación de ferrocarril, que, aunque pequeña, era un objetivo militar. Por el contrario, el 70% de la villa fue destruido o dañado. Las fotografías de la catástrofe dieron la vuelta al mundo, pero ¿cuáles fueron las verdaderas causas de la destrucción de Guernica? • Juan Manuel Riesgo, doctor en Historia y profesor de Estudios Internacionales, publica en este número un detallado reportaje sobre los motivos de la Legión Cóndor para bombardear cruelmente la ciudad: las razones militares del bando sublevado y los deseos de venganza de los aviadores germanos.

CONTRA LA INERCIA AGAINST INERTIA - granada cultura
Descargar PDF - Ciudad Autónoma de Ceuta
Y99-05 00 catalogo FSCH primer - Fundación Banco Santander
Informe de restauración: Virgen del Carmen - Publicatuslibros.com
Más allá del realismo: la visibilidad en la obra del artista plástico ...
ver libro de Emma Huijs en .PDF - fernando fazzolari
El caracol de los armaos - Círculo de Bellas Artes
el ojo que mira diálogos homenaje recorridos temas actuales 2009 ...
Enero 2009 - Percano Grupo Corporativo
Diapositiva 1 - Ministerio de Educación, Cultura y Deporte
32381 HUMANIMAL-catalogo_28062 J Ramon Magallon-interior