Views
8 months ago

bentham-jeremy-el-panoptico-1791

( ' 5 1 tine á los

( ' 5 1 tine á los encarcelados, y será siempre poca para la administracion que se desempefie á sueldo por los empleados que velen sobre la custodia é industria de los presos. No es esto decir que los asientos no tengan sus inconvenientes ; pero es mas. facil prevenirlos que cortar los abusos naturales de la administracion pagada, que siempre degenera en estudiar el modo de economizar á costa de privaciones para disminuir las entregas eii beneficio de los sugetos que tienen el manejo. Otras materias necesitarian mas examen para demostrar su utilidad. En la presente, con Iiaber indicado su objeto, está bastante recomendado el mérito de los dos jurisconsultos que la han discutido, aun cuando no hubiesen sido tan felices en presentarla. Nunca pudiera ser mas necesaria la publi- cacion de esta obra que ahora cuando eski indicad~ ZG forrnacion de un nueb Código criminal que ha de disponer la reforma de esta parte principal y mas sublime de nuestra jurisprudencia; puesto que la bondad de las cárceles debe emanar de las leyes rela~ivas 6 ellas, y que 1s nuestras en el estado eii que se ha-

( '6) llan siempre serán lugar de dolor, en vez de ser depósito de seguridad y custodia. De ahí dimana que aunque tengamos escelentes leyes y reglamentos que respiren sabiduria y vivos deseos de aliviar la situacion de los ericarcelados, aquellas se vean ultrajadas, y estos no surtan el apetecido efecto. Nuestro traductor, cuyo Apéndice nada desdice de la famosa Memoria de Bentham, ha tenido facilidad de investigar el estado de las cárceles de Madrid; mas, acaso por moderacion , al descubrir sus defectos no habrá presentado alguiios que influyen directamente en la administracion de justicia. Si este informe lo permitiera se detendria gustosa la Sociedad eil descubrirlos. Pero no puede escusarse : indicar los dos mas princi- *ales, refiriendo -imero la antigua disposicion de la llamada caycel de Corte. Este ed;f- 3, que se hizo por orden de Felipe IV en el siglo XVII, desde 14 de setiembre del ano 1629 hasta el de 1638, fue dispuesto bajo la regla de una inspeccion uiiiversal, y ya habia poco que discurrir para perfeccionar el plan. Sobre la meseta primera de la

bentham-jeremy-el-panoptico-1791
Código ético - Chiesi
Actas del III Congreso de Educación para el Desarrollo - Iepala
El Protestantismo comparado con el Catolicismo en sus relaciones ...
Revolucion y Contra-Revolucion
Primer congreso femenino internacional de la república argentina
Publicación de la S. fl.i Hullera Vasco-Leonesa
Giuliani (Argentina) - Cadp.org.ar
nueva portada.psd - Grupo Farías
ICUIlrJII\! - DDD – UAB
Manual de la tipografia española; ó sea, El arte de la imprenta
El derecho de gentes : ó Principios de ley natural, aplicados a la ...
Campesinos Dispuestos a Dinamitar Presa Troje s - Universidad de ...