Views
5 months ago

bentham-jeremy-el-panoptico-1791

PANÓPTI~;~. S9 le hace

PANÓPTI~;~. S9 le hace imposible. ¿Los arrebatos y las riGns? Los ojos qiie lo ven toclo clescubren los primeros movimientos : y separan al punto á los earactéres irreconciliables. 4 Dira el corruptor que no hay riesgo en el delito? La priieba de lo contrario está en su misma situacion, ¿Hará unh pintara atractiva de los placeres? Este placer se estinguió, y el castigo, como salido de sus cenizas, está siempre presente á su imaginacion por la memoria de lo pasado, por 10 que padec.e actualmente , y por la perspectiva de lo venidero: idirá que no hay oprobio en el cielito? Ellos estan sumergidos en la humillacion, y cada uno de ellos no tiene por apoyo mas que dos ó tres compañero~. Una materia de conversacion mas nati-sral y mas consoladora se les presenta naturalmente, que es la mejora de su estado presente y futuro : i qué harán para sa. car mas partido de sil trabajo? jen qué emplearán lo que ganan ahora que no pueden dejar de trabajar, y que es imposible toda disipacion? qué uso liarán de su libertad cuando se haya acabado el térrnino de su prision, y á qué podrán aplicar su industria? Los que liayanacumulado ganancias inspirarán emulacion A los otros; como el interCs del niomento fue el que los hizo caer en el delito, el interés del momento los restituye á una buena conducta : y asi una reforma n~íitqa es á lo menos tan probable como una corrupcion progresiva. Las pequeiias asociaciones son favorables á la amistad, que es la hermana de las virtudes, y un afecto durable y honrado será muchas veces el friito de una sociedad tan íntima y tan larga. Cada celda es una isla, y los habitantes son unos marineros desgraciados que arrojados en una tierra aislada por un naufragio comun son deudores el uno 31 otro de todos los placeres que puede dar la sociedad:

a!i\ io necesfiiio, sin el cual su condicion qiie no es mas qoe triste, S? hari~ hrjriible. Si ll~y entre ellos algiliios l~onilrc-S violentos y co. lcricos, se les iccluce á Id soletlarl ~~bsolnta li'ista lue se amansan, y se les pri~a de la sociedad para ensefiarles á conocer el valor de ella. Este es tin fondo de atnistades que se les prepara ,.,ara e1 tiempo en que viielvan al mundo. Asi se previene uno de los mayores nnconveliien~es que acornpaóan á las prisiones en las casas de penitencia ; porque la desgracia de [lo tener ya amigos en el estado de libertad, las vuelve casi siempre á los escesos de sia primera vida; pe- :o al dejar la escuela de la atlversidad serán como unos antigiios camaradas que han hecho juntos sus estudios. Admitierido la distribilcion de los presos en pequefia cornpaliías formadas segun las conveniencias inorales, se debe tener niucho cuidado de no apartarse janlas de este principio, y de 110 pririitir en caso alguno una sociedad general y confusa, que podria destruir en irn momento todo el bien que se hubiera hecho. La obra inglesa comprende largos detalles sobre un plan para hacer pasear á los presos sin romper las divisiones por cornpaiíías, pero este plan no es mas que un accesorio del proyecto; pues que no sería necesario sino en el caso en que no hiciesen bastante egercicio en sus trabajos. Del trabajo. Pasemos B la ociipacion del tiempo, objeto de una importancia infinita, ya por razones de economía, ya por principios de justicia y de humanidad, para suavizai la suerte actual de los infelices, y para prepararles los inedios de kivir lionradamente del fruto de su trabajo. Ninguna razon hay para prescribir al empresario la

bentham-jeremy-el-panoptico-1791
El Regañon general; ó, Tribunal catoniano de literatura, educacion y ...
Giuliani (Argentina) - Cadp.org.ar
nueva portada.psd - Grupo Farías
Ensayos para el combate político Tomo II - Editorial Universitaria
ICUIlrJII\! - DDD – UAB
Manual de la tipografia española; ó sea, El arte de la imprenta
Presentación del Informe de la Primera Fase - Comisión Estatal del ...
LOS DERECHOS HUMANOS Y LAS PRISIONES
Principios de la Agricultura Orgánica - ifoam
Campesinos Dispuestos a Dinamitar Presa Troje s - Universidad de ...