Views
8 months ago

bentham-jeremy-el-panoptico-1791

escepcion de qne en él

escepcion de qne en él no liabrá votos, y de que las personas reclusas podrán dejarle luego qiie hallen fiador, ó tleseriipeñeo las condiciones de la scltiira. Contra esto tal vez se propondrá una ohj-cion: +)el panóptico siibsidiario, se dirií , es un receptáculo Hpara un cierto níimero de oficiales que trabajan bajo de ,)un tcclio , y Id esperiencia ha probado que estos recepr>táculos son 1111 semillero de vicios. Las úiijcas marlu- ,)facturas y iie no arminan las costiinilres; , son aquellas ,>en que los trabajadores estan esparcidos. ay iiellas que *)corno la agricultura, cubren tocla la superficie de un tjpais, ó aquellas que se encierran en lo interior de las nfamilias, en que cada honibre puede trabajar en medio +)de los suyos, en el seno de la inocencia y del retiro." Esta observdcion es fa~itfdcla; pero no es contraria ár nuestro plan; poiqiie hay utia gran clifereiicia entre iiria fábrica ordinaria, y la clile se. estalrleceria en un panóptico: ¿en qué casa píiblica ó particular se pitede liallar una segriridad igual para la castidad del celil-lato, para Id fidelitlad del matrimonio, y para la supresiori c!e la e~ubria~uez, causa de tanta miseria y de tantos desórdenes? Estas precauciones para los presos en la bpoca cle sil soltura, son lo que deben ser para qi~itarles la tent,icioil y la facilidad de recaer en el delito. Se ha adtniiado mucho la idea cle dar una cierta canticlad de dinero á los presos cuando se les pone en libeitatl, para ciiie una necesidad inrriediata no los arroje en la rleseaperacion; pero este recurso es mcmentáneo, y aun podrá ser un lazo para unos lionibres que tienen tan roca niedida y prevision ; y despues de uri goce pasagera, tanto n~as irresistible , cuanto mas largas han sic10 las privaciones, el dinero es pertlido, la pobreza les queda , y las secluccioues les ra-lean. Esta esposicion qve no comprende mas que las priri-

ipales icleas clel autor, Lmta sin einbnrgo para apreciar lo que se aiiuricia eii el p~iricipio de esta inrin9r;a. Por metlio cle los princiljios, la ii7speccion ccentraZ y la crdrninistracion por cotitrtrto, se logra por resiiltarlo una reforma verdafleramente esencial en Ids prisiows: se adquiere la seguridad de la buena condiicta actual, y de la enmienda futura de lo; presos: se aumenta la scguridad pública haciendo tina economía- para el estado, y ae crea rin nlievo instru~iiento de gobierno, por el cual un hombre solo se 'halla revestido de un poder muy grai-icle para hacer el bien, y nulo para hacer el mal. El principio patiópti~o pilede adoptarse con felíz exito á totlos los estallecimieritos en que se deban reunir la inspecciori y la economía : no está necesariamente ligado á ideas de rigor: pueden siiprimirse las rejas cle hiert-o : se puede permitir co~niinicacion ; y se puecle hacer cómoda y nada molesta la inspeceion. Una cam de industria, una fábrica edificada por este plan , da á un honibre solo 1s facilidad de dirigir los trabajos de un gran níimero , y piidiendo estar los cuartos abiertos ó cerrados , permiten difvrentes aplicaciones del principio. En un hospital panól)tico no poclris liaber abuso alguno de negli5e:riicia , ni en la iinipiaa , ni en la reiiovacion del aire, ni en la admitiistracion de fos remedios : una division mayor de cuartos serviria para separar mejor las enferinedacles : los tubos de hoja de lata proporcionarian á los enfermos una comunicarion contitiu~ con siis asistentes : una vidriera por dentro en vez de reja dejaria á su eleccion el grado de temper~tnra, y una cortiiln podria encubrirlos á la vista de todos. En fin, este principio ~itede aplicarse con facili

bentham-jeremy-el-panoptico-1791
El derecho de gentes : ó Principios de ley natural, aplicados a la ...
Código ético - Chiesi
Actas del III Congreso de Educación para el Desarrollo - Iepala
El Protestantismo comparado con el Catolicismo en sus relaciones ...
Revolucion y Contra-Revolucion
Primer congreso femenino internacional de la república argentina
Publicación de la S. fl.i Hullera Vasco-Leonesa
Consejos-del-diablo-a-los-jesuitas
Principios para una Sociedad Libre - Jarl Hjalmarson Foundation
Elogio de d. Ventura Rodríguez leido en la Real sociedad de Madrid