Views
2 months ago

bentham-jeremy-el-panoptico-1791

PAN~PTXCO. 85 sonas

PAN~PTXCO. 85 sonas respetaliles del piiello, dos de las cuales visiten didriameiite las cárceles, alternando por meses ó por semanas. En todos los ~ueblos de algun vecindario se ha- llan algunos habitantes honrados que viven sin necesidad de aplicarse sin interrupcion al trabajo, y de éstos y de eclesiásticos, principalmente párrocos que el pueblo mira con respeto y en quienes tiene confianza, de. ben componerse estas juntas; y pasa conteptar el amor propio de los individuos que las compongan y sacar prtido de la vanidad, pasion mily natural al hombre, y que uede ser un instrumento iiiuy íitil en las nianos de un f egislador que sepa servirse de él, los ma~stiados los tratdrian con mucha consideracion , esci~cháudoles siempre que quisiesen hablarles y confiándoles la policía de las prisiones con un'a cierta autoridad sobre los empleados en ellas; y aun corivendria tal vez seíialarles un lugar distinguido en las funciorles y ceremonias públicas : ¿quien sabe el partido que un adaiinistrador fil6- sofo y prudente puede sacar de la vanidad bien manejada? No hay una pasion por la cual se pueda gobernar y conducir al hornbre mas fácilniente y á menos costa: las cosas que se hacen por una cinta, una cruz, un título vdno y un tratamiento insignificante, son una buena prueba de la fuerza del resorte niosal de la vanidad. Yo conozco algunas jiintas de éstas, estal>lecidas con un felíz éxito para el cuidacio de los hospitales, ¿y por que estos establecinlientos apiicados á las cárceles no producirian los mismos efectos? Los diputados (Ilamérnolos asi) visitarian las prisiones á horas en que no fuesen esperados: asistiriai-i á las comidas de los presos, visitariari SUS ropas, sils camas y sus ericieiios, y cuidarian de que en todo hubiera inut ha liinpieza, sin la cudl no puede conservarse la sdiiibi iddd : oirian en particular las quejas dc los desdicliados, y cnai-ido las llallasen fundadas las paraiirin á la noticia del magistrado : activarian sus ;)roce-

sos: intercederian por ellos : solicitarian 4 su favor la con. n~iseracion pública : y 10s consolaiian y so~tcnclriari en su miseria por todos los medios que iiispirai~ la religion y la htimanirlad: procurarian qne se ocupasen en ilii tra. bajo compatible con ld seguridad y disciplina de la crírcrl ; y. cuiclarim de que el prodiicto de este trabajo, clue debrria ser vol~~ntario, se invirtiese en beneficio del que le hubiese hecho. No sé si me hago ilusion; pero ine parece que estas juntas bien orprinizad~s, y qire yo no '? Iiago mas que bojquejar, mejorarian mucho el estado de las prisiones, y las puriiicarian de la infeccion fisica y moral que lioy reina en ellas. Tal vez todos los principios del panóptico de Bentliarn no podrian aplicarse á las cárceles (le pura cusroclia que deben estar dentro de las p~ll~iciones y cerca cuanto se pueda del lugar en que el tribunal tiene ells aixdiencias; porque es necesario que los presos se presenten frecuentemente á los jneccs: pero se podrian aplicar n~uclios de acluellos principios , y sobre todo sería muy conveniente la division de clases que Bentham propone para su parióptico. Este debe estar aislado y fuera cle la poblacion; pero l)ar,i hablar con cot-iocimiento acerca de sli forin~ y construccion, sería preciso tener a la vista un plan de él, sin el cual se presriitnn sobre fa egecucioii del edificio algunas dificultades qiie á priniera vista parecen invencibles, y que seguramelite no lo serán para un hábil arqiiitecto: Bentliam las tuvo todas presentes, y podemos fiarnos de 811s Ii~ces. Lo esencial es qiie el eclificio esté construi~lo de modo, que el gefe cle la casa sin moverse de sri Irabit~cioli, tenga á la vista á todos los prehoo y a 10s emple~dosubdlterrios que cuidan de ellos. Esto solo previene ti.icta la idea de evcisiori, porqiie fa 11ac.r iii.ipf sibl a : 1 ue- par^ que iin preso pi~ccla ev.itlirse tle IJ l>ii>iorl e- iirct~,,iiio que pueda tr~b,ijar un cierto tieiiipu si11 scr obsei~ddo:

bentham-jeremy-el-panoptico-1791
1xgolUm
1080023146
3 - Biblioteca Nacional de Colombia
La Pensadora Gaditana
Untitled
rT/0if^íJ13íí
El Regañon general; ó, Tribunal catoniano de literatura, educacion y ...
Liceo valenciano
El derecho de gentes : ó Principios de ley natural, aplicados a la ...
f0uPsY
Ensayos para el combate político Tomo II - Editorial Universitaria
Page 1 V'S^>' V\*¿ ^ -;:-'?: v
Consejos-del-diablo-a-los-jesuitas
1 - Biblioteca Nacional de Colombia
Elogio de d. Ventura Rodríguez leido en la Real sociedad de Madrid
Principios para una Sociedad Libre - Jarl Hjalmarson Foundation
Cartas del Libertador - O´Leary
QjMzLb
Revista de España
agricultura - Biblioteca
Revista de España
Cartas criticas
8, ,!J@B$j BflB@ID &&m'
CON PATXI GANAMOS TODOS Y TODAS
La España moderna
REVISTA
Untitled - Universidad Juárez Autónoma de Tabasco
“Teoría Administrativa del Estado”. - Instituto Nacional de ...
Giuliani (Argentina) - Cadp.org.ar