Views
3 months ago

LOS_ANUNNAKIS_CREADORES_DE_LA_ESPECIE_HUMANA

La obra se basa en la Teoría de los Antiguos Austronautas, cuyos propiciadores afirman que el homo sapiens y luego el homo sapiens sapiens fue credo por extraterrestres, a quienes se les otorgó en nombre de Anunnakis, que en la lengua sumeria quiere decir “Los que bajan del cielo”. Los principales autores de la teoría son citados en esta novela-ensayo, entre ellos: Jules Oppert Jules Oppert, que fue uno de los que revelaron la existencia de Sumeria y en descifrar su escritura, en 1869; Henry Rawlinson (1810-1895) descifró la escritura cuneiforme, Paul Haupt (1858-1926) publicó un texto bilingüe de las inscripciones sumerias grabadas en las tabletas. Zacheria Sitchen descifró más de 200 tabletas con inscripciones de la escritura cuneiforme sumeria y escribió, entre otros: “El Libro Perdido de Enkin”, “El Final de los Tiempos y la saga de 7 volúmenes “Crónicas de la Tierra”. Erich von Danniken, que escribió varias obras, entre ellas, “Profeta del Pasado” y “Carriots of the Gods”. William Bramly con “The Gods of Eden” No menos importante, David Icke con “El Mayor Secreto” y varios más. El lector encontrará razones de peso que evidencian la Teoría.

Después de una guerra

Después de una guerra ganada, los filisteos, tribu hebrea de procedencia occidental, confiscaron el Arca del Señor Habían observado que los israelitas concedían mucha importancia al misterioso artefacto, y esperaban sacar beneficio de su posesión Pero como los filisteos no habían recibido el manual, no supieron qué hacer con él En todo caso, tardaron poco en darse cuenta de que todas las personas que se acercaban al Arca enfermaban o morían Entonces empezaron a trasladar su botín de un lugar a otro, como si les trajera gafe, pero en todas partes ocurría lo mismo: Los curiosos que se aproximaban demasiado al dudoso tesoro enfermaban de bubones, escamas y caída del cabello, tanto los niños como los mayores Muchos padecían grandes vómitos, y algunos murieron de una muerte horrible Así lo observó el juez Samuel Todos los sátrapas de los filisteos, dijeron: devolved el Arca del Dios de Israel, y restitúyase a su lugar; a fin de que no acabe con nosotros y con nuestro pueblo difundía por todas las ciudades el terror de la muerte La mano de Dios descargaba sobre ellas, pues aun los que no morían, estaban llagados y los alaridos de cada ciudad subían hasta el cielo: I Samuel 5,11 y 12 Los filisteos estuvieron en poder del maldito objeto durante siete meses, al cabo de los cuales ya no pensaban sino en desprenderse de él Cargaron la caja sobre un carro, le uncieron dos vacas y las arrearon a latigazos, entre mugidos, hasta el límite de Betsamés Por la mañana, cuando los betsamitas salieron al valle para segar el trigo, repararon en el carro con el Arca Inmediatamente sacrificaron las vacas y llamaron a los sacerdotes levitas, como únicos que sabían manejar el Arca 214

Lo horrible es que aún murieron setenta jóvenes, por desconocer la peligrosidad del Arca; ingenuos como niños, se habían aproximado demasiado al peligroso cargamento, y «el Señor los hirió con grande mortandad» (I Samuel 6, 19). El cuerpo del delito devuelto a sus constructores Hallamos, pues, el Arca de nuevo en poder de sus constructores, y nunca mejor dicho, puesto que sólo ellos podían dominarla Nótese, sin embargo, que todavía no sabemos para qué utilizaban ese aparato; la acción detectivesca continúa, pero ya empieza a apuntar una pista En 1978 aparece en Londres el libro “The Manna Machine”, que menciono líneas arriba, una obra escrita por George Sassoon y el ingeniero Rodney Dale Los investigadores británicos se atuvieron a la descripción, más detallada, del Zohar, reconstruyéndola a la luz del saber técnico y biológico de nuestros días Demostraron así que el Arca de la Alianza era un artefacto técnico, tal como sospechó Bendavid, acarreado por los israelitas durante su viaje a través del desierto Objetivo: que no les fallara la provisión de un alimento rico en proteínas: el maná. ¡La investigación progresa! Nuestras averiguaciones han avanzado un paso gigantesco: Arca de la Alianza = Antepasado de los Días = Máquina del maná Una ecuación fácil como la tabla de multiplicar, y sin error posible. Como que la técnica no suele figurar entre las calificaciones de los teólogos, podríamos excluirlos, en adelante, de nuestro equipo de investigadores Hasta aquí es obvio que: el Arca de la Alianza no era el Santo de los Santos, sino sólo el embalaje de una máquina que producía alimento. Sólo podían acercarse a la misma los «elegidos», es decir, aquellos que fuesen conocedores de su manejo Las personas no iniciadas sufrieron lesiones, enfermaron o murieron porque la máquina irradiaba fuerte radiactividad. 215

Historia de las Creencias Religiosas 4
conocimiento de Dios - The Philadelphia Church of God
Usted es un Adventista del Séptimo Día - The Called the Chosen
La Pre-Historia Segun La Biblia - Webgarden
El Mayor Secreto David Icke - Lulu
28. Patriarcas y Profetas - Truth For the End of Time
HISTORIA DE LOS PATRIARCAS Y PROFETAS ... - The Bible Project
campbell-joseph-el-heroe-de-las-mil-caras-241p
29. La Historia De La Redencion - Truth For the End of Time
Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo ... - Loud-cry.com
Ladrón En La Noche - Bahá'í - Puerto Rico
Campbell, Joseph – El Heroe De Las Mil Caras (241p) - el cine signo
Revista Cordillera 1 -L- 1956 1.86mb - andes
Solemnidad: Natividad del Señor. Cicl - Autores Catolicos