Views
4 months ago

LOS_ANUNNAKIS_CREADORES_DE_LA_ESPECIE_HUMANA

La obra se basa en la Teoría de los Antiguos Austronautas, cuyos propiciadores afirman que el homo sapiens y luego el homo sapiens sapiens fue credo por extraterrestres, a quienes se les otorgó en nombre de Anunnakis, que en la lengua sumeria quiere decir “Los que bajan del cielo”. Los principales autores de la teoría son citados en esta novela-ensayo, entre ellos: Jules Oppert Jules Oppert, que fue uno de los que revelaron la existencia de Sumeria y en descifrar su escritura, en 1869; Henry Rawlinson (1810-1895) descifró la escritura cuneiforme, Paul Haupt (1858-1926) publicó un texto bilingüe de las inscripciones sumerias grabadas en las tabletas. Zacheria Sitchen descifró más de 200 tabletas con inscripciones de la escritura cuneiforme sumeria y escribió, entre otros: “El Libro Perdido de Enkin”, “El Final de los Tiempos y la saga de 7 volúmenes “Crónicas de la Tierra”. Erich von Danniken, que escribió varias obras, entre ellas, “Profeta del Pasado” y “Carriots of the Gods”. William Bramly con “The Gods of Eden” No menos importante, David Icke con “El Mayor Secreto” y varios más. El lector encontrará razones de peso que evidencian la Teoría.

Por consiguiente, lo que

Por consiguiente, lo que importaba al ángel no eran los objetos que luego presentó Baltasar a sus compañeros de francachela No eran vasos, copas ni candelabros, sino precisamente los aparatos que había custodiado Moisés durante la travesía del desierto Ahora bien, ¡entre éstos figuraba el Arca, incluyendo la máquina productora de maná! El gran silencio Comprendiendo la gravedad de la situación, Jeremías llamó en su ayuda a hombres vigorosos, entre quienes aparece de nuevo su amigo etíope Abdemelec En una operación de comando nocturno, para que no lo supiera nadie, el grupo sacó los aparatos de la ciudad y los escondió en una cueva El hecho es que el Arca no cayó en manos de los babilonios Pero desapareció sin dejar huellas; escamoteada; en los textos canónicos, libros bíblicos bendecidos por la Iglesia, no vuelve a ser mencionada nunca más El Arca sólo aparece ya en los libros sagrados ocultos La cadena de indicios no continúa sino en los apócrifos, es decir, en las escrituras sagradas que se mantienen en secreto Los cristianos dicen que los apócrifos no tienen valor de «revelación», y eso que su estilo y su contenido no los diferencia en nada de los textos «homologados». Uno de esos apócrifos es el libro segundo de los Macabeos, en el que leemos: Así decía también el mismo libro, que por orden del Señor les intimó el profeta a llevar el Tabernáculo del Testimonio y el Arca. Así pues, cuando llegaron al monte adonde había subido Moisés, y visto que vieron la tierra de promisión, halló Jeremías una cueva; en ella guardó el Tabernáculo y el Arca y el altar de los holocaustos, cubriendo luego la entrada. Más algunos de los que le acompañaban quisieron poner marcas en la entrada y dejar señas ante ella, pero ya no supieron hallarla. Súpolo Jeremías y los reprendió diciéndoles: Este lugar no debe ser conocido ni hallado por ningún hombre, hasta que el Señor haya reunido de nuevo a su pueblo y le mire de nuevo con benevolencia. II Macabeos 2, 4-7 13 230

Dice también la Mishná que cierto día un sacerdote del Templo estaba buscando el Arca en las afueras de Jerusalén, y que halló una gran piedra informe Piedra cuya existencia puso en conocimiento de sus colegas; pero murió misteriosamente antes de haber podido dar la localización concreta de su hallazgo La Mishná es la parte del Talmud que contiene "la relación de las leyes"; por lo que los sacerdotes supieron que allí permanecía oculta el Arca de la Alianza. (Mishná, cap. 6, 2) ¡Otro fracaso en la búsqueda del Arca! Ni fue hallada entonces, cuando la pista todavía era reciente, ni cuando la «expedición Parker» de 1910, tuvo que regresar de vacío ¿Qué había pasado con el Arca? Tercera parte de situación Según la Mishná, los sacerdotes la suponían escondida en algún lugar próximo a Jerusalén, como indicaba la muerte de uno de los suyos, atribuida al Arca. Las informaciones disponibles sugieren que en tiempos de Jeremías hubo actividad de extraterrestres en nuestro planeta Jeremías recibió un aviso anticipado del “ángel del Señor», y su escribiente Baruc consigna que hubo «resplandores en el cielo” A la misma época corresponde el testimonio del profeta Ezequiel sobre su encuentro con una nave espacial El secretario y amigo de Jeremías, Baruc, dice en el texto apócrifo «Epílogo al libro de Baruc» que el etíope Abdemelec tuvo un encuentro con extraterrestres Lo cual nos conduce a las hipótesis siguientes: El grupo de extraterrestres era de reducido número; no intervino en los combates para ayudar a ninguna de las tres partes en contienda Evitaban mostrarse a grupos humanos demasiado numerosos. 231

Usted es un Adventista del Séptimo Día - The Called the Chosen
La Pre-Historia Segun La Biblia - Webgarden
Historia de las Creencias Religiosas 4
[ES] - David Icke - El Mayor Secreto
HISTORIA DE LOS PATRIARCAS Y PROFETAS ... - The Bible Project
campbell-joseph-el-heroe-de-las-mil-caras-241p
29. La Historia De La Redencion - Truth For the End of Time
Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo ... - Loud-cry.com
Ladrón En La Noche - Bahá'í - Puerto Rico
Campbell, Joseph – El Heroe De Las Mil Caras (241p) - el cine signo
Revista Cordillera 1 -L- 1956 1.86mb - andes
Solemnidad: Natividad del Señor. Cicl - Autores Catolicos