Views
2 months ago

VE-40 MARZO 2018

Grumpy cat painting –

Grumpy cat painting – ThresTheSky (EUA) https://threshthesky.deviantart.com/ 34

El gato Sé que voy a morir. Lo sé porque estoy en el pabellón de enfermos terminales de este hospital perdido en la selva negra de Manhattan. Pero no sé cuándo llegará mi muerte. Tenía dos compañeras de cuarto: ambas mujeres; ambas ancianas. Las dos tomaron turnos para contarme la misma historia, o se alternaron presurosas y dispuestas para hacérmela saber: en este lugar hay un gato que presiente la muerte. Todo el sanatorio lo sabe; los médicos y las enfermeras lo conocen, lo consienten y lo toleran. El gato tiene aquí ya varios años y nadie sabe de dónde vino. Apareció un día cualquiera y entró por una ventana, dice la leyenda local. Desde el día en que llegó, el gato se pasea solemne por los pasillos y las escaleras del hospital, hasta que, sin previo aviso, se escurre dentro de la habitación de algún enfermo, se acuesta a su lado y ronronea suave, como si quisiera consolarlo. A las pocas horas el enfermo muere, no importa si tenía o no una enfermedad grave. Entonces el gato se baja de la cama y sigue su peregrinar pomposo entre pasillos y escaleras. Nadie lo alimenta, pero ninguno se ha atrevido a sacarlo del lugar. Mis compañeras de cuarto decían que el personal del hospital le tiene miedo. Yo pienso que le tienen respeto, porque no conocen a ninguna persona o animal que pueda presagiar la muerte con tal exactitud, por lo que cuando lo ven entrar a una habitación preparan al residente para su final ineludible. Nunca ha fallado. La otra noche, después de que me hicieron la cirugía por el accidente que no recuerdo, y que me resquebrajó la columna vertebral, cuando salieron las enfermeras entró el gato. Mis compañeras ya estaban ambas dormidas y no se dieron cuenta. El gato se subió a la cama de la más anciana, se hizo un ovillo y se le acomodó ronroneando en un costado. Yo estaba aún bajo los efectos de la anestesia y no estaba seguro si soñaba, así que no dije ni hice nada; pero a la mañana siguiente, muy de madrugada, 35

VE-03 JUNIO 2014
MIAMI WISE MARZO 2018
concurso de microrrelatos de amnistía internacional valencia
Folleto Marzo 2018
Pulsa aquí para descargar la Revista Digital miNatura 121 en .pdf