Views
4 months ago

ndice

deseados. Se espera que

deseados. Se espera que este nuevo énfasis en los procesos de evaluación redunde en el aseguramiento de la calidad de los programas académicos en términos no sólo de sus objetivos formativos disciplinares, sino también en el impacto favorable en los diferentes sectores de la sociedad a través de la formación integral de sus estudiantes y de los servicios y soluciones ofrecidas a través de la vinculación y la investigación. Conscientes de que el mejoramiento de la calidad educativa nacional y el logro de los objetivos planteados con respecto al papel de la educación en el desarrollo sostenible de los pueblos son desafíos complejos que demandan el compromiso de todos los actores participantes, se identifica en los procesos de evaluación y acreditación una herramienta de gestión estratégica para promover desde una visión sistémica y holística la realización permanente de análisis responsables y objetivos sobre el quehacer de las instituciones educativas, identificando sus principales desafíos y estableciendo planes de trabajo que permitan dar pasos firmes y permanentes hacia el fortalecimiento de la educación. A manera de conclusión se plantea la necesidad de desarrollar análisis formales sobre las prácticas más comúnmente observadas en las instituciones de educación superior en torno a los procesos de evaluación y acreditación, de tal forma que se identifiquen las estrategias que han redundado en la formalización de una cultura de calidad, en la sistematización de la mejora continua y en la toma de decisiones responsable y oportuna; así como la correlación entre los resultados obtenidos de estos procesos y el comportamiento de los indicadores asociados a los resultados en los términos anteriormente planteados de pertinencia, empleabilidad, responsabilidad social, transferencia de los resultados de la investigación a las problemáticas sociales, entre otros. Referencias consultadas: García Herrera, Alejandra (2015). Crisis y transformación de la educación superior: el lugar de las humanidades en Latinoamérica. Literatura: teoría, historia, crítica. Vol. 17, Núm 2. Mears Delgado, Ma. Esther (2017). Manual del proceso general de evaluación con fines de acreditación. Una guía para los actores participantes. Consejo para la Acreditación de la Educación Superior. México. Rubio, J. (Coord.) (2006). La política educativa y la educación superior en México. 1995 – 2006. Un balance. México. Recuperado de: http://www.ses.unam.mx/curso 2008/pdf/Rubio2007.pdf. UNESCO. Educación para los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Recuperado de: https://es.unesco.org/themes/educacion-superior/ods.

EL ACOMPAÑAMIENTO EN EL PROCESO DE EDUCACIÓN DE LOS ADOLESCENTES Diego Isidro Díaz Pérez Maestro en Estudio Superiores de la Lengua Española por parte del Universidad de Granada. Profesor y tutor a nivel secundaria y docente de bachillerato. Correo electrónico: diegodiazpe@gmail.com Uno de los mayores retos que tiene la educación es el adaptarse a las nuevas necesidades de los estudiantes. Esto implica comunicarse de manera diferente, comprender las nuevas tecnologías, así como conocer el contexto en el que se desarrollan los adolescentes, por lo tanto, la tutoría dentro de los centros educativos es de suma importancia para afrontar estos nuevos desafíos. La tutoría se debe comprender como un momento de enseñanza al igual que de cuestionamiento para la resolución de las diferentes inquietudes de los adolescentes, lo cual la convierte en un espacio para el acercamiento y el establecimiento de un vínculo de confianza entre el tutor y los alumnos. El tutor debe de tener una visión amplia y abierta del panorama en el cual los alumnos se desarrollan para que de esta manera pueda detectar sus necesidades; es decir, debe estar disponible para conocer al ser humano que hay en cada estudiante. El acompañamiento en la transición de la niñez a la adolescencia, así como el paso a la vida adulta son periodos complicados y de conflicto en los seres humanos, por este motivo, resulta indispensable el seguimiento de los jóvenes para garantizar un buen desempeño en la escuela y en su vida personal. Ser padre de familia en estos tiempos supone un reto importante debido a los cambios sociales y tecnológicos; por esta razón, la comunicación entre el tutor y los padres debe enfocarse en el continúo seguimiento del proceso de aprendizaje, desarrollo de las habilidades personales y académicas de los alumnos, así como su retroalimentación teniendo como referencia los contextos sociales en los que se desarrollan los alumnos. El trabajo del tutor con los padres de familia es un área fundamental de la labor de los centros educativos ya que se va creando nexos que van acercando a los padres a los procesos formativos. Por tanto es menester de las escuelas crear y reafirmar la relación entre los padres de familia y el tutor para el apropiado acompañamiento de los alumnos; establecer un diálogo y mantenerlo es importante para así comprender la etapa que están viviendo los alumnos y sensibilizar tanto al tutor como al padre de familia de las situaciones por las cuales atraviesan los adolescentes.

catastros-experiencias-relevantes
confluencia-6-2014-anuies-rco
articles-344166_recurso_1
Poctefa NARANJA:Maquetación 1 - Programa Operativo de ...
La Educación Parvularia en Chile - Educarchile
Memoria 2006 - Ciff
Descargar documento - Observatorio de Recursos Humanos en Salud
PETE Simplificado - Subsecretaría de Educación Básica - Secretaría ...
Amigoniano No 133 - Agosto de 2010 - Fundación Universitaria Luis ...
descargar documento
Comunicado Mesa del Agua. - Funde
“sharing minds, changing lives” - IUC - VLIR-UOS
mgee - Gobierno del Estado de Nuevo León
Manual de Acreditación (ACAP) - Universidad Tecnológica de ...
PlanEstrategicoGeneral2012-2015