Views
9 months ago

ensayo la columna de hierro

sus cómplices, sin

sus cómplices, sin embargo, fue un show que se ha apagado y que a la fecha no se ha resuelto, sin embargo, el espectáculo fue bueno y la gente obtuvo la sensación de que la justicia llegó y los culpables han pagado ya, premiándolos algunos con diputaciones y fuero, así como cómodas vidas privadas en el extranjero. Caso que demuestra que la simulación también abarca hasta las personas más nobles, íntegras, respetables e inteligentes.Las leyes sirven a las naciones en los tiempos adecuados, y para ello el proceso legislativo de promulgación de alguna siempre es conveniente alterarlo, así como la interpretación de ellas depende de quien las use para el fin para el que fueron creadas. Tal es el caso de la comparecencia de Marco ante el Senado, acusado de haber mandado a asesinar a los cómplices de Catalinia sin el debido proceso legal, como fundamento se ocupó una ley aprobada unos días antes por el Senado, por instrucciones de Clodio. Tal ley confería de atribuciones al Senado para juzgar a Marco, ante lo cual el expuso que de no haberse ejecutado tales acciones Roma hubiera corrido peligro, pues los conspiradores eran capaces de llevar a cabo actos que pudieron haber reducido a Roma a cenizas; también argumentó que cuando se presentó la sugerencia de la ejecución el Senado pudo haberla aceptado o realizar el debido proceso, ante lo cual actuaron por la ejecución, sin embargo ahora, los tiempos políticos habían cambiado, por lo que Marco actúo contra una ley que no estaba proclamada. Marco argumentó y expuso que la Constitución establecía que nadie puede ser juzgado por hechos cometidos antes de la promulgación. Por lo que ahora se encontraba acusado por una ley de facto, por lo que no había delito, ya que la ley no había sido aprobada por ese órgano cuando se llevó a cabo la ejecución. Asimismo, se dirigió a sus conspiradores, Craso, César y Pompeyo diciéndoles tanto a ellos como el Senado el error que cometían al permitir que los traidores ahora estaban legalizados, ya que las naciones pueden sobrevivir a gobernantes locos y ambiciosos pero no a traidores que se hallan adentro de las mismas, ya que es más peligroso un enemigo conocido, ya que este tiene permitido el trabajar secretamente para derrocar a Roma. Tras ello, Marco aceptó su exilio y abandonó con dignidad el recinto. Podríamos hacer referencia a las destituciones que se dan dentro del sistema político hacia servidores que se oponen a ser parte del sistema, como lo fue la renuncia del Procurador General, por el señalamiento de los legisladores opositores al Ejecutivo Nacional alegando la designación de él como “fiscal carnal”, sin embargo, era la excusa para no aprobar el paquete de leyes que complementan al Sistema Nacional

Anticorrupción; un sistema legislativo corrompido, que condiciona el inicio de funciones de un sistema necesario en nuestro país, solo para ganar tiempo y adecuar el sistema a las necesidades de sus partidos y ocuparlos en la época electoral, por lo que el exprocurador no accedió a ser parte del juego del Ejecutivo y el Legislativo, y decidió salir de ese fuego cruzado, pocos hombres guardan prudencia y realizan actos de respeto en el sistema político actual. Cicerón, hombre de sentimientos firmes para con su compromiso de hacer valer la ley por encima de los intereses de los hombres. Un personaje necesario en la historia de Roma, que respetó y trató de rescatar los valores que enaltecían a esta como una Nación justa y progresista para su época, sin embargo, la permisividad tanto por la sociedad y el Senado, hicieron que se creara una clase política representada por la ambición y el despotismo que no permitieron que ese país se consolidará social, económica y políticamente para mantener su grandeza. Cicerón, un hombre de origen modesto, formado en una familia de valores y unión, que hicieron que él desarrollara respeto hacía las instituciones como la familia y un fervor religioso, conjugado lo anterior, con su formación y dedicación a las leyes, lo hicieron ser un abogado apegado a la justicia y la exaltación de las leyes como medio para regir la vida de toda sociedad. Asimismo, se considera que un abogado es un poco político, y el demostró que para ser un buen político también es necesario ser un buen profesional, así como respetuoso a si mismo, en sus creencias y principios. Cosa que como abogados deberíamos de tener presentes. “Hay la Ley de Dios de la cual proceden todas las leyes equitativas de los hombres y a la cual deben estos ajustarse sino quieren morir en la opresión, el caos y la desesperación. Divorciado de la Ley eterna e inmutable de Dios, establecida mucho antes de la fundición de los soles, el poder del hombre es perverso..”

Resultados de ensayos en columna
Ensayos de lixiviación de N-purín en columnas experimentales ...
COLUMNAS - Comunicación Social del Senado de la República
Taylor_Caldwell_Janet_-_La_Columna_de_Hierro