Views
7 months ago

Juntos Gaceta Mercantil - Marzo 2018

CASANDRA AMEZCUA

CASANDRA AMEZCUA Coordinador del Innovation Room La pasión, motor que mueve tu negocio Pudiéramos pensar que la respuesta obvia es el dinero o financiamiento, y en efecto, éste es imprescindible para poder emprender, pero la realidad es que no lo es todo: Emprender sin dinero o con poco capital es posible, siempre y cuando trabajemos en algunos puntos previos a la búsqueda del mismo. Como por ejemplo: 1. Inteligencia emocional. Más que el conocimiento profesional y el coeficiente intelectual, este concepto es lo que puede ayudarte a despuntar tu empresa de las demás. ¿Pero qué es eso? La inteligencia emocional consiste en reconocer tus propias emociones y aprender a controlarlas para después reconocerlas en alguien más (empatía). Estudios señalan que esta cualidad permite a una persona ser más asertiva y productiva. 2. Idea de negocio innovadora. Innovar no se trata de crear el hilo negro y menos implementar alta tecnología, sino que es la capacidad para transformar ideas originales en proyectos exitosos que generen valor. Desafortunadamente muchos negocios fracasan porque dejan de lado este concepto, es indispensable que no solamente detectes cuáles son los diferenciadores de tu producto o servicio (ventajas competitivas), sino que generes, construyas y entregues valor a tu cliente. 3. Dale estructura a tu idea. La planeación te ayudará a minimizar riesgos al momento de emprender. Si vas arrancando lo recomendable es que hagas uso de estas 3 metodologías: Modelo de negocios: la cual te ayudará a definir de forma gráfica qué vas a ofrecer al mercado, cómo lo vas a hacer, a quién se lo vas a vender, cómo se lo vas a vender y de qué forma vas a generar ingresos. Lean Startup: para arranques rápidos enfocados en ventas, por medio de la generación de un producto mínimo viable que puedas pivotar y así ajustar tu producto o servicio. Design Thinking: para generar una innovación centrada en el usuario. Ahora bien, si ya tienes los puntos anteriores, entonces sí, ya estás en condiciones de buscar recursos económicos para arrancar. En esta edición analizaremos un poco más a detalle tres tipos de recursos, que pudieran resultar más novedosos o atractivos. 1. Riesgo compartido. Mejor conocido como subsidios, los cuales son apoyos que otorga el gobierno en sus tres niveles para apoyar a emprendedores y empresas con el objetivo de generar un país y una economía más productiva y competitiva. Estos apoyos van del 10 hasta el 90% del total de tu proyecto y, por ende, el restante debe provenir de aportaciones de terceros. Estos subsidios se destinan a conceptos ya previamente establecidos, que no deben regresarse, pero sí COMPROBARSE Y GENERAR IMPACTOS. El INADEM (Instituto Nacional del Emprendedor) ofrece atractivas opciones si lo que buscas son apoyos para adquisición de equipamiento, infraestructura, consultoría, desarrollo de software, certificación, entre otros. 2. Crowdfunding: Es básicamente un fondeo colectivo en el que un grupo de personas apoya económicamente a un proyecto. Opera mediante una plataforma electrónica y es muy importante que validez que la misma este agrupada en la AFICO (Asociación de Plataformas de Fondeo Colectivo). 3. Intermediarios financieros. Un caso especial lo encontramos en Nacional Financiera (NAFIN) que forma parte de la Banca de Desarrollo del país, la cual tiene como objetivo propiciar que la banca comercial y las 26 pg MARZO 2018 Consulta la versión WEB en: www.juntosgacetamercantil.com

¿Qué le hace falta a un emprendedor para poder llevar a la realidad su idea de negocio? instituciones de crédito presten más y más barato, facilitando así el acceso de las Mipymes, emprendedores y proyectos de inversión prioritarios. Esta institución cuenta con financiamientos específicos para mujeres empresarias, jóvenes empresarios, para la industria restaurantera, para la sustitución de equipos obsoletos por tecnologías eficientes, entre muchos otros. Los montos pueden variar desde los 50 mil hasta los 15 millones de pesos con tasas de interés que oscilan entre 8 y 20% según el programa solicitado. Como te darás cuenta, opciones las hay. ¿Pero cuál es la mejor? Todas los son, la elección es en función de tus necesidades, situación actual, condiciones de pago, nivel de endeudamiento, entre otros. El problema es que a veces la falta de información del emprendedor o empresario hace que elija apoyos que no van acorde a su realidad, convirtiendo este recurso obtenido en una carga más que en un potencializador. Acércate al CADE (Centro de Apoyo y Desarrollo Empresarial) y al Innovation Room, en donde uno de nuestros asesores te ayudará a encontrar el mejor camino. Sobre todo, nunca olvides lo siguiente: si a ti lo que te mueve en tu emprendimiento es el dinero, entonces descubrirás lo difícil que será lograr tu pasión. Existen varias fuentes de financiamiento, algunas tradicionales y otras más novedosas, enfocadas a emprendedores y otras a empresas ya constituidas MARZO 2018 27 pg

Juntos Gaceta Mercantil - DICIEMBRE 2012
Juntos Gaceta Mercantil - OCTUBRE 2012
Juntos Gaceta Mercantil - NOVIEMBRE 2013
Juntos Gaceta Mercantil - OCTUBRE 2014
Juntos Gaceta Mercantil - ENERO 2016
Juntos Gaceta Mercantil - NOVIEMBRE 2012
Juntos Gaceta Mercantil - MARZO 2016
Juntos Gaceta Mercantil - AGOSTO 2014
Juntos Gaceta Mercantil - SEPTIEMBRE 2014
Boletín Económico. Marzo 2010. - Expansión
ESTOY JAEN MARZO 2018
gacetadiciembre2012
FOLLETO DEFINITIVO EBUSINESS_5
Descárguela en PDF - PymeSeguros