Revista Criminología, Criminalística e Investigación

bufeteip
  • No tags were found...

La revista del Bufete de Investigación Profesional. Publicación sobre Criminología, Criminalística e Investigación, que, desde un punto científico y práctico, muestra las teorías, la aplicación y el trabajo del Criminólogo, el Criminalística y el Detective Privado. Revista científica y de consulta donde encontrarás el desarrollo empírico y práctico de las diferentes disciplinas dedicadas al estudio y la investigación criminal.

Revista Criminología,

Criminalística e

Investigación

Marzo-Junio 2018

Dirección

Bufete de Investigación

Profesional

Editorial

Bufete de Investigación

Profesional Ediciones

Contacto contenido:

bufete@agenciadetective.es

Contacto publicidad:

info@qualiteconsultores.com

2


SUMARIO

EDITORIAL 4

QUÉ ES LA CRIMINOLOGÍA. DEFINICIÓN

CIENTÍFICA EL CONOCIMIENTO CRIMINÓGENO 5

APLICACIONES REALES DE LA CRIMINOLOGÍA 10

TEORÍAS CRIMINOLÓGICAS. CRIMNOLOGÍA

AMBIENTAL. LA TEORÍA DE LAS VENTANAS

ROTAS 15

PERFILACIÓN CRIMINAL. PERSONALIDAD

QUERULANTE 19

QUÉ ES LA CRIMINALÍSTICA 24

BALÍSTICA FORENSE. PRINCIPIOS

FUNDAMENTALES. 28

3


EDITORIAL

Una de las preocupaciones y mayores ambiciones de todas las personas que componemos

el Bufete de Investigación Profesional ha sido siempre, más allá de nuestro trabajo

diario como Criminólogos, Peritos Judiciales y Detectives, la posibilidad de dar a conocer

aspectos de estas tres disciplinas que no son tan conocidos. Todos estamos influenciados

por nuestro contexto, y tenemos en nuestro inconsciente, colectivo e individual, una figura

prototípica del Criminólogo, el Criminalísta y el Detective Privado que, en muchas

ocasiones, no coinciden con la realidad. Es por ello que nos decidimos a planificar,

desarrollar y "dar a luz" esta revista, con el ánimo de plantear cuestiones de estos tres

ámbitos de trabajo desde un punto de vista empírico, objetivo, científico y, por qué no,

pragmático.

La Criminología es una ciencia poco conocida como conocimiento aplicado, pero no solo

eso, sino muy poco utilizada, cuando la realidad es que el crimen es un aspecto social

presente en cualquier cultura y punto geográfico, por lo que, sería obvio pensar que la

Criminología debería estar asentada no ya solo en todas las Universidades y centros de

investigación, sino en las Instituciones públicas y privadas y en cualquier estamento social

en el que pudiera intervenir para desarrollar su áerea de conocimiento.

Por su lado, la Criminalística no deja de estar presente, ya sea de manera directa o

indirecta, en nuestro día a día, a través de los informativos, los programas de sucesos, las

series de televisión, las novelas de género policíaco y las películas. Pero existen aspectos

técnicos igual de importantes, que deben conocerse para poder apreciar en profundidad y

saber, de manera práctica, cuando puede ser de utilidad.

Por último, la Investigación Privada, con su máximo y único exponente en la figura del

Detective Privado ha tenido una suerte parecida. La mayoria de la gente conoce esta figura

profesional a través del contexto cultural, sobre todo literario y cinematográfico, lo que ha

ayudado a su expansión profesional, pero también a una visión distante y poco activa en la

vida ordinaria. Con esta revista también se quiere ampliar los conocimientos de los

Detectives Privados, profesionales que pueden ayudar en multitud de casos en los que

cualquier persona puede verse involucrada. Porque son profesionales que están para

ayudar, ayudar investigando no solo en esos casos televisivos harto extraordinarios, sino

que el Detective Privado es un profesional que tiene en la problemática de cualquier

persona su ámbito de trabajo.

En este primer número, vamos a profundizar en los conceptos de la Criminología y la

Criminalística. Qué son, "a qué se dedican", cuáles son sus diferencias y analizaremos tres

aspectos de ambas disciplinas. Por un lado la teoría criminológica de las ventanas rotas,

precursora de la Criminología Ambiental, el análisis desde el punto de vista criminal de las

personalidades querulantes y un artículo que ahonda sobre una disciplina criminalística

como es la Balística Forense.

Solo esperamos que esta revista consiga su objetivo, y pueda ser consultada tanto por

profesionales como estudiantes e investigadores.

¡Muchas gracias!

4


QUÉ ES LA CRIMINOLOGÍA. DEFINICIÓN

CIENTÍFICA DEL CONOCIMIENTO

CRIMINOLÓGICO.

Resumen

En este artículo va a definirse de manera objetiva la ciencia criminológica, con el fin de poder dar a

conocer el concepto intrínseco de manera técnica y poder así aprehender el correcto objetivo de la

ciencia y separar las definiciones fraudulentas o carentes de empirismo real a las que se ha sometido

a dicho conocimiento, con el fin de aportar la explicación conceptual y el conocimiento fidedigno.

La Criminología ha sido muchas veces

definida, y existe en el inconsciente

colectivo una variada amalgama de

conceptos y falsas creencias acerca de

ella. En un primer momento, debe

centrarse el análisis en la percepción

más extendida sobre la Criminología,

para posteriormente profundizar

sobre el verdadero ámbito de

conocimiento y aplicación. Estas dos

profundizaciones deben darse con el

fin de comprender la verdadera

esencia de tan necesaria ciencia.

Comenzando por lo mencionado, el

primer análisis que debe

emprenderse es el conocimiento

anterior, por parte de la sociedad en

general, pero muy especialmente por

los futuros estudiantes y

Criminólogos que deberán tener una

concepción realista de sus estudios

más inminentes con el fin de no verse

abocados al estudio de un

conocimiento que no plantee

siquiera visos de similitud con la

realidad. Y en segundo lugar, para

que aquellos profesionales que

puedan utilizar en su beneficio la

ciencia, conozcan qué es y hasta

dónde puede llegar 1 . Todo ello,

obviamente, desde un punto de vista

científico.

A ningún estudiante de Criminología,

o futuro aprendiz, le será desconocida

la respuesta dada a la afirmación

hecha cuando se explica que estudia,

ha estudiado, o será estudiante de

Criminología, la cual, suele ser algo

parecido a lo siguiente "Eso es como

CSI, ¿no?". Lo primero que debe

dejarse claro es que, cuando nuestro

interlocutor compara la Criminología

1 El análisis de los campos de

actuación de la Criminología

on analizados en el siguiente

artículo titulado "Aplicaciones

reales de la Criminología".

5


con "CSI" 2 , se está haciendo referencia

al trabajo Criminalístico. Huelga decir

que la Criminología y la Criminalística

son ciencias, y en algunos momentos,

técnicas científicas completamente

diferenciadas.

Por lo tanto, aquí se da la primera

confusión que debe ser corregida. La

Criminalística es la aplicación forense

de las ciencias que no han nacido

puramente para el desarrollo

investigativo criminal. Esto quiere

decir que la Criminalística aplica, a

través de otras ciencias, su

conocimiento respecto a hechos

criminales. Así, Criminalística será la

aplicación forense de toda ciencia

exacta al ámbito de la investigación

criminal. Se encuentra por tanto

dentro de la Criminalística, la

Genética Forense, la Dactiloscopia, La

Pericia Caligráfica, la Medicina-Legal,

la Biología Forense, la Física Forense,

la Acústica, la Entomología 3 ,…

Por su lado, la Criminología estudia

otros aspectos dentro de la casuística

criminal, que no tienen como fin el

perseguido por la Criminalística, el

cual se resume en la resolución de un

hecho delictivo (explicación concreta

del mismo y conocimiento de su

autor), sino que amplia, en un

carácter más general, el estudio de los

hechos delictivos, sus matices y

actores, y no se centra en un hecho

delictivo concreto.

2 Acrónimo de "Crime Scene

Investigation", conocido por

una famosa serie televisiva de

232 capítulos y 10 años de

emisión en España que relata

el trabajo de un equipo de

"Policía científica" de varios

ciudades americanas.

3

La Criminalística y

definición de su concepto es

analizado en el artículo de esta

misma publicación "Qué es la

Criminalística".

La Criminología tiene una visión

totalmente deductiva, mientras que la

Criminalística posee un enfoque

característicamente inductivo, siendo

la deducción el estudio de aspectos

concretos para la obtención de un

paradigma general, y la inducción

entendida como el estudio de

aspectos generales para la obtención

de una respuesta específica. Por lo

tanto, la primera conclusión que debe

obtenerse es que la Criminología es

una ciencia totalmente separada (con

vinculación pero no transversalidad)

con la Criminalística y sus técnicas.

Éntrese ahora en los objetivos

perseguidos por la Criminología para

que, a modo de embudo se finalice

por entender sus conceptos

individuales a fin de conocer la

definición misma. ¿Cuáles son los

objetivos que persiguen la

Criminología? De manera holística,

haciendo gala de la obviedad como

principio rector de toda suposición,

podría decirse que la persecución de

la Criminología es el "conocimiento

del crimen", entendiendo crimen

como todo hecho que implique una

tipificación jurídica. Pero, haciendo

gala de las más estrictas concepciones

lingüística, si definimos la

Criminología como "la ciencia que

estudia el crimen" se halla un error,

pues el concepto definido no puede

contemplarse en la definición. Por lo

tanto, debe realizarse una inmersión

más profunda hacia el ámbito de

estudio, en el caso presente, los

ámbitos de estudio.

La Criminología pretende el estudio

de todos los conceptos que engloban

al crimen. Por lo tanto, la

Criminología tiene 3 ámbitos de

aplicación bien diferenciados. El

primero, más evidente y conocido, el

criminal, también conocido como

6


victimario, delincuente,… El segundo,

obvio y en contraposición, la víctima 4 ,

y el último, menos conocido, la

sociedad. Estos conceptos, generales

en interpretación, requieren de

matizaciones, pues el ámbito de

estudio por cada uno de ellos puede

dividirse en diferentes esferas de

conocimiento y análisis que son, a la

postre, criminológico. Así, debe

detenerse la Criminología en la

profundización de cada uno por

separado, encontrando una

segmentación de estudio

estrechamente conectada, que, como

última unificación, darían para cada

uno de ellos el conocimiento, ámbito

y aplicación de la Criminología como

ciencia. Haciendo mención práctica a

este respecto se encuentra el estudio

de la división de los conceptos que se

han analizado.

Dentro de análisis del victimario se

halla el estudio cognitivo del mismo,

el análisis ambiental, el estudio

conductual, el estadístico,… El

delincuente como sujeto privado de

libertad, las acciones llevadas a cabo

para su reinserción y rehabilitación,

la profundización sociológica de su

metodología de actuación,…

En cuanto a la víctima, su estudio

psicológico, su papel en los procesos

4

A pesar de no entrar en

detalle, existen, dentro del

propio ámbito Criminológico,

una corriente de pensamiento

que refiere que el estudio de la

víctima debe ser un proceso

separado de la Criminología

como ciencia independiente, la

Victimología. A pesar de ello,

en el presente artículo no se

hará mención separada de la

Victimología por entender la

transversalidad y dependencia

de la víctima ligada a los

demás conceptos definitorios

y definidos.

de victimización dentro, por ejemplo,

del proceso judicial, el perfil de las

mismas respecto a la génesis de su

victimización, su estudio sociológico,

estadístico y la aplicación de políticas

para la reducción de la misma,…

Y, por último, la Sociedad como objeto

de estudio criminológico en la cual se

hallarían, el estudio de la respuesta

social frente al victimario y la víctima,

la percepción criminológica

comparativa entre la realidad

criminal y la percepción de la

misma,…

Por supuesto, en esta aproximación

no están todas las que pueden y

deben ser, sino las más conocidas,

importantes y con un mayor

desarrollo científico en la actualidad.

Como se observa, los tres conceptos,

sobre todo en su aplicación práctica,

están totalmente ligados, conectados,

y la influencia científica en una altera

las otras e incluso, si no fuese así, esa

falta de conexión debería ser otro

ámbito de estudio criminológico.

Además de la evidente interconexión

entre los conceptos y su análisis, debe

el lector darse cuenta de la utilización

de otras ciencias como son la

Sociología, la Piscología, la

Estadística,… para alcanzar el

conocimiento de algunos de los

aspectos. Es por ello que deben

tenerse en cuenta ambos paradigmas.

El primero, las múltiples disciplinas

de conocimiento que caracterizan el

estudio de la Criminología , y en

segundo, la conexión de todos sus

conceptos con el fin de poder conocer

mediante el estudio fraccionado de

las partes el todo que da lugar a la

ciencia.

Llegados a este punto, y

comprendiendo la necesidad de

poder comprender y aprender el

7


complejo objetivo de la Criminología,

se puede, esta vez sí, dictar, para

conocer, la definición que debería ser

aprehendida de la ciencia

Criminológica. Podría y debería

definirse como la "ciencia multi e

interdisciplinar que estudia,

utilizando metodología científica, el

victimario, la víctima y la respuesta

social dada frente a un hecho

delictivo".

Por lo tanto, a modo de conclusión, se

observa que la Criminología es una

ciencia, ya que utiliza metodología

empírica, objetiva y, por supuesto, el

método científico, es multidisciplinar,

por lo tanto "bebe" de otras ciencias

para sacar su propio conocimiento,

independiente y objetivo y es, en

última instancia, interdisciplinar,

pues aplica todo su conocimiento

(multidisciplinar) en conceptos

diferenciados pero conectados entre

sí (interdisciplinariedad).

8


9


APLICACIONES REALES DE LA CRIMINOLOGÍA.

Resumen

Profundización sobre las posibles aplicaciones reales de la Criminología, tanto en los

ámbitos académicos como profesionales, con el fin de dar a conocer, sobre todo a los

profesionales, aquellas esferas en la cual la Criminología pueda aportar soluciones a

su problemática.

La Criminología es en España, a

diferencia de otros países tanto

europeos como lejanos del viejo

continente, una ciencia poco utilizada,

prácticamente abocada al aislamiento

tanto académico como práctico. Las

posibles respuestas a su anecdótica y

nula significación en la sociedad

puede deberse a varios motivos, los

cuales, resumidos a grandes rasgos,

pueden ser agrupados en dos

categorías. En primer término el

desconocimiento y la relativa

"juventud" de la ciencia en nuestro

país, y en segundo, la poca

predisposición por parte de los

actores sociales y políticos a su

utilización, tal vez, siguiendo el

axioma tremendamente erróneo,

injusto y también, por qué no, carente

de sentido de que utilizar la

Criminología en el estudio delictivo,

sobre todo a nivel político, sería

reconocer la existencia de delitos y la

necesidad de su estudio por no saber

cómo atajarlo. Sea una, la otra o las

dos, por ser posible la vinculación de

ambas, el error es mayúsculo y la

necesidad imperante.

El desconocimiento de la

Criminología como ciencias (por su

juventud o por su áurea de misterio,

tal vez fomentada, precisamente por

su falta de conocimiento, concepto

que, por su misma idiosincrasia se

retroalimenta) debe ser superado,

como es lógico, por la aplicación de

medidas tendentes a su difusión, ya

que la aportación de la Criminología a

la Sociedad nunca podrá ser negativa

respecto a su ámbito de aplicación,

sino que siempre será, prácticamente

está obligada a serlo, tremendamente

positiva. Y en segundo lugar, la

negación de su aplicación por parecer

que la necesidad de la Criminología

implícitamente parece otorgar a sus

aplicadores la falsa tesis de, "sin

Criminología no hay crimen", podría

superarse si los objetivos y

aplicaciones reales se conocieran.

Otra vez, la interdependencia de

ambos conceptos anularían ambos

paradigmas.

10


Es por ello que se debe comprender

bien qué es la Criminología 5 y qué

puede aportar. Así que se debe

comenzar por conocer dónde nace y

dónde aplicarse.

Como toda ciencia, la naturaleza de su

sapiencia debe darse en ámbitos

académicos, y aquí ya, se encuentra el

primer problema. En España, desde

que se instauró la Criminología como

formación y estudios reglados, han

sido, y son, muchas las Universidades

que imparten, antes la Licenciatura,

ahora el Grado. Pero aquí llega la

primera discordancia y escollo a

salvar para poder progresar en el

estudio del conocimiento

criminógeno como ciencia

independiente, y es que, no llega a

20% el profesorado que imparte

asignaturas en el Grado que sean

realmente

Criminólogos,

encontrándose profesores de

materias y disciplinas, tal vez

transversales, pero no siempre

adecuadas.

Por lo tanto, el primer escollo que

debería solucionarse es la inserción

en las facultades de Criminología, en

su Grado y en las Universidades, de

profesorado e investigadores

formados como Criminólogos. Es

obvio que una ciencia

multidisciplinar debe contar con un

cuerpo docente de diferentes

ciencias, pero nunca podrán ser estas

la predominantes, sino que, la

Criminología como ciencia, debe ser

impartida por Criminólogos, esto

parece sensato, pero no es real a día

de hoy. Del mundo académico nace,

no solo la formación, sino también la

5

Analizado en el artículo

anterior "Qué es la

Criminología. Definición

científica del conocimiento

criminológico".

investigación que redundará siempre

en otros aspectos de la sociedad. Y,

obviamente, si existen pocos

Criminólogos como docentes e

investigadores, la investigación en el

área también es deficiente y carente

de la productividad necesaria que

requiere para su posterior aplicación

real.

Por lo tanto, en el ámbito académico,

génesis de todo conocimiento

científico, debe mejorarse, ampliarse

y profesionalizarse a favor de los

Criminólogos. No obstante, y a pesar

de todo, existen buenos y grandes

estudios científicos que no dejan ver

sino la magnífica disposición y el

buen "saber hacer" de los

Criminólogos que, con pocos

recursos, realizan tremendos

esfuerzos, con resultados excelentes

en su ámbito de conocimiento.

Pero, entrando en la materia que

ocupa este artículo, y conociendo ya

qué estudia la Criminología como

ciencia, ¿Qué puede aportar a la

Sociedad en general y a los

profesionales en particular? ¿Dónde

puede ser útil la aplicación de esta

ciencia? Múltiples son las esferas

sociales en los que la Criminología

puede, y se redunda, debe existir.

Dejando de lado la recopilación de las

diferentes facultades dentro de sus

apartados de "salidas profesionales",

se ahondará en las que realmente

serían no solo de utilidad sino incluso

necesarias.

En primer lugar, ninguna sociedad

está libre de la "producción" de

delitos. No existe el cero absoluto, y

en toda cultura, sociedad, país o

continente, la criminalidad, en sus

diferentes variantes, está presente. Y

además, es un espejo de la sociedad

en la que se produce, pues cada una

11


(sociedad) tiene, según una

aportación teórica, los delincuentes

que "merece", que "fabrica", que

"produce", dependientes de inercias

intrínsecas. Es por ello que la primera

línea de actuación donde la

Criminología, y por ende los

Criminólogos deberían figurar como

sujetos de vital importancia es en la

Política Criminal.

Pero debe entenderse bien dicho

concepto. No se habla de inferir en la

política como sujetos políticos, sino

como expertos técnicos en la

producción de políticas cualitativas y,

sobre todo, cuantitativas para rebajar,

luchar e incidir sobre los procesos

delictivos de la sociedad en la que se

influya. ¿Cómo hacerlo? Aplicando los

resultados obtenidos en estudios

criminológicos,

analizando

científicamente los delitos,

exponiendo las hipótesis y aplicando

las tesis resultantes de dichos

procesos empíricos. Dentro de esta

visión general, se encuadra la

necesidad de la Criminología dentro

de la Política Penitenciaria,

incluyendo al Criminólogo entre los

equipos, no solo de evaluación, sino

de prospección en cuanto a las líneas

de actuación para que, realmente, las

condenas privativas de libertad (y las

que no lo son) tengan

verdaderamente un fin de reinserción

y reincorporación a la sociedad una

vez cumplidas. La necesidad

específica en este ámbito se debe a la

visión aportada por este profesional,

consistente no solo en conocer al

victimario, sino también el contexto,

estudiado y analizado, del sujeto

sobre el que se actuará.

En segundo lugar, el Criminólogo, en

la aplicación de su ciencia, debería

estar presente en la esfera judicial. Y

cuando se menciona dicho ámbito, se

hace referencia al proceso judicial

desde su comienzo hasta su fin. En

esta esfera, el Criminólogo formaría

parte del proceso como Perito. Mucho

se ha hablado sobre el conocido como

"Informe Criminológico", pero, hasta

dónde puede llegar dicha aportación

es algo que se debe ampliar. El

estudio Criminológico como informe

pericial puede abarcar diferentes y

variados ámbitos, que puede ser

objetivo de estudio por separado o en

conjunto. Por un lado, estaría el

estudio del victimario (posibilidad de

reincidencia, perfil criminal, relación

de casos por un mismo autor,…), de la

escena (aplicación de motivación

criminógena, estudio del hecho

circunstancial,….) y de la víctima

(victimización primaria y secundaria,

estudio de factores criminógenos en

la víctima,…).

En tercer lugar, el Criminólogo como

investigador académico. El por qué es

tan importante que el Criminólogo,

y/o la Criminología lleve a cabo

estudios científicos, que, aunque de

manera burda, puedan definirse como

teóricos, es que sin ellos, las demás

aplicaciones quedarían vacías. Pero

esto es igual en cualquier ciencia. Si,

por ejemplo, no hubiera estudios

científicos en Química, no podría, a

posteriori , aplicarse dichos

conocimientos en la vida diaria. Este

principio es extrapolable a la

Criminología, es decir, para que el

Criminólogo, por ejemplo en una

investigación judicial, pueda aplicar la

técnica de la Perfilación Criminal a un

caso para conocer el Perfil de un

agresor serial, los conocimientos que

el profesional utilice para su

elaboración deben, obligatoriamente,

para que el resultado sea válido y

validable, apoyarse en estudios

científicos previos llevados a cabo en

el ámbito académico.

12


Y por último, el ámbito policial. Debe

darse la explicación que, cuando

hablamos del Criminólogo en el

ámbito Policial, se hace como

referente a un profesional externo, es

decir, un profesional no

obligatoriamente perteneciente a los

CC.FF.SS. Volviendo a la aplicación

científica de la Criminología, dentro

de la casuística policial, dicha ciencia

ayudaría a conceptos dentro de la

laboral policial para aumentar no solo

la seguridad sino la propia

percepción del concepto por parte de

los ciudadanos. Para ello son

imprescindibles, de nuevo, la

realización por parte del Criminólogo,

de estudios, para poder inferir en este

ámbito concreto, como pueden ser, el

estudio de la percepción ciudadana

de la seguridad, el estudio de puntos

negros 6 para la óptima aplicación de

patrullas con la mayor eficiencia,…

Por lo tanto, y siendo conscientes que

en este artículo solo se analizan

aquellas aplicaciones que podrían

definirse como más pragmática e

incidentes para los intereses sociales,

se debe tener claro cuál es, de manera

global, el fin último de la

Criminología.

delito en toda su extensión. Como

ciencia, su objetivo es estudiar

empíricamente el delito para acercar

su resolución al cero absoluto. Por

ello, tanto de manera directa (auxilio

para la Justicia en la figura del Perito)

como indirecta (estudio teórico de los

crímenes), la ciencia criminológica va

a aportar las herramientas

necesarias, tanto cualitativas como

cuantitativas, para la resolución en

los niveles macro (con políticas

incidentes contra los delitos) como a

nivel micro (resolución de hechos

delictivos), resolviéndolos con el

apoyo de las herramientas y técnicas

nacidas de la Criminología.

Siendo sinceros, se debería hablar de

dos objetivos, en los cuales uno

predomina sobre el otro. Obviamente,

la Criminología puede ayudar,

auxiliar y aportar técnicas para el

esclarecimiento de un hecho a partir

del conocimiento de la propia ciencia.

Pero este no es el objetivo más

profundo. El fin primordial de la

Criminología es la prevención del

6 El concepto de punto negro

es definido como aquellas

localizaciones geográficas

donde se concentra el mayor

número de delitos, ya sea de

manera general o con un delito

específico.

13


14


TEORÍAS CRIMINOLÓGICAS. CRIMINOLOGÍA

AMBIENTAL. LA TEORÍA DE LAS VENTANAS

ROTAS.

Resumen

En este artículo se va a analizar una de las teorías encuadradas dentro de la Criminología ambiental

que más eco ha tenido a lo largo de la historia de la ciencia criminológica y cuyos resultados han

influido en la Sociología Urbana y han sido puestos en práctica con resultados positivos. Aún así, en el

desarrollo del artículo se verá como el experimento, lejos de resolver el problema de fondo, deja

abierta tal vez la pregunta clave que aún hoy, la Criminología ambiental no ha podido responder.

El experimento, del cual nació la

conocida como teoría de la ventana

rota fue ideado por el profesor Philip

Zimbardo (23/03/1933), Psicólogo

Social y profesor de la Universidad de

Stanford (EE.UU.) en 1969. La mise en

place del mismo era sencilla. Localizó

en dos barrios de contexto sociocultural

diferentes un vehículo de las

mismas características (Color, año,

modelo,…). El primer barrio elegido

fue el Bronx (Nueva York). Por aquel

entonces el Bronx era considerado

uno de los barrios más pobres de la

ciudad, con un alto índice de paro, de

criminalidad y con una población

marginal y excluida socialmente. El

segundo barrio escogido por el

profesor Zimbardo fue Palo Alto

(California). Un barrio socioculturalmente

opuesto al Bronx, con

un casi inexistente índice de paro,

habitado por la clase media y alta y

un reconocimiento social exquisito.

En ambas localizaciones el vehículo

fue "abandonado" en las mismas

circunstancias (puertas y ventanas

cerradas,…).

Los resultados primarios del

experimento no fueron

sorprendentes respecto a lo

esperado. En pocos días, incluso en

los primeros minutos, el vehículo

"abandonado" en el Bronx fue objeto

de intervenciones delictivas (roturas

de ventana, hurto de ruedas,…) hasta

quedar totalmente desvalijado,

mientras que aquel que estaba

situado en Palo Alto no fue de

ninguna manera atacado.

No obstante, el profesor Zimbardo

quiso ir un paso más allá puesto que,

15


a pesar que lo ocurrido podía ser

previsible para la época, quería

indagar sobre cuestiones más

intrínsecas al hombre respecto a la

sociedad y decidió centrarse en el

vehículo situado en la zona más

elitista, y para ello rompió una de las

ventanas del vehículo, dejándolo tal y

como había estado pero con esa

pequeña variable respecto al control

anterior.

Y los resultados fueron ciertamente

sorprendentes para el profesor y su

equipo. En una semana, el vehículo

apostado en el barrio de Palo Alto

había sido saqueado y presentaba las

mismas características debido a

acciones delictivas que el posicionado

en la zona del Bronx. Tras el

experimento, Zimbardo extrajo las

siguientes conclusiones.

Como conclusión general obtuvo que,

el delito es mayor (y más rápido) en

las zonas contextualmente más

descuidadas, sucias y degradas. Y,

como conclusiones adyacentes se

obtuvieron que, primero, el deterioro,

desinterés y suciedad va rompiendo,

resquebrajando las normas éticas de

comportamiento. Segundo, Las zonas

con una temporalidad de descuido

mayor, pueden romper las normas de

convivencia y límites sociales

definitivamente (siendo muy

complicado su reinstauración). Y

tercero, observó que cada acto que se

realizaba al vehículo era cada vez más

violento que el anterior, por lo que

existe un componente de inmersión

delictiva en el cual el sujeto se

encontraba protegido.

En la época, el experimento fue,

podría calificarse dentro de la

Psicología Social, tremendamente

revolucionario, pues era uno de los

pocos experimentos que llevado a

cabo con clases sociales diferentes,

entre pobres y ricos, no trataba de

demostrar que los sujetos con más

necesidades robaban o delinquían

contra los ricos, sino que se

estudiaban como parcelas separadas

obteniendo el mismo

comportamiento. Y he aquí donde

está la conclusión que abrió otra gran

pregunta.

Consiguió, el profesor Zimbardo,

demostrar que la pobreza no

acentuaba el acto delictivo. Sino que

un contexto preciso, más

concretamente degradado, sucio,…

invitaba a la comisión del mismo.

Pero he aquí la gran pregunta que

surgió. ¿Es el contexto (desordenado,

descuidado,…) quien generaba o

fomentaba la pobreza, o era esta

quien fomentaba el contexto

degradado? Aún hoy, no hay una

respuesta basada en estudios

empíricos.

Lo que está claro es algo que muchas

veces no se estudia como debería en

la prevención del delito, y es que, toda

acción, en el caso que ocupa las

criminales, requieren de un

desencadenante. Y este

desencadenante está presente en

todas las esferas de estudio de la

Criminología. En el presente hecho el

contexto urbano es el

desencadenante que, por nimio que

parezca (rotura de una ventana a un

vehículo cualquiera) puede llevar a la

fragmentación de la convivencia

pacífica hacia una sistemática

delictiva. Los desencadenantes son

una variable esencial tanto para

resolver un hecho como para

prevenirlo, y esto, es una conclusión

transversal del presente estudio.

En la década de los 80, una década

después del experimento de

16


Zimbardo, el politólogo James Q.

Wilson y el criminólogo George L.

Kelling volvieron a comprobar con un

experimento semejante al de

Zimbardo las mismas conclusiones.

En 1996, George L. Kelling junto con

Catherine Coles publicaron un libro

titulado "Arreglando ventanas rotas"

donde exponían de manera amplia los

resultados obtenidos.

Pero, como siempre es menester y

argumento de peso, la teoría de las

ventanas rotas tuvo su mejor aliado

en Rudolph Giulani, alcalde de Nueva

York, quien en 1994 puso en marcha

su política de "tolerancia cero" frente

a la delincuencia común poniendo a

prueba los axiomas de la teoría en el

metro de la ciudad. Borraban casi de

manera instantánea cualquier pintada

o grafiti en los vagones, arreglaban

cada rotura de puerta o ventana,

mantenían todos los trenes

impecables y se esmeraron en que

siempre lucieran, tanto los trenes

como las estaciones, como nuevos,

consiguiendo una reducción de la

delincuencia en el metro ciertamente

espectacular.

Es obvio que, un ambiente propicio

para una convivencia pacífica ayuda

al mantenimiento de una paz social, y

así lo referenció Zimbardo y se puso

de manifiesto por sus colegas y el

alcalde de Nueva York

posteriormente. Pero también existen

muchas variables que no se tuvieron

en cuenta a la hora de realizar el

experimento. A pesar de haberse

convertido en una teoría universal en

la Criminología, el estudio solo se

llevo a cabo en dos barrios, por lo que

no hubo ningún tipo de muestra

representativa que pudiera

garantizar la universalidad de las

conclusiones. Por otro lado, no se

realizó ningún tipo de análisis de los

sujetos que llevaron a cabo los actos,

ni de cuántos de ellos, pudiendo

hacerlo no lo hicieron. Ni tampoco se

estudió la respuesta social, tanto de

las personas que podrían ser testigos

de los actos o de la comunidad en

general. Es por ello que, lejos de

quitar ningún tipo de mérito a tan útil

y necesario experimento para la

Criminología en general y la

Sociología Urbana y Criminología

Ambiental en particular, deben, todos

aquellos investigadores y científicos,

basar sus estudios y análisis en

parámetros totalmente objetivos,

utilizando la metodología científica, y

reduciendo al máximo el carácter

subjetivo que podría proyectarse. La

obtención de una muestra, el análisis

de las variables de control, los sesgos

y los errores que podrían ser

cometidos deben ser tenidos en

cuenta para la elaboración de una

teoría científica universal y empírica.

Y es por ello, tras esta breve crítica al

experimento, se debe argumentar que

actualmente las teorías nacidas del

seno de investigaciones académicas

están constantemente en dialéctica,

contraposición y análisis por parte de

otros científicos que validan sus

conclusiones, con lo que siempre se

obtendrán unas conclusiones validas

y validables, objetivo de toda teoría

científica.

17


18


PERFILACIÓN CRIMINAL. PERSONALIDAD

QUERULANTE.

Resumen

En el presente artículo se va a profundizar sobre las personalidades querulantes. Un término poco

conocido y analizado pero importante para la Criminología y la Perfilación Criminal. Se

analizará desde una perspectiva criminógena, siendo conscientes que la gran mayoría de

personalidades querulantes no se ven involucradas en acciones criminógenas.

El término querulante es un concepto

muy poco conocido para el público

general, pero también poco utilizado

y analizado a nivel criminológico. En

este artículo, encuadrado dentro de la

técnica criminológica de la Perfilación

Criminal, se va a profundizar y

estudiar los aspectos relevantes de

este tipo de personalidad para la

Criminología.

En el acervo popular, el término de

personalidad querulante se identifica

con un sujeto tremendamente

sensible en cuanto a los agravios y

que cree que cualquier interpelación

es un ataque hacia su persona.

Obviamente, siempre que se hable de

tipología de personalidades, debe

quedar claro que existen grandes

diferencias entre ellas, es decir, puede

que un sujeto presente una

personalidad totalmente querulante,

pero, a su vez, otro sujeto puede

presentar rasgos, o simplemente

etapas vitales en las cuales, según el

concepto analizado, se sienta más

agraviado o tenga mayor suspicacia.

En estos casos, se debería analizar el

por qué de estos rasgos, el

desencadenante de los mismos,…

Pero debe tenerse claro que existen

diferentes grados, percepciones y

aspectos desencadenantes, pues

cuando se habla de personalidades no

se puede generalizar, ni mucho

menos caer en el error de pensar que

una tipología de personalidad se den

siempre con la misma carencia e

incidencia.

Dicho lo cual, se comenzará por una

aproximación objetiva definiendo el

término psicológica y médicamente.

19


La personalidad querulante está

encuadrada dentro de los trastornos

paranoides de la personalidad. Según

el CIE-10, las características de las

personalidades querulantes son:

a) Sensibilidad excesiva a los

contratiempos y desaires.

b) Incapacidad para perdonar

agravios o perjuicios y predisposición

a rencores persistentes.

c) Suspicacia y tendencia generalizada

a distorsionar las experiencias propias

interpretando las manifestaciones

neutrales o amistosas de los demás

como hostiles o despectivas.

d) Sentido combativo y tenaz de los

propios derechos al margen de la

realidad.

e) Predisposición a los celos

patológicos.

f) Predisposición a sentirse

excesivamente importante, puesta de

manifestado por una actitud

autorreferencial constante.

g) Preocupación por "conspiraciones"

sin fundamento de acontecimientos del

entorno inmediato o del mundo en

general 7 .

Según el DSM-IV R, las características

son las siguientes:

A. Desconfianza y suspicacia general

desde el inicio de la edad adulta, de

forma que las intenciones de los demás

son interpretadas como maliciosas,

que aparecen en diversos contextos,

como lo indican cuatro (o más) de los

siguientes puntos:

1. sospecha, sin base suficiente, que los

demás se van a aprovechar de ellos, les

van a hacer daño o les van a engañar.

2. preocupación por dudas no

justificadas acerca de la lealtad o la

fidelidad de los amigos y socios.

3. reticencia a confiar en los demás

por temor injustificado a que la

información que compartan vaya a ser

utilizada en su contra.

4. en las observaciones o los hechos

más inocentes vislumbra significados

ocultos que son degradantes o

amenazadores.

5. alberga rencores durante mucho

tiempo, por ejemplo, no olvida los

insultos, injurias o desprecios.

6. percibe ataques a su persona o a su

reputación que no son aparentes para

los demás y está predispuesto a

reaccionar con ira o a contraatacar.

7. sospecha repetida e

injustificadamente que su cónyuge o su

pareja le es infiel.

B. Estas características no aparecen

exclusivamente en el transcurso de una

esquizofrenia, un trastorno del estado

de ánimo con síntomas psicóticos u

otro trastorno psicótico y no son

debidas a los efectos fisiológicos

directos de una enfermedad médica 8 .

Pero, una vez conceptualizado

psicológica y psiquiátricamente ¿qué

interés puede tener para la

Criminología esta personalidad? En

un primer momento, y de manera

más coloquial, debe hacerse mención

que, más en el ámbito jurídico que

criminológico, este tipo de

personalidades es conocida como el

"falso denunciante". Las

personalidades querulantes con

menos carga cognitiva respecto al

trastorno, creyéndose agraviadas por

cualquier acción, comentario,…

suelen ser personas con un alto

número de denuncias, quejas,… por

7 F60.0. Trastornos paranoides

de la personalidad. CIE-10.

8 DSM-IV revisado. Criterios

para el diagnóstico.

20


ellos interpuestas y suelen ser

habituales en ciertos estamentos

legislativos.

Pero también, ese tipo de agravios

puede llevar a la comisión de delitos

más graves, incluyendo el asesinato,

debido a la falsa realidad que viven

respecto al honor de su propia

imagen, de su propia persona. Las

personalidades querulantes pueden

llegar a vivir no solo la percepción de

un agravio en cualquier acción, activa

o pasiva, o incluso en cualquier

comentario inocuo de personas

tremendamente cercanas al sujeto.

Pueden sentirse, en los trastornos

más desarrollados, víctimas de una

conspiración que puede ir desde las

personas más cercanas al sujeto,

como creerse inmerso en un complot

generalizado contra él. En este punto

es donde la personalidad querulante

puede ser de interés para el estudio

criminológico.

En estas situaciones, lo más normal

dentro de la propia casuística

criminológica es que el querulante se

sienta objetivo de una conspiración

por sus más allegados. Los casos más

explícitos se dan cuando no existe de

ninguna manera, acción o

comentarios, que puedan hacer

pensar que eso es así. Es decir, que no

existe ninguna posibilidad de

argumentar que existe no ya una

conspiración, sino siquiera un mínima

sospecha de una mala relación, un

comentario,.. por lo que, como suele

pasar con las personalidades

paranoides, la explicación racional,

lógica de la situación al sujeto, no

crearía ningún tipo de confort, sino

que incluso agravaría la situación

pensando este que dichas

explicaciones provienen del ánimo de

hacerle desistir de la idea con el fin de

proseguir con el "plan" trazado

contra la misma.

Normalmente, los delitos

emprendidos por los querulantes,

suelen tener como objetivo "parar",

abortar, poner fin a la supuesta

conspiración, agravio, insulto,… Por lo

que el término venganza en contra de

sus "enemigos" suele formar parte de

proceso cognitivo del querulante.

Esto, a nivel criminológico lleva

implícito en la mayoría de los casos la

planificación de los hechos, por lo que

no suele presentar, cuando el sujeto

quiere desbaratar una conspiración,

ataques impulsivos, sino más bien

provistos de una planificación y

organización, más propios de

personalidades psicopáticos que

psicóticas, como podría corresponder

a los criminales que sufren trastornos

de personalidad paranoides.

Es por ello que, a nivel Criminológico,

y sobre todo en Perfilación Criminal,

los sujetos querulantes presentan en

su modus operandi una organización y

planificación del hecho, que eso sí,

pueden ser combinados con una

agresión, muerte, ciertamente

impulsiva por sentirse liberada en la

acción. Por lo que la escena del

crimen presentará características de

los asesinos mixtos, esto es,

planificación y organización junto a

ataques atávicos.

Por otro lado, no suelen ser sujetos

que respondan a un perfil criminal

establecido, esto es, no suelen

corresponder sus acciones con la

llamada "escalada criminal" propia de

los criminales más violentos. Es muy

poco probable que tenga

antecedentes penales, y lo único que

podría ayudar a identificar su

personalidad es la posible presencia

de discusiones y/o denuncias con la

21


víctima, producto de su catalogación

como "falso denunciante", por lo que

la "escalada criminal", adaptada a

este tipo de personalidad podría

definirse, en el caso de los

querulantes criminales como:

1) Problemas con la víctima y su

entorno.

2) Causas judiciales (con víctima y

entorno).

3) Acto criminal (asesinato).

Por otro lado, concatenado con la

variable anterior (falta de experiencia

criminal) y a pesar de la organización

y planificación del acto, suelen ser

fácilmente identificados por la

investigación criminalísticas, ya que

su falta de experiencia hace que no

tengan en cuenta muchas acciones

y/o detalles que ayuden a su

identificación. Aún así, una vez

detenido el querulante criminal, es

muy posible que su interrogatorio no

obtenga los resultados esperados, y el

trato con el sujeto detenido sea

complicado, ya que, si el trastorno

está tan desarrollado como para

llevar al querulante a la comisión de

un asesinato es muy probable que,

lejos de creer que la conspiración ha

acabado con la muerte de la víctima,

tenderá a, una vez detenida,

"incorporar" a su(s) interrogador(es)

y actores judiciales (incluyendo su

propio letrado) a la conspiración, y

como ya se ha analizado, la

explicación de las circunstancias no la

reconfortará de ninguna manera, sino

que muy al contrario afianzará su

creencia.

En cuanto a la clasificación criminal,

esta dependerá de las víctimas que

considere dentro de los agravios,

insultos, conspiraciones de su

paranoia. Si esta está compuesta por

una sola víctima, podrá calificarse

como un sujeto asesino. Si, por el

contrario, sus objetivos son más de

una persona que pertenecen a un

mismo grupo de influencia en su vida

(amigos, familiares,…) el querulante

criminal será catalogado como

asesino en masa muy probablemente,

pues intentará acabar con sus

víctimas en el menor tiempo posible,

y si es factible en el mismo acto

(comida familiar, reunión de

amigos,…). Es prácticamente

imposible que un querulante sea

catalogado como asesino serial, es

decir, que provoque más de dos

muertes (tres o más) con un periodo

de enfriamiento entre ellos ya que el

sujeto es muy consciente de que

cuando antes acabe con sus

"conspiradores" antes acabará la

conspiración. Puede ser que exista un

distanciamiento temporal si las

víctimas del querulante están a una

distancia geográfica con la

imposibilidad de realizarlo en el

mismo acto, pero tampoco podría

catalogarse, ni estudiarse, ni

investigarse como un asesino serial,

ya que no existiría técnicamente

hablando un periodo de enfriamiento,

sino que el tiempo transcurrido entre

víctima y víctima correspondería con

el periodo temporal de

desplazamiento entre las víctimas.

22


23


¿QUÉ ES LA CRIMINALÍSTICA?

Resumen

En este artículo se profundizará en el concepto de la Criminalística, sus

diferencias con la Criminología, su aplicación y la idiosincrasia del propio

término.

En muchas ocasiones, tal vez

influenciados por la cultura televisiva,

aunque no siempre ni únicamente, los

conceptos de Criminología y

Criminalística se confunden o se utilizan

y/o entienden de manera transversal e

indivisible. Ya se ha analizado, en este

mismo número, qué es la Criminología,

pero ¿Y la Criminalística? En un sentido

generalista, la Criminalística es definida

como el "Estudio de los indicios de un

hecho criminal con el fin de determinar

todos los datos posibles relativos a la

víctima o a las circunstancias del

crimen 9 ". Pero, ahondando en el

término, y queriendo profundizar

desde el punto de vista forense, la

Criminalística es la aplicación de toda

ciencia y/o técnica al ámbito de la

investigación criminal.

Esto quiere decir que cualquier ciencia

y/o técnica puede convertirse en parte

de la Criminalística. Cualquier ciencia

y/o técnica que sea utilizada en un

proceso judicial lleva implícito el

término forense, por lo que entraría a

9 Real Academia de la Lengua

Española.

formar parte de la Criminalística. Así,

por ejemplo, si, a lo largo de una

investigación se necesitara la

intervención de un informático, al

realizar una acción a nivel judicial,

automáticamente se convertirían en

"informática forense".

A pesar de ello, es cierto que existen

ciertas disciplinas que están ligadas de

manera intrínseca en la laboral judicial,

siempre, o casi siempre, enfocadas al

ámbito forense, tales como la Pericia

Caligráfica y Documentoscopia que, en

prácticamente la totalidad de los casos,

son utilizadas en casos judiciales, en

investigaciones criminales,… para, o

bien demostrar la autentificación y/o

falsificación de una firma o documento,

respectivamente.

Por otro lado, la necesidad de

especialización dentro de las diferentes

ciencias ha hecho que la especificidad

deba ser tal, que dentro de una misma

disciplina científica se hayan

desarrollado especialidades propias y

que únicamente están enfocadas al

ámbito de la investigación judicial.

24


Buen ejemplo de ello es la Medicina

Legal (conocida por Medicina Forense)

cuyo grado de concreción es siempre

utilizada para tales fines.

La Criminalistica per se, tiene como

objetivo final ayudar a conocer el

autor(es) de un hecho delictivo, pero,

como se ha analizado, la Criminalística

es un concepto que engloba multitud

de disciplinas, y cada una de ellas

auxiliar a la investigación para el

conocimiento pleno de un ámbito del

hecho criminal pero por sí solas no

descubre al autor(es), sino que

encamina cada investigación con un

conocimiento total de su "parcela" de

conocimiento.

Así, por ejemplo, en una investigación

en la cual el objetivo es descubrir el

autor de un hecho en donde se han

realizado varios disparos, se utilizarán

varias disciplinas dentro de la

Criminalística. En un primer momento,

la Inspección Técnico-Policial (conocida

por inspección ocular) recogerá todos

los indicios que puedan. Entonces,

intervendrá como disciplina la Medicina

Forense, en el caso en el cual haya

habido sujetos o bien muertos por

disparos o bien heridos, para extraer

los proyectiles. Después, la Balística

Forense se encargará del estudio de

esos proyectiles, vainas y pistola (si la

hubiera) para identificar si estos fueron

disparados por el mismo arma,

identificación del mismo,… Por otro

lado, si hubiera algún detenido en ese

momento, la Química Forense

identificará si existen residuos 10 de

disparo en el (los) sujeto(s) detenidos,

la Dactiloscopia se encargará del

estudio de las supuestas huellas

dejadas en el escenario, etc. Por lo que,

10 Plomo, bario y antimonio.

la Criminalística como tal es un

compendio de ciencias y técnicas

aplicadas al ámbito de la investigación

criminal.

Por otro lado, la Criminalística puede

también utilizarse de manera separada

cuando únicamente se necesitara un

análisis concreto en una determinada

investigación. Este hecho suele darse

en investigaciones en el ámbito

privado. Como ya se ha relatado,

existen ciencias y/o técnicas que suelen

utilizarse únicamente para fines

forenses y pueden darse de manera no

transversal a otras disciplinas. Como

ejemplo ya relatado se hace de nuevo

mención a la Pericia Caligráfica, técnica

ampliamente utilizada en los procesos

judiciales para el estudio de firmas,

escritos,… que pueden darse como

única prueba Criminalística y/o Forense

para la resolución de un hecho.

Por ello se debe separar (al menos

conceptualmente) entre las ciencias

Criminalísticas como compendio de

disciplinas aplicadas a una investigación

y la Criminalística como auxilio judicial

de expertos forenses.

En el primer concepto estaría la

utilización de todas o más de una

disciplina dentro de la Criminalística

para investigar un hecho desde el

principio hasta el final. En el segundo,

estarían aquellas pruebas puntuales, de

una disciplina concreta, para conocer

un aspecto específico dentro de la

investigación.

Es por ello que, al igual que la

Criminología, la Criminalística debe

tener, para su continua mejora, una

parte de investigación académica que

no siempre tiene que estar

íntimamente ligada (como sí pasa en la

25


Criminología) con el mundo de la

investigación criminal, ya que, aspectos

que en un primer momento no

tendrían una aplicación forense directa

(como sería la investigación en el

ámbito de la genética, podría, y puede,

a medio plazo ser utilizada en la

investigación criminal).Debido a esto, el

fomento de la investigación académica

es de vital importancia para el

desarrollo de la Criminalística en

cualquiera de sus vertientes para su

posterior aplicación pragmática en

investigaciones de campo con el fin del

descubrimiento del autor(es) de un

hecho delictivo.

Para concluir, se obtiene pues la clara

diferencia entre Criminología y

Criminalística. La primera, orientada al

estudio de los delitos teniendo como

fin la prevención y compresión de

todos los componentes del mismo

(victimario, víctima y repercusión

social). Y la segunda, con una clara

orientación al descubrimiento del

autor(es) de un hecho delictivo. La

Criminología es una ciencia inter y

multidiscipliniar mientras que la

Criminalística podría definirse como

únicamente multidisciplinar que, a

pesar de unir todo el conocimiento

para un mismo objetivo no convergen

como única aplicación, sino que son

estamentos separados para conocer,

alcanzar un objetivo común.

No obstante, y a pesar que no es

obligatoria su transversalidad aplicada,

nadie puede negar la conexión real de

ambas disciplinas ya que, con la

Criminología se conocen los aspectos

macro del delito en cualquiera de sus

vertientes, mientras que la

Criminalística incide en aspectos micro

con el fin de analizar un único hecho. La

Criminología estudia un concepto

holístico, dividido en ámbitos, como es

el crimen. La Criminalística estudia un

solo hecho delictivo cada ocasión con el

fin de conocer al autor(es) del mismo,

desde una aplicación práctica de las

ciencias necesarias para el mismo.

26


27


BALÍSTICA FORENSE. PRINCIPIOS

FUNDAMENTALES. INTRODUCCIÓN A LA

BALÍSTICA.

Resumen

Se va a profundizar en este artículo en los principios fundamentales de la Balística

Forense, así como los conceptos introductorios para el conocimiento de la

disciplina.

La Balística Forense no es un totum

revolutum en el cual lo único a

estudiar son las armas, sus

proyectiles y el efecto por estos

causados. Tiene, llamémoslas

subespecialidades, las cuales

el Perito tiene que conocer y manejar

para su labor profesional.

Dichas especialidades forman las

partes del todo que es la Balística, en

nuestro caso, aplicadas a la

investigación forense. Estas

especialidades, a continuación

analizadas, son las siguientes:

1. Balística interna.

2. Balística externa.

3. Balística de efecto o terminal.

Grosso modo, dentro del concepto

Forense,

el Perito

Judicial desarrollará su función en los

siguientes ámbitos:

En Balística operativa, en la cual, los

trabajos a realizar serán:

1. Examen operativo de las armas.

2. Capacidad de fuego.

3. Características técnicas.

4. Obtención de indicios dubitados e

indubitados 11 .

11

Los indicios o pruebas

indubitadas son aquellos de los

cuales el Perito no tiene

ninguna duda de su veracidad.

Por el contrario, las pruebas

dubitadas son aquellas que

deben ser analizadas y no se

conoce su naturaleza. En

Balística Forense, los indicios

dubitados serían, por ejemplo,

proyectiles encontrados en la

escena de un tiroteo. E

Indicios indubitados son

aquellas vainas que el Perito

ha obtenido de la pistola que

se cree cometió los disparos en

el laboratorio forense, es decir,

de las que no tiene ninguna

duda que fueron disparados

por el arma, ya que fue él

quien la disparó. Una vez

obtenidos las vainas

indubitadas, se compararían

con las dubitadas para estudiar

28


5. Estudios sobre prendas y superficies

objeto de disparo.

6. Características técnicas del arma.

7. Inspecciones oculares, llamadas

técnicamente Inspección Técnico

Policial.

Por otro lado, transversalmente, está

la Balística Identificativa, cuyo

mayor ámbito de trabajo para

el Perito Forense es el siguiente:

Identificación de cartuchos, vainas y

proyectiles (comparación) dubitadosindubitados.

Subdividido en:

1. Balística microcomparativa:

Estudio microscópico de trazas.

2. Balística reconstructiva: Reconstru

cción del hecho con todos los

elementos analizados.

3. Balística identificativa: Comprende

desde la obtención de indicios

indubitados hasta la comparación

microscópica.

BALÍSTICA INTERNA.

La Balística Interna es la encargada

de estudiar todos los fenómenos que

ocurren en el interior del arma en

todo momento hasta que el proyectil

abandona la boca de la misma. Estos

fenómenos son:

1. La ignición de la mezcla fulminante.

2. La combustión de la pólvora de

propulsión.

3. La presión producida por la

combustión de la carga de pólvora.

4. El entallado del proyectil en el

rayado (si lo hubiera) del arma.

si han sido disparadas con la

misma arma, o no.

5. La velocidad del proyectil en el

interior del cañón.

6. El giro del proyectil alrededor de su

eje (rayado).

7. La resistencia de cada una de las

partes constitutivas del arma.

8. La elevación de la boca del arma a

la salida del proyectil.

9. La erosión del tubo por efecto de los

gases de combustión.

10. El desgaste del tubo por efecto del

rozamiento del proyectil.

11. El retroceso del arma.

12. La vibración del arma.

A partir de aquí, y con estos

elementos,la Balística Interior interr

elaciona los datos obtenidos para el

cálculo de los siguientes parámetros:

1. Cálculo de la longitud del cañón más

adecuado para un proyectil

determinado.

2. El dimensionado y desarrollo del

estriado de los cañones.

Como se puede observar, al parecer

la Balística Interna está más

enfocada al desarrollo de mejora de

medidas técnicas de precisión, de

material,… Pero es importante ya que,

el Perito en Balística Forense, en

ocasiones, deberá, por ejemplo,

estudiar la potencia de fuego del

arma o comprobar que el arma está

en perfecto estado de utilización,…

BALÍSTICA EXTERIOR.

Podría

definirse

la Balística Exterior como “El

análisis de lo que ocurre con el

proyectil desde que abandona la boca

del cañón hasta que hace blanco, o

bien agota su impulso y cae. El camino

que recorre ese proyectil,

independientemente de la forma de

dicho camino o de su permanencia, se

llama “trayectoria”

29


Por lo tanto, trayectoria es la figura

formada por los distintos puntos que

van ocupando el centro de gravedad

de un objeto a medida que transcurre

el tiempo” 12 .

La Balística Exterior estudia

también la dualidad proyectil-sistema

de puntería. Los cálculos físicos que

derivan de este análisis son

principalmente dos:

1. La densidad sección y,

2. El coeficiente balístico.

La densidad seccional es la relación

entre el peso y el diámetro del

proyectil. Su fórmula es la siguiente:

Dónde:

Ds=P/D2

Ds es la Densidad seccional.

D2 es el diámetro del proyectil al

cuadrado.

La densidad seccional puede

calcularse para los siguientes

supuestos:

1. Dos proyectiles cilíndricos del

mismo diámetro y longitud, uno

hecho enteramente de madera y el

otro de plomo, son disparados a la

misma velocidad, da como resultado

que el de plomo irá más lejos e

impactará más fuerte que el de

madera, porque a pesar de que ambos

proyectiles poseen iguales

dimensiones y velocidades

iniciales además de la

misma resistencia al aire,

lo único que los hace

comportarse de forma

12

“Balística. Manual”. María

Fernanda Ferreyro. Editorial

BdF. Segunda edición. 2011.

diferente es la densidad del material

con el que se han fabricado. El

proyectil de plomo tiene mayor

densidad que el de madera.

2. Dos proyectiles cilíndricos del

mismo diámetro y ambos de plomo,

uno más largo que otro, por ejemplo,

el doble, disparados a la misma

velocidad; no cabe duda que el más

largo iría más lejos y golpearía más

fuerte que el corto, ya que el más

largo tiene mayor Densidad Seccional

que el corto y eso es debido a que dos

proyectiles de la misma forma pero

uno con más peso en relación a su

diámetro, retiene por mejor y por

más tiempo su velocidad y su energía.

Y el Coeficiente Balístico, que puede

definirse como la forma dada al

proyectil, unida a su Densidad

Seccional responde a la siguiente

fórmula:

CD=P/D2xK

Es decir, la misma fórmula que

la Densidad Seccional pero afectada

por un factor de forma (K) que

penaliza a los proyectiles de punta

chata o roma y favorece a los

puntiagudos.

La norma general que se extrae de

la Densidad Seccional es que

cualquier proyectil de igual peso y

diámetro en las mismas condiciones

de vuelo, pero con la forma más

"puntiaguda" irá con mayor

velocidad, precisión y puntería hacia

su blanco, es un

concepto de

aerodinámica.

Actualmente, los

fabricantes de

munición hacen

figurar el Coeficiente Balístico de sus

productos.

30


Otro de los conceptos más

importantes en Balística Forense es la

trayectoria. Los factores que más

influyen y que se consideran

conceptos de la trayectoria y que

el Perito en Balística Forense debe

tener en cuenta a la hora de comenzar

su estudio son:

Origen de trayectoria: El origen de

la trayectoria se ubicará delante de la

boca del cañón en el momento que el

proyectil la abandona. En este caso

existen dos axiomas por los cuales

el Perito en Balística Forense tiene

que conocer este factor. El primero es

el que “menos” le

interesa, pero a la vez el

más objetivo, y es el

conocer la velocidad

inicial, que puede

calcularse

matemáticamente con

un péndulo.

Y el segundo, en el cual

el Perito tendrá que llevar a cabo una

deducción con los demás factores de

la trayectoria y es estimar la posición,

es decir, el origen de la trayectoria,

analizando la posición del tirador. El

Perito podrá conocer el

lugar del origen de

trayectoria de manera

exacta y estimar la

posición del tirador

(sentado, de pie,

tumbado,…) por lo que el origen

(hecho científico) dará la posición

(hecho deducido).

Línea de mira: Es la línea recta que

une el alza y el vértice del guión,

iniciándose en el

ojo del tirador y

finalizando en el

blanco.

Línea de tiro: Es la

prolongación del eje del ánima del

cañón.

Ángulo de tiro: Es aquel que

describe la amplitud que existe entre

la línea de tiro y la horizontal

respecto al nivel del mar.

Tramo ascendente: Es la etapa

inicial de la trayectoria en un disparo

que supera el grado cero en su ángulo

de tiro hasta que llega a su máxima

altura, es decir, cuando no sube más.

El máximo de altura depende de

factores externos (climatología,

gravedad,…).

Vértice de

trayectoria: Altura

máxima que alcanza

el proyectil.

Tramo

descendente: Es la

etapa final de una

trayectoria parabólica, donde el

proyectil comienza a bajar hasta que

se detiene (en el blanco o no).

Alcance máximo: Es la distancia

que logra el proyectil recorrer en las

mejores

condiciones de tiro

sin tener el

objetivo de hacer

blanco sino

recorrer la mayor

distancia posible. La posición de

partida ideal es un ángulo de tiro de

45º.

Alcance efectivo: Es la distancia

máxima a la cual puede apuntarse un

arma determinada

y con una

munición

específica logrando

el blanco prefijado.

En Balística existe

31


una discusión sobre si el alcance

efectivo se da únicamente cuando se

bate el sitio exacto donde se apuntaba

o basta con acercarse lo máximo

posible. Un dato que debe conocer

el Perito en Balística Forense es que, a

modo de aproximación, las armas

cortas tienen un alcance efectivo de

unos 50 metros. En las armas largas,

el alcance efectivo no se puede

generalizar tanto, ya que depende de

factores como las miras

telescópicas,…

Velocidad: Es el cociente entre la

distancia recorrida y el tiempo

empleado en recorrerla.

Dentro de la trayectoria de los

proyectiles, existe un supuesto que no

suele figurar pero que provoca daños

y hechos graves. Son las llamadas

“balas al aire” o “disparos al aire”.

Estos son los realizados sin ningún

objetivo de dar a un blanco, ya sea

por diversión, producir estruendo,…

Se tiende a pensar que no producen

daño alguno al ser disparado el

proyectil “al cielo”, pero la verdad es

que puede producir graves daños o

incluso la muerte sobre quien

impacte en su descenso. Además, es

una de las investigaciones más

difíciles para un Perito en Balística

Forense.

En la mayoría de los casos será muy

difícil establecer el origen del disparo.

La mejor “prueba” que se puede

obtener es calcular de manera

estimada donde pudo producirse el

disparo y que allí se encontrase el

arma disparada, pero eso no suele ser

así.

En el cálculo probabilístico

el Perito deberá tener en cuenta

diferentes factores:

El primero de todo es que la

matemática nos indicaría que la caída

se daría en un ángulo concreto. Pero

la realidad es bien distinta ya que

existen factores que desvirtúan ese

cálculo. Por lo que el Perito deberá

estudiar:

1. El aire. Cuando se refiere el

concepto “aire” se hace mención al

viento, que deberá conocerse en el

momento del disparo (meteorologia).

También hay que tener en cuenta que,

debido a los edificios, en las ciudades,

existen corrientes de aire que

desvirtúan la trayectoria.

2. El proyectil. Tipo y forma, sobre

todo su forma (roma, de níquel,…) ya

que esto también influirá.

3. Calcular la fuerza analizando

el punto de impacto. Además de

esto, si el impacto ha sido sobre una

persona, se debe conocer la posición

de esta en el momento del impacto

para establecer el ángulo de

incidencia y posible ángulo de tiro.

Hay que tener en cuenta también los

posibles rebotes.

Es por ello que, como se ha

mencionado, en la mayoría de los

casos, únicamente se podrá delimitar

la zona aproximada desde donde se

ha producido el disparo.

BALÍSTICA DE EFECTO O

TERMINAL.

La Balística deEfecto o Balística Ter

minal estudia los fenómenos

acontecidos en el blanco, objetivo o

lugar alcanzado por el proyectil. Más

específicamente analiza la casuística y

los fenómenos en el lapso de tiempo

desde que el proyectil impacta hasta

que se detiene.

32


La Balística Terminal es de vital

importancia para el Perito en

Balística Forense, ya que, en la

mayoría de los casos será desde

la Balística de efecto desde donde

partirá la investigación pericial

(póngase de ejemplo el estudio de un

caso en el cual el primer punto de

partida es una víctima. El comienzo

de la investigación comenzará por el

análisis de las heridas producidas por

el proyectil (Balística Terminal)).

Lógicamente, un mismo proyectil no

se comporta de la misma manera en

su impacto cuando las superficies son

diferentes. Su comportamiento

dependerá de si impacta sobre el

cuerpo humano u otro tipo de

superficie, así como si antes de su

parada ha impactado con otra

superficie.

A la hora de comenzar a estudiar los

efectos producidos por el proyectil se

tienen que tener en cuenta varios

factores. Entre los que destacan:

1. Tipo de proyectil en toda su

extensión (calibre, forma,

velocidad,…).

2. Contexto del

disparo (climatología, posición del

tirador, arma utilizada, incluso la

psicología del tirador puede influir en

la balística terminal).

3. Factores externos (posibles fallos

del arma, rebotes,…).

4. Tipología del blanco (dureza,

movilidad-inmovilidad,…).

Para ello se deben tener claros ciertos

conceptos que serán de gran ayuda

para el Perito en el análisis del caso.

1. Velocidad de impacto: Es la

velocidad en el momento del choque.

Es por consiguiente el elemento más

importante en la determinación de la

capacidad de herir. Por otra parte, al

analizar el impacto y los efectos, es

necesario tener en cuenta las

características del tejido (cuando es

un blanco humano o animal), ya que

la herida irá en consonancia con la

dureza o fragilidad, del tejido.

2. Velocidad residual o

remanente: Es la velocidad que

conserva el proyectil después de

haber perforado el blanco. Esto

quiere decir que para medirlo se debe

de tener en cuenta las consecuencias

posteriores (por ejemplo las heridas

producidas). Este concepto es

importante para el Perito ya que un

disparo efectuado con el mismo arma

y proyectil, tendrá consecuencias

diferentes dependiendo del blanco, de

sus características, dureza,… Es por

ello que se tienen que estudiar de

manera exhaustiva, en el caso de

víctimas humanas, las heridas

producidas. Es lógico, por ejemplo,

que las heridas producidas en huesos

por el impacto de un proyectil pueden

ser de una gravedad menor que si por

ejemplo, se impacta contra un

pulmón, o contra el corazón. Pero

también hay que tener en cuenta que,

siguiendo con el ejemplo mencionado,

es posible que, derivado del impacto

contra un hueso, las “esquirlas” de

este, produzcan un daño mayor que la

rotura del mismo.

3. Teoría de la cavitación: Se

considera como cavitación temporal

el resultado de una enorme fuerza

expandida dentro del organismo

durante el recorrido de la bala con

una duración aproximada de entre 5 y

10 milésimas de segundo. En la

cavitación puede tener origen un

enorme daño causado a una distancia

considerable de la lesión directa. La

33


cavitación se forma principalmente

en función de la velocidad. A menor

velocidad, menor cavitación.

En un blanco animal (obviamente

incluido el humano) los tejidos son

empujados por el proyectil en su

recorrido a una velocidad

ligeramente inferior a la del proyectil.

Esto explica el daño causado por

parte de huesos o dientes,

convertidos en “proyectiles”

secundarios. Mientras mayor sea la

capacidad de absorber energía,

mayor daño sufre el tejido. Por

ejemplo, un proyectil que impacta en

la cara, es susceptible de causar más

daño ya que sus tejidos poseen una

menor capacidad de parada y la

fuerza de la bala se expandirá hacia

todos lados. Un proyectil que impacta

en la zona mandibular causará menos

daños por la densidad de sus

componentes y mayor dureza.

Para entender bien el concepto del

efecto de la cavitación es

indispensable analizar el factor aire.

Cuando un proyectil penetra, por

ejemplo, en tejidos blandos que son

atravesados, irá “destruyendo” y

desplazando todos aquellos que

rompa, desgarre,… es decir, se creará

un vacío. Ese vacío será rellenado por

el aire, que actuará como propulsor

de todos los elementos “desgarrados”.

Cuando el proyectil abandona el

cuerpo, también lo hará el aire, y por

ende los elementos que arrastre. Es

por ello que, el orificio de salida

(además de otros factores) es más

grande que el de entrada. Cuando más

“limpio” sea el recorrido de la bala

por su blanco, es decir, cuando menos

destruya, menos daños causará. Este

daño dependerá de multitud de

factores, pero el más importantes son

las características sobre todo de

forma (K) de la bala. No es lo mismo

un proyectil puntiagudo que uno

romo, así como una bala que no se

deforme, (por ejemplo blindada de

metal) que una que sí lo haga.

4. Teoría del efecto expansivo: se

define como el efecto expansivo

producido por causa de la explosión

del proyectil. No confundirlo con el

efecto de cavitación.

5. Distancia y dirección: Estos

factores serán uno de los más

importantes para el Perito en

Balística Forense. Es harto

complicado el hallarlos de manera

exacta (igual que pasa con la

situación y origen de un disparo “al

aire” antes mencionado). Para poder

estudiarlo, es de vital importancia

conocer otros datos adyacentes como

el orifico de entrada para determinar

la distancia, el ángulo de disparo,… y

corroborarlo con los indicios halladas

en la inspección técnico-policial.

Estos son algunos de los conceptos

que el Perito en Balística

Forense debe aprender, comprender

y manejar en sus investigaciones. Si

desea ampliar información, o solicitar

nuestros servicios, no dude

en contactar con nosotros.

34


35


36


37


38

More magazines by this user
Similar magazines