Crónicas de la participación

participacionbogota

Crónicas de la participación

Crónicas de la Participación


Enrique Peñalosa Londoño

Alcalde Mayor de Bogotá

Miguel Uribe Turbay

Secretario Distrital de Gobierno

Antonio Hernández Llamas

Director General Instituto Distrital de la

Participación y Acción Comunal - IDPAC

Agradecimiento especial:

Equipo de servidores y servidoras públicos

del IDPAC

Fotografías cortesía de:

Asociación Multiactiva Fusión Fantasía

Colectivo Yawar Pacha

Cimarrón Producciones

Gerencia de proyectos - IDPAC

Diseñado por:

Oficina Asesora de Comunicaciones - IDPAC

Impresión:

Secretaría General - Imprenta Distrital

Instituto Distrital de la Participación y Acción

Comunal - IDPAC. 2018

www.participacionbogota.gov.co


CONTENIDO

EDITORIAL

UN JOVEN CUMPLIENDO SUEÑOS

CÓMO RESCATAR

LA TRADICIÓN PERDIDA KICHWA

CIMARRÓN PRODUCCIONES

SAGARA, UN MUNDO LLENO DE COLOR

PARA NIÑ@S

PINTANDO UN NUEVO FUTURO

MARIPOSAS DE TODOS LOS COLORES

CAMBIARÁN EL NORTE DE BOGOTÁ

AL RESCATE DE LOS CIUDADANOS DE

CUATRO PATAS

6

8

10

12

14

16

20


Con frecuencia decimos que los habitantes

de Bogotá participamos poco y que la

ausencia de pequeños y grandes proyectos

y sueños colectivos trae como consecuencia una

gran apatía por lo que pasa en la ciudad.

4

En la Alcaldía de Bogotá, a través del Instituto

Distrital de la Participación y Acción Comunal-

IDPAC, mediante convocatorias públicas que

buscan identificar proyectos e iniciativas en

marcha para mejorar las condiciones de un

grupo, territorio o comunidad, apoyamos a esas

organizaciones que han decidido pasar de las

ideas a acciones concretas para hacer de Bogotá

una ciudad más incluyente, diversa y viva.

A través de procesos públicos como Bogotá

der y Uno más Uno Todos / Una más Una

Todas, hemos conocido proyectos liderados

por jóvenes, por vecinos o por colectivos

y organizaciones sociales, comunales y

comunitarias, que están transformando la

ciudad desde espacios y procesos particulares,

con amplias posibilidades de crecer para

impactar más personas y nuevos lugares.


Crónicas de la Participación

En esta publicación didáctica, queremos

destacar algunas de esas historias, a veces

heroicas, a veces sencillas, en ocasiones tristes

o fuertes, pero siempre esperanzadoras.

Esperamos que estas experiencias se

constituyan en voces y reflexiones que surgen

desde el interior de la ciudad, mostrando que

la participación puede ser una herramienta de

cambio para construir proyectos comunes, que

permitan avanzar hacia una Bogotá Mejor para

Todos y Todas.

5

Disfrútenlas.

Antonio Hernández Llamas

Director IDPAC


6

UN JOVEN

CUMPLIENDO

SUEÑOS

Todos los días, Rosemberg Morales Cruz, se levanta

de la cama para iniciar una vida de servicio. Es un

joven emprendedor que no cree en límites ni barreras

para lograr sus sueños. Tiene 20 años y vive en la

vereda San José de Bosa, al sur de Bogotá, con

su grupo familiar integrado por su abuela y por su

compañera de baile.

A través de su experiencia personal ha logrado

enfrentar con éxito todos los retos de una vida de

arduo trabajo, tanto en el campo económico como

en el familiar.

Rosemberg hace parte de la población con

discapacidad que habita en Bogotá. Ha sido cuidador

de su abuela, quien también tiene una discapacidad,

y deja en claro que esta situación no es una limitante

para él. Al contrario, sabe que es su responsabilidad

y esto lo motiva a desarrollarse como persona.

Su propósito es hacer realidad los sueños de otros

jóvenes que, como él, padecen algún tipo de

discapacidad. Es una persona que se destaca por su

carisma y entrega con los demás integrantes de la

Asociación Multiactiva Fusión Fantasía.

Su capacidad de trabajo y superación lo llevó a

liderar este proyecto encaminado a visibilizar a

jóvenes con algún tipo de discapacidad, con el fin

de demostrarles que no existen barreras para hacer

realidad los sueños.

Por esa razón, durante los últimos años lide

procesos de divulgación y reconocimiento de los

derechos y deberes de la población con discapacidad,

mediante la promoción de danzas culturales en la

localidad de Bosa.

Paralelamente a su trabajo social, Rosemberg viene

preparándose en temas de liderazgo y participación

ciudadana y se alista para iniciar su carrera de

psicología. Siempre le han apasionado las artes y los

espacios culturales. También la danza, la cual utiliza

como mecanismo de comunicación y como base de

la convivencia, la expresión y la construcción artística

colectiva. Está convencido de que estos espacios

generan buenos momentos a jóvenes que requieren

fortalecer su autoestima para poder desarrollar sus

destrezas y habilidades.

En el año 2017 participó en “Bogotá Líder”, una

de las estrategias insignia de la Administración de

Enrique Peñalosa, que busca fortalecer proyectos

de las organizaciones sociales juveniles del Distrito


Crónicas de la Participación

Capital, orientados a trabajar en beneficio de las

comunidades, que contribuyan a la transformación

positiva de realidades sociales y a la consolidación

de la convivencia y la diversidad como ejes de paz.

Su proyecto fue beneficiado de la convocatoria

Bogotá Líder del Instituto Distrital de la Participación,

IDPAC, con el apoyo de la Organización de Estados

Iberoamericanos, OEI.

El apoyo brindado consistió en un intercambio

de experiencias en España, con el objetivo de

fortalecer redes y hacer más sostenible su proyecto

de aprendizaje de danzas para población con

discapacidad. Durante una semana conoció a

representantes de seis organizaciones pioneras en el

tema de inclusión social a nivel mundial.

Rosemberg no sólo cumplió su sueño de demostrar

que es un gran líder. También mostró no tener

límites, porque logró volar en avión por primera

vez y ver las nubes desde el cielo.

Por ahora quiere dejar huella en la

sociedad y eliminar los prejuicios

que limitan a las personas con

discapacidad. Con su pareja de

baile, Luz Marina, quien comparte

esta pasión desde su silla de ruedas,

logró contagiar con la danza, a

más de uno, como alternativa para

explorar los propios talentos.

Con estos sueños cumplidos,

Rosemberg sabe que en

la participación está la

clave para lograr un

mejor futuro.

7


8

CÓMO

RESCATAR

LA TRADICIÓN

PERDIDA

KICHWA

Hace 70 años los primeros indígenas Kichwas llegaron

a Bogotá procedentes de Ecuador como parte de

un pueblo milenariamente comerciante y por ello,

encargado de traspasar fronteras en la distribución

de sus productos artesanales y en la difusión de sus

saberes y conocimientos ancestrales.

Sin embargo, la extensa permanencia en la capital

colombiana les generó algunos problemas: Cuatro

generaciones después, sus nuevos integrantes, al

estar lejos del contacto con el territorio ancestral,

poco a poco se han venido olvidando y rompiendo

la trasmisión del conocimiento y tradiciones de los

adultos mayores (taitas) hacia sus niños.

Por esa razón, el Colectivo Yawar Pacha, tomó la

determinación de fortalecer, recuperar y visibilizar

los saberes ancestrales a través de la enseñanza y

aprendizaje de la música y danza tradicional, con

el objetivo de que no sean olvidados por aquellas

generaciones que han nacido en la capital.

Los líderes del colectivo son Tatiana Cárdenas, Ivanna

Tuntaquimba, de origen indígena y Simón Pacheco,

un joven nacido en la ciudad de Bogotá, a quien su

amor y admiración a la cultura Kichwa lo ha llevado

a tener un acercamiento con esta comunidad. Juntos

iniciaron una agrupación de danza y música para

niños y jóvenes Kichwa que querían rescatar, dar a

conocer y visibilizar la cultura ancestral de su pueblo.

Desde niña Ivanna dedicó su vida a la danza mientras

que Simón creció con un conocimiento empírico de

la música andina, con instrumentos como el violín,

el charango, las zampoñas, la kena, el bombo, el

bandolín y la guitarra. Simón fue quien introdujo el

arpa como novedad en la música ancestral del Pueblo

Kichwa y empezaron a tocar con varios grupos de la

comunidad asentada en Bogotá.


Crónicas de la Participación

los niños y jóvenes de su comunidad, conociendo a

profundidad la historia de su Pueblo y las tradiciones

culturales que serían fundamentales en la formación

de los beneficiarios.

En ese sentido, la pre producción, producción y

post producción de un video que visibilizará sus

tradiciones acompañado por una puesta en escena

de danzas y música que involucró a los adultos

mayores (taitas) y a los más jóvenes del Cabildo,

fortaleció los lazos intergeneracionales y promovió

las composiciones propias de Yawar Pacha.

Con la participación de Yawar Pacha en el

Proyecto Bogotá Líder del Instituto Distrital de la

Participación, IDPAC, se fortaleció la organización

indígena y el reconocimiento de los adultos mayores

al trabajo disciplinado y responsable de los jóvenes

en promover las tradiciones Kichwa. Los líderes han

introducido cambios sustanciales al romper barreras

de aprendizaje, permitiendo incluir a las niñas y

las jóvenes en actividades que eran escenarios

exclusivos para los niños y las jóvenes, formando a

artistas integrales.

Con Bogotá Líder la organización entendió

la responsabilidad de desarrollar talleres y

actividades programadas, claras e interactivas con


10 CIMARRÓN

PRODUCCIONES

Encontrar un nombre para una productora de cine

y televisión puede ser un proceso difícil cuando no

se tiene claro el rumbo de la nueva empresa. Pero

cuando este rumbo está plenamente establecido, las

cosas son más sencillas. Así fue bautizada “Cimarrón

Producciones”.

Esta empresa nace de la necesidad de iniciar un

proyecto con enfoque étnico, social y ambiental,

con toda la pasión y profesionalismo de una mujer

afrocolombiana marcada por una vida de limitaciones

y dificultades: Heny Cuesta.

Heny es oriunda de la ciudad de Cali, en el

departamento del Valle del Cauca, donde vivió su

niñez y primera juventud. Allí creció en un barrio

afectado por la violencia y el expendio de drogas,

por lo que su realidad transcurría algunas veces

alrededor de la muerte, lo cual la llevó a darse cuenta

de la importancia de la vida. Es hija de Alberto Cuesta,

un soñador empedernido nacido en Quibdó, Chocó,

futbolista profesional y un hombre trabajador, quien

con esfuerzos lograba sostener su hogar, mientras

se graduaba de derecho en la Universidad del Valle.

Su madre, Nercy Mena, también Chocoana, siempre

fue una amante fiel en busca de la espiritualidad y

el ayudar a otros. Ella es la mayor de dos hermanos:

Darianella y Niesser Cuesta.

Heny escribía constantemente como forma de

desahogo, al igual que una niña con un diario bajo

la almohada, solo que en sus escritos estaba todo

el tiempo analizando la sociedad que la rodeaba

y cómo se sentía frente a la desigualdad. En cada

página plasmaba la dualidad evidente en su vida,

pues chocaba al encontrarse en medio de una

realidad social que le mostraba el odio, el clasismo

y racismo de muchas personas que pretendían estar

por encima del otro.


Crónicas de la Participación

Durante su juventud, cuando apenas llegaba a los

15 años, su padre viajó a España para realizar un

posgrado, regresando con la idea de formar una

escuela deportiva. Es por eso que su familia debió

radicarse en la cuidad de Bogotá.

Heny fue notificada sobre su traslado a Bogotá,

ciudad de la que solo sabía que era muy fría. El

desprendimiento de Cali no fue fácil, pues se

encontraba en un momento de mucha vulnerabilidad

emocional, dejando lo que había alcanzado a

construir cuando apenas lograba encontrar su lugar.

Poco después de llegada a la capital y tras superar

el proceso de mudanza entre ciudades, decidió

estudiar Dirección y Producción de Cine y Televisión,

mientras alternaba sus estudios con el trabajo

en dos organizaciones en pro de los derechos

afrocolombianos.

Fue en ese momento de su vida cuando nació la idea

de crear una productora audiovisual con enfoque

étnico, social y ambiental. Todo se concretó con el

apoyo de una compañera y de otras personas con

quienes compartía el sueño de contar las historias

y acciones de su gente. Así emprendió un nuevo

proyecto con el fin de mostrar su visión de la vida:

Su productora de piezas y contenidos audiovisuales.

Cimarrón Producciones es liderada por mujeres, en

su mayoría afrocolombianas, convirtiéndose en un

espacio de creación y divulgación de su forma de

ver la vida.

En 2016, y como por arte del destino, la empresa

Cimarrón participa de una convocatoria del Instituto

Distrital de la Participación IDPAC, en el programa

Bogotá Líder, que busca fortalecer proyectos de las

organizaciones sociales juveniles del Distrito Capital,

orientados a trabajar en beneficio de las comunidades,

a través de reconocimientos y/o estímulos para

contribuir a la transformación positiva de realidades

sociales, al fortalecimiento de organizaciones de la

sociedad civil y a la consolidación de la convivencia

y la diversidad como ejes de paz y de la vida en

comunidad.

Se deciden a participar con el proyecto ‘’Tejiendo

Esperanza’’ siendo seleccionadas y posteriormente

ganadoras.

En la actualidad, la empresa fue seleccionada de

la convocatoria de fortalecimientos al proceso de

formación del IDPAC, con Origen Red de Liderazgo,

con lo que seguramente se consolidará trabajo

realizado en el 2016.

Gracias a su participación en Bogotá Líder del

IDPAC, Cimarrón Producciones ha ampliado su

área de trabajo con varios proyectos audiovisuales

a nivel nacional e internacional entre los que

destacan: América Solidaria Colombia, ASF Canadá,

la APC Colombia, entre otros. Actualmente su

directora es la productora audiovisual de todos los

procesos en territorio nacional de la Convergencia de

Organizaciones Afrocolombianas CNOA.

11


12 SAGARA, UN

MUNDO LLENO

DE COLOR PARA

NIÑ@S

El arte y la cultura se han consolidado como uno

de los vínculos más fuertes entre la comunidad y

el Instituto Distrital de Participación, IDPAC, donde

a través de la creación y el desarrollo de diferentes

proyectos formativos se han consolidado nuevas

alternativas de crecimiento incluyente para toda la

ciudad en el marco del modelo Uno más Uno = Todos,

Una más Una = Todas.

Como es bien sabido, muchas veces se divulgan

las intervenciones artísticas que se desarrollan en

las localidades, pero pocas veces se habla de los

protagonistas que día a día ponen su esfuerzo y

compromiso para crear algo nuevo y enseñarle a

la juventud de nuestra ciudad un mundo lleno de

formas y colores.

Uno de estos protagonistas es Erick Daniel Barrera,

más conocido en el mundo del arte grafitero en

Colombia como ´Sagara´, quien a su corta edad de

23 años se ha convertido en uno de los exponentes

más importantes de la escena del arte urbano en

nuestro país.

Sagara, quien es orgulloso vecino del barrio La

Esperanza, ubicado en la localidad de Bosa, sur de

Bogotá, es tal vez uno de los artistas más destacados

de la formación cultural y urbana de la ciudad,

llegando con diferentes procesos a las localidades de

Ciudad Bolívar, Usaquén y Kennedy, entre otras.

En la actualidad, Erick es el creador y líder del colectivo

de Diversidad Cultural, que busca resignificar y

transmitir la práctica del arte urbano y el muralismo


Crónicas de la Participación

a niños, jóvenes y adultos que comparten su gusto

por la expresión gráfica.

“La idea del arte urbano, aplicado en el muralismo,

es poder enviar un mensaje y plasmar una imagen

que produzca todo tipo de sentimientos; amor,

alegría, identificación, y hasta de indignación con

muchas cosas que a diario vemos y que necesitamos

cambiar para hacer una ciudad y un país mejor”,

manifestó, Sagara en uno de los talleres de inicio en

el muralismo.

De esta manera se ha venido consolidando un

proceso de confianza, diálogo y cooperación entre el

Colectivo Diversidad Cultural y el IDPAC, permitiendo

el desarrollo articulado de diferentes actividades

con impacto social como los talleres artísticos

“Inicio en el Muralismo” que se desarrollaron

en el barrio La Esperanza, cuyo resultado fue la

integración y apropiación de los participantes en

pro de la resignificación de sus espacios comunes,

aplicando los saberes adquiridos y contribuyendo a

la transformación de imaginarios negativos acerca

del arte urbano.

De esta manera, tanto Erick como IDPAC siguen

proyectando iniciativas de trabajo conjunto que

permitan integrar los intereses y necesidades de la

comunidad desde la práctica responsable del arte

urbano como un motor de construcción de tejido

social, desde los jóvenes hacia su barrio.

13


PINTANDO UN

NUEVO FUTURO

14

Recuperar parte de las antiguas calles del sector

aledaño al “Bronx” fue el propósito inicial de los

integrantes de las Juntas de Acción Comunal de tres

barrios vecinos de esta zona caracterizada por el

deterioro urbano durante los últimos 30 años.

Estos barrios nacieron en la década de los 60

a partir de conjuntos residenciales que fueron

transformándose con el paso del tiempo en una zona

comercial repleta de talleres de mecánica y locales

dedicados a la venta de repuestos de primera,

segunda y tercera mano.

El proyecto para la intervención empezó a finales del

2017, gracias a las gestiones de Orlando Cortés Trujillo

del barrio Voto Nacional, Jaime Garzón del barrio La

Pepita y Carlos Barriga de La Estanzuela, vecinos y

deres comunales del sector, quienes realizaron la

primera propuesta para consolidar, lo que sería la

gran jornada de recuperación y embellecimiento de

estos espacios.

En esta zona se agrupan muchos de los problemas

que afectan al resto de la capital: cambio del uso del

suelo, invasión del espacio público, inseguridad y el

mercado negro de partes para carros.

A través de un taller participativo, el Instituto de

Distrital de la Participación IDPAC definió, junto a la

comunidad, el diseño de un mural para embellecer

el sector.

Y fue precisamente en este plan de ejecución de obras,

donde encontramos a Claudia Patricia González, una

profesora del Liceo Nacional Agustín Nieto Caballero,

ubicado en la localidad de los Mártires, justo al lado

de la Plaza España del centro de la ciudad, que tiene

una historia llena de fé y esperanza para los niños y

jóvenes del centro educativo.

Para acompañar a la ciudadanía en estos procesos,

el IDPAC, en el marco de su proyecto Uno más Uno =

Todos / Una más Una = Todas, cuenta con un grupo

especializado para este tipo de acciones, (Obras

Menores con Incidencia Ciudadana) a través de las

cuales, con participación y liderazgo de la comunidad,

se hacen diferentes intervenciones para que Bogotá

día a día tenga un nuevo motivo para creer y mejorar.

Una vez se concretó el lugar de la intervención en el

sector de la Plaza España en los barrios La Sabana

y La Pepita, ubicados entre las Carreras 19 y 19ª y

las Calles 10, 11 y 12, los vecinos del sector salieron

uno a uno para colaborar con la que sería la gran

intervención.


Crónicas de la Participación

En esta etapa aparece una de las grandes

protagonistas de la Historia. Se trata de la ´profe´

Claudia, como le dicen los alumnos de la institución.

La docente del área artística desde un principio

estuvo al tanto de lo que se iba a desarrollar en

el sector, organizó todo el plan de participación

estudiantil con ayuda del rector del colegio Jairo

Rodríguez, para que esta obra -de tres días-, siempre

tuviera la presencia y el apoyo de los estudiantes.

Sin lugar a dudas ciudadan@s, como la Profe

González, hacen la diferencia en sus hogares, trabajos

y comunidades, siendo para todos nosotros la mejor

noticia de primera plana en los titulares de amor por

la ciudad.

Cada día desde las 8am hasta las 2pm, la profe

González estuvo liderando la obra, en los horarios

disponibles de sus estudiantes, quienes desde grado

5to hasta 9no, diseñaron, pintaron, y retocaron

el gran mural que rodea su institución educativa.

Igualmente lideró el tema de la seguridad industrial

al incentivar el uso de guantes, tapabocas y todos los

utensilios que no parecen ser muy peligrosos, pero

que sin una adecuada utilización y monitoreo pueden

llegar a afectar a uno o varios jóvenes.

15

Claudia González, con más de 10 años esta institución,

fue protagonista de lo que hoy es una nueva cara

tanto para el colegio Agustín Nieto Caballero

como para los alrededores de la Plaza España en la

localidad de los Mártires.

La intervención se llevó a cabo en el marco del

proyecto Uno más Uno = Todos, Una más Una

= Todas, creado, dirigido y desarrollado por el

IDPAC –Instituto Distrital de Participación y Acción

Comunal-, cuyo objetivo es brindarle el apoyo, la

organización y posteriormente la ejecución a los

diferentes proyectos e iniciativas sociales a lo largo

y ancho de la ciudad, con historias en las cuales se

esconden héroes y heroínas que desde su anonimato

tienen mucho que decir y pocas veces su invaluable

aporte sale en las noticias de los grandes medios.


16 MARIPOSAS

DE TODOS

LOS COLORES

CAMBIARÁN

EL NORTE DE

BOGOTÁ

Tras un primer recorrido a cargo en el marco del

modelo Uno más Uno =Todos / Una más Una Todas

del –IDPAC-, se realizó el acercamiento con los

diferentes líderes comunales del barrio Cerro Norte

de la localidad de Usaquén, generando el ambiente

propicio para poder llevar a cabo lo que hoy es una

realidad: Iniciar la transformación del barrio, a través

de esta imponente Mariposa, que quiere mostrarle

a la ciudad que representa a una comunidad que

quiere volar y llenar su vida de color.

El proceso continuó con una gran convocatoria

por todo el barrio y un nuevo encuentro entre los

funcionarios del IDPAC y la JAC- Junta de Acción

Comunal del barrio Cerro Norte, en el cual su

vicepresidente, Flor Marina Ladino, junto a líder

comunal Abel Chocontá, representaron a los

diferentes grupos sociales, con el fin de definir lo

que sería la primera de las otras doce intervenciones

a realizar en el auto-denominado barrio de Las

Mariposas, donde según sus habitantes, tienen el

orgullo de tener en su fauna cercana a la montaña

diferentes tipos de mariposas que nacen y viven en


Crónicas de la Participación

el sector, adornando y llenando de color sus vidas.

Esta reunión fue más que eso; fue la conformación

de un gran equipo, integrado por la Secretaría de

Hábitat, el Grupo Empresa de Energía de Bogotá y

la comunidad, para trabajar juntos y lograr sueños

colectivos.

EL DÍA DE LA INTERVENCIÓN

Esa mañana los rostros de los vecinos que se

asomaban a las ventanas del barrio Cerro Norte,

parecían preguntarse si finalmente tendrían la tan

comentada transformación.

Natalí Chocontá, habitante del sector y actual

coordinadora de la Casa del Taller, un lugar donde

los niños del barrio hacen sus tareas mientras sus

padres trabajan, veía con esperanza el comienzo de

la jornada.

Los diferentes grupos empezaron con una profunda

limpieza y una detallada delineación de los diseños

en las escaleras que llevaron a varios vecinos, no sólo

a participar, sino a brindar muchas más ideas de las

que se habían proyectado.

Llegó el medio día y tras los primeros pincelazos con

la comunidad, Doña Hermencia Guacaneme, líder del

Club de los Abuelos del barrio, llegó con 3 ollas y 2

cubetas de pollo, donde con su gigantesca sonrisa les

brindó a las más de 60 personas de la intervención,

su famoso súper sancocho.

Tras recargar pilas, los diferentes grupos artísticos

del sector y cerca de 30 vecinos que llegaban y

llegaban de diferentes lugares de la localidad,

indudablemente demostraron que es en equipo,

juntos, como uno sólo, que mejoramos nuestros

barrios y comunidades. Sumando y sumando se

dieron cuenta de que la transformación esperada,

iba tomando forma.

Finalmente, y después de una extensa jornada de

casi nueve horas de intervención permanente, los

rostros de todos los vecinos y transeúntes del sector,

se llenaron de alegría al ver su cuadra con una cara

diferente, la imagen de la esperanza. Ahora esperan

con ansia las doce intervenciones restantes que el

proyecto Uno más Uno =Todos, Una más Una Todas,

tiene preparado para ellos.

La libélula que tanto aman, empieza a transformarse

en la Mariposa con la que siempre soñaron.

17


20

AL RESCATE

DE LOS

CIUDADANOS DE

CUATRO PATAS

Los protagonistas de esta historia de la participación

en Bogotá no son niños, jóvenes o adultos de las

localidades de la ciudad. Tampoco son de los que

acostumbran reclamar por sus derechos ni realizar

marchas ni protestas para lograr una mejor situación

de vida. Ellos no tienen voz.

Se trata de Dino y Valiente, dos perros con una

historia de vida muy parecida y que conmueve

el alma. Ambos permanecieron amarrados en la

intemperie sufriendo los rigores del clima y de la falta

de amor. Ambos vivían en la zona rural de Bogotá.

Todo comenzó a cambiar para estos ángeles de

cuatro patas con el colectivo “Patitas Campesinas”,

conformado por varias fundaciones animalistas que

residen en la zona.

Según Ruth Castellanos, su fundadora, “somos un

grupo ¡INCREÍBLE! Somos activos, disciplinados,

organizados, valientes, persistentes, con muchas

ganas de ayudar. Unimos nuestras fuerzas y

talentos para rescatar animales en riesgo y mejorar

sus condiciones de vida o buscar hogares de paso

mientras encontramos su hogar ideal”.

Y gracias a su proactividad decidieron presentar

su proyecto “Senderos Campesinos”, dirigido a

fomentar el buen trato animal en los sectores rurales

de Chapinero, a la convocatoria Uno más Uno =

Todos, Una más Unas = Todas de Participación

Bogotá -IDPAC-.

“Es importante trabajar con los animales en el

campo porque todavía son cosificados; no hay

claridad con respecto a su tenencia responsable, ni

al respeto que merecen o a su trato digno. Ganar

esta convocatoria significa que podemos llegar

más efectivamente a los jóvenes de la zona Rural,

para que ellos sean veedores y voceros para el

buen trato animal en sus fincas y, de esta manera,

sean los abanderados para que en un futuro las

veredas estén libres de maltrato animal” Comentó

Castellanos.

Dino, uno de nuestros protagonistas, es un perrito

enrazado de labrador, que tiene aproximadamente

dos años de edad. Durante su primer año de vida

permaneció encadenado, sin poder ir a

ningún lugar. Nació sin una parte de

su mano delantera derecha, lo que

agravó más la situación de rechazo e

indiferencia al que fue expuesto, y

hasta hace poco conoció la libertad

gracias al rescate que realizaron

los voluntarios de “Patitas

Campesinas”, quienes lograron

conciliar con sus dueños para

que lo dejaran ir. Está cojito

pero eso no le impide ser feliz,

ya se recuperó y es un perro a

la espera de una familia que lo

quiera adoptar.

Valiente, el otro personaje


Crónicas de la Participación

de la historia, es un perrito criollo que vivió toda

su vida entre la soledad y el abandono. También

fue amarrado y sus dueños lo tenían para cuidar

un estanque de truchas. Vivía a la intemperie

aguantando sol y agua, sin comida. Con el paso del

tiempo él solito construyó su cambuche, cavando

en la tierra y allí mismo haciendo sus necesidades.

“Patitas Campesinas” se puso en contacto con sus

tenedores y después de muchos intentos logró su

rescate. Hoy está rehabilitado, pero al igual que a

Dino le falta su propio hogar y sigue a la espera de

poder tener una familia que lo ame, respete y cuide.

Pero la historia no termina allí. Los estudiantes de

un colegio rural de la zona participaron de talleres

sobre el cuidado de los animales. Razón por la cual

también integrarón el equipo de rescate de animales

afectados por el maltrato y la soledad.

Nicole es estudiante colegio el Verjón y así nos contó

su experiencia: “Con este taller yo aprendí a que los

animales son iguales, merecen respeto, merecen

amor; Yo no me imagino a nadie amarrado toda su

vida, siendo maltratado”.

Sebastián, también estudiante del mismo colegio,

explicó que “Yo aprendí en “Patitas Campesinas”

que los animales sienten frio, miedo, desolación. Por

eso quiero ser parte y voluntario de esta fundación

para que ninguno de estos animales pase estas

situaciones”

21


Esta cartilla busca que muchos más ciudadanos encuentren en el camino de

la participación una herramienta para mejorar su calidad de vida. Mediante

estas historias esperamos seguir activando procesos de participación

ciudadana en barrios y localidades.

Entérate como participar en más actividades en:

More magazines by this user
Similar magazines