Views
6 months ago

Aguirre-Sergio-La-Venganza-De-La-Vaca

Estaba dispuesta a

Estaba dispuesta a sentarse y aguardar en los escalones de la entrada cuando se le ocurrió que tal vez pudieran estar en el patio y no la habían escuchado ... Jane comenzó a caminar hacia el costado de la casa. Tal vez desde allí podría ver o escuchar si había alguien en la parte trasera. Cuando estaba parada tratando de avizorar algún movimiento en los fondos del jardín, sintió la presencia detrás suyo. Antes de darse vuelta tuvo un ligero escalofrío; supo que había alguien a sus espaldas y que, quien fuera, no había hecho ningún ruido al acercarse ... (Fragmentos del diario de Jane Sharpe, encontrados durante el vaciamiento de su casa número veintiséis de Kyme Street, antes de su demolición) 17 de marzo ¡Qué miedo y qué vergüenza! Justo estaba tratando de ver si los encontraba por el patio cuando se me aparece por atrás la señora Kitteredge. Casi me muero del susto porque no había escuchado ningún ruido o algo que me avisara que venía alguien. Creo que después me puse colorada; me dio miedo que pensara que soy una fisgona y todas esas cosas, pero a ella pareció no importarle. Me saludó muy amablemente y entramos a la casa. ¡Qué linda! Trabajé en muchos lugares distinguidos, pero esta casa tiene algo especial, no solamente es hermosa, sino que los dueños también son maravillosos. Los Kitteredge me encantaron. Son la pareja de ancianos más amable y cordial que me ha tocado tratar. Apenas entramos, Louise -así se llama ella- fue a poner agua para el té. En ese momento apareció Mark, el marido. Me asombró lo parecidos que son; más que un matrimonio, dan la impresión de ser una pareja de hermanos: los mismos ojos celestes, los rostros pequeños, algo mofletudos y con el cabello totalmente blanco de canas. También son igualmente simpáticos. “Debes estar cansada, querida/ una taza de té te reconfortará”,me dijo Louise cuando volvió de la cocina con una bandeja y las tazas. Me hicieron muchas preguntas, inclusive algunas que ya estaban respondidas en el cuestionario de la agencia. Tuve la sensación de que les gustó saber que yo no tenía familia, ni novio. Creo que los Kitteredge son el tipo de personas que se sienten muy solos y les gusta “adoptar” a otros como si fueran una especie de hijos. Ojalá les haya caído bien porque a mí me gustaría quedarme aquí.

Sé que nunca fui de las mejores empleadas domésticas, yeso me costó algunos buenos empleos, pero voy a esforzarme por hacerla lo mejor posible. Realmente deseo que esta vez me vaya bien. Mi habitación está en la planta baja, separada de la cocina por un baño de servicio; es pequeña, pero muy agradable y justo enfrente de la cabecera de mi cama hay una ventana que da a un jardín de invierno. Es más de lo que esperaba. Por lo pronto más que ese oscuro cubículo donde me hacían dormir los Endicott. 19 de marzo Me llevo de maravillas con los Kitteredge. Qué diferencia con los Wharton y ni hablar de los Endicott. Realmente siento que me tratan como alguien de la familia/ yeso es importante para mí. Hoy, mientras limpiaba las habitaciones de la planta alta, Louise apareció con un pequeño paquete. Era un regalo. Un pañuelo de seda con dibujos de flores. “Espero que te guste”, me dijo. Y yo sentí deseos de llorar como una tonta. No me acuerdo qué le dije, en realidad no sabía qué decir, no estoy acostumbrada a esas cosas. Creo que se dio cuenta porque no esperó a que yo dijera nada y comenzó a explicarme cómo quería que acomodase la ropa de cama. A la tarde Mark me mostró su invernadero. Tiene una verdadera colección de plantas hermosas; realmente nunca había visto esas flores en Inglaterra. Me las enseñó una por una mientras me explicaba cómo las cuidaba. Me pregunto cómo hace para que todas estén en flor en esta época. 20 de marzo Las cosas siguen muy bien con los Kitteredge. Creo que vaya trabajar aquí durante mucho tiempo, aunque trabajar es un modo de decir, porque siento que estoy en mi casa, y que las cosas que hago son las que haría si éste fuese mi propio hogar. Louise me dijo que yo misma organizara las tareas y que si me quedaba tiempo libre lo tomara, aunque no sea mi día franco. Y pensar que cuando me tocaba el día libre en la casa de los Endicott tenía que ir para que no me hiciera trabajar. Qué diferentes que son las personas ... hoy Louise me preguntó cuándo es mi cumpleaños. 22 de marzo

isla-interior-angel-santiesteban-prats
Los imperios perdidos Juan Carlos García-Ojeda Lombardo
El-Cine-Quema-Jorge-Cedron-INCAATV-Abril
publicación - Gobierno de Guanajuato
Revista El Teje - Centro Cultural Ricardo Rojas - Universidad de ...
revista completa en pdf - Revista EL BUHO
La%20larga%20huida%20del%20infierno%20Marilyn%20Manson
Descargar libro - Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau
Dibujo de Familia
Arrancame la vida