Views
1 month ago

La red oscura - Eduardo Casas Herrer

¿Qué es la web profunda (deep web) o red oscura (dark net)? ¿Hay que tenerles miedo? ¿Es, acaso, como pasear por los bajos fondos de una ciudad? ¿Hemos de cuidar nuestra confianza en la red? No solemos pararnos a pensar cómo funciona un motor de búsqueda de Internet y, precisamente, en su manera de actuar se encuentra su punto débil: la araña. Por mucho que se esfuerce el robot, hay lugares a los que no es capaz de llegar porque no está diseñado para ello. Y de esa red oscura a la que no puede acceder solo es visible el uno por ciento, el resto está escondido, como si de un iceberg se tratara. Negocios ilegales, tráfico de armas y de productos, muertes retransmitidas, pornografía infantil… conforman el lado negativo de Internet; un pozo sin fondo que se abre desde nuestras pantallas. El autor de este libro, miembro del Cuerpo Nacional de Policía, que lleva desde 2004 trabajando en la Unidad de Investigación Tecnológica (UIT), nos explica con notable claridad cómo persiguen sin tregua y sacan a la luz los delitos de ese universo desconocido de la red.

cientos o miles— y los

cientos o miles— y los envía a quien se los ha solicitado. En casa vamos recibiendo los paquetes y los vamos montando en orden, si bien, debido a la naturaleza del funcionamiento de Internet, han llegado primero los últimos y luego los del principio (cada uno puede elegir un camino diferente, recordemos, que no depende más que de la lógica de las máquinas). Sin embargo, el número 18 nunca llega y nuestro ordenador, que se encuentra que tiene el 17, el 19 y el 20, que viene marcado como «último», vuelve a contactar con la web de La Esfera para pedirle que le reenvíe lo que le falta. Todo ha ocurrido en breves segundos (o menos, dependiendo de nuestra velocidad de conexión) y lo único que nosotros, como usuarios finales, hemos visto es que en el navegador ha aparecido la página que deseábamos ver. Internet es inmenso, lleno de millones de sitios web y de equipos informáticos solicitando contenidos. Entonces, ¿cómo sabe cada uno de ellos dónde debe dirigirse? Ya hemos visto que solo para los índices, Google utiliza almacenes de datos gigantescos. La respuesta se llama dirección IP. Cada elemento que esté conectado a Internet, sea nuestro teléfono móvil o la web de la Policía Nacional, tiene asignada una de estas direcciones. Es la única manera de estar en Internet. Si no hay dirección IP, no hay conexión. ¿Acaso podríamos llamar al teléfono de alguien que no tiene número de abonado? Esto es similar, con una salvedad, aquellas pueden cambiar en muy poco tiempo y, de hecho, la mayoría de las conexiones domésticas lo hace. Los ordenadores, en realidad, solo son capaces de llevarnos a direcciones IP. Cuando escribimos www.policia.es en realidad estamos acudiendo a unos dígitos escritos como 195.55.116.75. Cualquiera puede hacer esa prueba tan sencilla en su domicilio y observar los resultados: teclear en el navegador esas cifras y ver qué ocurre. Por tanto, «alguien» tiene que saber los nombres a los que equivalen todas esas direcciones, los conocidos como DNS o Servidores de Nombres de Dominio por sus siglas en inglés. Nuestro proveedor de servicios de Internet (Telefónica, Ono, Jazztel, etc.) nos configura sus propios DNS sin que tengamos que hacer nada más. Existen muchos otros. Google, sin ir más lejos, tiene los suyos. Consisten, en esencia, en una larguísima lista en la que a cada dirección IP corresponde el nombre de una web. Se actualizan cada poco tiempo, de manera que podamos seguir accediendo a los lugares deseados. Además, nuestro ordenador guarda una pequeña copia de las IP que corresponden a las páginas más habituales a las que solemos acceder, para ahorrar tiempo al no tener que hacer la consulta fuera del disco duro. Los usuarios domésticos no solemos tener un nombre contratado, así que solo se nos «conoce» por nuestra IP que, como decíamos, puede cambiar con el tiempo. Si apagamos el aparato que nos conecta a Internet —hoy en casi todos los casos uno llamado router—, al volverlo a encender tendremos otra. Se debe a que las empresas a las que contratamos el servicio, y que son las que administran nuestras direcciones, tienen más clientes que direcciones para asignar, que son finitas. La actual versión (la cuatro) «solo» permite algo más de cuatro mil millones de direccionamientos. Pueden www.lectulandia.com - Página 14

parecer muchos, pero ya están agotados. Las últimas disponibles se asignaron el 3 de febrero de 2011 y, desde entonces, solo queda buscar la mejor manera posible de repartir las que hay. Esto se solucionará con la llegada de la nueva versión (la seis), que permite trescientos cuarenta sextillones. Esa cifra, que es difícil de comprender para los que no somos matemáticos, equivale a poner seiscientos setenta mil billones de IP en cada centímetro cuadrado de la Tierra. Impresionante, ¿verdad? Esperemos que no nos volvamos a quedar cortos en un futuro cercano… De momento seguimos con la versión cuatro. Por eso, las compañías que dan servicio de Internet tienen que repartir lo mejor posible sus recursos. Saben que siempre hay un porcentaje de sus clientes que está offline (cuando acceden más clientes domésticos están apagadas cierto número de pequeñas empresas, por ejemplo) por lo que va asignando las direcciones disponibles entre sus usuarios a medida que estos las requieren y, cuando uno apaga su conexión, de inmediato esa IP que ha quedado disponible pasa a ser utilizada por otra persona que esté intentando acceder. Es lo que se conoce como dirección dinámica como contraposición de la dirección estática, que es la utilizada por las páginas web y algunos usuarios que eligen pagar más para tener una para ellos solos. Por eso, para identificar a quien ha cometido un delito a través de Internet no es suficiente con la dirección IP, sino que hace falta, además, saber la fecha y la hora en que se cometió el hecho. Por supuesto, el mayor interés del delincuente es ocultar su IP, uno de los motivos por los que existen para ello redes específicas dentro de la deep web. EL DELITO EN INTERNET. UNA PERSPECTIVA HISTÓRICA El delito es inherente a la sociedad y los ordenadores no son sino una extensión de esta. Por tanto, las ilegalidades están presentes en ellos de la misma manera que en los demás aspectos de la vida cotidiana. Los delincuentes suelen actuar donde la ratio beneficio/riesgo es alta. Los años alrededor del cambio de milenio fueron un buen momento para ellos, puesto que la presencia policial era escasa. En la actualidad, aunque cada vez hay más agentes formados combatiéndolos, la Red sigue siendo un lugar muy apetecible, porque tienen varios elementos a su favor: A. Seguridad personal: es menos arriesgado que atracar bancos o vender droga en la calle, incluso si te detienen. B. Ingenuidad del ciudadano: una enorme cantidad de usuarios no tiene la formación mínima necesaria para tener unos hábitos de navegación seguros. C. Pluralidad de víctimas: la enorme cantidad de usuarios —miles de millones— y el poco coste de la acción criminal sirve para obtener resultados óptimos con un porcentaje de éxito inferior al uno por mil. D. Transnacionalidad: las legislaciones afectan a un solo país, mientras que la www.lectulandia.com - Página 15

  • Page 2 and 3: ¿Qué es la web profunda (deep web
  • Page 4 and 5: Título original: La red oscura Edu
  • Page 6 and 7: U AGRADECIMIENTOS n libro como este
  • Page 8 and 9: W 1 INTERNET PROFUNDA. ¿QUÉ DEMON
  • Page 10 and 11: elevantes, para lo que utiliza una
  • Page 12 and 13: EL LOGRO DE LA DESCENTRALIZACIÓN H
  • Page 16 and 17: actividad delictiva carece de restr
  • Page 18 and 19: Además de para los delincuentes qu
  • Page 20 and 21: 2007 a pagar más de doscientos mil
  • Page 22 and 23: Una vez que el delincuente ha acced
  • Page 24 and 25: Cuando empiezan a entrar los paquet
  • Page 26 and 27: mostrar el documento completo. Las
  • Page 28 and 29: H 2 EL HOGAR DEL PEDERASTA olger Ja
  • Page 30 and 31: este capítulo vamos a tener un cui
  • Page 32 and 33: contra cuarenta sitios entre los qu
  • Page 34 and 35: con que se popularizó, «el mamazo
  • Page 36 and 37: ordenadores, sabía detalles íntim
  • Page 38 and 39: obtener los datos de la deep web, e
  • Page 40 and 41: para su rastreo, por lo que cada a
  • Page 42 and 43: Lo primero que llamó la atención
  • Page 44 and 45: estadounidenses o a las cabinas de
  • Page 46 and 47: spanking). Grababa estos vídeos y
  • Page 48 and 49: primera vez la zoofilia, ya que el
  • Page 50 and 51: aros. Sin embargo, los indicadores
  • Page 52 and 53: paso más allá y desconectar emiso
  • Page 54 and 55: determinada, etc., lo activa y ento
  • Page 56 and 57: en general de menor intensidad que
  • Page 58 and 59: tanto una explosión como la roca y
  • Page 60 and 61: una conexión satélite con Alemani
  • Page 62 and 63: Los países que están en condicion
  • Page 64 and 65:

    apuntarse en ningún listado, sino

  • Page 66 and 67:

    con varias niñas en su casa, prest

  • Page 68 and 69:

    19 de enero de 2015. Estos tuvieron

  • Page 70 and 71:

    LA BANALIZACIÓN DEL SUFRIMIENTO La

  • Page 72 and 73:

    naturaleza tal vez fuera mucho más

  • Page 74 and 75:

    Cada cámara tiene unos datos únic

  • Page 76 and 77:

    (que utilizó como arma publicitari

  • Page 78 and 79:

    en el pequeño pueblo de Taroms’k

  • Page 80 and 81:

    Depravaty puede encontrarse sin pro

  • Page 82 and 83:

    horrorizados por lo que veían, lo

  • Page 84 and 85:

    También había sido denunciado por

  • Page 86 and 87:

    matara a su marido por siete mil eu

  • Page 88 and 89:

    el descaro del mundo. Fue significa

  • Page 90 and 91:

    australianos, treinta y dos tásers

  • Page 92 and 93:

    si no hay un número suficiente de

  • Page 94 and 95:

    para colaboraciones anónimas antid

  • Page 96 and 97:

    le resulta una verdadera bicoca. Al

  • Page 98 and 99:

    apertura del portal hermano The Arm

  • Page 100 and 101:

    aprovecharía para detenerlo, por f

  • Page 102 and 103:

    San Francisco (California), cerca d

  • Page 104 and 105:

    desarrollo y operaciones de Silk Ro

  • Page 106 and 107:

    peligrosa droga LSD… que había o

  • Page 108 and 109:

    La mayoría de internautas ha desca

  • Page 110 and 111:

    cambio de siglo. Quien tenía algo

  • Page 112 and 113:

    Otros modelos editoriales también

  • Page 114 and 115:

    inicial del dinero —la pieza más

  • Page 116 and 117:

    Power Point o un simple chiste, que

  • Page 118 and 119:

    los jefes. En ocasiones, los respon

  • Page 120 and 121:

    uena cantidad de españoles mandó

  • Page 122 and 123:

    fortuna en las Américas ha muerto

  • Page 124 and 125:

    La estafa típica comienza con un p

  • Page 126 and 127:

    control laxo sobre las actividades

  • Page 128 and 129:

    extraían y lo enviaban fuera de la

  • Page 130 and 131:

    más difícil a la par que tentador

  • Page 132 and 133:

    usaban los TPV adquiridos para real

  • Page 134 and 135:

    igual que fue creado. Ahí entra é

  • Page 136 and 137:

    moneda puede ser intercambiada o do

  • Page 138 and 139:

    de juegos. Su presidente estimó en

  • Page 140 and 141:

    de un pago en el metal equivalente

  • Page 142 and 143:

    Turing, padre de la computación mo

  • Page 144 and 145:

    muchos usuarios para trabajar en co

  • Page 146 and 147:

    Esta primera moneda virtual no ha t

  • Page 148 and 149:

    Aunque las criptomonedas afirman se

  • Page 150 and 151:

    M 8 HACKERS: EL ARTE DE LO POSIBLE

  • Page 152 and 153:

    documentos del procesador de textos

  • Page 154 and 155:

    mucho pero en realidad es un ignora

  • Page 156 and 157:

    cuentas de almacenamiento en la nub

  • Page 158 and 159:

    llevar a cabo al invadir ordenadore

  • Page 160 and 161:

    un particular en conseguir la intru

  • Page 162 and 163:

    Otras versiones incluían fotograf

  • Page 164 and 165:

    descargase e instalase una aplicaci

  • Page 166 and 167:

    legítimos propietarios sean consci

  • Page 168 and 169:

    el mundo. La intensidad de las soli

  • Page 170 and 171:

    contiene un formulario para introdu

  • Page 172 and 173:

    programa en el equipo preferido por

  • Page 174 and 175:

    encuentra su hermano pequeño, que,

  • Page 176 and 177:

    mayoría, en especial por su sencil

  • Page 178 and 179:

    suele desmentir aquellos que cobran

  • Page 180 and 181:

    enfermedades intestinales. Investig

  • Page 182 and 183:

    Día 2. Desayuno. Media taza de lec

  • Page 184 and 185:

    en su poder, según su declaración

  • Page 186 and 187:

    de las más famosas quizá sea la q

  • Page 188 and 189:

    nacionalcatolicismo que abrazaba si

  • Page 190 and 191:

    como la dominación mundial, y otra

  • Page 192 and 193:

    elevancia —fue la única que inve

  • Page 194 and 195:

    E 10 LOS GOBIERNOS DEL SILENCIO n 2

  • Page 196 and 197:

    pueden comunicarse por mensajería

  • Page 198 and 199:

    elaciones entre productores y mayor

  • Page 200 and 201:

    privadas virtuales, VPN por sus sig

  • Page 202 and 203:

    muy importante. Los gobiernos no su

  • Page 204 and 205:

    Prefectura de Policía y se prendi

  • Page 206 and 207:

    y no mantener un registro de activi

  • Page 208 and 209:

    diferentes empresas privadas, a vec

  • Page 210 and 211:

    CUANDO LOS HACKERS INTERVIENEN EN P

  • Page 212 and 213:

    mantener el anonimato del declarant

  • Page 214 and 215:

    equivocación puede ser desastrosa

  • Page 216 and 217:

    All Over Again, Chicago Review Pres

  • Page 218 and 219:

    Battalion, Dutton, Boston, 1971. «

  • Page 220 and 221:

    «Trading Site Failure Stirs Ire an

  • Page 222 and 223:

    «Freedom On The Net 2015», inform

  • Page 224 and 225:

    Notas www.lectulandia.com - Página

  • Page 226 and 227:

    [2] Nombre cambiado para preservar

  • Page 228 and 229:

    [4] https://en.wikipedia.org/wiki/S

  • Page 230 and 231:

    [6] http://www.newyorker.com/contri

  • Page 232 and 233:

    [8] https://es.wikipedia.org/w/inde

  • Page 234 and 235:

    [10] http://www.laverdad.es/agencia

  • Page 236:

    [12] http://www.infobae.com/2016/05

la red oscura