Views
6 months ago

La red oscura - Eduardo Casas Herrer

¿Qué es la web profunda (deep web) o red oscura (dark net)? ¿Hay que tenerles miedo? ¿Es, acaso, como pasear por los bajos fondos de una ciudad? ¿Hemos de cuidar nuestra confianza en la red? No solemos pararnos a pensar cómo funciona un motor de búsqueda de Internet y, precisamente, en su manera de actuar se encuentra su punto débil: la araña. Por mucho que se esfuerce el robot, hay lugares a los que no es capaz de llegar porque no está diseñado para ello. Y de esa red oscura a la que no puede acceder solo es visible el uno por ciento, el resto está escondido, como si de un iceberg se tratara. Negocios ilegales, tráfico de armas y de productos, muertes retransmitidas, pornografía infantil… conforman el lado negativo de Internet; un pozo sin fondo que se abre desde nuestras pantallas. El autor de este libro, miembro del Cuerpo Nacional de Policía, que lleva desde 2004 trabajando en la Unidad de Investigación Tecnológica (UIT), nos explica con notable claridad cómo persiguen sin tregua y sacan a la luz los delitos de ese universo desconocido de la red.

privadas virtuales, VPN

privadas virtuales, VPN por sus siglas en inglés. Este método conecta un ordenador de cualquier lugar del mundo, a través de un túnel, con una red local ubicada en otro país, con lo que se navega a casi todos los efectos como si se estuviera en aquel lugar. De ahí su nombre, puesto que usa Internet para acceder a una red local a la que, en puridad, no pertenece. Los estudiantes españoles en aquel país suelen hacerlo con la universidad del lugar del que proceden, y así, por lo menos, pueden acceder a sus correos electrónicos y, con suerte, a sus redes sociales en los momentos en que están cerradas en la Internet pública. Para crear ese túnel, es necesario tener un usuario y contraseña con los que autenticarse en el otro lado. Todos los paquetes TCP/IP que se envíen y reciban van cifrados de origen a destino, con lo que incluso los sistemas que espían el interior de su contenido no sabrían lo que poseen. La principal desventaja es la lentitud de la conexión, que, en el mejor de los casos, será tan rápida como el canal más lento utilizado, entre principio, fin y camino. Las autoridades no estaban muy contentas con este agujero, así que desde 2011 empezaron a utilizar métodos para bloquear las VPN más conocidas, con éxito variable. Los más expertos aprendieron a camuflar —ofuscar, en un desafortunado anglicismo utilizado en seguridad informática— sus paquetes TCP/IP, de forma que no parezcan ser de una red privada virtual. Desde China, como en la mayor parte de los países censores, no se puede acceder tampoco al lugar oficial desde el que se descargan los programas que permiten acceder a TOR. Esta prohibición también puede saltarse con facilidad —por ejemplo, buscándolo en una red de descarga directa o utilizando protocolos encriptados para ir al sitio original—. Una vez instalado, la navegación tampoco es fácil. El Escudo Dorado bloquea casi todos los tres mil nodos más habituales de esa deep web, de manera que es muy difícil enviar paquetes y que vuelva la respuesta. El proyecto TOR, según informa en su propia página, tiene prevista una serie de puntos secretos, llamados puentes, para ayudar a países con ese tipo de denegación. La principal diferencia respecto a los normales es que no existe en ningún lugar una lista completa y van variando con el tiempo. Los operarios gubernamentales realizan continuas búsquedas, pero van siempre un paso por detrás —dado que no pueden encontrar algo hasta que no lleve un tiempo funcionando—. Por si eso fuera poco, el sistema permite activar lo que denominan transportes conectables —pluggable transports en inglés —, que camufla los paquetes que envía y recibe TOR como si no fueran suyos, de manera que los sistemas de detección automáticos no encuentran motivos para pararlos. También existen programas dedicados en exclusiva a rodear los bloqueos que establecen los países. Uno de los más conocidos es Psiphon, creado en Toronto (Canadá) y durante un tiempo mantenido por la universidad de aquella ciudad antes de establecerse como empresa independiente. Consiste en una serie de protocolos combinados que dan una buena posibilidad de superar los filtros. Todos estos medios de evitar la censura tienen un mismo problema: si la policía detecta suficientes www.lectulandia.com - Página 200

conexiones sospechosas, puede realizar un registro en el domicilio en el que encontraría las pruebas de lo que hacen. Por eso es más seguro que los disidentes utilicen conexiones que no sean la propia, bien mediante el uso de tarjetas telefónicas sin titular identificado, bien mediante conexiones inalámbricas o cibercentros, cuando eso sea posible. Según la ONG estadounidense Freedom House, dedicada a promocionar la libertad política, la democracia y los derechos humanos, los países donde Internet está más restringida son Cuba, Gambia, Bielorrusia, Rusia, Kazajistán, Uzbekistán, China, Siria, Irán, Pakistán, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin, Arabia Saudí, Egipto, Sudán, Etiopía, Myanmar, Tailandia y Vietnam. Además, carecen de datos sobre Corea del Norte y la mayor parte de África. EL MUNDO ÁRABE ROMPE SU AISLAMIENTO Los países árabes se extienden desde Marruecos por el oeste hasta Omán por el este. Su territorio incluye la franja sur del Mediterráneo, Oriente Medio —salvo Israel y un Líbano donde los cristianos tienen mucho peso— y la península arábiga. Hay otras naciones musulmanas de otras etnias. Turquía, Irán y el país con más fieles del mundo, Indonesia, son ejemplos de estos últimos. El Islam es una religión que abarca todos los aspectos de la vida, mucho más allá de la espiritualidad, desde la política a la personal, e incluso define los hábitos de higiene. No existe el concepto de democracia en su acervo, porque era ajena a la realidad de Mahoma en Arabia cuando redactó el Corán. Los gobiernos han sido autoritarios, de la teocracia al dictador de partido único, pasando por las monarquías de inspiración divina. Los conflictos internos se han debido a otro tipo de tensiones, en especial entre diversas creencias o ramas de la misma religión. Según una encuesta realizada a treinta y ocho mil musulmanes suníes —la facción mayoritaria— por el Centro de Estudios Estratégicos de Estados Unidos, más de la mitad de ellos cree que los chiíes —el grupo minoritario, fuerte en Irán— no profesan su misma religión. En 2016, tras la Revolución de los Jazmines que veremos a continuación, solo Túnez puede considerarse un país democrático, mientras que Marruecos, Argelia, Egipto, Sudán, Kuwait y Jordania tienen una democracia restringida o parcial. Mauritania, Arabia Saudí, Bahréin, Qatar, Omán y los Emiratos Árabes Unidos son dictaduras, bien militares, bien teocráticas. Libia, Siria, Iraq y Yemen están envueltos en guerras civiles, en los dos primeros casos como resultado directo de la llamada Primavera Árabe y sus consecuencias posteriores. Una vasta población, hasta cuatrocientos cincuenta millones de habitantes, ha vivido en un tradicional aislamiento debido al control de los medios ejercido por los estados. Solo se informaba desde la perspectiva que interesaba a cada régimen y se ocultaban hechos a conveniencia. La penetración de Internet fue progresiva, pero www.lectulandia.com - Página 201

la red oscura