Views
1 week ago

La red oscura - Eduardo Casas Herrer

¿Qué es la web profunda (deep web) o red oscura (dark net)? ¿Hay que tenerles miedo? ¿Es, acaso, como pasear por los bajos fondos de una ciudad? ¿Hemos de cuidar nuestra confianza en la red? No solemos pararnos a pensar cómo funciona un motor de búsqueda de Internet y, precisamente, en su manera de actuar se encuentra su punto débil: la araña. Por mucho que se esfuerce el robot, hay lugares a los que no es capaz de llegar porque no está diseñado para ello. Y de esa red oscura a la que no puede acceder solo es visible el uno por ciento, el resto está escondido, como si de un iceberg se tratara. Negocios ilegales, tráfico de armas y de productos, muertes retransmitidas, pornografía infantil… conforman el lado negativo de Internet; un pozo sin fondo que se abre desde nuestras pantallas. El autor de este libro, miembro del Cuerpo Nacional de Policía, que lleva desde 2004 trabajando en la Unidad de Investigación Tecnológica (UIT), nos explica con notable claridad cómo persiguen sin tregua y sacan a la luz los delitos de ese universo desconocido de la red.

Una vez que el

Una vez que el delincuente ha accedido a una WiFi la puede utilizar a su antojo. Es decir, todo el tráfico en Internet que realice aparecerá con la dirección IP del inocente ciudadano, que ni siquiera es consciente de lo que está ocurriendo. No solo eso, sino que todos los que están dentro de una red pueden observar con facilidad pasmosa lo que hacen los otros miembros de la misma —mediante un procedimiento que se llama de forma onomatopéyica esnifar y que consiste en capturar los paquetes que circulan por ella—. Es más, acceder a cada ordenador y consultar o adquirir los datos que contiene es sencillo. Han sido numerosos los detenidos en España por llevar a cabo ese tipo de robo de información. En 2013, en Zaragoza, se detuvo a un individuo que no solo accedía a las WiFi de sus vecinos, sino que activaba de manera remota la cámara web y grababa miles de imágenes de la actividad de estos. Ese mismo año se detuvo en Madrid a un joven de veinte años por utilizar la conexión de sus vecinos para conectarse a Internet. Los ejemplos son abundantes. Del mismo modo, algunos expertos informáticos dejan intencionadamente abiertas sus conexiones para extraer datos de aquellos que las intentan utilizar. Así, el cazador se convierte en presa, a menudo sin ser consciente de ello. Hay otros métodos para ocultar nuestra IP sin salir del domicilio y sin cometer ninguna ilegalidad per se. El primero de ellos y el más sencillo es el uso de un proxy —que podríamos traducir por «representante»— anónimo. Hemos explicado más arriba que, para solicitar una página web (por ejemplo www.esferalibros.com), nuestro ordenador envía un paquete con su propia dirección a la web donde está alojada aquella. De esta forma, www.esferalibros.com conoce nuestra IP y puede almacenarla en un log, un registro histórico de todos los requerimientos que ha tenido. Es decir, estamos localizados si alguien decide investigarnos. Un proxy es una máquina situada entre nuestro ordenador y el destino. En vez de solicitar la web de forma directa, nuestro ordenador contacta con otro al que le dice «¡Eh, proxy! ¿Puedes pedir La Esfera de los Libros y mandarme el resultado?». El aparato que recibe el encargo lo canaliza al servidor de nuestra editorial favorita y, cuando esta responde, nos lo envía de vuelta. En el registro de la web, la IP que queda almacenada es la de ese intermediario en vez de la nuestra. La Esfera de los Libros jamás sabrá para quién ha enviado sus datos. Creerá que lo ha hecho para alguien situado en Burundi, Indonesia, China o dondequiera que esté ubicado el proxy anónimo. La idea original de estos representantes no es el anonimato. Tienen otra serie de funciones, como el filtrado de lo que puede o no entrar en un determinado espacio empresarial. Es habitual, por ejemplo, que las compañías bloqueen el acceso a páginas porno o de juegos de azar en la Internet corporativa. Los servicios de control parental, que evitan que los niños pequeños puedan acceder a contenidos inadecuados, también se configuran a través de ellos. En ocasiones, no obstante, pueden estar mal programados o configurados. En algunos casos, amantes de la privacidad los han dispuesto así a propósito. De manera excepcional, pueden ser una www.lectulandia.com - Página 22

trampa —llamada honey pot, tarro de miel— tendida por alguna organización gubernamental, sobre todo en países asiáticos como China o la ciudad semiautónoma de Hong Kong. Existen listados públicos de proxies anónimos que se pueden consultar en Internet y se actualizan de continuo. Configurar un ordenador para utilizarlos es bastante sencillo con unos conocimientos mínimos. Hay incluso páginas web como www.proxyanonimo.es en las que no hay que hacer nada más que teclear en un cuadro de texto la web que queremos descargar a través de su intermediación. El riesgo de estas herramientas, como comentábamos más arriba, es que no sabemos quién está detrás de cada una. Igual que una web suele mantener un log de los requerimientos que recibe, uno de estos servidores de representación puede hacer lo mismo, guardar la información de quién realiza cada solicitud y en qué consiste esta. Por tanto, podemos pensar que estamos haciendo una consulta anónima cuando, en realidad, estamos tan controlados como si no los hubiéramos usado. El siguiente paso, por tanto, es complicar un poco más el juego de los proxies. En vez de uno, vamos a utilizar tres y que cada uno no tenga más información que la necesaria para hacer su solicitud. Esa es la idea que dio origen a la famosa red TOR. El nombre que, salvo por una letra, recuerda al nórdico dios del trueno, es el acrónimo, en inglés de El Encaminamiento Cebolla (The Onion Router). La palabra «encaminamiento» o «enrutamiento» hace referencia al camino que va a seguir la información que pedimos y la que nos envían, desde que sale de nuestro ordenador hasta que llega al destino y vuelve de nuevo a nosotros. «Cebolla» es un símil sobre la forma en que se va protegiendo la identidad del que usa la red, poniendo una capa tras otra, como si fuera el culinario bulbo. El sistema es muy fácil de utilizar. Tan solo debemos bajarnos un programa adecuado, el Navegador TOR —TOR Browser en inglés— que podemos encontrar en la propia web de la organización sin ánimo de lucro que gestiona el proyecto, www.torproject.org. Una vez instalado, basta teclear la dirección que queremos obtener y nos la hará llegar a través de un camino más seguro que cualquiera de los vistos hasta ahora. Cuando realizamos una solicitud a TOR lo primero que hace es cifrarla, de forma que solo nosotros y el primer nodo al que conectemos conozca la petición. El citado nodo al que conectamos (que funciona como los proxies que hemos explicado) coge la información cifrada, incluyendo nuestra IP, y en vez de solicitar los datos al servidor, lo que hace es enviarle todo a un segundo nodo, que solo sabe que tiene una información encriptada y de qué máquina le ha venido, que, a su vez, también tiene su dirección camuflada mediante un algoritmo que solo conocen estos dos puntos intermedios. El segundo nodo tampoco hace una petición al servidor, sino que lo cubre con la «capa» de su identidad oculta y lo manda a un tercero que es quien, por fin, conecta a la Internet abierta y la única dirección IP que va a ser conocida por el sitio al que se han solicitado los datos. www.lectulandia.com - Página 23

  • Page 2 and 3: ¿Qué es la web profunda (deep web
  • Page 4 and 5: Título original: La red oscura Edu
  • Page 6 and 7: U AGRADECIMIENTOS n libro como este
  • Page 8 and 9: W 1 INTERNET PROFUNDA. ¿QUÉ DEMON
  • Page 10 and 11: elevantes, para lo que utiliza una
  • Page 12 and 13: EL LOGRO DE LA DESCENTRALIZACIÓN H
  • Page 14 and 15: cientos o miles— y los envía a q
  • Page 16 and 17: actividad delictiva carece de restr
  • Page 18 and 19: Además de para los delincuentes qu
  • Page 20 and 21: 2007 a pagar más de doscientos mil
  • Page 24 and 25: Cuando empiezan a entrar los paquet
  • Page 26 and 27: mostrar el documento completo. Las
  • Page 28 and 29: H 2 EL HOGAR DEL PEDERASTA olger Ja
  • Page 30 and 31: este capítulo vamos a tener un cui
  • Page 32 and 33: contra cuarenta sitios entre los qu
  • Page 34 and 35: con que se popularizó, «el mamazo
  • Page 36 and 37: ordenadores, sabía detalles íntim
  • Page 38 and 39: obtener los datos de la deep web, e
  • Page 40 and 41: para su rastreo, por lo que cada a
  • Page 42 and 43: Lo primero que llamó la atención
  • Page 44 and 45: estadounidenses o a las cabinas de
  • Page 46 and 47: spanking). Grababa estos vídeos y
  • Page 48 and 49: primera vez la zoofilia, ya que el
  • Page 50 and 51: aros. Sin embargo, los indicadores
  • Page 52 and 53: paso más allá y desconectar emiso
  • Page 54 and 55: determinada, etc., lo activa y ento
  • Page 56 and 57: en general de menor intensidad que
  • Page 58 and 59: tanto una explosión como la roca y
  • Page 60 and 61: una conexión satélite con Alemani
  • Page 62 and 63: Los países que están en condicion
  • Page 64 and 65: apuntarse en ningún listado, sino
  • Page 66 and 67: con varias niñas en su casa, prest
  • Page 68 and 69: 19 de enero de 2015. Estos tuvieron
  • Page 70 and 71: LA BANALIZACIÓN DEL SUFRIMIENTO La
  • Page 72 and 73:

    naturaleza tal vez fuera mucho más

  • Page 74 and 75:

    Cada cámara tiene unos datos únic

  • Page 76 and 77:

    (que utilizó como arma publicitari

  • Page 78 and 79:

    en el pequeño pueblo de Taroms’k

  • Page 80 and 81:

    Depravaty puede encontrarse sin pro

  • Page 82 and 83:

    horrorizados por lo que veían, lo

  • Page 84 and 85:

    También había sido denunciado por

  • Page 86 and 87:

    matara a su marido por siete mil eu

  • Page 88 and 89:

    el descaro del mundo. Fue significa

  • Page 90 and 91:

    australianos, treinta y dos tásers

  • Page 92 and 93:

    si no hay un número suficiente de

  • Page 94 and 95:

    para colaboraciones anónimas antid

  • Page 96 and 97:

    le resulta una verdadera bicoca. Al

  • Page 98 and 99:

    apertura del portal hermano The Arm

  • Page 100 and 101:

    aprovecharía para detenerlo, por f

  • Page 102 and 103:

    San Francisco (California), cerca d

  • Page 104 and 105:

    desarrollo y operaciones de Silk Ro

  • Page 106 and 107:

    peligrosa droga LSD… que había o

  • Page 108 and 109:

    La mayoría de internautas ha desca

  • Page 110 and 111:

    cambio de siglo. Quien tenía algo

  • Page 112 and 113:

    Otros modelos editoriales también

  • Page 114 and 115:

    inicial del dinero —la pieza más

  • Page 116 and 117:

    Power Point o un simple chiste, que

  • Page 118 and 119:

    los jefes. En ocasiones, los respon

  • Page 120 and 121:

    uena cantidad de españoles mandó

  • Page 122 and 123:

    fortuna en las Américas ha muerto

  • Page 124 and 125:

    La estafa típica comienza con un p

  • Page 126 and 127:

    control laxo sobre las actividades

  • Page 128 and 129:

    extraían y lo enviaban fuera de la

  • Page 130 and 131:

    más difícil a la par que tentador

  • Page 132 and 133:

    usaban los TPV adquiridos para real

  • Page 134 and 135:

    igual que fue creado. Ahí entra é

  • Page 136 and 137:

    moneda puede ser intercambiada o do

  • Page 138 and 139:

    de juegos. Su presidente estimó en

  • Page 140 and 141:

    de un pago en el metal equivalente

  • Page 142 and 143:

    Turing, padre de la computación mo

  • Page 144 and 145:

    muchos usuarios para trabajar en co

  • Page 146 and 147:

    Esta primera moneda virtual no ha t

  • Page 148 and 149:

    Aunque las criptomonedas afirman se

  • Page 150 and 151:

    M 8 HACKERS: EL ARTE DE LO POSIBLE

  • Page 152 and 153:

    documentos del procesador de textos

  • Page 154 and 155:

    mucho pero en realidad es un ignora

  • Page 156 and 157:

    cuentas de almacenamiento en la nub

  • Page 158 and 159:

    llevar a cabo al invadir ordenadore

  • Page 160 and 161:

    un particular en conseguir la intru

  • Page 162 and 163:

    Otras versiones incluían fotograf

  • Page 164 and 165:

    descargase e instalase una aplicaci

  • Page 166 and 167:

    legítimos propietarios sean consci

  • Page 168 and 169:

    el mundo. La intensidad de las soli

  • Page 170 and 171:

    contiene un formulario para introdu

  • Page 172 and 173:

    programa en el equipo preferido por

  • Page 174 and 175:

    encuentra su hermano pequeño, que,

  • Page 176 and 177:

    mayoría, en especial por su sencil

  • Page 178 and 179:

    suele desmentir aquellos que cobran

  • Page 180 and 181:

    enfermedades intestinales. Investig

  • Page 182 and 183:

    Día 2. Desayuno. Media taza de lec

  • Page 184 and 185:

    en su poder, según su declaración

  • Page 186 and 187:

    de las más famosas quizá sea la q

  • Page 188 and 189:

    nacionalcatolicismo que abrazaba si

  • Page 190 and 191:

    como la dominación mundial, y otra

  • Page 192 and 193:

    elevancia —fue la única que inve

  • Page 194 and 195:

    E 10 LOS GOBIERNOS DEL SILENCIO n 2

  • Page 196 and 197:

    pueden comunicarse por mensajería

  • Page 198 and 199:

    elaciones entre productores y mayor

  • Page 200 and 201:

    privadas virtuales, VPN por sus sig

  • Page 202 and 203:

    muy importante. Los gobiernos no su

  • Page 204 and 205:

    Prefectura de Policía y se prendi

  • Page 206 and 207:

    y no mantener un registro de activi

  • Page 208 and 209:

    diferentes empresas privadas, a vec

  • Page 210 and 211:

    CUANDO LOS HACKERS INTERVIENEN EN P

  • Page 212 and 213:

    mantener el anonimato del declarant

  • Page 214 and 215:

    equivocación puede ser desastrosa

  • Page 216 and 217:

    All Over Again, Chicago Review Pres

  • Page 218 and 219:

    Battalion, Dutton, Boston, 1971. «

  • Page 220 and 221:

    «Trading Site Failure Stirs Ire an

  • Page 222 and 223:

    «Freedom On The Net 2015», inform

  • Page 224 and 225:

    Notas www.lectulandia.com - Página

  • Page 226 and 227:

    [2] Nombre cambiado para preservar

  • Page 228 and 229:

    [4] https://en.wikipedia.org/wiki/S

  • Page 230 and 231:

    [6] http://www.newyorker.com/contri

  • Page 232 and 233:

    [8] https://es.wikipedia.org/w/inde

  • Page 234 and 235:

    [10] http://www.laverdad.es/agencia

  • Page 236:

    [12] http://www.infobae.com/2016/05

la red oscura