Views
1 week ago

web-Quid73

Cocina Quedarse con lo

Cocina Quedarse con lo mejor Las conservas son una suerte de recuerdos envasados, una oportunidad que se da pocas veces (en la cocina y en la vida): guardar lo que ahora es bueno, para que mañana sea aún mejor POR Marina García Hay algo de romántico, de poético, en el trabajo de conservar las cosechas del verano. Antiguamente era la única forma de preservar aquellos tesoros para alimentarse durante el año. Hoy, sin embargo, se sigue utilizando porque guarda mucho de artesanal, de familiar, de “abuelos cocinando con nietos”, de alquimia sabrosa, de misterio culinario. Mermeladas, jaleas, dulces, frutas en almíbar, licores, escabeches, hortalizas en vinagre, al natural, en aceite, en salmuera, embutidos y desecados son parte de la deliciosa miríada que ofrece esta técnica al alcance de cualquier cocinero... esmerado y ¡prolijo! Esta será la piedra angular, ya que preparar conservas exige trabajar con método y precisión, un pequeño descuido puede echar a perder todo el trabajo, por eso es importantísimo contar con buenas indicaciones y seguir los pasos al pie de la letra. Claves esenciales para obtener los mejores resultados: - Trabajar con buenas materias primas (ideal si son frutas o verduras orgánicas de estación), el producto final se lucirá mucho más. - Elaborar las conservas en un espacio limpio y ordenado, esto evitará la contaminación con microorganismos. - Disponer de un día completo para realizar las preparaciones, en general se recomienda preparar, cocinar y envasar sin dilaciones. - Respetar las proporciones de azúcar, sal o vinagre indicadas en la receta, ya que estos ingredientes actúan como conservantes naturales. - Seleccionar una buena cantidad de frascos medianos (son mas cómodos para almacenar y para el consumo final). - Esterilizar frascos, tapas y utensilios como se indique en la receta. Puede ser un paso algo engorroso, pero es esencial. - Es ideal realizar estos trabajos en familia o con amigos, hacer mermeladas o salsas lleva bastante tiempo y es más sencillo pelar, picar o revolver de a turnos. - Disponer de antemano un lugar fresco y seco para guardar el producto final. - Contar con etiquetas para registrar el tipo de conserva y la fecha de elaboración. - Si no se tiene experiencia, empezar con cantidades pequeñas hasta tomarle la mano a la receta. - Si se desea elaborar conservas con fines comerciales, lo más recomendable es hacer un curso en el INTA a fin de conocer en detalle los alcances y controles bromatológicos para este tipo de emprendimientos. Por último, disfrutar mucho de la jornada. En los tiempos que corren (y vaya que corren) dedicar un día para preparar alimentos con amor es también parte de lo perdurable que hace de la cocina ese lugar, y esa tarea eternamente entrañable Dulces, conservas y embutidos Choly Berreteaga Casi una biblia del tema, este libro es completísimo y lleva el sello indiscutible de una de las autoras más vendidas. Incluye muchísimas recetas de dulces de frutas y verduras, dietéticos, exóticos, regionales, jaleas, ¡dulce de leche!, frutas en almíbar/alcohol, w, pickles, aceites saborizados, licores y embutidos. Imperdible. Mermeladas | Varios autores Ideal para los amantes de la cocina casera, este libro tiene, por un lado, recetas simples y originales como mermelada de guindas y chocolate, de durazno con cava, jalea de jengibre, jalea de granada; y por otro las fotos que son bellísimas y tentadoras. Perfecto para regalar en las fiestas. ¿Y en el desayuno? ¡Muesli! Maja Nett En este precioso libro se detallan todas las variedades de granolas (crocantes, clásicas, frías, etc.) con excelentes combinaciones para usar cereales, frutos secos, deshidratados, desecados y más. También hay recetas de barritas y galletas, para llenar frascos de energía y sabor. 98

Dossier literatura teología Buda El vehículo POR Nancy Giampaolo Es imposible detallar en un trabajo como este la historia y el mito de quien principió una de las religiones más importantes del mundo. Solo podremos aproximarnos un poco a partir de los escasos datos biográficos conservados a lo largo del tiempo, de textos que hablan de algunas escuelas muy difundidas, como el zen, y de algunos pensadores que analizan el fenómeno bajo un prisma occidental. Durante siglos el budismo limitó su espectro al Lejano Oriente, y hoy continúa siendo predominante en China, Japón, Corea y gran parte del sudeste de Asia, pero hay muchísimos seguidores de las enseñanzas de Buda en Europa y América. Se dice que llegan a los 350.000, solo en los Estados Unidos. En Argentina hay templos y maestros en varias provincias. 99