Views
3 months ago

Libro

sí tienen una postura

sí tienen una postura clara sobre la defensa de los derechos humanos. Y eso es feminismo, y eso también es izquierda”. UNA GENERACIÓN FEMINISTA Unas tardías, otras prematuras, pero, al fin y al cabo, todas estas mujeres fueron y son feministas que enfrentaron una de las épocas más difíciles de la historia nacional: los años 80. Soñaron, idealizaron y se involucraron en lo que para ellas era la vanguardia revolucionaria que alcanzaría todas las metas de una sociedad equitativa, pero se dieron contra el muro de la realidad, el cual estaba construido a base de machismo, misoginia e ideas conservadoras que impidieron que sus esfuerzos alcanzaran mayores logros. Sin embargo, dejaron un legado. Aunque hoy en día el movimiento feminista de Nicaragua está fragmentado en diversas células y subgrupos sociales que llevan a cabo luchas un poco más focalizadas que antes, no se puede negar que la experiencia revolucionaria de los años ochenta las hizo madurar y abrir los ojos para proyectarse de otra forma hacia el futuro. Su legado hoy vive en las nuevas generaciones de jóvenes que viven su sexualidad de una forma más abierta, natural y participativa. Hoy en día los medios de comunicación denuncian delitos sexuales, abusos y maltratos contra la mujer gracias a la lucha de todas estas mujeres históricas. Hoy en día, muchas otras mujeres también ocupan cargos públicos de poder donde ejercen su autonomía y sus derechos a la par de los hombres. No podemos negar que, sin la lucha feminista de los años ochenta, hubiera sido imposible que Violeta Barrios de Chamorro llegara al poder en 1990 para convertirse en la primera mujer en ocupar la silla presidencial en Nicaragua. Los logros son muchos. Los desafíos que quedan, también. Pero el legado se alcanzó. 100

Por eso agradezco, a través de esta investigación que me ha servido de mucho aprendizaje, todo el esfuerzo consumado por estas nueve mujeres valientes que arriesgaron sus vidas por una causa común. Incluyo a mi madre en la lista también. El país de las mujeres, que escribió Gioconda Belli, todavía es una ficción contemporánea de la literatura latinoamericana. Sin embargo, por lo menos en Nicaragua, hoy es una ficción menos lejos de la realidad gracias a la batalla que llevaron a cabo todas estas hijas de Sandino. V MEMORIAS DE UNA GENERACIÓN INTERNACIONA- LISTA (2012) Luego del golpe de Estado de Augusto Pinochet hacia el gobierno de Salvador Allende, el 11 de septiembre de 1973, la Revolución Popular Sandinista fue la siguiente gran fuerza revolucionaria de izquierda que atrajo la atención del mundo occidental. Cientos de cheles de todas partes del mundo se contagiaron por la victoria sandinista de 1979, empacaron maletas y dejaron sus países para venir a ser testigos de lo que el pueblo nicaragüense era capaz de hacer. Muchos, incluso, lucharon por Nicaragua. Sacrificaron la vida cómoda del primer mundo por la fe y la esperanza que inspiraba nuestro pequeño país alzado en armas. Todo fue parte de una fiesta internacional que incluyó a muchísimos norteamericanos que vinieron como cooperantes voluntarios. Gente de todas las edades, pero en especial jóvenes de veinte y pico de años, se alista- 101