Views
7 months ago

Libro

la “Jorge Salazar” y

la “Jorge Salazar” y la “San Jacinto”. Sí, claro, hubo momentos alegres también, es como cuando vos estas en un entrenamiento y siempre hay una voz de mando fuerte que te está preparando. Pero esa voz de mando también debe tener buen ánimo y carisma para la gente; sale entonces un chiste y todo mundo se ríe. En otras ocasiones, estas en un entrenamiento y vas cantando y te salís de la fatiga y te metes en la música que vas cantando. Así superás el mal rato. Los ejércitos del mundo le llaman “garra” a tu amigo inseparable, pero en nuestro idioma le decimos “liga”, era aquella persona que, si vos ibas al baño, él te acompañaba y viceversa, así de cercano éramos como uña y mugre entre los amigos combatientes. Vos ahorita estás hablando con uno de los fundadores de la fuerza contrarrevolucionaria Jorge Salazar, yo fui uno de los pioneros y salgo en un libro publicado recientemente por Adolfo Calero Portocarrero, el cual se llama “Crónicas de un contra”. Es un libro que están vendiendo en Hispamer y yo no recibo un solo centavo por las ventas de ese libro. Ellos se siguen lucrando de nosotros porque me sacan en ese libro sin mi consentimiento; pusieron una foto mía y unas frases mías, pero a mí no me consultaron nada. Entonces ¿qué pasó con esos dividendos? Ellos siguen haciéndose ricos ¿a cambio de qué?, de nada. Lo que te quiero decir es que ellos siempre estuvieron bien y siempre siguen bien. Simplemente nos usaron y nos tiraron a la montaña. Pero ellos quedaron muy bien, me refiero a quienes nos negociaron, a quienes protagonizaron la capitulación de la guerra. Si nos ponemos a analizar de dónde venía todo ese dinero para la Contra, nosotros quedamos con las manos en el aire. Ahora nos miran como nada, ¿por qué no nos apoyan en proyectos a nuestra gente? Quizás ya no a los viejos como nosotros, pero si a nuestras familias. Nosotros tenemos nuestras 46

propias responsabilidades e hicimos nuestras propias familias a raíz de la desmovilización de los 90. Es ese el momento cuando, por fin, nosotros comenzamos a hacer nuestra propia vida. Ahora tenemos hijos y queremos que terminen de estudiar porque nosotros, en esa época, no lo pudimos hacer. Ahora bien, quiero hablarte de las pensiones que te dan como víctima de guerra. Resulta que ahora no te tazan como víctima de guerra, sino que te tazan por medio de tu carnet de afiliado del seguro y no como víctima de guerra, repito. En aquel entonces, además de ser combatiente vos tenías un seguro porque a su vez eras un obrero o un profesional activo y cotizante. Entonces ahora te tazan por ese carnet y no como víctima de guerra. Es injusto. No debería ser así. Hay una ley allí que habla de las víctimas de guerra…nos deberían de dar ese carnet y no el otro, en fin, siguen haciendo lo que quieren con nosotros. Lo importante sería que nos apoyaran. Tan siquiera el gobierno norteamericano, que fue el que nos mandó a la guerra y ahora nos dejó como nada, debería apoyarnos ¿quién habla por nosotros? El gobierno gringo nos debería estar apoyando ahora mismo. Si vos te fueras al norte, entonces te dieras cuenta que hay campesinos de nosotros, ex Contras, que ganan los pobres 30 pesos al día bien penqueados y así mueren, sin ningún apoyo ni ayuda, sin nada. Nosotros no tenemos ningún resentimiento con el otro bando, los sandinistas ya no son nuestros enemigos. La guerra ya pasó y desgraciadamente fue entre los mismos nicas. Pero sí me gustaría que los ONGs de este país y de los países que estuvieron involucrados en la desmovilización, al ONU, la OEA, etcétera, por los menos metieran proyectos para el cambio de vida de nosotros… ¿de qué nos sirve ahora que el gobierno nos dé un título de propiedad a 21 años de la desmovilización? Todavía los desmovilizados vienen a buscar su gestión para que les den su título de propiedad 47