Views
7 months ago

15-Ponsati-Murla-Oriol-San-Agustin

A delante de un pensador

A delante de un pensador que abre las puertas de la Edad Media. San Agustín es, por lo tanto, a la vez, el último de los grandes pensadores antiguos y el primero de los medievales. Filósofo bisagra entre dos mundos, entre dos épocas, entre dos ciudades: la Roma imperial y la Jerusalén espiritual. Leer hoy a san Agustín equivale a retrotraerse al punto de inicio de algunas de las líneas maestras que han marcado el desarrollo del pensamiento occidental en los últimos mil quinientos años. De forma muy diferente se habría desarrollado el debate filosófico-político sobre el modelo de sociedad medieval de no ser por la enorme influencia que ejerció La ciudad de Dios agustiniana. Algunos puntos de discusión centrales que emergen durante la Reforma protestante y la Contrarreforma católica tienen directamente en Agustín y su doctrina sobre la libertad y la gracia su punto de referencia primordial. El tránsito entre el platonismo y el pensamiento cristiano hubiera sido mucho más abrupto de no ser por la consistencia conceptual que le proporcionó el de Hipona. El Occidente medieval desarrolla y consolida su modelo de vida contemplativa en los monasterios (centros clave*durante siglos para la difusión de la cultura) gracias en buena parte a la Regla escrita por san Agustín, que será el texto fundamental, junto con la Regla de san Benito, para ordenar la vida monástica en la Europa medieval. Ningún pensador de la Edad Media mínimamente informado dejará de asumir en mayor o menor medida la autoridad del hiponense: desde Anselmo, Pedro Abelardo y Bernardo de Claraval hasta Tomás de Aquino. El humanismo no se mostrará tampoco indiferente al legado de nuestro filósofo, que se convierte en foco de atención de personajes tan dispares como Juan Luis Vives, Erasmo de Rotterdam o Fray Luis de León, sin olvidar que el mismo Martín Lutero pertenecía, antes de romper con el catolicismo, a la Orden de San Agustín.

Su obra es una de las nías imponentes de la Antigüedad tardía. Mucho más si tenemos en cuenta que fue escrita entre el momento previo a su conversión en el año 386 y su muerte en el 430, es decir, a lo largo de cuarenta y tres años. Está formada por un centenar largo de títulos, y la profusión de géneros y temas que abarca hacen de san Agustín un autor omnívoro. Sus responsabilidades episcopales en un momento en que el dogma cristiano se encuentra en proceso de discusión y consolidación le obligan a enfrentarse por escrito a quienes defienden interpretaciones teológicas, desde su punto de vista, erróneas. Se esfuerza en definir y concebir lo indefinible e inconcebible (Sobre la Trinidad). Como buen guía espiritual no elude la responsabilidad de dar orientación pastoral a sus feligreses, para los que escribe comentarios a algunos de los libros más importantes de la Biblia (Génesis, Salmos, comentados uno por uno, Job, Evangelio de Juan, Carta de Pablo a los gálatas...), a lo que hay que añadir sus magistrales sermones (unos cuatrocientos), de estilo directo y pedagógico, a la vez que de gran profundidad espiritual y calidad literaria. Igualmente aconseja a los casados, a los catequistas y a las viudas; mantiene una actividad epistolar constante con corresponsales de todo tipo y esparcidos por todo el Imperio; redacta tratados sobre la mentira, sobre la paciencia y sobre la felicidad; se enfrenta a maniqueos, donatistas, pelagianos y filósofos académicos; escribe sobre las artes liberales, y ordena la vida de los monjes. Y no solo eso, sino que construye también toda una teoría del conocimiento, una filosofía de la historia e inaugura el género de la autobiografía intelectual mediante una de las obras más leídas de la historia, sus Confesiones. San Agustín es un autor, simplemente, inconmensurable. El libro que el lector tiene en sus manos quiere ser una invitación a la lectura de los textos de san Agustín mediante Introducción

Buscando Sentido - Colegio San Agustín
Hipona, San Agustin de - Principios de dialectica - No-IP.com
Untitled - Universidad Nacional de San Agustin
Publicación mensual de San Agustín del Guadalix - Ayto San ...
Páginas 56-71 - Colegio San Agustín - Sevilla
Publicación mensual de San Agustín del Guadalix - Ayto San ...
Obras de SAN AGUSTÍN II - Escritura y Verdad
Oriol Nel·lo Alvar Aalto Eduardo de Miguel ... - Revista Diagonal
El perro del hortelano - Agustinos de Granada
Informe - Instituto Geográfico Agustín Codazzi
Informe - Instituto Geográfico Agustín Codazzi
Crónicas de las Comunidades - agustinos de la provincia del ...
Crónicas de las Comunidades - agustinos de la provincia del ...
Informe - Instituto Geográfico Agustín Codazzi
Doctorado en Geografía - Instituto Geográfico Agustín Codazzi