Views
4 months ago

15-Ponsati-Murla-Oriol-San-Agustin

Si la lucha contra el

Si la lucha contra el pclagianismo resulta tan importante en el periplo intelectual de san Agustín es porque, reaccionando contra esta herejía, el de Hipona reacciona de algún modo también contra sí mismo. O contra su pasado. No contra su pasado maniqueo, escéptico o de cualquier otro momento previo a su conversión, sino contra su forma de entender el cristianismo desde esa conversión en el año 386 hasta su elección como obispo de Hipona, en el 396. Es en este sentido que, sin negar la importancia que tiene la crisis del jardín de Milán del verano del 386, es más apropiado hablar, en el caso de Agustín, de «conversiones» en plural. El cambio que, como reacción al pelagianismo, llevó a la elaboración de la doctrina de la gracia, no puede ser entendido sino como una auténtica conversión. Naturalmente, resultaría exagerado afirmar que el Agustín de su primera década como cristiano es pelagiano. Nada hay en sus escritos de esta época que permita adscribirle a esta forma de comprender el cristianismo. Pero podría decirse igualmente que tampoco resale en su obra de estos primeros años ningún rasgo que pueda considerarse antípelagiano. Si la reacción de Agustín al pelagianismo supuso a la vez una revisión profunda de sus escritos precedentes es porque la afrenta de la herejía pelagiana le hizo tomar conciencia del papel excesivo que había confiado a la voluntad humana como medio para conquistar la salvación. Su lectura del cristianismo en clave neoplatónica lo conducía de forma natural a confiar en la posibilidad de acercarse a la sabiduría divina por obra del propio esfuerzo. Todo aquello que ya había escrito, sin embargo, ya lo había escrito. Y los textos de Agustín fueron siempre copiados, leídos y divulgados de una forma rápida y extensa. Además de un cambio de rumbo a partir del año 397, con la elaboración de la teoría de la gracia se impuso una revisión y retractación pública de los «errores» introducidos en las obras de su primera década cristiana. La doctrina de la gracia 91

Para la Iglesia, el bautismo tiene un sentido doble: por un lado, supone la aceptación de una fe y la incorporación a la comunidad eclesial; por otro, representa la limpieza sacramental del pecado original. Los pelagianos no se oponían al bautismo entendido en el primer sentido, pero no veían motivo para defender esta práctica en el caso de niños que no habían tenido, aún, ocasión de pecar. No se trata, sin embargo, de una mera discusión sobre el mejor momento para acceder a la comunidad, sino de toda una concepción sobre la inocencia y la culpa primigenia. Aunque ni Agustín ni Pelagio niegan la existencia del mal en el mundo y la posibilidad de pecar, para el primero hay que distinguir entre la culpa heredada (pasiva) y la culpa fruto de la costumbre (activa), mientras que el pelagianismo niega el primer caso, que presupone la culpabilidad de los niños. En la imagen, fresco del siglo xiv atribuido a Guariente di Arpo, en la iglesia de los Eremitas de Padua, que muestra el bautismo de san Agustín de manos de san Ambrosio de Milán. I A n n r T D l M A n r i « < - n » - i » _Qi

Publicación mensual de San Agustín del Guadalix - Ayto San ...
Obras de SAN AGUSTÍN II - Escritura y Verdad
plan estratégico institucional - Universidad Nacional de San Agustin
MÁS DE 6 AÑOS CAMBIANDO LA ACTITUD DE NUESTRO AGUSTINO.
Buscando Sentido - Colegio San Agustín
129 portada-contra - agustinos de la provincia del santisimo nombre ...
129 portada-contra - agustinos de la provincia del santisimo nombre ...
129 portada-contra - agustinos de la provincia del santisimo nombre ...
129 portada-contra - agustinos de la provincia del santisimo nombre ...
Nº 3 Congregación A.H.A. - Agustinas del Amparo
Informe 2004 - 2005 - Instituto Geográfico Agustín Codazzi
Especialización en Avalúos - Instituto Geográfico Agustín Codazzi
Correspondencia y diario militar de Don Agustín de Iturbide
Informe - Instituto Geográfico Agustín Codazzi