Views
8 months ago

Edición 11 de Abril de 2018

2 Miércoles

2 Miércoles 11 de abril de 2018 Nacionales Diario Co Latino “No estamos vinculados a un partido político”: Tito Zelada Joaquín Salazar @JoakinSalazar no pertenecemos, ni “Nosotros hemos pertenecido nunca a un partido político”, dijo Tito Edmundo Zelada, candidato por la Unidad Nacional de Abogados por la Justicia y la Democracia (UNA- JUD) para un cargo de magistrado en la Corte Suprema de Justicia (CSJ), ante la campaña permanente de desprestigio que mantienen algunos sectores de abogados vinculados a organizaciones de derecha. Zelada, junto al candidato Jorge Alfonso Quinteros, visitaron las instalaciones de Diario Co Latino para dar a conocer su posición sobre los siete candidatos electos por la Federación de Asociaciones de Abogados de El Salvador (FEDAES) y quienes enfrentan una campaña impulsada de la derecha. Los siete abogados sostienen que son “progresistas independientes”. Sin embargo, existen otros miembros del gremio de abogados que no son independientes, pero que se rasgan sus vestiduras al oponerse a los progresistas democráticos en su búsqueda por una magistratura de la Sala de lo Constitucional, que ahora está en manos de abogados de derecha, y que pretenden mantener el control. “La participación de sectores progresistas para la elección de magistrados de la Corte Suprema de Justicia ha sido una molestia para el Centro de Estudios Jurídicos”, denunció Zelada. “Nosotros no pertenecemos, ni hemos pertenecido nunca a un partido político, no tenemos compromisos, vinculantes o de sometimiento con ningún partido político. Sí nos declaramos como hombres progresistas, de toda la vida, no de ahora, nos Tito Edmundo Zelada Mejía y Jorge Quinteros Hernández, aspirantes a magistrados de la Corte Suprema de Justicia. Foto Diario Co Latino/DaviD Martínez. declaramos no partidarios, nos quieren discriminar, pero ser progresistas democráticos no es lo mismo”, agregó. Zelada afirmó que los candidatos de UNAJUD, la Asociación de Abogados de La Libertad (ABODEL) y la Asociación de Abogados de Oriente son profesionales con convicción y comprometidos con la labor judicial. Por esta razón pidieron que sus voces sean escuchadas sin ningún criterio, fomentado por la campaña de entidades como FUSADES, ANEP, Funde, el Centro de Estudios Jurídicos y otras entidades, que buscan desprestigiarlos. La denuncia de UNAJUD es contundente al afirmar que “el gran poder económico y oligárquico del país, a través de sus grupos de fachada: ANEP, FU- SADES, DTJ, FUNDE, Centro de Estudios Jurídicos y otros afines se autoproclaman representantes de la sociedad civil”. Además, han arreciado una fuerte y costosa campaña mediática orientada a presionar al Consejo Nacional de la Judicatura (CNJ) para que este ceda a las pretensiones de estas organizaciones. Esta iniciativa busca que el CNJ separe a candidatos como Tito Edmundo Zelada, Ulises Rivas y Jaime Martínez, y demás miembros de la UNAJUD, para que no sean elegidos en la Asamblea como magistrados de la CSJ. El CNJ revisó la semana pasada las candidaturas de la FE- DAES, solamente para ver si Se espera que la Asamblea haga un análisis objetivo con visión de país para el nombramiento de los magistrados, que no impere el criterio político. cumplían con lo establecido en el artículo 56 de la Ley de CNJ, que establece que los candidatos deben pertenecer al listado de postulantes emitido por la entidad. Para Jorge Alfonso Quinteros, quien es juez de familia y magistrado de Cámara con 25 años de experiencia, sostiene que “el CNJ ha hecho lo correcto al verificar que somos parte de los abogados elegibles, hasta ahí, lo demás corresponde a la Asamblea Legislativa”. Esta debe enviar en orden alfabético el listado de los 15 de la FEDAES y los 15 candidatos electos por ellos, cualquier otra valoración es de la Asamblea, de lo contrario sería una intromisión, explicó el candidato Quinteros. El juez sostiene que los problemas contra UNAJUD iniciaron desde el momento en que se hizo el llamado a elecciones de la FEDAES. Donde algunos sectores de abogados con vínculos de derecha se dieron a la tarea de desprestigiar el trabajo de los abogados. “Tienen el temor de que con uno que llegue de los nuestros, no los van dejar tranquilos para trabajar en la Sala de lo Constitucional. Saben que aunque ellos tengan cuatro magistrados y nosotros uno, siempre estará pendiente de lo que hagan. Porque todo lo que sucede en la Sala de lo Constitucional hoy no se sabe, pero si hubiese alguien que dijera lo que está pasando, como los casos de probidad, todo fuera distinto”, acotó Quinteros. Zelada cuestionó que con dicha campaña está “entorpeciendo el incipiente proceso democrático que nosotros tenemos”. Pese a ello, los abogados de UNAJUD sostienen que la Sala de lo Constitucional debe contar con diversidad de pensamiento jurídico, lo que implica que la Asamblea Legislativa debe elegir a profesionales con razonamiento. “La Constitución de la República establece que en la elección de magistrados debe haber una diversidad de pensamiento jurídico, lo cual no puede ser separado de la política. Hay diversidad de pensamiento jurídico. Somos naturalistas modernos, no somos absolutamente positivistas que no razonan, el derecho debe ser razonado”, explicó Zelada. Elección en Asamblea Por otro lado, los abogados esperan que en la Asamblea Legislativa haya una reflexión apegada al derecho para la elección de los magistrados de la Sala de lo Constitucional y un magistrado para la Sala de lo Civil, la cual esté alejada a las presiones que puedan ejercer sectores del poder económico. Pasa a la página 3

Diario Co Latino Nacionales Miércoles 11 de abril de 2018 3 Viene de la página 2 “Lo que se espera es que la Asamblea haga un análisis objetivo con visión de país para el nombramiento de los magistrados, que no impere el criterio político, hay que verlo con un panorama más amplio, que revisen experiencia, trayectoria y credenciales, personalidad de cada uno de los candidatos que es tan importante”, pidió Quinteros. Además, sostiene que los diputados deberían contar con equipos multidisciplinarios que permitan hacer un análisis y evaluación más amplia de cada uno de los candidatos. Mientras que Zelada confía en que la Asamblea Legislativa, pese a la distribución de fuerzas políticas tras las elecciones del 4 de marzo pasado, pueda elegir a las personas idóneas a los cargos por disputarse. “El gran poder económico y oligárquico del país, a través de sus grupos de fachada ANEP, FUSADES, DTJ, FUNDE, Centro de Estudios Jurídicos y otros afines se autoproclaman representantes de la sociedad civil”. También envió un mensaje a los gremios de abogados que arrecian con su campaña de desprestigio contra UNAJUD. “¿Quién nos va elegir? La siguiente Asamblea, ¿y cómo está conformada? Entonces, ¿cuál es la preocupación? Ni el razonamiento les da, es una discriminación con prepotencia, para ellos nos hemos insubordina- Tito Edmundo Zelada Mejía y Jorge Quinteros Hernández. Foto Diario Co Latino/DaviD Martínez. do”, dijo Zelada. “Los diputados deben hacer una reflexión, se darán cuenta el tipo de persona que somos, profesionales independientes que confían en la democracia y esto es lo que les preocupa a otros sectores de abogados. Nosotros somos gente de convicción, están ahí unas voces que dicen que no, pero si no dan los votos, está bien, pero óiganos, escúchennos, de dónde vengo y qué es lo que he cumplido”, agregó Zelada. El Proceso en CNJ El Consejo Nacional de la Judicatura (CNJ) está próximo a terminar con la elección de sus candidatos, de un listado de 69 abogados. De manera preliminar habían afirmado que el listado final sería presentado el 13 de abril, no obstante, el proceso continúa. Yanuario Gómez @DiarioCoLatino 13 de los 22 aspirantes cuentan con postgrados, de estos 8 han elaborado publicaciones, libros, artículos u opiniones de índole jurídico. ISD presenta informe sobre elecciones de candidatos a magistrados de FEDAES Con la finalidad de vigilar que los procesos de elección de magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) se desarrollen con transparencia, representantes de la Iniciativa Social para la Democracia (ISD) presentaron un monitoreo al proceso electoral de la Federación de Asociaciones de Abogados de El Salvador (FEDAES). El monitoreo reveló un bajo nivel de involucramiento de las asociaciones que pertenecen a la FEDAES en la postulación de candidatos a magistrados de la CSJ, ya que solo el 37% de ellas participó presentando aspirantes a estos cargos. Un dato que según la ISD refuerza esta afirmación es que de un universo de más de 12 mil profesionales elegibles solo 22 candidatos participaron en el proceso. Otro de los aspectos que la organización destacó es que todos los participantes en las elecciones de candidatos y candidatas a magistrados de la CSJ cumplieron con los requisitos establecidos por la FEDAES para postularse como aspirantes a estos cargos. “13 de los 22 aspirantes cuentan con postgrados, de estos 8 han elaborado publicaciones, libros, artículos u opiniones de índole jurídico, en cuanto a la carrera judicial, 10 aspirantes ejercieron profesionalmente funciones jurisdiccionales como jueces propietarios o suplentes y/o magistrados”, dijo Ramón Villalta, director ejecutivo de ISD. Entre los aspectos positivos que la ISD determinó como importantes para la transparencia del proceso de elección de candidatos y candidatas a magis- Izquierda, Ramón Villalba, director ejecutivo de ISD, y en la derecha, Alicia García, técnica del Monitoreo. Foto Diario Co Latino/riCarDo ChiCas segura. trados de la CSJ están: la decisión del presidente de FEDAES de apartarse de los temas meramente electorales, el establecimiento de mecanismos de regulación de la campaña a través del instructivo sobre uso de propaganda electoral y la aplicación de mecanismos para evitar el fraude electoral, entre otros. La ISD también recomendó tanto a FEDAES como a otras organizaciones de profesionales del derecho que establezcan procesos de elección para aspirantes a magistrados de la CSJ, revisar los plazos establecidos para la elección 2018, ya que consideran que los tiempos son muy limitados y extenderlos podría favorecer una mayor participación.