Views
8 months ago

10-12-Investigación-Cualitativa

RECHERCHE QUALITATIVE 21

RECHERCHE QUALITATIVE 21 Post-Prólogo Educación e Investigación son dos categorías conceptuales recíprocamente constitutivas, que cuando históricamente se han nutrido de las mejores tradiciones humanistas y culturales, por igual han alcanzado logros que expresan claramente las ideas superiores a que remiten. Pero también una y otra idea, por razones que van desde intereses políticos de exclusión hasta impaciencias en relación con los tiempos requeridos para las auténticas maduraciones, se ven abocadas a reductivismos que distorsionan gravemente la esencia del educar y del desentrañar sin tregua, realizaciones que han de estar siempre en procura de constituir y resignificar al ser, a sus realidades internas y externas. Como categorías gnoseológicas y antropológicamente constitutivas, el educar y el investigar, apenas metáforas de espirales infinitamente ascendentes y de realidades supremamente complejas, sugieren tránsitos que van y vuelven desde las cosas mismas a sus más intrincados contextos, búsquedas al fin y al cabo interminables e incesantes que procuran edificar y rehacer sus sentidos en cada espacio vital, en toda práctica social y acto de lenguaje; en pensamientos y sensibilidades desencadenados que así como unas veces dan sustento y validez a renovadas relaciones de sentido, también en otras y como irreductible vocación de ruptura, desde la radicalidad humana del acto de preguntar y de la pasión por lo aparentemente obvio, se oponen a toda pretensión de certeza incontrovertible, a toda tentación de un punto final para las aventuras del pensar y del sentir. Se va insinuando, entonces, el investigar como especial forma de existencia humana, diálogo con las cosas y con los otros, con sus XXI

22 XXII INVESTIGACIÓN RECHERCHE CUALITATIVA QUALITATIVE procesos tanto como con sus representaciones; siempre éstas, visibilidad promisoria del potencial simbólico de la cultura, más no por eso liberadas por completo de espejismos y opacidades, de silencios y palabras en clave, universos indispensables de advertir y develar con probado rigor y paciente decantación. Este podría ser el horizonte de una racionalidad dialéctica, en el más estricto sentido, siempre perfectible, dialógica y contextualizadora. Aunque ya razonablemente comprobada su viabilidad, este es apenas el horizonte epistemológico utópico, compromiso ético, más que deleite de ensoñación. El ser y el conocer, en consecuencia, liberados, constituídos y resignificados desde sus más íntimos procesos y potencialidades. Muy a nuestro pesar, otra es hoy la perspectiva cultural y social hegemónica. En tiempos de relaciones asimétricas excluyentes e indignantes por todo cuanto representan como obstáculo para el pleno desarrollo de las mejores potencialidades humanas, los embates de las distintas vertientes de la racionalidad instrumental son incesantes y disímiles: exaltación del individualismo incomunicante; exploración y constitución superficial de sentidos; satanización del pensar y el sentir que rumian y rumian sin ansiedad; privilegio de la respuesta y la solución aquietantes sobre la pregunta y la problematización, de la coyuntura y la apariencia sobre los contextos y el sentido histórico de las cosas; de lo significado sobre los actos de significación; de los modelos sobre los sujetos y sobre la realidad misma; de las asepsias y neutralidades valorativas sobre las responsabilidades y compromisos… Y como reflejo de la racionalidad instrumental, no siempre bien disimulado por los recursos ideológicos y tecnológicos del mercantismo capitalista en boga, van emergiendo las falacias sobre recetas supuestamente infalibles para el educar y el investigar. Prototipos con gran demanda en las voracidades de los mercados académicos: marcos interpretativos y planteamientos metodológicos supuestamente resistentes al tiempo, a la complejidad, a las contradicciones de toda búsqueda; técnicas e instrumentos normalizados, estandarizados y polivalentes; además, económicos y de fácil consecución en el comercio; modelos y recetas cómodamente ajustables a las urgencias y disponibilidad de recursos del cliente… ¡Y cómo resistir a semejante tentación! Mucho más, si nos apremian los presupuestos cada vez más exiguos, los plazos perentorios para los informes finales o las considerables inversiones en una formación avanzada que hoy están acotados por las cicateras comisiones de estudio, o, en la mayoría de las veces, por el tener que conservar las asignaciones académicas regulares mientras se lucha por rescatar de una marginalidad insostenible e inmoral los tiempos requeridos por la formación y por las aventuras investigativas.

Ejemplos presentación Investigacion Cualitativa y Programas
VASILACHIS_Estrategias-de-investigación-cualitativa
10-12
2013-10-Estudio-externo-de-tendencias_Masculinidad-cualitativo
Ensayos No. 12, 2007. - Instituto de Investigaciones Estéticas
GOLPE-DE-TIMON-23-10-12-Web
GOLPE-DE-TIMON-23-10-12-Web
tecnicas-cualitativas-de-investigacion-social-valles-miguel
Haz clic aquí para descargar la Investigación Cualitativa
LISTA DE ACUERDOS J. SEGUNDO QRO. 12/10/11
Delta ASP Allegro 08 12 10 24_es.pdf - JHRoerden
looP'10 ViDeo aRT fesTiVal 12 -22 MaY looP'10 ViDeo aRT fesTiVal ...
2014-12-LATIN-10-TRENDS-ES
INVESTIGACIÓN
10-12
documento_743_GOLPE-DE-TIMON-23-10-12-Web
estudio cualitativo en Sudamérica (Chile, Colombia, Paraguay
Sarcopenia como término Cualitativo. Mauricio Cárdenas Ramírez.
61945 carta effex.indd 1 12/10/10 16:56 - Comex