Views
8 months ago

3 cuentos CVMD 201810

RAFAEL GARCÍA HERREROS

RAFAEL GARCÍA HERREROS comunista... ¡Bolchevique! Lo rechaza con todos los recursos adherentes: el 9 de abril, los radioamnistiados, el M-19, Cuba, Nicaragua, las FARC. Doña Josefina cree que es muy cristiana porque va a misa en su bello Mercedes Benz todos los domingos, pero no ha comprendido que el primer precepto del cristianismo es la caridad, es el amor al prójimo y que sin él, todo lo demás es hipocresía y es vanidad. Ella no conoce el placer delicado y divino de dar, de extender la mano con un verdadero don, que brote del alma y que sea un símbolo de solidaridad con el prójimo. Aun los regalos que ha hecho a sus amigas los ha hecho sin amor y sólo por cumplir y no quedar mal. Prosigue, pues, la diligencia del arreglo del escaparate. Al fin aparece un saco viejo que compró en París a raíz de la otra guerra y que está completamente apolillado. Lo toma en sus manos, sin caridad y sin amor, y creyendo que hace un acto espléndido de generosidad, se lo pasa a la sirvienta diciéndole: –– Este sí se lo regalo. Lo compré en París y me costó seis mil francos, pero cuando el franco valía. La sirvienta se sonríe con ironía y con íntima indignación y le contesta con amargura: –– Muchas gracias, doña Josefina. Eso ya no sirve. Si quiere, hago con eso un estropajo para darle brillo a los pisos. Doña Josefina, pálida de rabia, no puede menos que exclamar: 46

CUENTOS TOMO II –– Así son ustedes... Y después no hacen sino garlar de una. Y siguen, en silencio, revisando las ropas, los abrigos, los mantones, cada uno de los cuales es un callado acusador y testigo de su falta de caridad y de su inmenso egoísmo. Después de un rato, doña Josefina se siente rendida de la faena y cesa de su empresa. Para descansar y para desahogarse llama por teléfono a una de sus amigas. –– ¿Qué hay querida? ¿Sí sabes la que me pasó hace un momento con la india? –– ¿Qué?, cuénteme. Ese servicio está terrible... –– No me lo creerás. Casi me congestiono de rabia. La sinvergüenza se me envalentonó cuando le ofrecí un saco que estaba un poco dañado. Seguramente que querría el que compré donde Valdiri la semana pasada. ¿Tú sí recuerdas aquel saco que traje de París en mi viaje a Europa? –– No lo recuerdo bien... pero... ¿con que no te lo recibió? ¡No me lo digas! –– Claro, toda esa gente está altivísima. Pero si te digo que este país está invivible. Por eso yo no pienso sino en irme de aquí lo más pronto... –– Sí, mija, esto está de no apagarle vela... Por supuesto que la culpa la tiene don Belisario, con sus decretos 47

Cuento (Tale) Op.62 n.3 - Just Classical Guitar Club
TOMO 2 Cuentos CPD p1-362.internet.indd - Banco de Reservas
Cuenta Pública MOP Valparaíso 2011 Parte 3 (11,4 Mb. PDF)
Soriano, Osvaldo – Cuentos de los años felices - Lengua, Literatura ...
cuenta pública año 2013 - Liceo Rafael Sotomayor
3° Básico Compartiendo cuentos, juegos y aventuras - Biblioteca UAH
3° Básico Compartiendo cuentos, juegos y aventuras - Biblioteca UAH
Edificio Puerta del Príncipe cuenta con viviendas de 2, 3 y 4 ...
reglamento del premio de cuento darío herrera - Universidad de ...
municipio de rafael lucio, ver. fiscalización de la cuenta pública ...
La revolucin social en los cuentos de Josefina Peate y ... - Istmo
LA HORMIGA PRODUCTIVA Y FELIZ Y OTROS CUENTOS
Cuentos Infantiles-Preterito e Imperfecto
Cuento y cuaderno de actividades "Segundo techo" - THAM
- 3. Otras disposiciones - Cámara de Cuentas de Andalucía
EL CUENTO POR ENTREGAS 5 CUENTOS BREVES El burro y la ...
3 - Tribunal Vasco de Cuentas Públicas