Views
1 week ago

tesisi de bancoRamírez_oa

88 2.3.9 La auditoría y

88 2.3.9 La auditoría y el control interno Auditar supone controlar, examinar, no implica revisar todo, pero sí, revisar todo lo que se crea necesario, lo cual dependedel rechazo al riesgo que tenga el auditor. Un enfoque de auditoría eficiente y eficaz, está centrado en el conocimiento y utilización del sistema de controles que posee la entidad, será la base para la determinación de la naturaleza, oportunidad y alcance de los procedimientos de auditoría a aplicar. “El auditor debe comprender el sistema de contabilidad y de control interno para planear la auditoría y desarrollar un enfoque adecuado. En función a la confiabilidad de los controles se evaluará el riesgo a asumir durante el desarrollo del trabajo de auditoría. La conciencia de control se podría basar en las siguientes señales: - Actitud de la Gerencia hacia los controles; - Existencia de organigramas, manuales de procedimientos; - Existencia de políticas adecuadas del personal; - Atención a comentarios de control interno derivados de auditorías anteriores; - Existencia de un departamento de Auditoría Interna”. (Berbia, 2006, p 244). “En la medida que la empresa posea controles que funcionando adecuadamente permitan concluir que las afirmaciones contenidas en los estados contables son válidas, el auditor centrará su atención únicamente en esos controles, en desmedro de todos aquellos que, si bien son necesarios, funcionen o no adecuadamente dentro de la organización, no tienen vinculación directa con el objetivo de auditoría (Slosse, 2006, p.71)

89 2.3.10 El Buen Gobierno Corporativo La aplicación de los Principios del Buen Gobierno Corporativo (BGC) cobra cada vez mayor importancia, porque demuestran mayor transparencia societaria que deben exhibir las empresas interesadas en captar recursos de inversionistas, ya sean a través del mercado de valores o no, pues si bien la Ley General de Sociedades, Ley N° 26887, establece pautas y reglas que la sociedad debe seguir, el BGC busca siempre mayores precisiones al grado de satisfacer la necesidad jurídica en los interesados, garantizando una mayor transparencia en la información y administración de la sociedad. El Buen Gobierno Corporativo es un sistema de autoregulación por el cual las sociedades son dirigidas y controladas la estructura del gobierno corporativo especifica la distribución de los derechos y responsabilidades entre los diferentes participantes de la sociedad, tales como el directorio, los gerentes, los accionistas y otros agentes económicos que mantengan algún interés en la empresa. El gobierno corporativo también prevé la estructura a través de la cual se establecen los objetivos de la empresa, los medios para alcanzar esos objetivos, así como la forma de hacer un seguimiento a su desempeño (SMV- antes CONASEV, 2002, p.2). El actor central del BGC es el Directorio, pues, como órgano profesional e independiente, deberá cumplir con una serie de roles que incluso van más allá de las responsabilidades que les otorga nuestra Ley General de Sociedades. Actualmente, por Resolución Gerencia General N° 096-2003- EF/94.11 y la Resolución Gerencia General N° 140-2005-EF/94.11, norma la aplicación de los principios del BGC para las sociedades peruanas, es de obligatorio cumplimiento para las compañías que emiten o cotizan valores en el mercado bursátil, siendo voluntaria para las demás sociedades, en tal sentido en sus memorias anuales deben informar sobre el grado de cumplimiento de dichos principios. Por consiguiente, desde un punto de vista empresarial, constituye una ventaja para las sociedades, entre ellas las Cajas Municipales,