Views
1 week ago

266

•Dr. César Antonio

•Dr. César Antonio Gálvez Hernández• CIRUGIA GENERAL Y LAPAROSCOPIA L a famosa y ampliamente conocida “colitis” posee un sinnúmero de sinónimos, entre los cuales podemos mencionar: colon espástico, colitis funcional, neurosis intestinal, colitis mucosa, indigestión nerviosa, etc. Sin embargo, el término más correcto es Síndrome de Intestino (Colon) Irritable. Su prevalencia global oscila entre un 6-35%. Su incidencia es mayor entre los 16-30 años de edad y es más común en mujeres que en hombres. El síndrome de intestino irritable comprende un grupo de síntomas, entre los que se encuentran: dolor abdominal crónico, malestar y distensión abdominal, y alteración en los hábitos intestinales (diarrea y/o estreñimiento) en ausencia de enfermedad orgánica. En algunas ocasiones los síntomas mejoran después de evacuar. La diarrea o el estreñimiento pueden predominar, o algunas veces alternarse. ¿Cuál es la causa? En realidad se desconoce la causa exacta. Se cree que se produce debido a un desorden en la interacción entre el sistema nervioso y el tracto gastrointestinal. Los músculos y nervios del colon parecen estar hipersensibles. Probablemente los músculos se contraen demasiado después de que comemos, lo cual genera dolor y diarrea; o los nervios reaccionan desmesuradamente cuando el intestino se mueve, provocando espasmos. También se atribuye a anormalidades en la flora intestinal y en el sistema inmune. Uno de los principales desencadenantes es el estrés emocional, razón por la cual se consideró por mucho tiempo como una enfermedad psicosomática. ¿Cuáles son los síntomas? Los síntomas van desde leves a severos. La mayoría de los pacientes tienen síntomas leves. Pueden ser peores en personas con trastornos de estrés o del estado anímico tales como ansiedad y depresión, pero es importante entender que dichas afecciones no causan este síndrome. Los síntomas pueden abarcar: * Dolor abdominal (crónico) que: - aparece y desaparece. - desaparece después de defecar. - ocurre después de las comidas. * Distensión abdominal y gases. * Estreñimiento crónico y frecuente. * Diarrea frecuente y crónica. * Angustia emocional, depresión. * Falta de apetito, náusea, vómito. El síndrome de intestino irritable se clasifica como: predominio diarreico, predominio estreñimiento y patrón alternante de evacuaciones. ¿Cómo se hace el diagnóstico? La mayoría de las veces, el médico especialista puede diagnosticar el síndrome de intestino irritable sin ordenar muchos exámenes en base a criterios clínicos (Criterios de Roma) formalmente establecidos. Su diagnóstico implica excluir condiciones que producen síntomas similares. Los exámenes usualmente no revelan ningún problema. De hecho, no existe un estudio de laboratorio o de imagen que diagnostique de forma precisa a este síndrome. ¿En qué consiste su tratamiento? Es sumamente importante saber que el síndrome de colon irritable es una condición que NO TIENE CURA. El objetivo del tratamiento es aliviar los síntomas. Los cambios en el estilo de vida pueden ser útiles en algunos casos. Por ejemplo, el ejercicio regular y el mejoramiento de los hábitos de sueño pueden reducir la ansiedad y ayudar a aliviar los síntomas intestinales. Los cambios en la alimentación pueden ayudar, pero en general no hay una dieta específica que se pueda recomendar para el síndrome de intestino irritable, debido a que la afección difiere de una persona a otra. Incrementar la fibra en la alimentación y evitar sustancias que “irriten” los intestinos, como la cafeína, pueden servir. Otras opciones de tratamiento son: * Asesoría psicológica en casos de ansiedad o depresión severas. * Medicamentos antidiarreicos para aquéllos cuyo síntoma principal es la diarrea. * Antidepresivos a dosis bajas para ayudar a aliviar el dolor intestinal. * Medicamentos para estimular las evacuaciones en aquellas personas con estreñimiento. ¿Cuál es el pronóstico? El síndrome de intestino irritable puede ser una afección de por vida, pero a menudo los síntomas se pueden mejorar o aliviar a través de tratamiento multimodal (dieta, ejercicio, medicamentos, apoyo psicológico, terapias alternativas) siempre y cuando el paciente se apegue al mismo. Aún cuando este síndrome puede volverse incapacitante y alterar las dinámicas cotidianas y laborales de los pacientes, no predispone al desarrollo de enfermedades más severas, tales como el cáncer. Para mayor información y/o dudas, favor de comunicarse con el Dr. César Gálvez al teléfono 112 08 46 en Edificio Polimédica, Consultorio 405, 4to piso de Lunes a Viernes de 10:00 a 19:00 hrs. y los Sábados de 10:00 a 14:00 hrs. Dame la oportunidad de ayudarte! 6

•Dr. Nadim Audelo Aun• UROLOGO L a orina contiene muchos minerales y sales disueltas. Cuando la orina tiene poca cantidad de agua y altos niveles de estos minerales y sales estos se precipitan (se solidifican) formando cristales que se van uniendo hasta formar los cálculos. ¿CUÁLES SON LOS DIFERENTES TIPOS DE CÁLCULOS RENALES? Los cálculos renales vienen en muchos tipos y colores diferentes. Hay cuatro tipos principales de piedras: Los cálculos de calcio, Los cálculos de ácido úrico, Los cálculos de estruvita, Los cálculos de cistina. Los síntomas comunes de los cálculos renales son: • Dolor tipo cólico agudo en el costado del riñón afectado, a menudo se mueve a la parte inferior del abdomen o en la ingle. Algunas mujeres dicen que el dolor es peor que los dolores de parto. El dolor a menudo comienza de manera súbita y en oleadas de dolor intenso. • Una sensación intensa y frecuente de orinar. • Orinar con más frecuencia o una sensación de ardor al orinar. • Orina que es oscuro o rojo debido a la sangre. A veces, la orina tiene sólo pequeñas cantidades de células rojas de la sangre que no pueden ser vistos a simple vista sino a través del examen microscópico de la orina. • Náuseas y vómitos. • Para los hombres, se puede sentir dolor en la punta del pene. ¿Cómo se diagnostican los cálculos renales? Las ”piedras silenciosas” piedras en el riñón, las que no causan síntomas, a menudo se encuentran cuando se toma una placa de rayos X o ultrasonido durante un examen de salud. Otras personas les diagnostican sus piedras cuando el dolor se presenta y se busca atención médica. ¿Cómo se tratan los cálculos renales? El tratamiento de su cálculo renal depende del tipo de piedra que tiene el tamaño y sitio donde se encuentra y la cantidad de tiempo que usted ha tenido síntomas. Existen diferentes tratamientos para elegir. Es importante hablar con su médico acerca de lo que es mejor para usted. Cirugía: Se puede necesitar cirugía para remover una piedra del uréter o el riñón solo si: • La piedra no pasa. • El dolor es muy intenso como para esperar a que la piedra pase. • La piedra está afectando la función renal. ¿Cuáles son las diferentes Cirugías con las que se puede retirar mi piedra? Litotricia por ondas de choque (LEOC) La litotricia por ondas de choque (LEOC) se utiliza para tratar los cálculos en el riñón. Las ondas de choque se centran en la piedra. La ureteroscopía (URS) se utiliza para tratar los cálculos en el riñón y el uréter. URS consiste en pasar un muy pequeño telescopio, llamado ureteroscopio, a la vejiga, el uréter y en el riñón. Nefrolitotomía Percutánea (NLP) es el mejor tratamiento para las grandes piedras en el riñón. Es necesaria la anestesia general para hacer un NLP. Con gusto resolveré tus dudas en mi consulta. 7

Depresión en la Atención Primaria de la Salud - Raffo
Orlando Dolores, Dirección General de Sanidad Vegetal, SENASA
.
Evaluación de sintomatología depresiva en Demencias - Sociedad ...
&
&
ecomendaciones específicas para mejorar la atención médica en ...
Entrevista Dr. Manuel Castaño Sánchez - Sociedad Española de ...
Trastornos Neurológicos: Desafíos para la Salud Pública
el uso de - Comunidad de Madrid
Entrevista Dr. Miguel Angel González-Gay - Sociedad Española de ...
Entrevista D. Jesús Pedroche - Sociedad Española de Reumatología
Folia Médica - Laboratorios Generifar, SA - Managua, Nicaragua
Entrevista Dr. Alejandro Balsa - Sociedad Española de Reumatología
Soporte_Pediatrico_para_el_paciente_Oncologico_Febrero_2013
Imprimir CubiertasLR8 - Sociedad Española de Reumatología
European Association of Urology - Asociación Española de Urología
PlanEstrategico2013_2016