Views
5 months ago

BUCKING1

eats beats beats beats

eats beats beats beats beats beats beats beats beats

Vogue l a l i b e r t a d d e s e n t i r No todos son capaces de expesar lo que realmente sienten, en una sociedad tan juzgada resulta dificil el decir a los cuatro vientos que la forma de pensar, actuar y disfrutar es diferente. El baile ha ayudado en muchas ocasiones de la historia a expresar las formas diferentes de ser de algún grupo de la sociedad, y es por eso que como arte ha logrado trascender a lo largo del tiempo. Para ejemplificar esto vamos a hablar de el estilo de baile urbano “VOGUE” que es comunmente conocido por ser un estilo o genero que se desarrollo gracias a la comunidad LGTIB y que mejor que hablar de esto en tiempos que el país está pasando por una crisis de duda acerca de que candidato a la presidencia va a respaldar los derechos de esta comunidad y cuáles no. Primero hay que empezar porque en la actualidad la cantante Madona es un personaje que dentro de esta comunidad no es muy bien vista, debido a que ella se quizo adueñar de la cultura vogue y de la revista famosa con el mismo nombre a la misma vez, y lo cierto es que ni siquiera estudio su historia y simplemente grabó con unos bailarines que se encontraban en un bar de New York lo cuál indigno a muchas personas alrededor del mundo. Primera imagen de un ballroom. Beau of the ball, tomada en 1926 por James Van Der Zee. Las primeras manifestaciones fueron gracias a personas afrodescendientes que poco a poco juntos a las dragqueens latinas empezaron a crear las casas de voguing y desarrollar el estilo a tal punto de pasar de ser una manisfestación a un convivio entre las diferentes creencias que poco a poco fueron aceptando más el movimiento LGTBI, claro está que no ha sido aceptado del todo porque hasta en la actualidad se dan casos de homofobia y desprecio a esta parte de la población. BUCKING M A G A Z I N E