Views
7 months ago

doc_icr9

No es frecuente

No es frecuente encontrar autores que se hayan sumergido en la escasísima documentación conservada sobre la instrumentación antigua y cuando esto ha ocurrido la subsiguiente interpretación del instrumento no ha contado con expertos en la práctica topográfica. Tal vez sea el momento de considerar el empleo de otros métodos de investigación complementarios, aquellos que desde el ámbito de la ingeniería, de la técnica y de la práctica topográfica, partiendo del análisis de las obras de ingeniería romana que han necesitado de una profunda intervención de la topografía, puedan desembocar en resultados satisfactorios sobre la metodología y el instrumental mínimo necesario. La reconstrucción del replanteo necesario para la obra y la comprobación de la exactitud de los resultados conseguidos por los romanos, nos facilitarán la precisión de los instrumentos empleados y nos harán comprender la técnica necesaria para conseguir el éxito en la misión encomendada. De esta forma, la topografía experimental puede y debe llevarse a cabo por profesionales con los conocimientos adecuados y la capacitación suficiente para reconstruir el proceso técnico-constructivo de la obra. En este trabajo vamos a relacionar algunos de los instrumentos empleados en topografía romana de los que hemos tenido noticia, apuntaremos lo que hasta hoy se conoce de ellos y expondremos, en función de las nuevas experiencias que hemos realizado, la interpretación que consideramos más correcta para ellos. 3.1 La Cuerda Es probablemente el instrumento más rudimentario sencillo y antiguo de medición. Sin embargo, sabemos por noticias de Heron 10 que los topógrafos antiguos sometían a preparación este utensilio, a fin de que no sufriera deformaciones y su longitud permaneciera constante durante mucho tiempo, haciéndole así mucho más preciso de lo que se puede sospechar a priori. Herón nos cuenta que se le aplicaba una mezcla de cera y resina y luego permanecía colgada con un peso determinado en su extremo inferior durante algún tiempo. El resultado era una cuerda apta para mediciones con poco error y a prueba de variaciones de humedad y temperatur 10 HERON. Autómatas. 18

3.2 La Cadena No se conocen noticias del uso de la cadena de topógrafo en la antigüedad clásica, pero debemos reseñar que el instrumento es muy antiguo de cualquier forma y por tanto muy probable que fuera usado por los romanos. Además de su escasa dificultad de construcción y su gran utilidad, por ser fácil de recoger, de transportar y de difícil deterioro, sabemos que ha sido usada en mediciones topográficas desde hace muchos siglos. Se trata de una sucesión de eslabones metálicos de medida uniforme, ensamblados hasta formar una cadena de determinada longitud. Normalmente tenía unas asas en sus extremos para facilitar su uso. Hemos visto representadas cadenas de topógrafo en los libros modernos de topografía del siglo XX, pero también existen dibujadas de idéntica forma en tratados del siglo XVII 11 , por lo que debemos sospechar que su uso nunca ha sido interrumpido en aquellas mediciones que se querían de cierta precisión. FOTO 3.1: Cadena de topógrafo y otros instrumentos para medida de longitud, representados en el grabado del siglo XVII de la obra de de SCHOTTO. 11 Basada en la obra de Athanasius Kircher, jesuita alemán, Pantometrum Kircherianum (1631), aparecen en 1690 los grabados del libro de SCHOTTO, Gaspare: Pantometrum Kircherianum, hoc est instrumentum Geometricum novum a Celeberrimo viro P. Athanasio Kirchero. Herbipoli, 1690. 19