Views
1 week ago

Atencion y Percepcion

lOMoARcPSD|501518 El

lOMoARcPSD|501518 El olfato de los seres humanos tiene el potencial de ofrecer información sobre otras personas. Fenómeno de la sincronía menstrual que se refiere a una función del olfato en las relaciones personales. Los receptores de sistema olfativo se encuentran en la membrana pituitaria, región de unos dos centímetros localizada en la parte alta de la cavidad nasal, y son los encargados de que ocurra la transducción. Encima de la membrana pituitaria se encuentra el bulbo olfatorio, que es en realidad un afloramiento del cerebro. Justo debajo del bulbo olfatorio está el epitelio de la cavidad nasal, recubierta de mucosa, que contiene las neuronas receptoras y las células de sostén. Las moléculas odoríferas entran en contacto con las neuronas receptoras de los cilios del epitelio olfatorio. Los cilios contienen proteínas receptoras olfatorias, que son los activos para la olfacción. Las moléculas olorosas llegan a los cilios de dos formas: (1) Fluyendo por el aire inhalado (2) Uniéndose a las proteínas olfatorias de enlace, segregadas en la cavidad nasal y que las transportan hasta los receptores. Cuando los olores llegan a los sitios activos, la proteína receptora olfatoria de los cilios abre los canales de iones de la membrana de estos cilios generando un impulso nervioso comunicándose al resto de las neuronas olfativas y transmitiéndose al bulbo olfatorio. Existen muchas clases de proteínas y de neuronas receptoras. Cada neurona receptora (o cilio receptor) contiene proteínas que reaccionan siempre a las mismas sustancias químicas. Las señales de las mismas neuronas se transmiten también a las mismas estructuras del bulbo olfatorio. (1) Proteínas receptoras: Existen 1 000 genes que especifican 1 000 clases de proteínas receptoras y que responden cada una a un grupo pequeño de olores. (2) Neuronas receptoras: Hay 10 millones de neuronas receptoras agrupadas en alrededor de 1 000 clases, cada una con aproximadamente 1 000 proteínas receptoras semejantes. (3) Glomérulos: En el bulbo olfatorio existen unas estructuras llamadas glomérulos (alrededor de 1 000). Cada uno recibe señales principalmente de una clase de neurona receptora. (4) Destinos centrales: Las neuronas llamadas células mitrales y células de penacho transmiten las señales de los glomérulos a las áreas olfativas de la corteza: la corteza olfativa (en una pequeña región del lóbulo temporal) y la corteza orbitofrontal (en el lóbulo frontal, cerca de los ojos). Los estímulos del olfato son, por tanto, las moléculas del aire. Así, el acto de oler cosas y sustancias se basa en las moléculas que se desplazan por el aire a la nariz. Uno de los problemas ha sido identificar las propiedades de las moléculas asociadas con los diferentes olores. Esto no se ha conseguido y no conocemos la vinculación entre las propiedades de una molécula olorosa con la percepción de los olores. Moléculas muy semejantes huelen muy diferente y otras que son desiguales tienen olores similares. 123 Su distribución está prohibida | Descargado por Maite Barrenetxea (maite.afobi@gmail.com)

lOMoARcPSD|501518 Por ello, los objetivos de los investigadores se han orientado hacia cómo son los estímulos olorosos y no a la experiencia (código neuronal) que producen. Un resultado de esta investigación es el concepto de odotopos, grupos de “odorables” que comparten alguna característica química que determina la activación neuronal. Si estas moléculas similares químicamente activan un determinado grupo de neuronas, entonces se consideran un odotopo. Las neuronas que responden al mismo odotopo suelen situarse en lugares próximos. Las neuronas receptoras olfativas responden a diversos odorables. Cuando una neurona receptora responde a varios odorables, éstos suelen tener odotopos semejantes. En la membrana pituitaria, las neuronas receptoras similares se agrupan en zonas específicas. Para demostrar este agrupamiento se registra la actividad electroencefalográfica, indicando la actividad conjunta de miles de receptores. La diferencia de respuesta de las zonas de la membrana se denomina efecto de sensibilidad regional, puesto que se trata de regiones sensibles a diferentes sustancias químicas. Las neuronas que se encuentran en los glomérulos del bulbo olfatorio responden a diversos estímulos, pero cada una lo hace mejor a las moléculas con odotopos semejantes. El mapa odotópico se utiliza para describir la actividad que despiertan los odorables con diferentes características moleculares en las zonas del bulbo olfativo Cada neurona responde a clases peculiares de odorables y éstos activan zonas específicas de la membrana pituitaria y del bulbo olfatorio. Cada glomérulo del bulbo responde sobre todo a los agentes que excitan una clase de neuronas receptoras, aunque también lo harán a otros. Por lo tanto, cada odotopo genera una respuesta vigorosa a ciertos glomérulos y una débil a muchos otros. La corteza olfatoria orbitofrontal, localizada en la parte inferior del lóbulo frontal, cumple una importante función en la olfacción. El gusto y el olfato se combinan para crear el sabor. Los estímulos olorosos de los alimentos llegan a la membrana pituitaria a través de la ruta retronasal por la rinofaringe, el pasaje que conecta las cavidades nasal y oral. Hay que destacar el aspecto afectivo del gusto, es decir, lo agradables o desagradables de los sabores y cómo esto influye en los alimentos que escogemos. Se conoce como aliestesia al cambio de sensación. Nuestra reacción al estímulo del gusto puede ser positiva cuando la probamos, pero esta respuesta puede volverse negativa si seguimos comiendo. Los estímulos son agradables o no dependiendo de las señales del interior de nuestro cuerpo. Así mismo, las experiencias influyen en la percepción de los sabores estableciéndose un vínculo entre los alimentos y las enfermedades (muy importante para la supervivencia). Es importante destacar que, tanto las ratas como los humanos, tenemos un hambre específico por el sodio, un componente natural de nuestra dieta. 124 Su distribución está prohibida | Descargado por Maite Barrenetxea (maite.afobi@gmail.com)

Revista Percepciones Edicion 1
INEGI. Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre ...
Manual de prácticas de percepción remota con el ... - UN-Spider
Percepciones y evidencia sobre la contratación pública en Colombia
clientes/usuarios principales medidas de percepción
La “emancipación” femenina en la Roma antigua y su percepción ...
Percepción y Memoria de las Inundaciones - AIC
La ética en los servicios de atención a las personas con ...
brochure-atencion-prehospitalaria
La renovación de la Atención Primaria desde la consulta
pAUTAS DE TRATAMIENTO PARA LA ATENCIÓN DE USUARIOS ...
Control de calidad de la atención de salud
Qué elementos de la atención de salud son, desde la perspectiva ...
Los uruguayos y la salud: situación, percepciones y comportamiento
factores de riesgo y percepciones -quechua - Respira Vida
“Percepción y hábitos de los automovilistas Percepción y ... - Gt Motive