Views
7 months ago

TEC-17

E N 62 GIGABYTES DE

E N 62 GIGABYTES DE INFORMACIÓN PRODUCIRÁ CADA HABITANTE DEL PLANETA EN 2025, SEGÚN THE ECONOMIST. L A N O C H E del 1 de octubre de 2017, Stephen Paddock disparó desde la planta 32 de un hotel en Las Vegas y, en menos de 15 minutos, mató a 58 personas y dejó heridas a 851. Es el mayor asesinato en masa cometido por un individuo en Estados Unidos. Cuando, a la mañana siguiente, los ciudadanos quisieron consultar la noticia en Google, se toparon con varios blogs que describían a Paddock como un simpatizante liberal y anti-Trump. Además, aseguraban que el FBI había revelado su conexión con ISIS y que los medios querían ocultar que se había convertido al islam. Todo era falso. La estrategia tenía un motivo político: apuntalar la popularidad de Trump y fomentar el miedo entre la población a los ataques terroristas. “Estos incidentes son el resultado de esfuerzos intencionales para manipular los algoritmos de búsqueda y dirigir al usuario hacia un contenido en particular”, advierten Dipayan Ghosh y Ben Scott, autores del reciente estudio Digital Deceit, realizado dentro del programa Tecnología de Interés Público de New America y la Harvard Kennedy School. La cadena especialista en desinformación tóxica 4Chan había pasado toda la noche trabajando para culpar de la masacre a los demócratas. Lograron burlar el módulo algorítmico que seleccionaba los resultados más relevantes en el buscador para que sus noticias falsas aparecieran en los primeros puestos cuando alguien googleaba el nombre del asesino. “Estos resultados no deberían haber aparecido en ninguna búsqueda. Seguiremos mejorando nuestros algoritmos para impedir que se repita”, se disculpó un portavoz de Google horas después. El daño ya estaba hecho. Un año antes, la campaña de desinformación rusa para boicotear el proceso electoral estadounidense envió mensajes manipulados que alcanzaron, sólo en Facebook, a 125 millones de usuarios, según Digital Deceit. Google y Twitter fueron sus otras dos dianas. Eran mensajes diseñados a medida, dirigidos a targets específicos e invisibles para el público general. Y es que la desinformación digital puede calar a gran escala en la sociedad y alcanzar, incluso, a audiencias reacias a dejarse convencer, gracias a la combinación de herramientas poderosas: internet, los algoritmos y la propaganda de precisión. Es decir, el uso de inteligencia artificial (IA) para determinar perfiles de usuarios y destinatarios idóneos para las campañas y la creación de mensajes que apunten al talón de Aquiles de cada uno de ellos. Porque “los sentimientos individuales sobre ideas o candidatos políticos suelen ser impresionables y, por lo tanto, manipulables”, asegura Dipayan Ghosh, investigador especializado en privacidad digital, inteligencia artificial y derechos civiles en el Centro Shorenstein de Medios y Políticas Públicas de la Harvard Kennedy School, y ex consejero de tecnología en la Casa Blanca, durante el mandato presidencial de Barack Obama. La propaganda de precisión se aprovecha de los conocimientos y las sofisticadas técnicas que ya fueron exploradas con éxito y siguen siendo explotadas con grandes beneficios por el sector comercial a través de la publicidad digital personalizada. A ésta deben su riqueza magnates como Mark Zuckerberg o Larry Page, y es la razón por la que Facebook y Google estén entre las más valiosas del mundo. Ya no se trata de poner banners vistosos y atractivos en internet, a la espera de que los internautas caigan... El secreto está en que saben utilizar la ingente cantidad de información personal que poseen sobre cada usuario, para clasificarlo según determinados perfiles, gracias a complejos programas de algoritmos que afinan esa segmentación al detalle. Así es como se hacen ricas las plataformas de internet, aprovechando la información que tienen de nosotros para servirnos en bandeja a los anun- 34 TEC REVIEW MAYO / JUNIO 2018

ciantes. ¿Pero qué sucede cuando se trata de vender candidatos electorales? “Han desarrollado estrategias brillantes de persuasión activa. Pero también han abierto la puerta a excesos que pueden dañar el interés público y la cultura política, debilitando la integridad de la democracia. En eso difiere la propaganda de precisión de la publicidad digital”, advierte Dipayan Ghosh. Es decir, lo peor que te puede pasar es que seas manipulado en tu modo de sentir, en tu visión política... y en tu voto. Y, contigo, millones de personas más. LA TÉCNICA DEL ENGAÑO Aunque parezca sorprendente, la desinformación es legal. Está protegida por la libertad de expresión; por eso es difícil de frenar. Lo que sí se puede parar son técnicas como el “Black Hat SEO”, diseñado para “engañar al algoritmo de búsqueda de Google y dominar las redes de búsqueda durante unas horas, antes de que Google corrija la distorsión. Es un arma crítica en el arsenal de propaganda de precisión”, explica Dipayan Ghosh. Es lo que también se conoce como manipulación estratégica de las páginas de resultados de los buscadores (SREP, por sus siglas en inglés). “Los resultados de búsqueda sobre temas de actualidad juegan un papel clave para dar forma a la opinión pública. Por eso, su manipulación es un peligro para la integridad del debate QUÉ SABEN DE TI político”, advierte Ghosh. Por ejemplo, cuando quieres enterarte de qué dijo tal candidato en su reciente aparición y lo googleas, el Black Hat SEO en acción puede hacer que los primeros puestos de resultados sean de páginas con información falsa o sesgada en contra de ese personaje en cuestión. Imagina que no te pasa sólo a ti. Imagina que esas noticias falsas están tan bien redactadas, resultan tan verosímiles y atractivas, que no sólo te las crees, sino que las compartes a tus amigos. Eso, multiplicado por millones. En menos de lo que tarda en cantar un gallo, ya se ha hecho viral. Aunque Google necesite 45 minutos para darse cuenta, reparar su buscador y hacer que los primeros puestos de resultados vuelvan a ser de medios de prensa confiables con la noticia contrastada y expuesta con objetividad, el daño a la imagen del candidato ya está hecho. Lo mismo ocurre si se pretende promocionarlo y decir maravillas de él que no son ciertas. En Rusia, por ejemplo, los cinco primeros puestos de resultados en las búsquedas sobre política suelen ser de webs patrocinadas por el Kremlin. La onda expansiva es inmensa, para empezar, porque Google es un buscador que emplea el 85 % de los internautas del mundo. Y porque los cinco primeros resultados de la búsqueda se llevan el 75 % del tráfico en la red. Y el primero se lleva 95 %. Por eso es tan peligroso el Black Hat SEO, un programa que confunde al buscador para que asigne a La clave está en el big data, “la huella que dejamos atrás en cada paso que damos en los medios digitales. Se estima que, por cada individuo de Estados Unidos, hay como 5,000 puntos de datos disponibles para el análisis”, señaló Martin Hilbert en una conferencia sobre democracia en la era digital, en Valparaíso, en 2017. Hay tanta información disponible de cada internauta, y tantísimos internautas en el mundo, que la suma de todo el big data es enorme. Para poner un poco de orden, clasificar y buscar lo que interesa, están los algoritmos de inteligencia artificial, que “extraen conocimiento del mar de información digital con procesos que encuentran patrones en los datos”. Estos algoritmos se alimentan de cada post que publicas, cada foto, cada opinión que tuiteas para ir dibujando tu perfil. También registran cada vez que das click en algo, cada búsqueda, cada vez que compartes algo, cada vez que inicias sesión... su misión es agrupar a los usuarios en segmentos de audiencia. También les dan de comer las cookies que, cada vez que visitas una web, quedan vinculadas a tu dispositivo como una especie de anzuelo, y siguen tus pasos por internet. Si son cookies de terceros, ni siquiera sabes a quién le llega la información de lo que has hecho, porque se cargaron en tu dispositivo desde una página A, pero actúan como espías para una página B que no conoces. MAYO / JUNIO 2018 TEC REVIEW 35

Lo + Tec
Movimiento Moderno en la Arquitectura - TEC Digital
tecas; de la Salesiana y de la Compañía Editora y - cdigital
Recorridos virtuales - Revista C+TEC
Revista Actualidad TEC | Abril 2018
profesor 17
2016/17
Descargar PDF - Hospital San José Tec de Monterrey
ficha tec 4Runner 2011 TIROS - Purdy Prensa
gran final de señorita tec 2012 - ITCJ