Views
7 months ago

re2

MIXTECA El Jarabe

MIXTECA El Jarabe mixteco es un baile folklórico representativo de la Región de la Mixteca Oaxaqueña, compuesto por varios sones que son originarios de esta región, que fueron recopilados y coreografiados. La vestimenta para la mujer mixteca incluye: blusa de manta la cual es bordada alrededor del cuello y mangas también la falda “de holán al aire”, con flores estampadas y adornada con tres listones de colores; que simbolizan a las tres mixtecas por el costado izquierdo, reluce un fajo de siete listones de colores llamativo. Debajo de ella lleva un refajo de manta. Se utiliza un rebozo negro como ceñidor, que simboliza el estado civil y la maternidad. La mascada, Porta collares de “papelillo”, se hace trenzas, que adorna con cuatro listones de colores, y se coloca en el pelo un clavel rojo, usa huaraches de dos correas blancas. El hombre viste calzón y camisa de manta, y en la cintura lleva un paliacate y otro en el cuello; en el hombro, porta un cotón de lana, y utiliza sombrero de palma, en el estilo de cuatro pedradas, con ala ancha, y también usa huaraches de tres correas blancas.

VALLES CENTRALES La región de Valles Centrales, consta de tres delegaciones diferentes que representan a la región antes mencionada, entre las cuales podemos encontrar: "Chinas Oaxaqueña", "Danza de la Pluma", "Jarabe del Valle" y "Ejutla de Crespo" Esta es una región que se componen únicamente por mujeres. Estas portan en la cabeza canastas enfloradas de múltiples figuras entre las cuales podemos observar: lirios, cruces, azucenas, estrellas, coronas etc. Los bailes que representan son "marcha", "Jarabe del Valle" y "Guajolote". Atuendo Falda de ocho lienzos adornado con listones de diversos colores y encajes Blusa es de cajo hecha con tela de popelina con hilo de crochet. Una mascada que se coloca en la espalda. Trenzas con listones negros Aretes antiguos: de gusanos, borregos, de jardín margaritas, arillos, muñecas; en el cuello portan una soguilla o torzal con sus respectivas medallas con algunas imágenes religiosas. Dos rebozos, de los cuales uno se enrolla en las manos y el otro se utiliza para realizar el rodete que sostiene la canastas.