Views
8 months ago

Revista Hegemonía. Año I Nº. 2

Hegemonía es la revista digital de análisis político y sociológico de La Batalla Cultural. Aparece mensualmente. Hegemonía se sostiene con el aporte de sus lectores mediante suscripciones regulares y de auspiciantes, exceptuándose de estas por definición las empresas de capital privado. Para suscribirse y/o auspiciar esta revista, contáctese al teléfono (2245) 41-2008 o al mail hegemonia@labatallacultural.org. Todos los derechos reservados. Las opiniones emitidas en esta revista y eventualmente firmadas son de exclusiva responsabilidad sus autores y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de La Batalla Cultural.

que ya están en

que ya están en posiciones de poder. Una rebeldía dentro de los esquemas permitidos, que poco o nada ponen en duda los sistemas de explotación elementales, cómo la división internacional del trabajo y la colonización del mundo del mercado a la vida cotidiana. En este sentido, el feminismo que se plantea desde la utopía de la sociedad comunista, libre de jerarquías de clase y sexo —y especie en la lógica industrial capitalista— debe ser el feminismo de la rebeldía total, el que molesta a la normatividad, el feminismo como revolución práctica y teórica. El feminismo ha cambiado la epistemología, la conciencia y la metodología de cómo se estudia la realidad y la historia, evidenciando la triada de la opresión: el capitalismo, el patriarcado y la colonialidad; agrupados, sostenidos y resguardados por los órdenes estatales. Retomando cómo metodología al materialismo histórico, el feminismo revolucionario tiene la tarea de profundizar las vagas y superficiales nociones que se manejan desde feminismo liberal blanco-burgués. Hacer del movimiento feminista una unidad diversa, que se cuestione no solo las jerarquías sexuales, sino la misma estructura de clases mantenida por el sistema capitalista. Si como feministas no somos capaces de evidenciar y asumir el desarrollo del capitalismo como un proceso de domesticación de las mujeres, un proceso de desposesión de conocimiento, propiedad y relevancia a la figura femenina y un proceso de control de nuestros cuerpos, seremos incapaces de plantear cambios normativos en las estructuras de poder. La acumulación primitiva fue también una acumulación de diferencias y divisiones dentro de la clase trabajadora, en la cual las jerarquías de género, raza y edad se hicieron constitutivas de la dominación de clase. La epistemología feminista evidenció la complejidad del proceso de construcción del capitalismo, demostrando que el control de las mujeres no solo constituyó y sigue constituyendo una de las tantas formas de explotación, sino que es la base de la acumulación primitiva. Los trabajos de cuidado desconocidos de salario, la reproducción social y de la fuerza laboral corresponden a la gran capacidad de acumulación de la clase dominante y al mantenimiento del orden en lo cotidiano. ¿Por qué volver los feminismos populares? Bienvenidos los feminismos de la diferencia, los marxistas, los eco-feminismos, los feminismos animalistas, los feminismos de las que somos más, los feminismos que cuestionen profundamente las raíces de la dominación. Esos feminismos con los que un mundo mejor es posible, para todas y todos. La propuesta finalmente plantea un distanciamiento estratégico y político del separatismo radical y del feminismo contrarrevolucionario liberal, para enunciarnos de una vez por todas desde el feminismo popular. 28 HEGEMONIA - MARZO DE 2018

LA MOVIDA RARA DEL ENEMIGO De camaleones y enemigos Para confundir al electorado de cara las elecciones del año próximo, el poder prepara un “peronismo democrático” para jugar el papel de falsa oposición al neoliberalismo y restarle votos al proyecto nacional-popular. ROMINA ROCHA Se está gestando por estos días lo que a los medios de difusión les gusta llamar “nueva oposición”, “oposición democrática” o, mejor aún, “peronismo anti kirchnerismo”; se trata del bloque que se está conformando alrededor de Sergio Massa y Miguel Ángel Pichetto para, literalmente, “hacerle frente al kirchnerismo”. Pero, “¿cómo es esto posible?”, podríamos preguntarnos; “¿la oposición no la tenemos que dirigir al gobierno de Cambiemos?”, cabría agregar. Y las respuestas a estas preguntas, lamentablemente, son muy simples: no hay una determinación del peronismo todo para hacerle frente al gobierno en busca de la defensa de los intereses de las mayorías. Lo que hay, en cambio, es una puja por ver quién se lleva más referentes hacia un bando u otro y esto es, más cerca o más lejos del gobierno antipopular de Macri. La gravedad de este asunto no radica en que haya diferencias dentro del peronismo ya que siempre las hubo y siempre las habrá; el problema es que de esta forma sólo seguimos en medio de una gran fragmentación de cara a lo que está sucediendo en la Argentina en la actualidad y en vistas de lo que puede suceder en 2019 si no unificamos fuerzas. Porque 29 HEGEMONIA - MARZO DE 2018

Revista Hegemonía. Año I Nº. 9
Revista Hegemonía. Año I Nº. 7
Revista Hegemonía. Año I Nº. 5
Revista Hegemonía. Año I Nº. 4
Revista Hegemonía. Año I Nº. 3
Revista Hegemonía. Año I Nº. 8
Revista Hegemonía. Año I Nº. 1