Views
6 months ago

Revista Hegemonía. Año I Nº. 2

Hegemonía es la revista digital de análisis político y sociológico de La Batalla Cultural. Aparece mensualmente. Hegemonía se sostiene con el aporte de sus lectores mediante suscripciones regulares y de auspiciantes, exceptuándose de estas por definición las empresas de capital privado. Para suscribirse y/o auspiciar esta revista, contáctese al teléfono (2245) 41-2008 o al mail hegemonia@labatallacultural.org. Todos los derechos reservados. Las opiniones emitidas en esta revista y eventualmente firmadas son de exclusiva responsabilidad sus autores y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de La Batalla Cultural.

CONTENIDO EXCLUSIVO

CONTENIDO EXCLUSIVO EDITORIAL El avezado y atento lector conoce bien los difíciles vericuetos por los que es necesario transitar en la búsqueda por contenidos de calidad en todo lo que respecta a la ideología del campo nacional-popular. En la actualidad, habida cuenta de la infinidad de espacios de difusión ideológica de las clases subalternas, el promedio general es más bien bajo. El panorama es de verdad desolador, sobre todo en las redes sociales: innumerables publicaciones dedicadas a la farandulización de la política, a la rosca barata de tipo electorero, al insulto y la burla fácil a los dirigentes del poder y casi nada de profundización y análisis. Mucho ruido y pocas nueces, como suele decirse. Por eso La Batalla Cultural se destaca en el universo de lo que solemos llamar la “comunicación nacional-popular”. El cuidado con el que preparamos cada una de nuestras publicaciones tiene por principal objetivo el no sumar más ruido allí donde ya prima la confusión. Desde este espacio, buscamos comunicar sin abombar ni ser sensacionalistas, simplemente buscando el fondo de cada cuestión en la medida de nuestras posibilidades. En esa búsqueda surgió la idea de esta revista, donde la ausencia de la censura que las corporaciones ejercen ya en las redes sociales y del trolleo infinito que quiere impedir el pensamiento nos permite abordar las cuestiones desde un ángulo de argumentación y razonamiento. Para eso existe la Revista Hegemonía, para brindar aquello que en las redes sociales no se consigue. Respecto a la primera edición, cuya portada puede verse en el recuadro, esta segunda edición viene con muchas novedades en lo estético, que va a ir mejorando progresivamente. La lectura ha sido facilitada al aumentarse el cuerpo de las fuentes utilizadas, los epígrafes de las imágenes donde corresponde y la disposición de los elementos en general. También ha aumentado sustancialmente la cantidad de páginas y de contenido exclusivo. Sobre esto último, el lector verá que las secciones exclusivas —es decir, de material que no publicamos en ninguna otra parte y que, por lo tanto, solo es accesible a los lectores de la revista— están claramente marcadas como tales en las solapas a un costado, de igual forma que esta página. Proyectamos ampliar la cantidad de páginas y de contenido exclusivo también de manera progresiva, hasta que la revista tenga su forma final. Mientras tanto, seguiremos trabajando y con la confianza de que el resultado será agradable para el atento lector, que es la base y la razón por la que La Batalla Cultural sigue y seguirá de pie, pese a todas las dificultades inherentes a un proyecto de estas características que quiere sobrevivir en neoliberalismo. La Batalla Cultural y Hegemonía seguirán, con el apoyo de sus lectores, difundiendo todos los días la verdad relativa del pueblo-nación, que para nosotros es la única verdad absoluta posible. Hasta la victoria siempre. Erico Valadares La Batalla Cultural Revista Hegemonía 4 HEGEMONIA - MARZO DE 2018

SCALABRINIADAS Alguna vez confrontado por la aparente contradicción, Raúl Scalabrini Ortiz salió del paso con una genial definición. El caso es que a Scalabrini Ortiz —que era un patriota de los buenos y, según Jauretche, un intelectual al servicio de los pueblos habiendo tenido la oportunidad de ser funcional al poder y llenarse de glorias— le preguntaron si era peronista, dadas sus frecuentes reivindicaciones de Perón, sobre todo en lo que se refería a la nacionalización de los ferrocarriles que el General había llevado a cabo. Ni lerdo ni perezoso, Scalabrini Ortiz se despachaba de la siguiente manera: —No, no soy peronista. Soy radical de FORJA. —Entonces sos antiperonista. —De ninguna manera. Apoyo a Perón. —No entiendo. —Es fácil: las opciones políticas son bastante limitadas. Aquí no se trata de elegir entre Perón y el arcángel Miguel. Se trata de elegir entre Perón y Federico Pinedo. Todo lo que sea en contra de Perón fortalece a Pinedo y, por extensión, a la rancia oligarquía de este país. La referencia es a Federico Pinedo, un gorila de los malos. Pinedo es el abuelo del actual gorilazo homónimo que milita hoy en las filas del neoliberalismo PRO y fue presidente por algunas horas en aquel 9 de diciembre de 2015, cuando destituyeron a Cristina de hecho mediante un golpe judicial. Es necesario volver hoy a Raúl Scalabrini Ortiz y profundizar en el estudio de su obra, puesto que pocos argentinos la tuvieron tan clara como él. No es descabellado decir que, si Scalabrini viviera, militaría con Leopoldo Moreau en Unidad Ciudadana, simplemente porque no se trata de elegir entre Cristina y la virgen María. Se trata de elegir entre Cristina y Héctor Magnetto, con todo lo que Héctor Magnetto representa en términos de corporaciones y maldad contra los pueblos. La contradicción entre radicales y peronistas, como se ve, ya era vieja en los tiempos de Scalabrini Ortiz, pero sigue instalada en la conciencia de muchos argentinos como si fuera real y actual. Pero no existe contradicción entre partidos políticos en un mundo dominado por el poder del dinero que utilizar el Estado como escribanía para realizar el saqueo, sin importar el color que en teoría esté gobernando. La contradicción es entre pueblos y corporaciones, ayer, hoy y siempre. Y Raúl Scalabrini Ortiz lo supo antes que nadie. 5 HEGEMONIA - MARZO DE 2018

Revista Hegemonía. Año I Nº. 7
Revista Hegemonía. Año I Nº. 4
Revista Hegemonía. Año I Nº. 3
Revista Hegemonía. Año I Nº. 5
Revista Hegemonía. Año I Nº. 1