2018 Carondelet Magazine - Spanish

csjcarondelet

arondelet

HIGHLIGHTS IN THIS ISSUE:

8 El corazón de la justicia

12 Inversión para el cambio

14 Mujeres Contra la Guerra

Cover photo: Nuestras Hermanas

abogan por la no violencia con

Abuelitas por la Paz.

10777 Sunset Office Dr., Suite 10

Saint Louis, MO 63127

314.394.1985

csjcarondelet.org

Nonprofitorg

U.S. Postage

PAID

St. Louis, MO

Permit #

VOLUME 3 | MAY 2018

A PUBLICATION BY THE SISTERS OF ST. JOSEPH OF CARONDELET


4

7

10 16 18

ÍNDICE DE MATERIALES

3 Del equipo de Liderazgo Congregacional

4 Noticias de la congregación

6 Desde la perspectiva de nuestras candidatas

8 El corazón de la justicia

10 Huertas comunitarias

12 Inversión para el cambio

14 Mujeres Contra la Guerra

16 Luchando contra el tráfico humano

18 Solidaridad en el omnibus

Carondelet

VOLUMEN 3

Mayo 2018

© Sisters of St. Joseph of Carondelet

Oficinas Congregacionales

10777 Sunset Office Dr., Ste. 10

Saint Louis, MO 63127

314.394.1985 | csjcarondelet.org

Coordinadora de publicación

Kim Westerman

Congregational Communications

Coordinator

csjcommunications@csjcarondelet.org

Equipo editorial

Sarah Baker

Jenny Beatrice

Michaela Charleston

Barbara Dreher, CSJ

Meyling Eliash-Daneshfar

Mary Rose Noonan, CSJ

Cameron Parsons

Carol Louise Smith, CSJ

Ann L. Thompson

Kim Westerman

Escritura adicional

Megan Bender

Mary Flick, CSJ

Ann Redmond, CSJ

Marty Roers

Jennifer Tacheny

Fotografía adicional

Meyling Eliash-Daneshfar

Theresa Lynch, CSJ

Diseño

Katie Robinson

Sobre las Hermanas de San José de

Carondelet

La congregación de las hermanas de San

José de Carondelet consta de cuatro

provincias: San Luis, San Pablo, Albany y

Los Angeles; y la vice provincia de Perú.

Nuestras hermanas siempre tienden

hacia un profundo amor a Dios y amor al

prójimo sin distinción.

2 CARONDELET


DEL EQUIPO

de Liderazgo Congregacional

QUERIDOS AMIGOS:

Como Hermanas de San José de Carondelet, nuestra misión es continuar la misión de Jesús. Nos esforzamos

por avanzar dicha misión de muchas maneras, ayudándo al querido prójimo por medio de obras de caridad o

de misericordia y también promoviendo la justicia social.

La caridad y la justicia obran juntamente para cambiar al mundo.

¿Cuál es la diferencia entre ellas? En términos sencillos, la caridad

ayuda a las personas con sus necesidades diarias; la justicia se

logra cuando los sistemas en nuestra sociedad son equitativos para

todos. La Iglesia Católica cuenta con una larga historia de abogar

por sistemas justos y las Religiosas Católicas históricamente hemos

sido líderes en esa lucha. Citando a Papa Francisco en Laudato

Si, “Descuido del deber de cultivar y mantener una justa relación

con mi prójimo, por los cuyo cuidado soy responsable, arruina la

relación conmigo mismo, con otros, con Dios y con la Creación…

Todo está interconectado” (#70-71). Como Hermanas de San José

la conexión y relaciones mutuas forman el corazón de nuestro ser.

En esta edición, subrayamos muchas maneras- pero, por supuesto

no todas las maneras!- en que nuestras Hermanas trabajan por la

justicia social. Nuestro Ministerio Colaborativo Congregacional de

Justicia, Paz e Integridad de la Creación identifica áreas y temas

sobre los cuales tomamos una postura pública congregacional.

Dicho Ministerio ha identificado tres prioridades: el cuidado de

la creación, eliminar la discriminación y promover la paz y la noviolencia.

Pueden leer informes sobre éstos en las páginas 8 y 9.

Solas no podemos realizar este trabajo. Colaboramos con

muchos individuos y grupos quienes comparten nuestros valores

y compromiso con la justicia social. Esperamos que se inspiren

a unirse con nosotras en la búsqueda de justicia. Busquen

losrecuadros” en los artículos con informción adicional sobre los

ministerios. Por favor, sigan a la Congregación y a las provincias

en los medios sociales para conocer detalles de nuestras obras de

justicia durante el año.

Cuenten con nuestras oraciones para Uds. y sus seres queridos,

Equipo de Liderazgo Congregacional

Danielle Bonetti, CSJ, Barbara Dreher, CSJ, Mary Ann Leininger, CSJ,

Mary McKay, CSJ and Miriam D. Ukeritis, CSJ

Equipo de Liderazgo Congregacional:

(Segunda fila) Danielle Bonetti CSJ,

Barbara Dreher CSJ (Primera fila) Mary

McKay CSJ, Mary Ann Leininger CSJ,

Congregational Leadership Team: (Back row L to R) Danielle Bonetti CSJ, Barbara Dreher CSJ

(Front row L to R) Mary McKay CSJ, Mary Ann Leininger CSJ, and Miriam

and

D.

Miriam

Ukeritis

D.

CSJ

Ukeritis CSJ

UNA PUBLICACIÓN DE LAS HERMANAS DE SAN JOSÉ DE CARONDELET 3


Noticias

DE LA CONGREGACIÓN

ALBANY

Hermana Doreen Glynn,

coordinadora de justicia para

las Hermanas de San José en

Albany, NY, fue nombrada uno

de los “Rostros de 2017” por el

periódico Albany Times Union.

En el artículo celebrando el año

2017, describieron a la Hermana

Doreen como “una de las

personas que comparten la meta

de construir un mundo mejor“.

Según Rob Brill, el editor de

la publicación, la Hermana

Doreen y los otros “Rostros de

Fe 2017”, con quienes comparte Hermana Doreen Glynn, CSJ

el honor, “son testimonios a la

comunidad más amplia a la cual pertenecen, por cómo honran la

diversidad y la unidad, la ética y la espiritualidad, la enseñanza, la

prédica y el servicio al prójimo y extraños por igual.” Además del

cargo de justicia, la Hermana Doreen es miembro de la Alianza de

Congregaciones Religiosas en Nueva York “Detener la trata humana”

y miembro de la junta directiva de la Casa y Refugio San José.

También ha realizado la pastoral carcelaria por más de 30 años.

SAN PABLO

La Provincia de San Pablo han regalado a la Universidad de St.

Catherine una propiedad en otro campus de la universidad ubicada

en Minneapolis. Dicho terreno ha pertenecido a la provincia por más

de 130 años. El campus en Minneapolis fue fundado por nuestras

hermanas en 1887 y llamado Escuela de Enfermería de St. Mary’s.

Más tarde se llamó Colegio de St. Mary”s (junior college). En 1986

dicho colegio se unió con la Universidad de St. Catherine. Durante

este año la Universidad realizará una celebración para agradecer

públicamente a las Hermanas por su visión y generosidad.

Universidad St. Catherine, campus de Minneapolis.

TACNA, PERÚ

Las Hermanas de San José de Carondelet celebraron recientemente

25 años de presencia en el El colegio San Jose Fe y Alegría. El

programa incluyó bailes típicos peruanos, una presentación de la

banda del colegio, música y presentaciones corales en honor de las

Hermanas. Cada una recibió regalos y ramos de flores.

“La experiencia fue una gran sorpresa hasta para las Hermanas

que trabajan en el colegio. ¡Los alumnos y los profesores hicieron

una línea para recibirnos! Fue conmovedor estar rodeadas de tanta

gratitud y admiración, dijo la Hermana Zaida Pérez.

La misa fue celebrada por sacerdotes jesuitas quienes resaltaron las

grandes contribuciones de las Hermanas tanto en el colegio como

en la comunidad. El servicio concluyó con un poema del profesor

Reymundo Hualpa recitado por los estudiantes describiendo las

características de cada Hermana y de su contribución a la comunidad.

La celebración terminó con una comida en la casa de Patricia Ramírez,

profesora de educación física acompañada por un delicioso vino local.

SAN LUIS

En su oficina en San Luis, el equipo de liderazgo congregacional

recientemente dio la bienvenida a la flamante asistente a

la directora de Saint Joseph Joshigakuen, nuestro colegio

patrocinado en Tsu, Japan. Tomoko Iseki (centro en chaqueta

azul) fue acompañada por la Hermana Hna. Christina Takeichi

(centro con bufanda) en su visita a algunos de nuestros colegios y

universidades en Missouri y California para conocer más nuestra

tradición educativa.

Hermanas que han servido en la escuela en Tacna en la celebración

en noviembre.

4 CARONDELET


TEMPE, ARIZONA

El año pasado en el Pasillo de Renombre de Arizona, se incluyó a la

Hermana Clare Dunn durante una ceremonia en Tempe. En el discurso,

la Hermana Barbara Sullivan recordó su vivencia en comunidad y en

el ministerio con las Hermanas Clare y Judith Lovchik. Las Hermanas

Clare y Judith trabajaron juntas y juntas fallecieron trágicamente. La

Hermana Clare fue elegida como Representante del Estado de Arizona

para el Distrito 13 en Tucson, y su amiga, la Hermana Judith fue su

asistente y redactora de discursos. Ambas fallecieron en un accidente

automovilístico el 30 julio de 1981. Durante la sesión de apertura en

enero de 1982, los representantes elogiaron a la Hermana Clare como

“la consciencia de la legislatura” y nombraron a la Hermana Judy como

la “61 Legisladora”.

Las primeras nueve Hermanas a bordo del barco que las llevó a

Hawaii en 1938

HONOLULU

Este año las Hermanas de San José de Carondelet celebrarán

80 años de ministerio en las Islas Hawaianas. En 1938 un grupo

de nueve hermanas zarparon en el S.S. Lurline a su misión de

servir al pueblo de Hawai’i. Durante ocho décadas de ministerio

en Honolulu, Maui y Oahu, las Hermanas juntamente con su

Ohana (asociadas) y colaboradores en la misión, han acompañado

al pueblo avanzando la misión de Dios por medio de ministerio

pastoral, cuidado espiritual y corporal para los necesitados, los

enfermos y los ancianos.

Con su espíritu contagioso y su amor para con el querido prójimo,

las Hermanas celebrarán el 80 aniversario con una Liturgia y

almuerzo en la Iglesia de Santa Teresa en Honolulu el sábado,

25 agosto, 2018. El programa incluye videos con entrevistas y la

historia de las Hermanas, Ohana y sus amigos, así como comida

y entretenimiento.

El ministerio de justicia social realizado por las hermanas Clare y

Judy ofreció esperanza para las personas marginadas. Las Hermanas

trabajaron sin cesar buscando las raíces profundas de la vulnerabilidad

de los pobres causada por los los sistemas de opresión.

Hermana Clare Dunn, CSJ

trabajando en la Legislatura

Estatal de Arizona

Durante la sesión

de apertura en

enero de 1982,

los representantes

elogiaron a

la Hermana

Clare como “la

consciencia de

la legislatura” y

nombraron a la

Hermana Judy como

la “61 Legisladora”

SAN LUIS

La Hermana Mary McGlone ha publicado la historia de las

Hermanas de San José en los Estados Unidos titulada Todo de lo

cual la Mujer es Capaz. Encargado por la Federación de Hermanas

de San José de los E.E.U.U., este “Primer Volumen” cuenta del

crecimiento de la comunidad desde 1836 hasta 1920, con las

personalidades y drama de los inicios. Nos da a conocer a las

mujeres, llenas del espíritu, quienes encararon desafíos increíbles

mientras atravesaban Norteamérica con el único propósito de servir

al querido prójimo.

“Las hermanas quienes dieron forma a nuestra historia cobran vida

al leer sus historias”, dice la Hermana Joanne Gallagher de Boston.

La Hermana Mary dice, “Es emocionante unir las historias. Creo

que gozaremos al leer y conversar sobre nuestros inicios.”

Todo de lo cual la Mujer es Capaz se puede conseguir en

bookbaby.com.

Hermana Mary McGlone, CSJ con su nuevo libro.

UNA PUBLICACIÓN DE LAS HERMANAS DE SAN JOSÉ DE CARONDELET 5


Desde la perspectiva de nuestras candidatas

El julio pasado, nuestras cuatro candidatas se reunieron en San Luis

con el fin de pasar tiempo juntas y conocer más sobre las raíces de la

congregación. Su visita incluyó visitas a lugares importantes en la historia

de Carondelet. Les pedimos tomar fotos y compartir sus pensamientos.

1. Nuestras cuatro candidatas

(izquierda a derecha) Mary Alice

Collar de Missouri (actualmente

novicia), Sally Koch de Nebraska,

Tracy Watson de New York,

y Chizuru Yamada de Japan

(actualmente novicia).

2. (Right) Los pisos en la casa

madre de Carondelet siempre

llaman la atención! “Me

impresionó pensar en mis huellas

siguiendo el camino trazado por

nuestras fundadoras,” comentó

Tracy Watson.

3. No se puede visitar a San Luis

sin conocer la tienda de Ted

Drewes para saborear

ricos helados!

1

“Nada me emociona más que poder

ver cómo el carisma y la misión se

realizan por medio de las Hermanas,

asociadas y colaboradores en la

misión. Fue maravilloso nuestro tiempo

visitando los lugares importantes y ver

cómo otras viven nuestra misión.”

– Mary Alice Collar

3

6 CARONDELET


4. Las visitantes gozaron de

un tour de la casa madre en

Carondelet, la cual está ubicada

en el sitio donde las Hermanas se

alojaron en una cabaña cuando

llegaron en 1836. Aquí miran los

manuscritos antiguos en la Sala

de Herencia. “Antes, la historia

americana de las Hermanas de

San José solo lo encontraba en

libros”, dijo Chizuru Yamada.

“Pero ahora puedo entender un

poco más al ver tantos lugares

históricos en San Luis.”

4

2 5 6

5. Durante la visita a las oficinas

congregacionales, las candidatas

vieron el Libro de Profesión, en

el cual se encuentran los

detalles de cada Hermana

que ha profesado votos en la

Congregación desde nuestro

arribo en San Luis en 1836.

6. “No sabía qué encontraría

al ingresar a la Catedral de San

Luis, pero lo que vi no era lo que

esperaba” dijo Sally Koch. “La

amplitud de belleza encontrada

en el arte desde el piso hasta el

techo fue asombrosa. El mural

de Pentecostés me habló de lo

que estamos llamados todos-no

importa la vocación en la vida—a

ir y transmitir el amor unificador

de Dios, conociendo que no

lo podemos hacer por nuestro

propio esfuerzo. Lo hacemos

juntamente y el Espíritu nos

guía y nos ayuda en el camino.

También me impactó la mujer en

el centro del círculo—tan capaz

de difundir el amor como lo son

discípulos en la sala. Me hace

pensar en nuestra lema, “todo de

lo que la mujer es capaz.”

7. Las primeras hermanas en el

área de San Luis se dividieron

para realizar el ministerio en dos

pueblecitos. Aquí las candidatas

visitan la Iglesia de la Sagrada

Familia en Cahokia, Illinois,

donde cinco Hermanas

francesas laboraban.

7

UNA PUBLICACIÓN DE LAS HERMANAS DE SAN JOSÉ DE CARONDELET 7


El corazón de la justicia

Las Hermanas de San José de Carondelet obran para traer

la unidad amorosa a un mundo dividido.

Las Hermanas de San José de

Carondelet y asociadas educan,

abogan y toman acción con el fin

de promover la justicia. Nuestro

trabajo está enraizado en el llamado

evangélico a la justicia social y la

lucha por ser signos proféticos de

unidad en nuestro mundo.

UNA MISIÓN DE AMOR. UNA

VISIÓN DE UNIDAD.

Al principio, las Hermanas de

San José fueron conocidas

como la Congregación

del “Gran Amor de Dios.”

Este amor es el corazón de

la enseñanza de Jesús al

enfatizar el mandamiento más

importante, “amar al Señor

tu Dios con todo el corazon”

y “amar al prójimo como a ti

mismo.” (Mateo 22:36-39)

Las Hermanas de San José

han tratado de hacer visible

dicho amor durante 368 años,

“tendiendo siempre hacia el

profundo amor a Dios y al

prójimo sin distinción.” Este

amor busca la unidad entre

todos los pueblos y a toda la

creación. La oración de Jesús

para sus seguidores, “Que

todos sean uno,” (Juan 17:21)

es la raíz de nuestro trabajo para

conseguir la unidad en el amor.

Por lo tanto trabajamos por

lograr la unidad de prójimo con

prójimo y del prójimo con Dios

para que todos seamos uno. Lo

que hacemos para realizar dicho

entendimiento de ser uno, es el

trabajo de justicia.

RESPONDIENDO A LAS

NECESIDADES DE LOS

TIEMPOS

Desde nuestra fundación en

1650, las Hermanas de San José

hemos escuchado el llamado

a responder a las necesidades

de los tiempos, una tradición

que continuamos hasta hoy.

Las Hermanas de San José,

junto con las Asociadas y

colaboradores, servimos a todas

las personas y nos pronunciamos

frente a los sistemas injustos que

afectan a otros incluyendo:

+ Inmigración

+ Pastoral carcelaria

+ Responsabilidad Social en

las inversiones

+ Tráfico humano

+ Temas sobre la mujer

+ Cuidado de salud

+ Temas de LGBTQ

+ Pobreza

Estos tres puntos importantes guían

nuestro trabajo de justicia:

1. Todo está conectado

Cuidado de la Creación

Como Hermanas de San José, estar en

conexión y en relación forma el corazón

de quienes somos. La base de nuestro

trabajo por la justicia es la creencia en que

todo está interconectado y que la creación

es un deber sagrado entregado a toda

la comunidad de la creación. Reconocer

que todos los aspectos de justicia y la

sobrevivencia se entrelazan con toda

la creación – naturaleza, humanidad y

organizaciones. Nos comprometemos a

nivel personal y comunitario, a reconocer

cómo nuestras decisiones impactan a

la comunidad de la creación; a tomar

consciencia y cambiar comportamientos;

a actuar con urgencia para proteger la

estabilidad e integridad de la Tierra; y a

celebrar su belleza donde estemos.

8 CARONDELET


COLABORACIÓN PARA

EL CAMBIO

Creemos que la misión de Jesús

nos llama a colaborar con otros

en el trabajo de justcia. Con

el fin de realizar cambios de

sistemas, ampliamos nuestras

redes, uniéndonos con otros.

Con el fin de avanzar la

unidad, las hermanas de

San José trabaja individual

y con juntamente, con otros

grupos a nivel local, nacional

e internacional para dirigirnos

a temas que niegan a las

personas su dignidad y que

obligan a los marginados a

aguantar la carga de sistemas

injustos. Colaboramos

con nuestros asociados y

otras personas con valores

semejantes para sostener y

asegurar que se identifiquen

las obras de justicia y que

éstas se mantengan.

JUNTOS, SOMOS EL

CORAZÓN DE LA JUSTICIA

El corazón de nuestra

comunidad radica en la misión

de hacer crecer la unidad

en nuestro mundo. Nuestro

corazón común nos llama a

tomar un paso más a su lado.

Juntas, somos el corazón de

justicia. Comparte el corazón

de una Hermana de San José

y toma un paso en tu mundo

para lograr la unidad donde

haya división.

Creemos que la

misión de Jesús nos

llama a colaborar

con otros en el

trabajo de justcia.

Con el fin de realizar

cambios de sistemas,

ampliamos nuestras

redes, uniéndonos

con otros.

2. Todos están incluídos

Desmantelar Discriminación

de Raza, Clase, Género

y Religión

Fundamental a los principios de la

enseñanza social Católica es nuestra

creencia en la santidad de la vida

humana y la dignidad inherente de

cada persona. Somos los guardianes

de nuestros hermanos; somos una

familia humana. Estamos en solidaridad

uno con el otro. En la Enseñanza

Social Católica, eso significa amar al

prójimo “sin distinción”, lo cual tiene

dimensiones globales. Dentro de

nuestro círculo, todos estamos incluídos.

3. Toda persona es sagrada

Promover la Paz y la

no-violencia

Dado que todos somos uno, lo que

hiere a uno, nos hiere a todos. Las

Hermanas de San José trabajamos por

promover la paz y buscar maneras de

no-violencia porque somos mujeres de

relaciones mutuas, respetando la una

a la otra y reconociendo la dignidad

humana de todos. Colaboramos con

otros quienes buscan la paz.

UNA PUBLICACIÓN DE LAS HERMANAS DE SAN JOSÉ DE CARONDELET 9


Huertas comunitarias

CUIDANDO NUESTRO HOGAR COMÚN

POR JENNIFER TACHENY, MARTY ROERS, Y ANN THOMPSON

“Que las obras de misericordia también incluyan el cuidado de nuestro

hogar común,” escribió el Papa Francisco. Su desafío de cuidar de la

Creación integra la ‘justicia social para poder escuchar “tanto el llanto de la

tierra como el del pobre.” La “conversión ecológica” a la cual nos llaman

los Papas Juan Pablo ll y Francisco, es parte de la llamada de acción en pro

de “la Comunión con la Creación” de las Hermanas de San José. Dichas

llamadas toman raíz y brotan a la acción en la Huerta Comunitaria del

Sueño de Celeste y los ministerios de alimentos en San Pablo.

“La huerta es la expresión

comunitaria de nuestro cuidado

de la creación que brotó de

conversaciones con jóvenes

adultos y de su deseo de crear

comunidad mientras se contribuía

al bien común,” explica Jennifer

Tacheny, co-directora del

Sueño de Celeste. “Durante

los trece años de la huerta

comunitaria, hemos colaborado

de maneras nuevas con escuelas,

universidades y organizaciones.”

En 2017, St. Catherine

University (St. Kate’s), ubicada

al lado del terreno de la

provincia en San Pablo, nos

invitaron a colaborar con

el fin de buscar solución a

la falta de alimentación de

algunas universitarias. “Qué

sorpresa,” comentó la Hermana

Cathy Steffens,”saber que

los necesitados podrían ser

nuestros vecinos. Y qué alegría

darnos cuenta de lo que

podríamos lograr juntas en

esta vecindad.”

10 CARONDELET

“Participando en el Proyecto

Inseguridad de Alimentación en

la Universidad, nos dimos cuenta

de que algunas universitarias

carecían de alimentación

saludable,” dijo Tacheny.

“Juntos, los miembros del

proyecto contribuyeron para

crear una despensa patrocinada

por St. Catherine University y

las Hermanas de San José de

Carondelet. El ministerio permite

a las universitarias a escoger

alimentos recién cosechados

de la huerta comunitaria. A

las universitarias de St. Kate

les encantó la idea de ayudar

a otras universitarias y ahora

planifican ampliar los espacios

de la huerta comunitaria. En

dos semestres, la despensa ha

distribuído a las universitarias

1.546 kilos de alimentos y 90.7

kilos de productos orgánicos de

la huerta.”

La despensa es una

manifestación física de la

búsqueda del amor al prójimo

Una variedad de verduras es cosechada de los jardines comunales de

las Hermanas y de St. Kate es ofrecida a los estudiantes que enfrentan

seguridad alimentaria. El espacio de la despensa es ofrecido por el

Centro Carondelet en San Pablo.


sin distinción, la cual honra la

fidelidad de las Hermanas y de la

Universidad a la Enseñanza Social

Católica y a la justicia social.

En Laudato Si’, el Papa

Francisco sigue llamándonos

a la conversión ecológica,

escribiendo que, “el vivir la

vocación de ser protectores de

las obras de Dios es esencial

a la vida de virtud; no es un

aspecto opcional ni secundario

de la experiencia cristiana.”

(217). Asímismo, nuestra

llamada a ser “Comunión

dentro de la Comunidad de

la Creación” nos desafía a

preguntarnos en cada situación

“, ¿cómo impacta esta decisión/

acción a la comunidad de

la creación?”

Recuadro: Encuentre material adicional de la Comunidad de

la Creación en csjcarondelet.org/justice

La Huerta Comunitaria ofrece un punto de entrada y oportunidad continua

para que adultos jóvenes y otros practiquen el vivir de manera ecológica

que nuestra realidad exige. Colaborar con la despensa subraya la inseguridad

de alimentación de las universitarias, el cuidado de la creación y otros

temas de justicia los cuales relacionan el desperdicio de alimentos con el

calentamiento global. Es una manera de practicar el escuchar el llanto de la

tierra y el de los pobres. Ambos son nuestros Queridos Prójimos.

Para mayor información sobre el Sueño de

Celeste, la Huerta Comunitaria, Despensa, o temas

de justicia, contáctese con Jennifer Tacheny a

jtacheny@csjstpaul.org.

Alumnas de St. Kate en la clase de Mujeres Reflectivas ayudando en la cosecha y limpieza del jardín durante el otoño.

UNA PUBLICACIÓN DE LAS HERMANAS DE SAN JOSÉ DE CARONDELET 11


Inversión para el cambio

HERMANA BARBARA JENNINGS TRABAJA PARA CREAR

CAMBIO DE SISTEMAS EN EL MUNDO DE NEGOCIOS.

POR HERMANA MARY FLICK, CSJ

La Hermana Barbara Jennings inició su ministerio hace 50 años enseñando

clases de inglés y de religión para alumnos de secundaria. Su ministerio

evolucionó desde la educación de alumnos hasta el de abogar por

cambios de sistemas como coordinadora de la Coalición para la Inversión

Responsable. (MCRI).

MCRI es una coalición de

comunidades religiosas en

el área de San Luis quienes

trabajan por la justicia tratando

de influir las normas y prácticas

de corporaciones por medio de

una variedad de actividades de

los accionistas. La coalición es

miembro del Centro Eucuménico

para la Responsabilidad de

Corporaciones en la ciudad

de Nueva York. El trabajo de

la Hermana Barbara incluye

el unir a los grupos religiosos

quienes pueden impactar

a las corporaciones. “Las

corporaciones son agentes

de cambio verdadero en la

sociedad”, nos dice. “ Nos

engañamos a nosotros mismos si

no lo reconocemos.”

Su trabajo de abogacía requiere

que la Hermana Barbara sea una

buena profesora e investigadora,

habilidades que aprendió en

el aula de clase y a través de la

educación de adultos. “Igual que

en la enseñanza, se alaba a los

representantes de corporaciones

si realizaron obras buenas. Luego

se les desafía a hacer algo más.”

La Hermana Barbara cuenta

que los pequeños éxitos

logrados la han mantenido en

su trabajo en el MCRI por más

de diez años. Por ejemplo, en

2014, la Empresa Monsanto se

unió al mandato exigiendo la

instalación de agua potable y

baños en todos los lugares del

país donde hace negocios dicha

empresa. La Hermana Barbara

dice, “ Monsanto fue la primera

empresa química y agricultora

en firmar dicho mandato debido

a nuestra sugerencia en 2014.

Han realizado una gran tarea al

completar 370 facilidades.”

“El cambio de sistemas es

tan difícil porque para que la

empresa haga lo correcto le

cuesta plata a corto plazo,” nos

dice. “Pero a largo plazo les

ahorr adinero. Con su programa

sanitario, en vez de protestas

y obreros enfermos en India,

Monsanto cuenta con obreros

saludables.”

Todo el trabajo exige relaciones,

y es la manera en que las

Hermana Barbara Jennings, CSJ

Hermanas de San José siempre

hemos colaborado. “Nuestra

misión es la misión de lograr

cambio de sistemas por medio

de relaciones mutua”. MCRI se

“El cambio de sistemas es tan difícil porque para

que la empresa haga lo correcto le cuesta plata

a corto plazo,” nos dice. “Pero a largo plazo les

ahorr adinero. Con su programa sanitario, en

vez de protestas y obreros enfermos en India,

Monsanto cuenta con obreros saludables.”

– Hermana Barbara Jennings, CSJ

12 CARONDELET


construyó al entablar relaciones

mutuas – entre comunidades,

empresas y otras organizaciones

en el área de San Luis. Al

seleccionar inversiones o trabajar

temas del ambiente, hay que

desarrollar relaciones. No se

puede trabajar a solas.”

La Hermana Barbara confiesa

que un gran desafío actual es el

de continuar la obra. “Cuando

vamos a Monsanto, y ven nuestra

edad, seguro pensarán, ‘en dos

años más éstas ya no estarán’”,

ella teme. “Pero compañías

de inversión están enviando

empleados más jóvenes para

realizar el trabajo. Nos llena de

esperanza ver a gente jóven

representando a las compañías.

Podemos invertir en empresas

que las desafían a cambiar, a

mejorar.”

Y el trabajo de cambio empieza y

sigue con esperanza.

(Derecha) La Coalición para la

Inversión Responsable abogó

como miembro de Monsanto

para presionarlos a unirse al

mandato de acceso y salud a

agua y sanitación

ORAMOS POR USTED

Las Hermanas de San José de Carondelet

se honran en orar por sus intenciones.

Puede enviarlas a través de nuestra página

cjscarondelet.org/we-pray-for-you.

O puede descargar nuestra nueva aplicación prayersplease

ahora disponible en castellano para iOS y Android.

Busque por “Prayers Please” en la tienda de aplicaciones

de Apple o en Google Play.

*

Usuarios de aplicaciones previas de Android deberán re instalar la versión nueva.

La versión de iOS se actualiza automáticamente.

UNA PUBLICACIÓN DE LAS HERMANAS DE SAN JOSÉ DE CARONDELET 13


Mujeres Contra la Guerra

COLABORADORAS EN LA NO-VIOLENCIA

POR HERMANA MARY ROSE NOONAN, CSJ

Siendo Hermanas de San José de Carondelet, colaboramos con otros para

buscar la paz y la no-violencia. Podríamos llamarlo “unir nuestro poder colectivo

para la misión” o simplemente, “trabajando en redes para conseguir un mundo

mejor.” Un grupo con quien colaboramos para promover y fortalecer una cultura

de paz es el de Albany, Mujeres Contra la Guerra.

Mujeres Contra la Guerra fue

fundado en 2002 por un grupo

de mujeres del área de Albany

quienes sintieron la urgencia de

organizarse contra el plan de

gobierno de declarar la guerra

contra Iraq. Las fundadoras pronto

se dieron cuenta de que había

centares de mujeres incluyendo

a muchas Hermanas de San

José quienes se comprometían

a hablar contra dicha hostilidad.

Desde su inicio, Mujeres Contra

la Guerra ha llegado a ser

participante vital en los esfuerzos

a nivel regional, nacional y global

por el cambio social no-violento y

por construir la paz. Dicho grupo

pone su enfoque en llevar las

voces de mujeres, con su energía

colectiva y habilidades únicas, a

influir temas de paz y justicia.

Mujeres Contra la Guerra es

coordinado por un comité de

siete personas, el cual incluye

a las Hermanas Doreen Glynn

y Francine Dempsey, ambas

miembros del Comité de Justicia,

Paz y la Integridad de la Creación

de las Hermanas de San José

en Albany. El Comité maneja las

necesidades administrativas y

la planificación a largo plazo de

Mujeres Contra la Guerra; busca

aportes de los miembros y toma

decisiones sobre las acciones

y temas propuestos, usando el

model de consenso en lo posible.

Mujeres Contra la Guerra realiza

varios proyectos a través de los

cuales los miembros practican

sus creencias de que la guerra

no es la respuesta al conflicto y

que las mujeres pueden guiar el

desarrollo de alternativas contra la

violencia. Varias Hermanas de San

José participan en Abuelitas por

la Paz, un proyecto que reune a

mujeres mayores quienes trabajan

en transformar nuestro mundo a

uno de paz para nuestros hijos.

Varias Hermanas han participado

en las vigilias y manifestaciones

de Abuelitas por la Paz en el

Capitolio de Nueva York y en las

calles de Albany.

Para Dorothy Richards, miembros

del grupo y orgullosa Abuelita por

la Paz, su experiencia personal fue

la motivación de su participación.

“Con 86 años de edad, abuela de

12 y bis-abuela de 2, he tomado

la determinación de jamás

hacerlos víctimas de la guerra!

Las abuelitas enseñan que la

paz y soluciones de no-violencia

son opciones posibles para la

Hermana Carmella Ann Pfohl, CSJ

14 CARONDELET


diplomacia de Estados Unidos. La

abuela nunca deja de cuidar de

todos y de asegurar el bienestar

de sus nietos y nietas y los de

todo el mundo, sin importar la

nacionalidad ni la raza.”

Otro miembro, Mabel León,

activista por la paz por 50 años,

también habla del ímpetu detrás

de su participación: “El motivo de

mi activismo es el amor, un amor

que va más allá de mi mundo

privilegiado y el mundo de mis

nietos. Cobramos fuerza cuando

el amor guía nuestro trabajo de

paz y justicia.”

Hermana Doreen se siente

impactada por cómo su vida es

enriquecida por ser parte de este

esfuerzo colaborativo: “Unirme

con Mujeres Contra la Guerra

ayuda a ampliar mi cosmovisión.

Dicho grupo de mujeres

inteligentes y hábil en expresarse,

se mantiene al corriente en

cuanto a la política doméstica e

internacional del gobierno. Luego

buscan maneras de hacerse oir

por los medios de comunicación,

manifestaciones y vigilias. Es un

honor ser parte del grupo. No

permitas que el nombre Abuelitas

por la Paz te lleve a pensar que

somos un grupo liviano!”

Otros projectos de Mujeres

Contra la Guerra incluyen el

Proyecto Afghan, el Proyecto Irán

en el cual participa la Hermana

Francine. Hay otros proyectos

buscando construir la paz que

se están planificando. Según

la Hermana Francine, Mujeres

Contra la Guerra reconoce que el

construir la paz es trabajo difícil

que requiere de mucha valentía.

“Participando en manifestaciones

en cualquier clima, buscando

ponentes para universidades,

iglesias, lugares públicos,o

exposiciones de arte en lugares

públicos – asi las Mujeres Contra

la Guerra hablan fuertemente

de la paz. No es tarea fácil para

mujeres de cierta edad, pero se

realiza con amor.”

Animadas por el espíritu de

construir la paz y fortalecidas por

un esfuerzo colaborativo, Mujeres

contra la Guerra y las Hermanas

de San José de Carondelet

amplifican el grito por la paz y,

sin duda, se harán escuchar.

Abuelita por la Paz Mabel Leon y Hermana Doreen Glynn, CSJ

Hermana Joyce Gadoua, CSJ

Hermanas Fran Dempsey, CSJ y Karen Gaube, CSJ

UNA PUBLICACIÓN DE LAS HERMANAS DE SAN JOSÉ DE CARONDELET 15


Luchando contra el tráfico humano

POR HERMANA ANN REDMOND, CSJ, CON MARTY ROERS Y ANN THOMPSON

El tráfico humano es la industria criminal de mayor crecimiento en el mundo y está

sucediendo en nuestras vecindades. Los niños y adultos se venden como esclavos

hoy en día en servicio sexual comercial y en trabajo forzado. Puesto que es tan

fácil pasar por alto, sin identificarlo y sin documentarlo, las hermanas de San José

de Carondelet de la provincia de San Pablo organizaron un Grupo Contra la Trata

Humana, Fue organizado hace diez años y sigue la conscientización en cuanto a la

trata humana; además ayudan a los sobrevivientes hoy.

Minnesota ha resultado ser un

centro de la trata humana debido

a su cercanía a las carreteras, la

frontera con Canadá, buques

internacionales en el Lago Superior

y el centro comercial más grande

de Estados Unidos. La Hermana

Ann Redmond, la directora

actual del Grupo, reflexionaba,

“Recuerdo el choque que sentí al

enterarme de las redadas policiales

de las casas de prostitución en las

comunidades cercanas. Ocurrían

en nuestra propia vecindad y de

manera muy oculta. ”

“Nuestra Congregación está

llamada a colaborar con

nuevos ojos con otros en pro

de la justicia,” explica Megan

Bender, la Co-directora de

la Oficina de Justicia de San

Pablo. “Hermanas, Consociadas

y Colaboradores en la Misión

apoyan iniciativas del estado,

colaborando con organizaciones

locales quienes ayudan

directamente a sobrevivientes,

guiándolos a una relación con el

ONG, Breaking Free.”

“Llegar a conocer a las mujeres

en Breaking Free ha sido un gran

regalo, especialmente porque

confían en nosotros y comparten

su vida. Debido a dicha confianza,

podemos desarrollar relaciones

más estrechas con el público con

el fin de que ellos también ayuden

a los sobrevivientes,” nos dice la

Hermana Ann.

El Grupo de Trabajo está

colaborando con múltiples

comunidades de religiosas

quienes ofrecen retiros

enfatizando el cuidado de si

mismo y la oración al personal

de trauma en Breaking Free. El

próximo retiro se realizará en junio

de 2018. El grupo también ayudó

a diseñar y pagar por afiches y

material para usar en los lugares

donde los miembros de Breaking

Free hacen sus presentaciones.

La acción tomada por el grupo

durante el Super Bowl LII en

las ciudades de San Pablo y

Minneapolis para combatirel

tràfico humano, fue la de organizar

colección de artículos de higiene,

colchones, camas, ropa, para

ofrecérselas a las víctimas que

buscaban refugio.

Cuando le preguntaron a la

Hermana Ann por qué las

religiosas y sus colaboradores

tomaban un papel tan importante

en su trabajo anti-trata humana,

ella habló del carisma: “la

sociedad necesita tomar la

responsabilidad por las personas

olvidadas. Si ignoramos este tema,

ignoramos un aspecto importante

de la Enseñanza Social Católica y

el derecho de individuos. Todos

tenemos un papel en asegurar los

derechos humanos básicos y la

dignidad del querido prójimo.”

Para mayor información sobre

cómo se puede combatir la trata

humana, comuníquense con la

Co-Directora de Justicia Megan

Bender a mbender@csjstpaul.org.

La Hermana Ann Redmond,

autora de este artiartículo

falleció el 9 de marzo de

2018. Fue una luchadora

incansable por la justicia social,

especialmente luchando contra

el tráfico humano y contra el

racismo. Su muerte fue una

pérdida enorme para todos los

que la conocíamos y trabajamos

con ella. Que descanse en paz.

Recuadro

Ayude combatir la

trata humana:

1. Recaudar fondos

para organizaciones

locales entrenadas en

servir a sobrevivientes

y víctimas de trata

humana

2. Colaborar con

líderes en la lucha

contra trata humana

ayudando con eventos

educacionales,

oraciones, y/o retiros

que promueven la

sanación del espíritu

3. Tomar acción sobre

medidas legislativas

que ayudan a los

sobrevivientes y a

sus familias.

16 CARONDELET


Trabajadoras de San José de todo el país participaron en la caminata por la libertad en Los Angeles, CA contra el tráfico humano.

Personal y organizadores de 2017 Breaking Free. La mission de Breaking Free es eliminar todas formas de prostitución y tráfico sexual.

UNA PUBLICACIÓN DE LAS HERMANAS DE SAN JOSÉ DE CARONDELET 17


Solidaridad en el omnibus

POR MEYLING ELIASH-DANESHFAR

Un lindo día primaveral en Encino, California, la Hermana Maggy Nava

tomó el minibus que la llevaba a su ministerio de capellán en el Centro

Médico Providence Tarzana. Había iniciado el día orando y conversando

con Jesús, enfatizando especialmente a los necesitados.

Unos minutos después de

abordar, y sentada en su lugar

favorito, una mujer blanca

empezó a gritarle, “vieja

estúpida; vuelve a México!”

Estupefacta y avergonzada, la

Hermana Maggy mantuvo el

silencio. Cuando la mujer volvio

a gritarle, ninguno de los otros

ocho pasajeros la defendió.

Cuando el minibus llegó a la

parada la Hermana Maggy,

aun traumatizada, se levantó

para bajar. Solo pude decir

“gracias”, ella recuerda.

Tristemente, dos semanas más

tarde, el incidente volvió a

occurir en el mismo bus.

“Sus palabras no me dolieron

personalmente. Me sentí triste

pensando en mi gente,” dice

la Hermana Maggy. “Por todos

los latinos y otros inmigrantes

que enfrentan situaciones

similares o aún peores cada

día. La tristeza no me dejó por

mucho tiempo.”

Por medio de la oración, la

meditación y la compasión,

la Hermana Maggy logró

superar la rabia y la frustración.

Pero el sufrimiento que otros

sufren nunca abandona su

corazón. “Quisiera que todos

entendieran que la gente llega

aquí por diferentes razones.

Algunos dejan sus hogares,

sus familia y sus amigos para

buscar la paz y oportunidades

de trabajo; otros por la

persecución política o para

evitar la colaboración con narco

traficantes y hasta con los de

trata humana.”

Cuando se le preguntó cómo

podemos luchar contra

el odio y el prejuicio, la

Hermana contesta, “Lo hago

encontrando la felicidad donde

me encuentre; no tomo los

insultos a pecho. Rezando

por la persona que desea

ofenderme o hacerme daño me

lleva a un lugar de fe donde el

Señor plantar la semilla de amor

en su corazón.”

Hermana Maggy Nava, CSJ

“Por todos los

latinos y otros

inmigrantes

que enfrentan

situaciones similares

o aún peores cada

día. La tristeza

no me dejó por

mucho tiempo.”

18 CARONDELET

More magazines by this user
Similar magazines