EL AMOR

carolinaduque

1Corintios 13:1-8


Muchos diccionarios lo

describen como un

sentimiento mutuo entre dos

personas, como interés

sentimental o sexual. Sin

embargo, el amor es más que

un sentimiento, es más que

eso, es algo inexplicable, y

cada persona lo experimenta

de maneras distinta.

Sabiendo esto; me hago una

pregunta. ¿Qué es el amor?,

¿Qué es para nosotros, que

significa? ¿Es acaso una

palabra, un sentimiento, un

abrazo, una mirada, una

sonrisa, un gesto, un abrazo, el

dibujo de un corazón, un beso,

una vida? ¿Qué es? ¿Cómo

saber que amo y que me

aman?


Conozco el caso de unos

padres que pudieron ver el

amor en una de sus hijas; la

niña nació de 6 meses, los

médicos no le daban más

que 2 días de vida, sin

embargo, gracias al amor de

Dios a los padres y el amor de

los padres hacia su hija, ella

tiene ahora 19 años.

Sé que se preguntan ¿qué

tiene que ver esto con el

amor? Es simple, cuando

amamos no queremos ver sufrir

a quien amamos, aquella

madre entre lágrimas le rogo a

Dios que si él iba a levantar a

su hija y quedaría sana que lo

hiciera, pero si no iba a ser así,

que mejor se la llevara.


Me doy cuenta que el amor es

así, sufrido, las madres y los

padres sufren por sus hijos, los

hijos por sus padres, las parejas

se preocupan uno por el otro,

cuando se ama de verdad se

prefiere ver feliz a quien se ama

aunque no sea a nuestro lado.

Cuando amamos de verdad

confiamos, y en respuesta a

ese sufrimiento que tuvieron

los padres, en respuesta a esa

confianza que ellos

depositaron en Dios, El

respondió a sus ruegos.


El amor lo podemos expresar

y ver de diferentes formas, en

un gesto, en un detalle, en un

beso, una mirada, un abrazo.


Pero muchas veces no sabemos

amar, y esto es porque no nos

amamos ni nosotros mismos,

¿Cómo vamos a respetar a otros,

si no nos respetamos nosotros

mismos? ¿Cómo vamos a dejar de

ofender a otros, si nos ultrajamos

nosotros mismos? ¿Cómo

valoraremos, aceptaremos y

amaremos a otros, si ni nosotros

mismos nos valoramos, aceptamos

y muchísimo menos nos amamos?

Cuando nos aceptamos, nos

valoramos, respetamos,

cuidamos, nos sentimos

seguros de nosotros mismos y

confiamos en nosotros y lo

que hacemos, cuando

aprendemos a amarnos

nosotros mismos, podemos

transmitir toda esa

confianza, esa seguridad y

amor a los demás.


Pero existe un problema en el mundo hoy en

día. Y es que el amor se está perdiendo, eso

esencial, el humano poco a poco a

dejando de ser razonable y se convierte en

bestia; la ambición, el poder ha hecho que

las personas se maten entre sí, han dejado

de sentir, eso que los hacia humanos, han

dejado tirado el amor, mientras que la

avaricia, el rencor y el odio crece.


Las personas de las mismas

familias se matan entre sí, hay

guerras entre un país y otro,

todo por el poder, las tierras;

nadie se respeta, ni se ama.

Cuando hace muchos años

atrás Jesucristo dijo: “un

nuevo mandamiento os doy,

que os améis los unos a los

otros, como yo os he amado”


El no merecía morir, nosotros

sí; aun así su amor es tan

infinito, que entregó su vida,

por cada uno de nosotros aun

sin merecerlo. No estoy

diciendo ven y sigue tal

iglesia o tal religión, no.

Simplemente estoy diciendo

que si nos amamos nosotros

mismos, debemos buscar a

aquel que nos amó primero,

desde antes de la fundación

del mundo.

Es en esta pequeña parte, es

donde se encierra todo, Dios

nos ama tanto, que nos envió

a su único hijo, para salvarnos,

Jesús tenía miedo, él no

quería morir, pero su amor fue

muchísimo más grande, que

sin haber hecho nada para

merecer el castigo, él lo

pago, todo por amor a

nosotros.


Porque si vamos y lo

buscamos y le permitimos

entrar en nuestra vida,

podremos amar a los demás,

podremos dejar un mundo

mejor a nuestras próximas

generaciones.


No creo que nos agrade la

idea de dejarles un mundo

lleno de armas, de sangre, de

inteligencia artificial, creo q a

todos nos gustaría dejarles un

mundo mejor, lleno de amor

respeto, justicia.


Pero para eso el amor debe

nacer en nosotros y el amor es

cristo, solo hay q buscarle.

More magazines by this user
Similar magazines