Sommerausgabe / Edición de verano ya esta aquí...

Val2017

El director mexicano Pedro González Rubio / Regisseur präsentiert: Antígona. Wer wird die WM gewinnen? Plan de juegos. Las Perlas del Caribe / Die Perlen der Karibik. NUEVO:Suscríbete al canal de YouTube

Bienvenidos

a Alemania:

35

10 consejos

básicos

para empezar con buen pie tu vida

en este país (Parte I)

Por: | Von: Francina Massana i González / Traducción: | Übersetzung: Talent Intérpretes

Si acabas de llegar a Alemania y te sientes un poco perdido, estos consejos básicos te ayudarán a

entender un poco más la sociedad alemana:

Sociedad y puntos de vista

Gesellschaft und Standpunkte

1. Bicicletas

Las bicicletas en Alemania tienen un papel

protagonista en la calle, casi más importante que

los coches y las personas. Ten mucho cuidado al

cruzar la calle y procura no invadir el carril bici.

Mira a izquierda y derecha cuando tengas que

cruzar un carril bici. Y si eres de los que va en

bicicleta, cumple todas las normas de

circulación, ponte siempre el casco y señala con

las manos cuando quieras girar. Si no lo haces,

puedes recibir multas como si fueras en coche.

2. Reciclaje y Pfand

Alemania es un país muy ecologista y por ello el

reciclaje en este país es bastante más estricto que

en España o en Latinoamérica. Hay que separar

los envases de plástico, los de cristal (por colores,

verde, blanco y marrón), las latas y envases

metálicos, los restos biodegradables, el papel, y

el resto de residuos (los llamados Restmüll). Por

supuesto, los artículos como electrodomésticos y

artilugios varios de la casa no se pueden tirar en

cualquier sitio, hay que ir a una de las plantas de

reciclaje (Wertstoffhof) repartidas por la ciudad y

pagar una tasa para poder dejar los objetos de

los que nos queremos desprender. Las pilas

pequeñas se pueden tirar normalmente en los

supermercados. ¡Ah! Y lo más importante: la

mayoría de botellas de plástico y de vidrio tienen

el llamado Pfand, una tasa que tienes que pagar

cuando compras el producto y que te devuelven

si llevas de nuevo el envase al supermercado. El

Pfand tiene un coste que oscila entre los 0,08 €

y los 0,50 €, aunque las botellas de vidrio suelen

tener una tasa más baja que las de plástico. Así

que ya puedes ir reservando un espacio en casa

para poner todas las botellas de plástico que

©MGH

compres si quieres recuperar esta tasa.

3. Puntualidad

Sí, es así. Los alemanes son puntuales. La puntualidad

forma parte de su cultura y de la organización

de la sociedad, así que si quieres vivir en este país

deberás empezar con la buena costumbre de llegar

siempre a tiempo. No solo al trabajo. ¡Siempre! Si

llegas tarde para coger un autobús o un tren, lo

pierdes. Si llegas tarde para encontrarte con un

amigo, también lo pierdes, o al menos es probable

que se enoje contigo.

4. La burocracia

Cualquier trámite que quieras hacer en Alemania

requiere muchos documentos y papeleo. Todo

tiene que estar registrado. Siempre vas a necesitar

más tiempo del que piensas para hacer un trámite

porque te puede faltar algún documento y porque

vas a hacer colas, así que lee siempre todos los

requisitos y síguelos al pie de la letra si no quieres

tener que volver.

5. Los zapatos en casa

Aunque nos parezca muy extraño, los alemanes

nunca llevan zapatos en casa. Los zapatos son solo

para la calle, ya que suelen estar mojados o sucios

de la lluvia, la nieve... Y además, los suelos en casa

son normalmente de madera, así que se llevan solo

zapatillas de estar por casa. Si no te gusta la idea,

puedes hacer lo que quieras en tu casa, pero

recuerda que cuando vayas a casa de otra persona

tendrás que quitarte los zapatos. Así que olvídate

de esos calcetines agujereados o desparejados. Y si

quieres ser gentil con tus invitados, puedes ofrecerles

las famosas zapatillas de estar por casa para

invitados (Gästehausschuhe).

More magazines by this user
Similar magazines